MUJERES POCO GASTADORAS HACEN HOMBRES MEDIOCRES

El otro día vino el repartidor. Y no era un hombre como siempre. Ah, pero era de Correos. ¿Hay diferencia? Pues parece que sí.

Un artículo de Daniel Díez




El otro día compré por internet una cosa. Lo normal de los tiempos modernos. Es barato, y muchas veces lo tienes de un día para otro y sin moverte de casa.
A cambio, alguien tiene que mover la maquinaria. En un almacén un robot (o persona) saca de una caja mi paquete. Lo deposita en un sorter, un lector de código de barras lee el UPC o el EAN y el ordenador sabe que ha de ir al clasificador X. Una persona lo mete en una caja y una máquina le pega la dirección. De nuevo a otro sorter y como que no quiere la cosa, termina en un camión o furgoneta de reparto.
El último paso es que un repartidor pique el timbre de mi casa y me entregue el paquete.

En el almacén hay un montón de personas. Hombres y mujeres. Ya nadie carga con pesadas cajas. Hay traspaletos y está todo legislado para que nada pese más de la cuenta.
Pero la furgoneta y el camión la conduce un hombre. Pocas mujeres hay ahí.
El repartidor también es hombre. Casi siempre. Bueno, en mi caso siempre. No, espera, el otro día vino una mujer. Ah, pero era de Correos. ¿Hay diferencia? Pues parece que sí.

En el almacén de, digamos Amazon, aunque serviría cualquier otro almacén, hay hombres y mujeres. El de recursos humanos contrata indiferentemente del sexo. Pero luego la furgoneta o camión de reparto, que muchas de las veces tienen horarios muy puñeteros, lo llevan hombres.
El reparto minorista también está copado por hombres mayoritariamente. Bueno, salvo que sean de Correos. ¿Y eso?
Tiene su explicación. Un repartidor de UPS, SEUR, GLS o DHL tiene que ir a piñón. Y eso de trabajar 8 horas es una utopía. Se trabaja hasta que se termina. Y los superiores, sabiéndolo, les asignan rutas que difícilmente se hacen en 8 horas. Digamos que serán más bien 9 o 10. Y eso si vas ligerito.


¿De verdad tienes que trabajar para todos menos para ti?


Un repartidor de Correos suele ser un funcionario. Y si no lo es, tiene similitudes con muchos de ellos. Una de esas similitudes es que su trabajo es hasta las 3 de la tarde. Luego lo tiene libre.

Una mujer quiere tener vida. Quiere ver a sus hijos y quiere que el horario le permita tener una vida. Trabaja para vivir. No vive para trabajar.

¿Y una mujer joven sin hijos? Pues algo parecido. Obviamente no quiere un buen horario para ver a sus hijos, pero sí calidad de vida. No va a trabajar a piñón 10 horas al día si lo puede evitar.

Sí, lo sé. Habrá quien me diga que si en las agencias de transporte no contratan mujeres es porque son machistas. Pero seamos sensatos. Si yo he de contratar a alguien que me haga una ruta, elegiré al que me la haga en 8 horas. No elegiré al que tenga que hacerla en 9 o 10 horas y encima corra el riesgo de que me denuncie por explotación. Y me dará igual si es hombre o mujer. Porque no. La gente no odiamos a las mujeres. Y si vemos diferencias entre sexos y lo escribimos en un blog. Eso no nos convierte en unos misóginos. Solo constatamos un hecho. Y hablando de hechos. Parece ser que los hombres no rechazamos cierto tipo de trabajos. Las mujeres parece que sí.

Se suele decir que el nuevo feminismo pasa por la deconstrucción del hombre. Que el hombre de antes es un machirulo y ha de convertirse en algo nuevo. Y yo te digo que les doy la razón. Pero con un nuevo enfoque.

Te arrejuntarás, tendrás pareja. Y esta, no querrá trabajar de repartidora 10 horas al día. Ni de camionera por las noches. Pero a la vez querrá vivir bien. Y si su pareja ayuda a esto, por ejemplo, teniendo un buen sueldo, pues elegirá a ese hombre respecto a otro que sea un “vago” o su situación socioeconómica sea más precaria. Ya de poder elegir ¿No?
¿Y tú? ¿Por qué no lo haces?
Pues no lo haces porque sabes que si eres pobre follarás poco.
No lo haces porque sabes que tus hijos han de comer y es lo que se espera de ti.
O no lo haces porque ya estás divorciado y tienes el sueldo embargado.
O quizá no lo haces porque tu mujer es de esas que piensan que “Mujeres poco gastadoras hacen hombres mediocres”.


Pues ahora párate a pensar. Piensa si te merece la pena. La otra alternativa es que pienses en ti. En que te puedes dar una buena vida. Si eres de los que aun puedes y no eres un esclavo de tu entrepierna, te animo a que le des una vuelta a esto. Quizá tengas que deconstruirte. Y la consecuencia de ello sea buena.

CADA DÍA ME GUSTAN MENOS LAS MUJERES


¿Nunca te ha pasado que algún amigo o pareja ha estado muy cerca de ti mientras le interesaba y luego dejó de existir cuando dejó de interesarle?


Un artículo de Daniel Díez


¿Te gustan los hombres? Es la pregunta que siempre cae cuando digo que cada día me gustan menos las mujeres. Pues tampoco. La verdad.

¿ERES UN VIOLADOR? EN CUALQUIER MOMENTO PUEDES SERLO

¿Eres un violador? Me imagino que piensas que no. ¿Y si mañana te acusaran de serlo? Supongo que eso no te pasaría. Porque obviamente si una mujer no quiere hacer algo contigo no vas a forzarla.


Un artículo de Daniel Díez




Me acuerdo de hace unos años, un amigo mío conoció por Tinder a una chica con la que acordaron hacer un trio. Mi amigo, mi otro amigo y ella. Estábamos de fiesta, yo con ellos. Se whatsaperaon y quedaron a la puerta de un pub. Les dejé allí. Más tarde, porque dormían en mi casa, llegaron contando la batallita. “Comió más carne que un oso hambriento” decía mi amigo. Sí, ya sabes, los tíos somos lo peor. 

Resulta que se fueron a un descampado muy famoso que hay en mi ciudad. Y se pusieron a la faena. Se puso a llover. Y aun así siguieron. Cuando terminaron, la dejaron en casa y ellos a la mía.

MADRES SOLTERAS


El otro día compré un portátil que costaba 1300€ por 400€. Obviamente de segunda mano y con tara. Cuando hablamos del mercado de las relaciones. Cuando lo reducimos todo a precio de mercado, una mujer con hijos sería como ese portátil que me compré de 400€. Mi liga económica no me permite comprármelo nuevo por 1300 pero sí por 400.


Un artículo de Daniel Díez

Oigo mucho el término “luchona”. Se utiliza en Latinoamérica para designar a una mujer soltera con hijos. Se utiliza de forma despectiva. Refiriéndose a ellas como mujeres que no valen nada pero que a la vez están a la búsqueda desesperada de varón. Para ello salen de noche “encalamándole” los niños a la abuela y siendo muy ligeritas de cascos.

LAS NINI


¿Existen mujeres nini? Quizá pienses que sí. Que las hay. Y asocies una nini a una choni sin cultura adicta a la bisutería barata y a los leggins de leopardo. Pero, aunque no vas desencaminado, el espectro de mujeres nini va mucho más allá.



Todos sabemos lo que es un nini, un joven que ni estudia ni trabaja. También tenemos a los nininis que son aquellos que ni estudian ni trabajan ni lo intentan. La imagen que tenemos en mente es la de un joven vagueras, quizá de una tribu urbana de baja ralea y, sobre todo, de esos a los que deseas mantener lejos.


¿Existen mujeres nini? Quizá pienses que sí. Que las hay. Y asocies una nini a una choni sin cultura adicta a la bisutería barata y a los leggins de leopardo. Pero, aunque no vas desencaminado, el espectro de mujeres nini va mucho más allá.
Un artículo de Daniel Diez


NUEVAS FORMAS DE LIGAR


Una mujer a la que le da igual que pienses que pueda estar interesada en ti, es muy posible que verdaderamente esté interesada en ti. Haz algo, aunque sea mal hecho. Pero hazlo. Porque los tiempos y las formas han cambiado, pero en esencia, el trabajo de dar los últimos pasos sigue estando en la parte del varón. Y es que, en esto, las cosas han cambiado muy poco.


Un artículo de Daniel Díez


Se dice que las mujeres de ahora, a las más jovencitas me refiero, toman más la iniciativa. Y puede ser verdad, o no tanto. Como no ando entre adolescentes, pues tampoco lo puedo afirmar con rotundidad. Pero lo que sí puedo decir, es que los tiempos han cambiado.

¿Cómo ligaba una chica no hace mucho?

MUJERES SIN PROFESIÓN

Un hombre sin profesión se tendrá que buscar la vida para trabajar y trabajar de lo que sea. Pero trabajar. Es la penitencia por haber estado disfrutando del tiempo mientras los demás madrugaban e hincaban codos. Mientras unos no tenían un duro por ser estudiantes, los otros se follaban a las que a ti te gustaban. Es que ellos eran muy independientes y se comían el mundo con su coche y su sueldo de currante.



El Reggaetón, no se puede decir que sea una música de calidad. Al menos es lo que dicen los entendidos. También es cierto, que hay cierta relación entre una baja cultura y el gusto por estas músicas. Podríamos decir que es un indicador para descartar de entrada a toda mujer que sea fan de estas cosas.

¿Por qué? Pues hoy el tema va de esto. No de echar a correr si ves a una mujer reggaetonera, no, pero sí preocuparte si estás en una relación con una mujer que no tenga cultura. Al menos, que no tenga una profesión.


Imagínate cualquier hombre de los que se fueron al paro en la crisis del ladrillo que sufrió España a principios de década. ¿Dónde están ahora? Ninguno de ellos es amo de casa, eso te lo puedo garantizar. Bueno, alguno habrá, pero será anecdótico.

Muchos de los que se metieron al ladrillo no eran albañiles de profesión, si no, que entraron porque se pagaba bien y se hacía lo que les mandasen. Eran trabajos físicos y muchas de las veces al frio y en condiciones poco cómodas.
Estos hombres, cuando se fueron al paro, intentaron trabajar de lo que fuese. Ya sea desatascando tuberías, haciendo chapuzas, desescombrando fincas, de camionero o de lo que sea.
Ok. Más o menos lo sabes tú y lo se yo porque hemos tenido algún amigo en esa situación.
Son profesiones donde no ves una cola de mujeres. No, son profesiones típicamente masculinas.

Un artículo de Daniel Díez


Pero ¿Qué pasa con una mujer sin profesión? Y cuando me refiero a “sin profesión” me refiero a que no sepan hacer ninguna actividad que requiera cualificación o de tenerla, que sean cualidades de un mercado saturado donde no haya sitio para más profesionales.


ERES UN TÍTERE DE TU CEREBRO


El origen etimológico del término emoción, proviene del latín “emovere” que significa sacar de lugar, remover o sacudir. El prefijo “e” significa de o desde. Una vez conocido esto, podemos concluir que una emoción es algo que nos saca de nuestra situación estática o fija a otra situación en la que es obligatorio moverse y hacer algo.



Hay obligaciones en la vida, como ir al trabajo, en las que casi te tienen que apuntar con pistola para que las hagas. Hay otras, por el contrario, como son las necesidades fisiológicas, que las haces sin que sea necesario obligarte. Nuestro cuerpo genera impulsos para que vayas al baño o para que bebas agua. No te lo planteas, lo haces.


El origen etimológico del término emoción, proviene del latín “emovere” que significa sacar de lugar, remover o sacudir. El prefijo “e” significa de o desde. Una vez conocido esto, podemos concluir que una emoción es algo que nos saca de nuestra situación estática o fija a otra situación en la que es obligatorio moverse y hacer algo.




Un artículo de Daniel Diez

ABURRES HASTA A LOS MUERTOS


Una amiga con derechos me dijo una vez que lo que le encantaba de mi era que le hacía reír. Obviamente, ella no sabía que el tema es al revés, se reía de mis tonterías porque le gustaba.



En estos tiempos en los que cualquier acercamiento no deseado puede ser tildado de acoso, la risa de una mujer puede ser el mejor indicativo de que tienes la vía libre para intentar algo con ella. Di cualquier tontería, si te la ríe de forma desproporcionada, es que lo tienes muy fácil. Es una risa que en muchas ocasiones se manifiesta de forma nerviosa. Si una mujer te ríe las cosas así, tienes media polla dentro.


Un artículo de Daniel Diez

LA BRECHA DE AMOR

¿Sabes que los feos cobran menos dinero que los guapos?¿Sabes que las buenas personas ganan menos qua las malas? Si decimos que la belleza media está en un 5 en una escala de 0 a 10, podremos concluir que el 50% de la población es fea y la otra guapa. Quien baje de 5 será feo y quien lo supere guapo.



Un artículo de Daniel Díez

Lo mismo pasa con las personas listas. Por ejemplo, si la media de coeficiente intelectual para España está en 98, quien lo supere será listo y quien no lo alcance será tonto.
Obviamente es una exageración porque estar en un 90 de CI no te convierte en tonto. Pero a nivel estadístico sí lo serías.

¿A dónde quiero llegar? Te lo explico.

EL FEMINISMO LUCHA TAMBIÉN POR LOS HOMBRES

Existe el refrán que dice que el que llora no mama. Y que razón tiene. En el mundo en el que vivimos, si callas, bajas la cabeza y te dedicas a tus cosas, no tardando verás como se intentan aprovechar de ti.



En las sociedades desarrolladas, los problemas de la ciudadanía no son los mismos que los de otros países con más problemas. Obviamente si tu preocupación es la de que no te tiren una bomba en el salón de casa no vas a hacer un drama si te sale un grano en la cara. En cambio, a una adolescente de Wisconsin ese mismo grano puede llevar a esa muchacha a quererse morir.


Un artículo de Daniel Diez


El feminismo primigenio entendió que si no se levantaba y protestaba por las injusticias que existían contra su colectivo, no iba a cambiar nada. Y poco a poco, a base de levantar la voz, las mujeres tienen los mismos derechos y oportunidades que el hombre. Al menos en los países desarrollados. Bueno, aunque los hay que dicen que esto no es cierto.