LAS NINI


¿Existen mujeres nini? Quizá pienses que sí. Que las hay. Y asocies una nini a una choni sin cultura adicta a la bisutería barata y a los leggins de leopardo. Pero, aunque no vas desencaminado, el espectro de mujeres nini va mucho más allá.



Todos sabemos lo que es un nini, un joven que ni estudia ni trabaja. También tenemos a los nininis que son aquellos que ni estudian ni trabajan ni lo intentan. La imagen que tenemos en mente es la de un joven vagueras, quizá de una tribu urbana de baja ralea y, sobre todo, de esos a los que deseas mantener lejos.


¿Existen mujeres nini? Quizá pienses que sí. Que las hay. Y asocies una nini a una choni sin cultura adicta a la bisutería barata y a los leggins de leopardo. Pero, aunque no vas desencaminado, el espectro de mujeres nini va mucho más allá.
Un artículo de Daniel Diez


NUEVAS FORMAS DE LIGAR


Una mujer a la que le da igual que pienses que pueda estar interesada en ti, es muy posible que verdaderamente esté interesada en ti. Haz algo, aunque sea mal hecho. Pero hazlo. Porque los tiempos y las formas han cambiado, pero en esencia, el trabajo de dar los últimos pasos sigue estando en la parte del varón. Y es que, en esto, las cosas han cambiado muy poco.


Un artículo de Daniel Díez


Se dice que las mujeres de ahora, a las más jovencitas me refiero, toman más la iniciativa. Y puede ser verdad, o no tanto. Como no ando entre adolescentes, pues tampoco lo puedo afirmar con rotundidad. Pero lo que sí puedo decir, es que los tiempos han cambiado.

¿Cómo ligaba una chica no hace mucho?

MUJERES SIN PROFESIÓN

Un hombre sin profesión se tendrá que buscar la vida para trabajar y trabajar de lo que sea. Pero trabajar. Es la penitencia por haber estado disfrutando del tiempo mientras los demás madrugaban e hincaban codos. Mientras unos no tenían un duro por ser estudiantes, los otros se follaban a las que a ti te gustaban. Es que ellos eran muy independientes y se comían el mundo con su coche y su sueldo de currante.



El Reggaetón, no se puede decir que sea una música de calidad. Al menos es lo que dicen los entendidos. También es cierto, que hay cierta relación entre una baja cultura y el gusto por estas músicas. Podríamos decir que es un indicador para descartar de entrada a toda mujer que sea fan de estas cosas.

¿Por qué? Pues hoy el tema va de esto. No de echar a correr si ves a una mujer reggaetonera, no, pero sí preocuparte si estás en una relación con una mujer que no tenga cultura. Al menos, que no tenga una profesión.


Imagínate cualquier hombre de los que se fueron al paro en la crisis del ladrillo que sufrió España a principios de década. ¿Dónde están ahora? Ninguno de ellos es amo de casa, eso te lo puedo garantizar. Bueno, alguno habrá, pero será anecdótico.

Muchos de los que se metieron al ladrillo no eran albañiles de profesión, si no, que entraron porque se pagaba bien y se hacía lo que les mandasen. Eran trabajos físicos y muchas de las veces al frio y en condiciones poco cómodas.
Estos hombres, cuando se fueron al paro, intentaron trabajar de lo que fuese. Ya sea desatascando tuberías, haciendo chapuzas, desescombrando fincas, de camionero o de lo que sea.
Ok. Más o menos lo sabes tú y lo se yo porque hemos tenido algún amigo en esa situación.
Son profesiones donde no ves una cola de mujeres. No, son profesiones típicamente masculinas.

Un artículo de Daniel Díez


Pero ¿Qué pasa con una mujer sin profesión? Y cuando me refiero a “sin profesión” me refiero a que no sepan hacer ninguna actividad que requiera cualificación o de tenerla, que sean cualidades de un mercado saturado donde no haya sitio para más profesionales.