TU VIDA SEXUAL SEGÚN TU PROFESIÓN

Estaba viendo una serie de televisión donde uno de los protagonistas se quejaba de que su ex mujer le había dejado por un camarero. Se quejaba amargamente de que era humillante. Él era un ejecutivo de prestigio que ganaba mucho dinero. Y claro, que su mujer se fuese con alguien de una clase social más baja que la suya era humillante.


Un artículo de Daniel Díez
 El otro sábado por la mañana, me despertó el silbido del caramillo del afilador. Esa profesión en extinción pero que de momento se niega a desaparecer. Y no se por qué, me dio por pensar: “¿Que pasaría si me hiciese afilador?” y en seguida me di cuenta de que vivimos un mundo donde tener una profesión tan poco cool te pone en una situación donde tu vida sexual pasará de ser lo que es ahora a inexistente.

Y es la sociedad machista que nos ha tocado vivir. Porque oirás por muchos medios que vivimos en una sociedad patriarcal donde la mujer se lleva la peor parte. Bueno, pues eso solo es parte de la película. Porque el machismo afecta también, y mucho, al varón.

De hecho, la mujer es tan machista como el hombre. Porque si en esta sociedad la mujer no fuese machista, todos los hombres machistas vivirían en un gueto apartados del mundo por tener una visión anticuada y anacrónica. Es lo que pasa en las sociedades que son así y se establecen en el primer mundo. Que terminan en guetos.

Ya hemos hablado en este blog varias veces sobre que es lo que demanda una mujer de un hombre. Y también sabemos, porque tenemos sexualidad, qué es lo que nosotros como hombres, demandamos nosotros de ellas.

Si entras en un foro femenino, si lees alguna revista para mujeres, hay mensajes continuos a erradicar las exigencias que la “sociedad” impone a la mujer. Desean que se acepte a las mujeres con ligero sobrepeso, a las mujeres con celulitis o que se valore más la madurez respecto a la juventud. Son exigencias, que desde su punto de vista son injustas. Y si lo analizas, lo son. A todos nos gustaría ser valorados por cosas como la bondad, la inteligencia, la educación etc.

Pero la atracción humana va por otro camino. De hecho, a ti te da igual que tu madre tenga sobrepeso o que tu hermana tenga celulitis. Las quieres igualmente. En el trabajo las valoran por lo que aportan, no por lo que marca la báscula. ¿Entonces? ¿Dónde está esa presión? La presión solo es en el ámbito del mercado sexual. Mientras más te parezcas a una modelo de Victoria’s Secret, más valor de mercado tendrás. Y la que está lejos de eso se queja amargamente.

Y lo normal es estar lejos de eso. Esas mujeres tienen una genética única. Por no decir que hacen todo el ejercicio que una mujer normal no hace. Que comen lo que muchas no están dispuestas a comer y se sacrifican lo que pocas personas están preparadas para hacerlo. O no, quizá haya alguna que ni lo necesite.

Sea como sea, el equivalente en hombre a esto es la posición social. Si a ti te viene una mujer despampanante y te dice que es el afilador de tu zona, te importa un pepino. Te gustará igual. Pero sabes que tú, si quieres tener alguna opción en el mercado sexual, mientras más arriba estés más posibilidades tendrás. Y lo sabes no por prejuicios, lo sabes porque es así. Lo ves constantemente.

¿Y por qué no te quejas? 

Ellas lo hacen
 Si es injusto, lo normal sería quejarse. Bueno, pues de nuevo el machismo te impide hacerlo. El machismo que se te impone y el machismo de ellas. Porque si te quejas, serás tachado de llorona, de quejica, de débil. Y el hombre ha de ser fuerte. No puede ser débil. Porque es cierto que desde circulos feministas se dice que el hombre tiene que ser libre para poder llorar, para mostrar su vulnerabilidad y sentimientos, pero a la vez, se le desprecia sexualemte por ello. Y todo hombre que prueba a abrirse emocionalmente de esa forma, es tachado de mariquita o directamente mirado con ascopena. Por no decir lo más importante: ellas lo solamiguean de forma radical.

Y entonces entiendes que si no quieres vivir solo, si no quieres ser una persona sin pareja o con pareja pero convertirte en esos a los que les gustan todas menos su novia, has de hacer lo que toca. No puedes estudiar una carrera fácil, no, has de estudiar algo que de pasta. Y luego matarte a trabajar para ascender. Comprarte un coche caro, un pepino de reloj, un traje bespoke y unas gafas de sol de 400€. Y sabes que así, estarás bien arriba. Que así estarás en posición de elegir. Y de esa forma, serás querido por una mujer a la que deseas.

Curioso, lo vuelvo a repetir “serás querido por una mujer a la que deseas”. Sí, querido. amado, respetado. Habrá una mujer a tu lado a la que te apetecerá follarte todos los días. Y estará enamorada de ti. Así es. Aunque oirás de parte de ellas que no es así, que para gustar a una chica no hacen falta esas cosas. Y te pondrán un montón de ejemplos donde eso no se da. Lo que no te cuentan es que las decisiones de las personas están condicionadas por su valor de mercado.

O sea, que si no tienes un alto precio, has de conformarte con algo de tu liga. Pero si no fuese asi, la que elige a un hombre que cobra menos que ella, si de repente le pusiesen el cuerpo y cara de una modelo y la trasladasen 10 años atrás, es muy posible, corrijo, es más que probable, que ignorase al que actualmente es su marido y se decantase por un deportista de élite, un cantante, actor o empresario de éxito. Lo sabes tú, lo se yo y ellas te lo niegan. Vale. Pero aquí nos hemos tomado la pastilla roja.

Entonces ves que el único camino es esfuerzarte en progresar. Sacrificar gratificaciones presentes para supuestas gratificaciones futuras.

Y nos encontramos con que has llegado a todo lo alto que has podido. Y tienes una novia que luego se convierte en tu mujer. Y es lo mejor a lo que has podido aspirar. Te va bien. Pero no sabrás si está contigo por tu posición o por lo que eres de verdad. Solo podrías saberlo si de repente entras en bancarrota. Claramente no deseas probarlo.

Vale, pero viendo como están las estádisticas de matrimonios y divorcios... mientras mejor te vaya en la vida, más mujeres querran casarte contigo. Pero mientras antes te cases, las estadístias dicen que más probable será que te divorcies. Y es que después de tanto esfuerzo para progresar en la vida sería una pena que terminases en una guerra infinita por conseguir ver a tus hijos y no te desplumen. ¿Merece la pena? ¿Tanto esfuerzo? ¿Tantos sacrificios? ¿Tanto ocio aplazado?

LOS MILLONARIOS TIENEN “MOJO”

Con 10 años de noviazgo, las probabilidades de un divorcio son muy bajas si decides casarte. En cambio, si te casas antes de un año, tienes casi el 100% de probabilidades de divorciarte.

El trupo parece que está en conseguir eso. Un noviazgo largo. Pero a la vez, sobre todo si tienes un alto status, es muy posible que tu pareja presione por una boda. Y puede que tengas discusiones, malos rollos y continuos tiras y aflojas. Porque el noviazgo no da derechos en una ruptura. Al menos no tantos como el matrimonio. Así que tendrás que saber lidiar con todo eso. O saber decir que no y mandar a paseo a tu pareja si se pone inaguantable más veces de las tolerables. Pero claro, eso si no tienes hijos, porque si los tienes el tema se pone más complicado aún. Y el tema de los hijos por varias razones no lo puedes postponer demasiado.

¿Moraleja de todo esto? ¿A dónde quiero llegar? Pues si quieres prosperar en esta vida por la razón equivocada: subir tu precio de mercado sexual. Vas por mal camino. Disfrutarás poco a cambio de un disfrute futuro que quizá no llegue. O tu futuro disfrute sea solo para tu expareja, para tus hijos a los que no ves y te odian gracias a tu exmujer.

Serán demasiados esfuerzos, sacrificios para termianr divorciado y pagando pensiones de manutención. Por no decir que nunca sabrás si de verdad te quieren por ti o por lo que eres. O peor, quizá te termines dando cuenta. Pero ya tarde.

En cambio, si decides no esforzarte en progresar porque entiendes que la felicidad está en necesitar menos y no en tener cada vez más, verás como tu vida sexual empieza a resentirse. Pero una cosa te digo, hagas lo que hagas, salvo que llegues a ser un super famoso, tu vida sexual a partir de los cuarenta será muy parecida, hagas lo que hagas. Ya juegas otra liga, olvídate de la Champions, estarás en la inter-toto, o UEFA, o la Copa del Rey. Si estás casado… jugarás un solteros vs casados y gracias.

Peronalmente opino, que es mejor que te dediques a fabricarte una vida que te haga feliz a ti. Una vida feliz incluso sin mujeres. Una vida plena sin ellas. Y luego, si alguna se adapta a esa vida que has elegido para ti, bienvenida sea. Porque las probabilidades que tienes de tener 40 años y estar sin pareja o con una pareja que esté a años luz de lo que te gustaría que fuese son casi iguales optes por la opción que optes. Al menos procura que no te condicionen la existencia demasiado. Porque condicionada te va a costar mucho más ser feliz.

Pero sé que no me harás caso. Ahí sigues en Tinder como un desesperado queriendo pillar cacho. Pues que sepas que hasta Tinder, tiene una versión de élite social… pero tú tranquilo, tarde o temprano pasarás el casting de alguna. Y podrás ser el vehiculo para que ella sea feliz. Espero de todo corazón que al menos tengas alguna contrapartida y no te arruines la existencia por no tener claras las prioridades.
Publicar un comentario