LA MUERTE DE IRONMAN

Zombies, videntes, extraterrestres, superhéroes y médiums… y ahora parece que como el tema de los muertos vivientes está muy trillado, a los guionistas les ha empezado a dar por resucitarlos, así tal cual. Sin mordiscos, ni putrefacción, ni apocalipsis. Ahora las series resucitan directamente a los muertos, y los plantan tal cual estaban en vida, para incordiar, alterarlo todo y remover las emociones de los espectadores. Parece que para entretenernos, tenemos que irnos a lo sobrenatural.


Un artículo de Miguel Lázaro
 Lo normal es… ¿qué es lo normal? No creo que nos guste la realidad que vivimos, si nuestro entretenimiento se sale de esta realidad. Siempre he creído que la fantasía, es sinónimo de no querer aceptar el mundo que nos rodea. Quizás este deseo de buscar lo extraordinario en alguna parte, sea la única libertad que nos queda. Te seré sincero, yo tampoco creo encajar en este mundo presente. A mí no me gusta esta realidad impuesta, pero tengo que vivir en ella, porque es mi época: es lo que hay.

Hay gente que se coge berrinches por esto, y va diciendo por ahí, que quiere cambiar el mundo. Este ha sido el gran triunfo de Disney, padre de la fantasía, de la hipocresía moral y del lavado de cerebro hasta lo más profundo: hacernos creer en la fantasía y el milagro, poniéndolo como esperanza, ante un mundo que por sí mismo no da respuesta. El día que Disney compró Marvel Entertaiment, murieron todos sus superhéroes. Ese mismo día, murió Iron Man.

¿Quién sin hablar de épica ni poética, nos ha enseñado a desenvolvernos en esta realidad presente tal y cómo es? ¿Quién? Si el producto que más se vende, es el ocio y no el pan. Nadie te va a organizar un plan de marketing para vender pan. ¿Acaso no somos nadie si nos quitan las fantasías o las esperanzas en lo extraordinario? ¿Tan poco sabemos aceptar esta realidad presente, que en cuanto tenemos oportunidad nos evadimos de ella?

EL CAPITÁN AMÉRICA NO EXISTE

¿Qué le diría el Capitán América a Donald Trump como nuevo POTUS? Ahí tienes un buen ejemplo de ideales contra realidad. No sé si habrán sacado algún meme de este tema, pero es seguro que daría mucho juego. La realidad es, que quien gobierna USA es Donald Trump, y que el Capitán América no existe, pero como fantasía se vende bien. El mundo tal y como es, hay muy pocas personas que lo sepan entender, o que lo quieran captar de verdad como es, sin filtros… porque no gusta, o duele, o frustra.

Creo que los únicos que saben captarlo tal y como es, son los grandes políticos. Saben lo que tienen que decirle a la gente, mientras son plenamente conscientes de la realidad. Supongo que podría decirse que son expertos en manejar conciencias y esperanzas, sabiendo cuál es el capital humano que de verdad existe. ¿Se puede ser político y ganar diciendo la verdad acerca de la realidad? Creo que tú mismo eres capaz de responder solo a esta respuesta. También somos capaces de balar realmente bien cuando nos lo proponemos ¿verdad?

Llámame realista y te daré las gracias. Aparte de creer en lo personal, que hubiera sido un magnifico neandertal, soy de los que se aplican aquello de: es lo que hay, esto es lo que tienes para trabajar… esto y no otra cosa, así que aprovéchalo. No sé si recomendarte que hagas lo mismo, porque igual prefieres ponerte Netflix y mirar hacia otro lado. Es cosa tuya, o igual te da por cambiar el mundo ¿quién sabe? Antes de cualquier plan estratégico, en todo caso, intenta saber dónde estás.
Publicar un comentario