TODA PAREJA TIENE UN COSTE ASOCIADO

¿Has estado alguna vez con una prostituta de lujo? ¿Con una scort? Yo no. La verdad. Pero como conozco a gente que sí. Está claro que por mucho que me cuenten, no puedo ser un experto sin haberlo experimentado en primera persona. Pero quizá no sea necesario para esto que quiero contarte.


Un artículo de Daniel Díez
 Imagínate que contrato a una prostituta de lujo y le digo que se vaya con un amigo mío. Que le haga compañía durante todo un día. Mejor, imagínate que estoy generoso y le pago una semana entera. Y ahora, en un hipotético caso, a ella se le olvida contar que está siendo pagada y que es prostituta. Resulta que me amigo “conoce” a una mujer, ella está receptiva, muy amable, simpática, sexualmente muy dispuesta, dulce, cariñosa, complaciente pero mudita respecto a contarle toda la verdad.

¿CÓMO SABER SI ME QUIEREN DE VERDAD?

¿Cuántas mujeres han sido realmente importantes en tu vida ¿Has hecho ese recuento alguna vez? A mí importantes me salen varias, pero solamente por dos de ellas lo hubiera dejado absolutamente todo. Solo dos, sí… y cuando digo todo, digo TODO. Si no lo hice, no es porque no quisiera hacerlo, la realidad es que no tuve oportunidad: no había agua en la piscina para tirarse. Y claro, tirarse de cabeza a una piscina vacía… como que no.

 Un artículo de Miguel Lázaro

 He vivido lo suficiente, para saber dónde están las fronteras entre lo que uno quiere, lo que uno desea, lo que la otra persona quiere y lo que ocurre cuando dos personas se aman. Porque sí, hay fronteras, y una de las primeras cosas con las que los hombres aprendemos a lidiar, desde bien pequeñitos, es con la no-correspondencia, más comúnmente conocida como rechazo.

NO TE PROMETO NADA

Te voy a contar una historia que igual te suena de algo: Estaba una vez enrollándome con una chica. Cuando el tema empezó a subir de tono, ella comenzó a recular. A sentirse en un conflicto interno. Como si se encontrase en una situación que no es habitual en su vida. Algo que “ella no hace”. Es el típico momento en el que has de convencerla de que está bien, quizá prometerle que no es un simple rollo para ti, o hacerle sentir que no será la primera y última vez. Cada hombre en esta situación tiene su estrategia. Mi opción es la sinceridad.


Un artículo de Daniel Díez
 No me gusta mentir, ni actuar y aparte sé cómo funciona el tema, pues curiosamente… se me da mal. Resumiendo, que he tenido muchas resistencias en el último minuto que no he sabido gestionar como se debería. Bueno, corrijo, igual sí las gestiono como debería, al menos como debería de hacerlo un hombre honesto. Y esa gestión es dejar claro que no voy a seguir por ese camino ni participar en ese juego. Todos sabemos que no es la primera vez que lo hace, ni que es una santa ni que es virgen. No, yo no prometo nada, ni doy a entender que “voy en serio con ella”. Sí, soy consciente que eso me impide consumar en muchas ocasiones. Si te contara… Pero es lo que hay.

YO ROBOT… TÚ COMPRA Y SI NO PUEDES, EXTÍNGUETE SIN MOLESTAR

Para el que no lo sepa, Yo Robot, aparte de ser una película muy bien protagonizada por el crack Will Smith, es una colección de cuentos y relatos que escribió Isaac Asimov y que fueron publicados en 1950. En este trabajo, el autor, pintaba situaciones que confrontaban los valores morales tradicionales, con las tres leyes básicas de la robótica, bajo el supuesto de que algún día llegaran a existir robots, que pudiéramos calificar como inteligentes. ¿Cómo te quedas? ¿pensabas que esto era una película?


Un artículo de Miguel Lázaro
 Lo muy poco que se nos ha dejado ver o saber, tanto de la robótica, como de la Inteligencia Artificial, básicamente se ha quedado en el cine y en la literatura de la ciencia-ficción. Se nos muestran paisajes dentro de amplios edificios, siempre de interior, con enormes cristaleras herméticamente cerradas. En estos escenarios, predominan el blanco y los colores suaves, los espacios son limpios y diáfanos, y todas las personas en él, se muestran siempre pulcramente vestidas.

QUIERO ALGO SERIO

¿Prometes amarla, respetarla, en la pobreza y en la riqueza, en la salud y en la enfermedad hasta que la muerte os separe?
 

“Es que solo buscan un polvo y nada más. Yo busco algo serio”. Frase que TODOS hemos oído. Y es que, parece ser que los hombres son muy malos. Solo piensan en lo mismo de forma egoísta, engañando y rompiendo los sentimientos de ellas. ¿Pero de verdad es así? ¿De verdad los buenos sentimientos solo parten de ellas y el hombre siempre es más de utilizarlas como un objeto? Vamos a ir viéndolo…


Un artículo de Daniel Díez
 Imagínate que necesitas un coche y tienes dos opciones:

1 – Comprarlo a 300€ al mes durante 5 años y luego ya es tuyo para siempre, o hasta que lo tires más bien.
2 – Pagar 300€ al mes mientras lo uses, pero no será tuyo. Solo un alquiler o un renting.