LAS NINI


¿Existen mujeres nini? Quizá pienses que sí. Que las hay. Y asocies una nini a una choni sin cultura adicta a la bisutería barata y a los leggins de leopardo. Pero, aunque no vas desencaminado, el espectro de mujeres nini va mucho más allá.



Todos sabemos lo que es un nini, un joven que ni estudia ni trabaja. También tenemos a los nininis que son aquellos que ni estudian ni trabajan ni lo intentan. La imagen que tenemos en mente es la de un joven vagueras, quizá de una tribu urbana de baja ralea y, sobre todo, de esos a los que deseas mantener lejos.


¿Existen mujeres nini? Quizá pienses que sí. Que las hay. Y asocies una nini a una choni sin cultura adicta a la bisutería barata y a los leggins de leopardo. Pero, aunque no vas desencaminado, el espectro de mujeres nini va mucho más allá.
Un artículo de Daniel Diez




Actualmente, también nos referimos a un nini como una persona con estudios superiores pero que no encuentra trabajo y ha dejado de intentarlo. No cursa nuevos estudios de apoyo o mejora del curriculum y le echa la culpa de sus males a la política. Y no voy a ser yo el que diga que los señores políticos que nos representan sean lo mejor de nuestra sociedad, porque todos sabemos que son un mal. Un mal necesario, dirán algunos.

En el país en el que me ha tocado vivir, la cultura empresarial no es muy extendida. Se entiende que un emprendedor es un héroe, pero que a la vez es un papel reservado para otros. Lo que se lleva es ser funcionario. Los sueldos de los trabajadores públicos de promedio son más altos que los de la sociedad civil y tienen derechos (mejor dicho, privilegios) como menos horas de trabajo al año o mejor seguro médico. Por no decir, un trabajo asegurado de por vida.

Si eres mujer y quieres ser madre, ser emprendedor también es un problema. Emprender es dedicar horas. Muchas. Tienes flexibilidad horaria pero no la suficiente para dedicarle el tiempo que requiere todo bebe y niño de corta edad. Yo si fuese mujer, no tendría el emprender como primera opción.

Y es aquí cuando llegan los problemas. Los problemas para ti como hombre.

¿Por qué?


¿Si fueses una mujer saldrías con un nini? Si les preguntas te dirán que no.


¿POR QUÉ QUIERES QUE ESTÉN CONTIGO?


Bueno, pues si resulta que la mujer promedio no está pensando en emprender, estará pensando en trabajar de los suyo. Si es que existe eso. O de funcionaria.

Tenemos tres tipos de mujeres nini que la mayoría de hombres no identificamos como tal:

1 - Las que no tienen estudios superiores y han optado por un FP de grado medio o algún curso de peluquería, estética o las que directamente no tienen preparación y optan a trabajar de camareras o algo por el estilo. Si no encuentran trabajo no se pondrán a estudiar. O sea, nini.

2 – Las que han elegido una carrera o estudios con poca salida laboral. Tal cualificación es poco demandada en el mundo real y se ven abocadas a optar por el trabajo de las primeras.

3 – Las que tienen estudios superiores por eso de tener un plan B, pero su plan A ideal sería trabajar de algo “súper guay” y a la vez casarse con un hombre que le permita lo primero, o de no salir ese trabajo, que le permita tener un trabajo “hobby” a la vez que él traiga el grueso de los ingresos a casa.

Sí, los tres puntos aquí indicados no son lo que entenderíamos como un nini. Pero déjame decirte. ¿Acaso conoces a muchas mujeres haciendo cola para ser desatascadoras de cañerías? ¿O para ser carpinteras? ¿O repartidoras de paquetes? Porque carteras sí las hay. Pero es que esas son funcionarias y su trabajo no es estar a destajo doce horas repartiendo paquetes a todo cristo.

¿Entiendes por dónde voy?

Si no eres un nini irás entendiendo que lo duro te lo dejan a ti. Tú solo tienes plan A.
Porque podrías ser un nini si tus padres consienten en mantenerte. Pero sabes que así no vas a ningún sitio y tu vida sexual será inexistente.
En cambio, como tienes interiorizado tu papel, si aparece una mujer de esas que han elegido lo más fácil para ellas, pero a la vez te la pone dura, no le vas a poner muchas pegas. Eso sí, la familia la tendrás que sostener tú. Y si ella se divorcia de ti, cosa por otro lado cada vez más común, tendrás que pagarle una pensión, dejarle la casa, a los niños y pagarles todo. Te recuerdo que ella no tendrá trabajo y a tus hijos alguien les tendrá que dar de comer. Así también tendria hijos yo. Los tendría siempre conmigo y les daría de comer otro. Y encima, sin tener que trabajar.

Deja a tus amigos que se estrellen. Ya lo están haciendo y conoces algunos casos. Todos conocemos casos.

Mi opinión es que explotes sus méritos. Dale puntos a las mujeres que luchan. Que se esfuerzan. Que tienen la cabeza en su sitio y no a pájaros. Búscate a una que sepa de que va el mundo. Que no aspire a vivir de guapa siendo actriz o modelo. O que no se haya preparado para algún trabajo mal pagado. Porque si alguien estudia para una profesión mal pagada, una de dos, o es tonta y no se entera de la vida, o directamente está dejando para ti que te encargues del tema económico. Obviamente ella no elegirá a un hombre que gane menos que ella. Y serás querido por tu cartera. ¿Es eso lo que quieres?

En el pasado habrás tenido “amigos” que estuvieron cuando te necesitaron y desaparecieron cuando dejaste de interesar.
Las mujeres aparecerán en tu vida cuando ellas te necesiten a ti. Evita que te pase como con esos amigos. Porque en este caso, te va la vida, la economía y el joderte la existencia.

Sí, habrá mujeres que no te necesiten. Y es ahí cuando podrás establecer una relación de amor sana. No algo de conveniencia. Hazme caso, incluso ellas confunden interes con amor. Va en los genes. Enamorarse de quien interesa. Igual que tú te enamoras de quien interesa a tus genes. Ellas lo hacen igual. Se enamoran de quien más interesa para el sustento de la familia e hijos.

Sí, lo pinto todo muy feo. Pero en realidad es que si piensas algo más allá de pensar con la entrepierna, verás que hay cosas muy buenas. Solo has de evitar las malas.
Publicar un comentario