QUÉ BONITO ES EL AMOR (VISTO DESDE FUERA).

Sí. Una pareja de enamorados es maravillosa de ver. Ya no digamos vivirlo en primera persona. De hecho, es algo esperado por muchos. O quizá no me equivoque si digo que es algo que espera todo el mundo. O al menos lo esperó alguna vez en la vida. Quizá en la adolescencia o en la veintena. Pero, sobre todo, el enamoramiento es algo más visible en ellas. Porque no lo ocultan. Más aun, suelen proclamarlo a los cuatro vientos gracias a las redes sociales.


Un artículo de Daniel Díez
 Y no es porqué los hombres no se enamoren, que también, solo es que nosotros, los varones, lo ocultamos más. Eso sí, tampoco hace falta ser muy listo para poder detectar a un hombre enchochado. Pero ese encharcamiento que salta a la vista a cualquier observador, es más bien algo que cuesta ocultar más que algo que se desea mostrar. Aunque bueno, también están las películas románticas enseñándonos gestos grandilocuentes de hombres enamorados.

Vale. ¿Pero la cosa es igual en ambos sexos? Pues diferencias hay, pero no me voy a meter en ellas. Quizá en otra ocasión. Lo que voy a hacer es hablar de algunas consecuencias.

¿CÓMO SE ENAMORA ELLA?

 Ella se puede enamorar de un chico incluso antes de conocerse. O puede hacerlo después de empezar a salir. Sea como sea, ella se siente muy feliz, es muy solícita y generosa en todas las facetas de la relación. El hombre, si en un principio sólo quería un poco de diversión y nada serio, puede verse un poco agobiado. Pero ella, como digo, es muy generosa y hace todo lo que él quiere. Y además entra el juego el ego masculino. El hombre objeto del amor de ella se siente importante al ser capaz de generar esos sentimientos en una mujer.

La posibilidad de romper lo que hay ocasionará que ella lo pase muy mal. ¿Qué necesidad hay? Ella es casi perfecta en su comportamiento. Todo va bien. Hay alegría, buen sexo, corrijo, sexo a todas horas y sobre todo ella solo muestra su mejor cara. El hombre pospondrá el dejarlo con ella para cuando no sea tan divertido. Por entonces quizá él haya cambiado de parecer sobre mantener algo serio o sea ella la que consiga convencerle de ser una pareja oficial.

En estos casos pocos hombres abandonan a una mujer enamorada. Es todo perfecto. El hombre es satisfecho en sus necesidades y encima ella está buena. ¿Qué más necesita nadie?

¿CÓMO SE ENAMORA ÉL?

 Un hombre enamorado se muestra vulnerable. Dependiente del resultado y algo blandito y pesado. Si eres un lector asiduo de este blog ya sabrás algo de cómo funciona la atracción femenina. Si no, y no lo conoces en profundidad, me costará resumírtelo en unas líneas, pero digamos que ellas desean a un hombre alto y fuerte, seguro de si mismo y que esté en una situación socioeconómica más favorable que la de ella.

El problema del hombre enamorado es que subcomunica ciertos mensajes que no le van a favorecer. Por ejemplo, el enamoramiento te hace inseguro. O sea, que mata la cualidad de seguridad que ellas demandan.

A la vez, el enamoramiento te hace dependiente del resultado lo que ocasiona que el hombre enamorado haga cosas y consienta comportamientos que no consentiría ni permitiría a un señor con barriga. Todos sabemos que las mujeres tienen ciertos comportamientos a los que algunos llaman “test” o “test de mierda”. Son comportamientos a los que el hombre ha de responder necesariamente con indiferencia o penalizándoselos. Si no lo hace, es ella la que pierde el interés por él. Entonces, nos encontramos con que el hombre enamorado no pasa esos test porque se comporta demasiado reactivo y dependiente.

Cuando el hombre enamorado se comporta demasiado gentil y volcado en ella, a mayores, subcomunica que no es un líder. Por el comportamiento de él parece que la líder es ella y el enamorado la rinde pleitesía. Si de verdad él estaba en una posición social privilegiada, esta situación queda ocultada con un comportamiento que parece indicar todo lo contrario.

Por estas razones y algunas otras, la mujer puede sentir que el hombre enamorado poco a poco va perdiendo bastantes de los puntos que inicialmente había ganado. Y fácilmente, ella puede sentir que hay hombres en su mercado con más puntos que él. En un principio prometía y poco a poco se fue desinflando.

Muchos estaréis de acuerdo con la afirmación de que es más fácil enamorar a una mujer cuando pasas de ella que cuando estás encima. Lo segundo suele llevar al solamiguismo.

¿Alguna vez has estado enamorado de una mujer que te dio pie a tener algo con ella y luego te lo quito? ¿Cómo te sentiste? ¿El amor es tan maravilloso en esos casos? A que no. Más bien, puede llegar a ser una pesadilla. El dolor en algunas ocasiones puede ser tan fuerte que prefieras la muerte.

Pues a donde quiero ir a parar, es que cuando el enamoramiento llega, es más fácil que vaya en contra de tus intereses que a favor. Y encima, te lo hará pasar mal con mucha más probabilidad que si fueses mujer.

Por eso verás a más mujeres hablando del enamoramiento como algo maravilloso. Los que hemos vivido mayoritariamente la otra parte, en ocasiones somos de la idea de que el enamoramiento es lo peor que te pueda pasar. ¿Soy muy radical? Bueno, en otro artículo te comenté que el enamoramiento es el causante de romper la mayoríade familias. Los niños son los peor parados. Todo ello por tomar decisiones enamorados y tener que vivir las consecuencias de cuando ese “amor” desaparece. No.

UNA TRAMPA MENTAL 

CUYO FIN ES LA REPRODUCCIÓN

El enamoramiento es un mecanismo biológico que tiene que ver con la reproducción humana igual que el hambre y la sed tienen que ver con la supervivencia. Si no comes ni bebes, el cuerpo te lo hará pagar con sufrimiento. Si no te reproduces y cuidas de una prole, tu cerebro también te lo hará pagar. Velo como una trampa mental. Porque en realidad es algo así.

Personalmente creo que ellas se llevan la mejor parte de esto. En mi caso, como siempre me gustaron mujeres con muchas opciones, a nada que me bajaba el valor percibido debido a mis comportamientos de estúpido enamorado, ellas miraban para otra parte y me dejaban el corazón roto.

Quizá el truco está en que te gusten mujeres que te perciban tan valioso que, aunque pierdas puntos al “atontonarte” con los efluvios de Cupido, aun así, sigas siendo visto como alguien interesante. Y esto pasa por tener toneladas de valor social y económico o tener un gusto con un listón bastante bajo. Conozco muchos hombres que adaptan sus gustos a lo que ellos pueden aspirar. Si alguien me puede decir el truco soy todo oídos. 
Publicar un comentario