LA BRECHA DE AMOR

¿Sabes que los feos cobran menos dinero que los guapos?¿Sabes que las buenas personas ganan menos qua las malas? Si decimos que la belleza media está en un 5 en una escala de 0 a 10, podremos concluir que el 50% de la población es fea y la otra guapa. Quien baje de 5 será feo y quien lo supere guapo.



Un artículo de Daniel Díez

Lo mismo pasa con las personas listas. Por ejemplo, si la media de coeficiente intelectual para España está en 98, quien lo supere será listo y quien no lo alcance será tonto.
Obviamente es una exageración porque estar en un 90 de CI no te convierte en tonto. Pero a nivel estadístico sí lo serías.

¿A dónde quiero llegar? Te lo explico.




Si cogemos cualquier estadística de un sector importante de la población y miramos cuanto gana de media y lo comparamos con otro sector, por ejemplo, el hombre blanco heterosexual, si sale a perder, podríamos decir que existe una brecha entre esos dos sectores.

¿SOLO TIENES PROBLEMAS TÚ?

Esto es lo que se hace para establecer que existe una brecha salarial entre hombres y mujeres.

Como ilustré al principio de este post. También existe una brecha salarial entre feos y guapos. Y entre listos y tontos. Incluso podríamos mirar a ver si la hay entre personas de ojos azules contra personas de ojos marrones. Y es muy posible que la encontrásemos.

Este día 8 de marzo, hubo una huelga general de mujeres para reivindicar su papel en la sociedad y para poner el foco en algunos aspectos en los que dicen estar discriminadas. Hubo varios manifiestos en los que se especificaban las razones de la protesta. Sin ánimo de aburrirte con algo que han dado en todos los medios, me voy a centrar en el de la brecha salarial.

¿Existe? Sin desagregar los dados y cogiéndolos a lo bruto, o sea:

Dinero que ganan todos los hombres juntos dividido entre todos los hombres
 Vs
Dinero que ganan todas las mujeres juntas dividido entre todas las mujeres

Nos da que existe una brecha. Obviamente habría que desagregar los datos y buscar las causas. Pero eso no interesa demasiado. No sea que la reivindicación pierda sentido.

Lo mismo podríamos hacer con los tontos, los feos o los rubios. E incitarles a través de los medios a que hagan una “manifa”. Serían muchos y las razones igual de legítimas o no que las razones de las mujeres. ¿Por qué no salen? Bueno, eso es otra historia.

Hoy vamos a hablar de una brecha totalmente silenciada. La brecha del amor.

LA BRECHA DEL AMOR

La brecha salarial habla de que unas personas cobran más que otras. Pero no dicen las razones. O más bien, nos las dejan caer para que creamos que es porque las mujeres cobran menos que los hombres por el hecho de ser mujeres. Y aunque es solo una verdad a medias, porque es más bien una brecha entre madres y no madres, lo importante es que se elimina la razón fundamental de que esto sea así: Y es que el que trabaja más cobra más.

Los altos cargos y personas muy bien remuneradas trabajan muchas horas. Y si ahora ya no lo hacen, lo hicieron en su día. Llegaban tarde a casa, no veían casi a sus hijos y su función en la familia quedaba reducida a poco más que llevar dinero a casa.

El dinero es tiempo. Y quien gana mucho dinero es a costa de su tiempo. Tiempo que no dedica a crear vínculos sólidos con sus familiares y amigos. A disfrutar de sus hijos. A llevarlos al parque o simplemente estar con ellos.

El hombre con dinero es más fácil que tenga una relación de pareja. Al menos pareja. Lo de “relación” igual no tanto. Todo hombre sabe que el dinero le hará poder elegir mujer. Pero a la vez se dejará la vida para conseguir ese dinero.

Hay hombres que trabajan mas horas de las que les gustaría porque tienen que pagar su casa y la casa donde viven sus hijos sin él. Se llama divorcio. Hijos que casi no ve y que igual hasta le odian gracias al malmeter de su madre.

Las mujeres en su gran mayoría, cuando llega el divorcio, no quieren la custodia compartida. Pero salen a manifestarse sin ser conscientes de que ese tipo de conductas perpetúan esta situación. Si no dejas a tu ex que cuide de sus hijos, tendrás que buscar un trabajo cerca de casa y que te permita disponer de tiempo para los hijos. Y con esas limitaciones, el salario estará en consonancia.

GANAR MUCHO DINERO ¿PARA QUÉ?

Al final. Todo es por dinero. Mientras, la peor parte, la de vivir sin amor, esa se la lleva el hombre. Y el hombre, es cierto, gana más dinero. Pero ¿Quién se gasta ese dinero?

Aparte del 50% que te roba el estado, el 80% del consumo en los países desarrollados es realizado por mujeres. ¿Entonces? ¿De que sirve que un hombre gane más? Pues para él sirve de muy poco. Su vida se va por el retrete. Ni la disfruta ni disfruta del amor. Ni el de su pareja ni el de sus hijos.

Sí, todo hombre puede decidir trabajar menos y cobrar proporcionalmente. Pero el hombre joven sabe cual es la consecuencia de eso.
El hombre maduro, quizá esté en una situación en la que ya no se lo pueda permitir.


  • Estar todo el día trabajando y no ver a tus hijos.
  • Vivir con menos amor que ellas.
  • Cambiar vida por trabajo.
  • Ganar dinero y no gastártelo o disfrutar de él.



Esa es la brecha salarial. La que no sale en las manifestaciones.
Publicar un comentario