EL MUNDO NO TE DEBE NADA, LAS MUJERES TAMPOCO: CARTA A UN MISÓGINO

Hollywood nos ha vendido una idea del amor que quieras o no, es aceptada de forma mayoritaria en las culturas occidentales. Por lo tanto, no es raro, ver a chicos jóvenes sufriendo humillaciones públicas al ser rechazados por aparecer con un ramo de flores o declarándose de forma peliculera. Y es que la realidad es un poco diferente a lo que nos muestran por la pantalla. En "el amor" no siempre triunfa "el amor", curioso ¿verdad?

Un artículo de Daniel Díez

 Gracias a unas expectativas no cumplidas, se está creando un ejército de hombres resentidos que, sufriendo por amor, terminan descorazonados, desilusionados y desesperanzados. Y un hombre resentido, termina siendo un pajillero, o un putero o un misógino. O todo a la vez. O al menos es así como la sociedad etiqueta a todo hombre que de forma pública se atreve a levantar la voz y contar su versión de la película. Normalmente una versión cargada de odio, resentimiento y desprecio hacia el sexo contrario. Las mujeres pasan de ser seres humanos a ser cuerpos. Una versión de la vida muy pesimista.

Por supuesto, esto es una descripción algo caricaturizada de lo que pasa en estos casos, pero la legión de hombres que viven estas situaciones de forma más o menos parecida, no va en decremento precisamente.

La figura de la feminazi de sobacos teñidos, vegana, animalista, anti taurina y odiadora de hombres, es el equivalente en mujer, al hombre resentido y misógino. Las expectativas no cumplidas terminan degenerando y fabricando a personas resentidas. Nos venden la imagen idílica del amor de pareja, la compramos… y luego llega la cruda realidad. Ellas son conscientes de lo injusto de los criterios de selección por la parte que les toca.

Constantemente verás en los medios, que se quejan de que la sociedad les exige cumplir ciertos parámetros: una mezcla entre “yo puedo con todo”, un físico impecable y una agenda repleta. Y claro, si no entras en esos cánones tienes el rechazo de… ¿de quién? Pues de nadie. Lo que no te dicen, o no admiten explícitamente, es que solo tienen el rechazo de los hombres. Rechazo sexual, que no de otras formas. Pero protestan, como si por protestar a la gente le fuera a gustar otra cosa. Sería algo así como: protesto y me quejo porque no atraigo a nadie y no me dejan explotar mi condición… y yo también tengo derecho a vivir y a explotar mi condición, como cualquier otra para que me vaya mejor.


SI TÚ FUERAS MUJER ¿TE ELEGIRÍAS 

A TI MISMO COMO PAREJA 

O COMPAÑERO?

 Tengo la mala costumbre, cuando estoy viendo una película o serie y descubro una actriz que me llama la atención por lo guapa que es, de pasarme por la web a ver su ficha. Y mirar quien es su pareja. En modelos y actrices suele darse un patrón común, y es que su pareja suele ser o un actor, músico, deportista de primer nivel o empresario de éxito. También gente de su gremio o actividades relacionadas. Pero siempre de posición alta. Y es que cuando te mueves en esos ambientes, es más fácil conocer a ciertos perfiles, que trabajando de informático freelance desde casa delante de una pantalla. Pero también es cierto, que por muchas fiestas a las que vayas, por mucha gente famosa con la que te rodees. También hay asistentes de fotografía, de maquillaje, de rodaje, camareros y mil profesiones de perfil bajo con los que cualquier persona de Hollywood se relaciona a diario y con los que nunca o casi nunca terminan estableciendo una relación. O, dicho de otra forma: Las actrices y modelos de Los Ángeles, Miami o Nueva York, rara vez tienen relaciones con hombres de perfil bajo. Tienen mucho donde elegir y eligen como eligen. ¿Son todas unas frívolas y muy diferentes a la gente normal? ¿O simplemente es que teniendo donde elegir, eligen a gente triunfadora?

“Vaya descubrimiento”. Me dirá alguno. Los hombres lo tenemos interiorizado y si le preguntas a una mujer te lo rebatirá y te dirá que no es cierto. Y de serlo, solo será en casos donde no existe cerebro ni valores. Y es que es muy raro que una mujer haga introspección y detecte en ella ese tipo de filtro a la hora de elegir varón.

Vale. Así están las cosas. A ellas no les gusta y protestan. Ellos callan, lo asumen e intentan mejorar su posición para tener ventaja. Los que no lo consiguen y además se quedan sin pareja, se vuelven poco a poco unos resentidos, desesperanzados y misóginos consumidores de sexo de pago, y probablemente de otros vicios, con los que llenar esa carencia.

Curiosamente, quizá mis prejuicios me impiden ver la otra cara de la realidad. La escena completa. Y es que hay mujeres que estando en el perfil de mujer famosa súper deseada, se dedican a montar negocios, a hacerse una vida por ellas mismas y, sobre todo, a elegir a un hombre eliminando de la ecuación el dinero o la fama que tengan. Y es que hay mujeres que salen con hombres porque son sus amigos, sus confidentes y personas que las quieren de verdad y en las que pueden confiar. ¿Son una minoría? No tengo datos, pero minoría no significa pocas. En el mundo hay mucha gente.


LAS MUJERES QUE MERECEN LA 

PENA, SE ENAMORAN DE HOMBRES 

QUE VALEN 

Así que, si eres un resentido porque la vida te ha dado muchos palos y por lo tanto solo ves interés y egoísmo por parte de ellas, te diré que quizá no estés equivocado. Que quizá eso te ayude (y mucho) a la hora de filtrar a quien quieres en tu vida. Pero también te llevará a ver a las mujeres como un trozo de carne. Como a un gatito bonito que solo se acuerda de ti cuando quiere de comer. Y ahí estarás equivocado. Porque existen mujeres que independientemente de su atractivo, buscarán a un hombre íntegro, que sepa ser compañero, confidente y las sepa querer. Al que no abandonarán si le echan del trabajo o le toca pasar por un mal momento.

Te daré un consejo: utiliza ese resentimiento como filtro y desconfianza para evitar que te engañen. Para echar de tu vida a toda aquella persona que veas que no sabe dar amor desinteresado. Pero quítate de la cabeza la misoginia, el odio y el tratar a las personas como objetos. Porque en el mundo hay personas maravillosas que no estarán dentro de tu radar mientras tengas una actitud resentida y de odio al sexo contrario.

Trata a las personas con amor y cariño. Esfuérzate en conocer a las personas en profundidad y da lo mejor de ti a todo el mundo. Las mujeres que merecen la pena, se enamoran de personas que merecen la pena. Igual te conviertes en tu mejor tú y no pasa nada. Sigues viendo el mundo de las parejas como espectador. Puede pasar. Pero al menos, siendo tu mejor tú te estarás dando una mejor vida que la que podrías tener si te encierras en ti y en tu ¿autocompasión? Recuerda que el mundo no te debe nada, las mujeres tampoco.
Publicar un comentario