TE CAMBIO MI CUERPO POR EL TUYO

Dicen que los hombres tenemos privilegios por nacimiento. Dicen, que se da por hecho, que por ser hombre tienes más probabilidad de hacer historia, de que se reconozcan tus logros, de no ser juzgado socialmente por tu comportamiento, de no ser responsables directos de la educación y del cuidado de nuestros hijos, de que ganamos más por el mismo trabajo que una mujer, de no temer por nuestra integridad física sexual, de ser más fuertes por constitución corporal, de no ser víctima por condición, de ostentar el poder económico al ser proveedores de facto, de tener más fácil el acceder a puestos de responsabilidad, y aparte de todo ello y otras cosas, de orinar de pie.


Un artículo de Miguel Lázaro
 Después de repasar esta lista de privilegios, que el feminismo alega que tenemos por condición, cuando nos señala con el dedo a cada uno de nosotros, como culpables naturales e históricos, de todo lo malo que hay en el mundo, haciendo que la propia mujer por ideología de género, parezca el ser más atacado, débil, frágil y despreciado de toda la naturaleza, quede relegada a un plano de indefensión continuada, por la mera existencia del varón, parece que a los hombres, no nos queda otra que dejar de existir.

Dejar de existir para dejar hacer daño, de contaminar, de corromper, de violar, de ostentar, de legislar, de oprimir, de generar conflictos armados y de agredir con nuestros órganos sexuales, ya que la mera presencia de nuestro pene y testículos constituye un ataque, y la penetración independientemente que sea consentida, según qué rama ideológica, es una violación del cuerpo de la mujer.

Está claro, que desde este ángulo polarizado, la única solución es la erradicación de nuestra existencia: una solución al problema, que se asemeja bastante a lo planteado por los nazis, o la Inquisición y a todas las ideologías totalitarias, que han generado exterminios basadas en limpiezas étnicas, o en la pureza de la raza, o en el enemigo interno, o en creencias. Vaya… ¿pero eso no era cosa solo de hombres?

Ahora bien, como dudo mucho que el hombre, o mejor dicho: el varón heterosexual blanco occidental, que por lo visto es el más culpable de todos los hombres, se deje exterminar gratuitamente (al menos yo no me voy a dejar, no sé otros) y en vista, que la nueva inquisición feminista, hace exactamente lo mismo que la anterior: legislar, oprimir, acumular derechos por condición, intervenir la educación, ocultar el conocimiento científico y sustituirlo por “la nueva fe” de su ideología, crear desigualdades entre la población, etc. Porque de la creación de “zonas seguras” a marcar a la mitad de la población, con un identificador y denegarle el acceso al espacio común, restringiendo su libertad de circulación, hay un paso…

ME PRESTO VOLUNTARIO A 

CEDERTE MI CUERPO POR UN AÑO

De forma, que puedas vivir en primera persona y sin que te lo tenga que contar nadie, todos los privilegios con los que el varón nace por condición. Eso sí, manteniendo tu mente y tu conciencia de mujer. El día que la ciencia permita este tipo de trasvases, me presto como voluntario y conejillo de indias al experimento; para que la que quiera comprobar bajo la propia piel, lo que supone ser un varón privilegiado en todos los sentidos anteriormente citados, por el feminismo ¡ojo! no por mí, pueda tener esta experiencia de ventajas y privilegios, tan ansiada en su búsqueda de ¿la igualdad? Porque era la igualdad lo que se perseguía ¿no?

Como lo oyes, te presto mi cuerpo y te lo cambio por el tuyo: así los dos sabremos qué hay al otro lado, sin que nos lo tenga que contar nadie. Yo experimentaré y asumiré, toda la opresión que por el hecho de ser mujer, sufres por condición, liberándote de ella. Y tu ganarás por fin, todos los privilegios que se te han negado por nacimiento durante un año. Eso sí, después de este periodo, me gustaría recuperar mi cuerpo: no le tengo demasiado aprecio, más allá de lo necesario; pero a ver si te va a gustar tanto, tanto, tanto, estar dentro de él, que quizás no me lo quieras devolver después.

Y claro, estoy 100% seguro que, con tu mente y tu conciencia, libre, pacificadora, empática, ecológica y justa, lograrás el éxito en tan poco tiempo, que triunfarás en todos los aspectos de la vida. Porque claro, teniendo tu mente y tu conciencia, dentro de un cuerpo tan privilegiado por la naturaleza y por derechos ¿quién te va a parar? Toda tu vida durante ese periodo será tan fácil, tan maravillosa y tan privilegiada, que te sentirás inmune por condición natural a todo lo que suceda a tu alrededor. Serás como Superman.

Ahora bien, lo de orinar de pie puede ser una ventaja, pero ten cuidado con el primer pis de la mañana, porque ese suele ser en tiro parabólico y es algo más complicado, por la fisiología a la que solemos estar sometidos los hombres al despertar. Una vez lo consigas, sin manchar la tapa del WC, quizás entiendas muchas cosas de golpe. Bueno ¿qué? ¿nos cambiamos los cuerpos?
Publicar un comentario