EL RECHAZO: ESE GRAN DESCONOCIDO...

Todos sabemos lo que buscamos en una mujer. Quizá haya de los que se engañen, o simplemente engañan cuando lo verbalizan. Pero a todos nos gustan las mujeres bonitas. Y por “bonitas” se puede decir que es toda mujer que reúne ciertos rasgos que suelen ser apreciados por casi todos los hombres. Y aunque hay gustos, se podría decir que más o menos hay cierto consenso sobre lo que es una mujer bonita. Y es que todos, desde pequeños, sabemos diferenciar lo feo de lo bonito.


Un artículo de Daniel Díez
 Y es cierto, que desde ciertos generadores de opinión, nos dicen que la belleza es relativa o una imposición social. Que por ejemplo, una mujer con “curvas” es igual de bonita que una modelo de lencería. Pero la realidad, es que estadísticamente, y puestos a elegir, la mayoría de hombres, elegirían para sí a la modelo de lencería.

Vale, la belleza no lo es todo. Es importante poder estar a gusto con tu pareja. Un maniquí que solo sabe ir de compras y gastarse tu dinero mientras es incapaz de dar un mínimo de conversación o te monta pollos de niña consentida es algo que nadie desea. Pero y aun así, muchos lo prefieren a bajar el listón físico a favor de otras características que hagan más llevadera la relación.

A aquella mujer que le gusta comer, o aquella que tiene unas tetas feas o una asimetría cruel, el hecho de que exista un imperativo físico sobre la atracción le fastidia el plan. Toda mujer desea a un hombre y poder ser correspondida. Nadie quiere bajar el listón. Y resulta que la biología o sus hábitos poco sanos, o ambas cosas a la vez, le trunca el plan de poder elegir. Y si quiere estar con un hombre, ha de bajar sus aspiraciones. Y quizá ni así lo consiga. Y esta es una de las razones de las pataletas mediáticas que leemos cada cierto tiempo. Pataletas del tipo de que a la mujer se le exige unos cánones de belleza artificiales o insanos.

Todos sabemos que una chica sana, activa y con amor propio es muy bella. Quizá la biología no le ha regalado las virtudes de Candice Swanepoel, pero como la competencia deja un poco que desear, a nada que se cuide un poco, puede hacer mucho para incrementar su valor de mercado.

Vale. Lo tenemos claro. El hombre es muy físico a la hora de elegir mujer y la sociedad lo tiene bastante aceptado. Todo el mundo sabe lo que quieren los hombres. Y salvo las críticas de hemos comentado, la mayoría de la sociedad tiene asumido que el hombre busca lo que busca. Y en ocasiones, encuentra las pesadillas que encuentra por no ver más allá de un buen par de tetas.

Pero… ¿y que buscan ellas?

Aquí llega lo divertido. Porque nadie te va a decir que buscan un hombre con dinero y más éxito social que ellas. Eso lo dicen los machistas y misóginos ¿No?

Ahora sal a la calle y haz una encuesta. O si te da palo, busca en Google “que buscan las mujeres en los hombres”. Y leerás un festival del humor. Todos conocemos al típico hombre que es un desalmado, o un paria social. Y es que hay hombres que están muy mal de la sesera. Y es normal que las mujeres sientan repulsión por ellos.

Y luego están los hombres que son capaces de conocer a una mujer, gustarse y empezar una relación de muchos años. Seguro que tienes amigos y conocidos que son así. Que han tenido pocas parejas porque las que han tenido les han durado mucho tiempo. A esos no les preguntes de mujeres porque no sabrán una mierda.

Pero luego están esos que consiguen quedar con mujeres, que son lo suficientemente normales para pasar el primer filtro. Y a partir de la primera cita, es cuando hombre y mujer se empiezan a conocer. Y hay un porcentaje de hombres, a los que ellas no se lo ponen fácil. Donde los problemas empiezan bien pronto y donde la relación no dura mucho.

Una vez llegados a la trentena o cuarentena, tenemos a hombres muy normales, e incluso a hombres con bastantes cualidades humanas que no han conseguido tener una pareja. O la han tenido y han salido trasquilados y con su patrimonio muy resentido.

A todos estos hombres, vete y pregúntales “¿Qué busca una mujer de un hombre?” Y contrasta lo que te digan con lo que ponía por internet o preguntaste por ahí.

Y es que el hombre que ha sido varias veces rechazado, sabe que esas cualidades que toda mujer verbaliza y dice buscar en un hombre son pura patraña. Porque de ser así, significaría que él es una persona con verdaderos problemas de personalidad o humanos. Y él sabe que no es así. Porque como dije antes, hombres repulsivos hay muchos, pero hombres muy normales que lo pasan mal siendo rechazados sistemáticamente los hay. Y muchos. Y ahora con aplicaciones en los móviles para ligar, donde las mujeres hacen un casting y se quedan con el “mejor”, estos hombres empiezan a ser un ejército. Vete y diles que las mujeres buscan hombres inteligentes, sinceros, fieles y conversadores. Que se van a reír en tu cara.

¿Qué busca una mujer en un hombre? Pues la que puede, la que no necesita bajar el listón o ha sufrido un trauma que le ha cambiado su forma de ver a los hombres, pues esa mujer, biológicamente tendrá la hipergamia como mecanismo de selección de pareja.

Va siendo hora de que al igual que los hombres, que está más que aceptado lo que prima en nuestra elección de pareja, ellas empiecen a dejar de mentirnos. Porque muchos lo sabemos por experiencia, o al menos lo sospechamos. Pero todavía hay mucho despistado. Y lo peor ¿No se lucha por la igualdad y la desaparición del patriarcado?

¿Cómoencaja la hipergamia en todo esto?
Publicar un comentario