TU LIBERTAD DE EXPRESIÓN CORRE PELIGRO

La libertad de expresión corre peligro. Bueno, siempre ha corrido peligro. Cualquiera que haya sido el tiempo y lugar en este planeta, si decías algo que no gustaba al que mandaba seguramente lo pagases muy caro. En la actualidad, en un mundo que supuestamente es más desarrollado, y también supuestamente más evolucionado, sigue habiendo partes del mundo en las que declararse homosexual te cuesta la vida. Hablar mal del gobierno te cuesta como mínimo la cárcel, y caricaturizar al dios de algunos es la muerte tuya y de tu familia.


Un artículo de Daniel Díez
 Vale, hay países más tolerantes. Incluso hay países donde la constitución te ampara para poder decir todo lo que se te antoje. Luego, el código penal está para quien se pase y entre en la difamación. Tenemos a un grupo de gente, actualmente minoría, que aboga porque se pueda decir cualquier cosa. Incluido enaltecer el terrorismo, negar el holocausto o cualquier otra cosa que los políticos hayan dictaminado que no se puede hacer.

TÚ TE COMES UNA Y CUENTAS VEINTE, MIENTRAS TANTO ELLAS...

A estas alturas del calendario de edades, no estoy muy seguro de que todos hayáis echado alguna vez un parchís. Lo resumo para lo que me interesa: si te comes una ficha del compañero, esta ficha se retira y tú cuentas 20 posiciones más con la tuya avanzando. Es la regla del fantasma: Te comes una y cuentas veinte… seguro que lo entiendes ¿Qué no? ¿Has tenido adolescencia? Bueno, estoy seguro que alguna vez, habrás mentido acerca de tu éxito ligando, para no quedarte atrás de cara a tus coleguitas, y no parecer un pringao más virgen que el aceite de oliva.


Un artículo de Miguel Lázaro
 Lo de jactarse del número de tías con las que has estado, en ciertos círculos más bien tirando a edades blandas, de instituto o universidad, ha sido el escudo del ego de muchos jóvenes varones, que sentían que tenían que competir con sus semejantes congéneres, para parecer muy machos, muy malotes, en edades en las que el malote de turno, el de la moto, el guaperas de instituto, o el pinpin rollo Mujeres y hombres y viceversa, acaricia la gloria por encima del resto, que por regla general, no se comían un colín. Y si triunfaban una vez como en el parchís, se comían una… y contaban veinte.

QUÉ BONITO ES EL AMOR (VISTO DESDE FUERA).

Sí. Una pareja de enamorados es maravillosa de ver. Ya no digamos vivirlo en primera persona. De hecho, es algo esperado por muchos. O quizá no me equivoque si digo que es algo que espera todo el mundo. O al menos lo esperó alguna vez en la vida. Quizá en la adolescencia o en la veintena. Pero, sobre todo, el enamoramiento es algo más visible en ellas. Porque no lo ocultan. Más aun, suelen proclamarlo a los cuatro vientos gracias a las redes sociales.


Un artículo de Daniel Díez
 Y no es porqué los hombres no se enamoren, que también, solo es que nosotros, los varones, lo ocultamos más. Eso sí, tampoco hace falta ser muy listo para poder detectar a un hombre enchochado. Pero ese encharcamiento que salta a la vista a cualquier observador, es más bien algo que cuesta ocultar más que algo que se desea mostrar. Aunque bueno, también están las películas románticas enseñándonos gestos grandilocuentes de hombres enamorados.

LA CRISIS DE LOS 39+1

Dicen que el 13 es un número maldito, por eso lo pintan muchas veces como 12+1, o ni siquiera lo pintan… sus razones tendrán. Hablando de edades, a los 13 años no eres nadie. Es como si no existieras: solamente eres un conjunto de hormonas, que darán lugar a un preadolescente alterado por motivos varios, desafiante, ruidoso y abanderado por varios complejos, que busca cualquier momento a puerta cerrada, para hacer lo que hacemos todos. Bien puede decirse, que los 13 años son una edad maldita, en los que los micro-problemas de tu universo, parecen crisis mundiales. Eso sí, una vez terminada la adolescencia, no es el fin de las crisis: es solo el principio.


Un artículo de Miguel Lázaro
 Hacemos lo que podemos: aunque no sea hasta el límite, cada uno hacemos lo que entendemos que es mejor, lo que se supone que está bien, o lo que socialmente se da por bueno. No puedo meterme bajo la piel de cada uno para juzgar, pero al menos por mi parte, desde que volé del nido, las opciones que he ido tomando, siempre han ido encaminadas a llevar tener la mejor calidad de vida posible, con los medios que he tenido a mi alcance, y los que he ido ganando por el camino. ¿Podemos aplicar esta filosofía al hombre medio corriente? Supongamos que sí, nadie quiere vivir mal.

¿ES O NO ES AMOR? TÚ CREES QUE SÍ, PERO…

Lo veo en las novelas, en las series, en las películas y en la gente. El amor es maravilloso. Dos personas se conocen, se enamoran, se casan y tienen hijos. Para empezar he de decir, que el enamoramiento no es amor. Lo hemos dicho aquí muchas veces y lo repito de nuevo: es un estado transitorio. Un estado normalmente de enajenación mental al que te somete la naturaleza para que tengas descendencia y cuides de ella. Decisiones que tomas enamorado no las tomarías en un estado más sosegado. Y es que por amor, hacemos locuras ¿No?


Un artículo de Daniel Díez
 El gran error de nuestra sociedad es el dar por bueno y aceptar que un enamorado está cualificado para tomar decisiones inteligentes. Y es que, si hacemos caso a lo que la ciencia y estadística nos dicen, el enamoramiento no dura más allá de 36 meses. En muchos casos ni eso y en casos más extremos donde hay dificultades o separación de los amantes, puede prolongarse un poco más. Pero lo que está claro, es que decisiones que afecten a todo nuestro futuro, no deberían de tomarse en un estado de sentir que es transitorio. O si no, dime ¿Qué necesidad hay de casarse y tener hijos al año de conocerse?

TE CAMBIO MI CUERPO POR EL TUYO

Dicen que los hombres tenemos privilegios por nacimiento. Dicen, que se da por hecho, que por ser hombre tienes más probabilidad de hacer historia, de que se reconozcan tus logros, de no ser juzgado socialmente por tu comportamiento, de no ser responsables directos de la educación y del cuidado de nuestros hijos, de que ganamos más por el mismo trabajo que una mujer, de no temer por nuestra integridad física sexual, de ser más fuertes por constitución corporal, de no ser víctima por condición, de ostentar el poder económico al ser proveedores de facto, de tener más fácil el acceder a puestos de responsabilidad, y aparte de todo ello y otras cosas, de orinar de pie.


Un artículo de Miguel Lázaro
 Después de repasar esta lista de privilegios, que el feminismo alega que tenemos por condición, cuando nos señala con el dedo a cada uno de nosotros, como culpables naturales e históricos, de todo lo malo que hay en el mundo, haciendo que la propia mujer por ideología de género, parezca el ser más atacado, débil, frágil y despreciado de toda la naturaleza, quede relegada a un plano de indefensión continuada, por la mera existencia del varón, parece que a los hombres, no nos queda otra que dejar de existir.

PRESENTISMO: LO QUE PASA EN TU CABEZA

El otro día me encontré con una compañera del instituto. La recordaba tan rubia, tan guapa, tan bien hecha… Bueno, pues no me encontré con nada de eso. De hecho, me tuvo que parar ella porque no la reconocí. Ya era una señora. Supongo que yo un señor. Hay quien dice que los hombres envejecemos como el vino y las mujeres como la leche.


Un artículo de Daniel Díez
 A ver, a nivel de precio de mercado sexual, es cierto que un hombre puede mejorar o empeorar con el tiempo. Dependerá de lo que suba en la escala social y económica y lo bien que se mantenga físicamente. Una mujer, joda a quien joda, en el mercado sexual, a partir de cierta edad solo se puede perder valor. De momento es así y no tiene pinta de que vaya a cambiar.

TENSIÓN SEXOCIAL NO RESUELTA

Hubo una época, en la que decías que eras hombre cuando eras hombre, y no pasaba nada, porque así era. Si eras mujer, lo mismo. No había conflicto. Si eras homosexual, tenías que esconderlo. Y si eras lesbiana, por lo visto, ni existías… socialmente hablando, claro. No morían mujeres por violencia de género, porque no se retransmitía por TV. En esa misma edad, dicen quienes la vivieron, que no había libertad de expresión, y que no podías decir o pensar según que cosas, porque te metían en la cárcel por disidente. Pues de lo dicho, en esta era… es justo lo contrario.


Un artículo de Miguel Lázaro
 Ahora si eres hombre, y afirmas que lo eres, parece que estés declarando la guerra porque molesta que lo seas. Molesta, porque en tu ser de hombre, parece estar encerrado todo el mal universal y eres, has sido y serás culpable y responsable de todo. Si dices que eres mujer porque lo eres, no basta con ser, debes recibir un aplauso. Y no te basta solo con ser mujer, tienes que serlo todo, tienes que tener de todo y tienes que saber hacerlo todo, porque eres mujer y nadie puede ponerte una sola barrera, ni decirte que no a nada, porque por ser mujer, tienes derecho a todo.

TENGO UN AMIGO QUE… SE CASÓ CON LA PRIMERA QUE LE HIZO CASO

Los solteros que hemos elegido serlo voluntariamente, o por vocación, hemos vivido mucho situaciones como estas:

-“Oye tio, no seas muermo, vamos a tomar unas cervezas”. Acabas de llegar de currar y estás cansado, objetivamente cansado; pero bueno… todo sea por hacer equipo.

-Whatsapp cada diez minutos, meme por aquí, chiste por allá. Y el que hasta hace nada era un colega se convierte en un amigo con el que haces muchas cosas. Fiestas, escursiones, deporte, salidas, vacaciones. Y es que, tiene mucho tiempo libre, porque todavía no tiene novia.

-El amigo salido. Se apunta al Tinder, se folla a una, se folla a otra. Fiesta por aquí, fiesta por allá. Por supuesto, cuenta contigo para ser participe de todas las aventuras y salidas de caza.

Un artículo de Daniel Díez
 Mi amigo suele ser poco selectivo. Necesita sexo. O necesita una novia porque se encapricha por la primera que le hace un poco de caso. Y si no la consigue rápido, baja el listón lo que haga falta. Si ella quiere follar y salir con él: sirve.

QUIERO MUDARME A LA ISLA DE LAS AMAZONAS

 ¿Eres un hombre solvente? No te lo van a preguntar así, tan directamente, pero puedes estar seguro de que mucho del valor visible que puedas aportar, va a tirar por ahí. Pasan los años, las décadas, los siglos, las eras, los avances científicos y las supuestas revoluciones sociales; pero sobre el papel, aunque no esté explícitamente escrito, te siguen pidiendo garantías de solvencia a día de hoy, hasta para quedar a tomar café; cosa que en el mundo de las citas, es lo más bajo en lo que se puede caer.


Un artículo de Miguel Lázaro

Fíjate, para que lo entiendas: para atraer más visitas a este artículo, había pensado titularlo ¿Cómo atrapar a un millonario en Internet? Porque sé con total seguridad, que esa búsqueda va a mejorar el SEO de contenidos. Pero bueno, como ya está muy usada, y habrá antes un millón de resultados de búsquedas anteriores, le he dado una vuelta más políticamente correcta, aunque odio decirlo. Claro, que hay un millón de resultados, porque esa búsqueda de un hombre solvente, es una demanda que existe y que se googlea por millones de mujeres en el mundo. Pero no me mires mal: La vida es así, no la he inventado yo.

TU VIDA SEXUAL SEGÚN TU PROFESIÓN

Estaba viendo una serie de televisión donde uno de los protagonistas se quejaba de que su ex mujer le había dejado por un camarero. Se quejaba amargamente de que era humillante. Él era un ejecutivo de prestigio que ganaba mucho dinero. Y claro, que su mujer se fuese con alguien de una clase social más baja que la suya era humillante.


Un artículo de Daniel Díez
 El otro sábado por la mañana, me despertó el silbido del caramillo del afilador. Esa profesión en extinción pero que de momento se niega a desaparecer. Y no se por qué, me dio por pensar: “¿Que pasaría si me hiciese afilador?” y en seguida me di cuenta de que vivimos un mundo donde tener una profesión tan poco cool te pone en una situación donde tu vida sexual pasará de ser lo que es ahora a inexistente.

¿POR QUÉ SIENTO CELOS?

Este es uno de los artículos que hay que escribir explicando los conceptos como lo haríamos con un niño pequeño, que es quizás donde mejor se observa la naturaleza de este fenómeno 100% animal. Porque sí, que lo sepas: se trata de un fenómeno con una raíz puramente instintiva y no emocional, como tratan de pintarlo las corrientes políticamente correctas hoy en día, creyendo que los celos se pueden curar, corregir o eliminar solamente con “auto-sugestión y buenas palabras”.


Un artículo de Miguel Lázaro para EllasSaben.com
 Antes de empezar, te daré una primera pista (sin necesidad de volver a la jungla): Cuando quieras saber cómo somos hombres y mujeres en esencia, de verdad y sin tapujos, tienes que observar lo que pasa entre niños y niñas en un jardín de infancia, cuando todavía no tenemos “el cerebro lavado” ni el comportamiento adiestrado a vivir en sociedad. Te sorprenderías de todas las dudas que podrías resolver.

EL VIA CRUCIS DE UN SINGLE ANTE UNA BODA

Llega la temporada de las bodas. Esos actos de violencia social donde te invitan a esa ceremonia de borrachos que es una trampa de la que por una razón u otra no te puedes escapar. Si no es un familiar es el jefe.  O es un amigo no muy cercano pero que ha invitado a todos tus amigos del alma y no te dejan escaquearte.


Un artículo de Daniel Díez
 Ese tiempo donde te viene la tipica persona que conoces de hace tiempo. La típica que no se comía ni un colín, y resulta que por fin ha ligado. Su roto para su descosido. Toma, estas invitado a la boda.

TU PUTA VIDA: UNA PELÍCULA PROTAGONIZADA POR TI MISMO

Nos gusta ser protagonistas, aunque sea solo por un momento. Lo podrás negar, como siempre… pero eso ya sabemos que siempre pasa. En tu película todo está bien planeado, que para eso has escrito tú el guion, te toca el papel principal ¡por supuesto! Pero después pasa lo de siempre, algo pasa que no te esperas y los papeles cambian. Es cuando ella entra por la puerta: la chica. Si en todas las películas hay una, en la tuya también. Pero la de la película es rubia y perfecta, y en la vida real, ni todas son rubias, ni todas responden al argumento como te lo esperas.


Un artículo de Miguel Lázaro
 Un guionista, uno bueno quiero decir, siempre trata de ser impredecible. Es lo mejor para enganchar, que el protagonista tenga una historia, que le pase algo y que a partir de ahí todo se rompa. A mí se me ha roto tantas veces, que por más que escriba, lo que me pide el cuerpo es un final totalmente plano y predecible. ¿Ocurre alguna vez? La respuesta es no.

EL RECHAZO: ESE GRAN DESCONOCIDO...

Todos sabemos lo que buscamos en una mujer. Quizá haya de los que se engañen, o simplemente engañan cuando lo verbalizan. Pero a todos nos gustan las mujeres bonitas. Y por “bonitas” se puede decir que es toda mujer que reúne ciertos rasgos que suelen ser apreciados por casi todos los hombres. Y aunque hay gustos, se podría decir que más o menos hay cierto consenso sobre lo que es una mujer bonita. Y es que todos, desde pequeños, sabemos diferenciar lo feo de lo bonito.


Un artículo de Daniel Díez
 Y es cierto, que desde ciertos generadores de opinión, nos dicen que la belleza es relativa o una imposición social. Que por ejemplo, una mujer con “curvas” es igual de bonita que una modelo de lencería. Pero la realidad, es que estadísticamente, y puestos a elegir, la mayoría de hombres, elegirían para sí a la modelo de lencería.

EL PODER DE SEDUCCIÓN DEL VACÍO

Cuanto más sencillas quieres hacer las cosas, parece que más se complican. O no se puede, o no te dejan, o no hay ganas, o vete tú a saber por qué narices, el universo hace lo que le sale de ahí mismo… ¡sí! ¡de ahí! Porque eso de que el universo conspira, para que te salgas con la tuya, quiero verlo yo fuera de un meme de Paulo Coelho; y mira que el Alquimista fue para mí (y para medio mundo) un despertar en el alma; pero esas cosas no pasan cuando las buscas. Quizás sea eso, que buscas… o mejor dicho, que busco y me muevo; quizás debería quedarme quieto y no mover un dedo.


Un artículo de Miguel Lázaro
 Una cosa está clara: cuando hay ganas, las fronteras del tiempo y de la distancia desaparecen. Las ganas pueden más que las dos famosas carretas, esas mismas carretas que son tiradas a tracción, por un buen par de… RAZONES. Esas ganas que tanto, tantísimo echo de menos, que cuando vuelven, tardan en irse lo mismo que un tercer o cuarto intento, intentando mejorar siempre; pero pareciendo que no termina de cuajar.

¿EN QUÉ FINGEN LOS HOMBRES?

Mucho hemos hablado ya, de hombres que engañan a las mujeres fingiendo que se comprometen en una relación para tener sexo, pero que en realidad no están comprometidos. Hay hombres que ven que, o entran en una relación, o saben que van a ser rechazados como pareja sexual a la primera de cambio por parte de la mujer que le gusta. De ahí el famoso, prometen, prometen y una vez metido… olvidan lo prometido, pero ¿Cuál es el problema de esto?


Un artículo de Daniel Díez
 Pues aparte de los morales, que el hombre no sabe decir que no.  Un hombre puede entrar en una relación si quererlo realmente, o sin quererlo con esa chica, pero sí con alguna otra que vea de más valor. El problema es, que sin darse cuenta, llegará a la situación de no saber cómo salir de ahí.

CUANDO UNA DESCONOCIDA TE LLAMA DE USTED

¿Qué le pongo? ¿Qué quería? Perdone ¿tiene fuego? No, no… tranquilo, iba usted primero… El “perdone” o el “disculpe” cuando llegan a tu vida, lo hacen para quedarse. Da igual que vayas afeitado, estés mejor o peor cuidado, o vestido de manera más o menos informal. Ya está, no hay vuelta atrás. Supongo que el día, en el que alguien me ceda el asiento en el transporte público, tarde o temprano llegará. Todavía lejano, pero llegará.


Un artículo de Miguel Lázaro
 Te ves todos los días igual, pero si te ponen una foto de hace diez años y te miras ahora, compruebas que han cambiado muchas cosas. El cuerpo ya no se recupera mágicamente de un día para otro, tienes que vigilar más lo que comes, mantener un buen aspecto físico requiere más esfuerzo… todo esto es de dominio público; pero ¿has llegado dónde querías llegar? El espejo por sí solo no va a contestar.

LA TRIADA OSCURA: EL SEX-APPEAL DE LOS PSICÓPATAS

Se tú mismo
Trátala con amor y respétala siempre
Quiérela más que a nadie
Hazla reír y la conquistarás
 
Después de este repaso a nuestros valores inculcados ¿Sigues vivo? ¿Te ha estallado ya la cabeza? ¿Qué no? En esta lista, estaban encerradas toda la sabiduría y todas las herramientas, que un buen hombre necesitaría de cara a una mujer a lo largo de su vida.


Un artículo de Daniel Díez
 Todo esto lo aprendí de adolescente. De entonces a ahora, no creo que haya cambiado mucho. Los valores y consejos que se nos dan son muy por el estilo. Vas creciendo e intentas ser un buen hombre. Haces caso a lo que se te dice y tienes la esperanza de ser recompensado. Lo ves en las películas de Hollywood. Hay una forma de ser: la correcta. Y haciéndolo así, todo funciona. ¿O no?

¿QUÉ HAGO CON MI EX?

Ya te ha mandado dos mensajes y un e-mail. Todavía no has respondido porque no sabes muy bien a cuento de qué, pero sobre todo no quieres responder demasiado deprisa. Es tu ex y lo único que explica del por qué le estás dando vueltas a responderle o no, es porque todavía lo tienes presente en la cabeza, y no estás muy segura de tenerlo en algún lugar más donde no llega la vista. La pregunta es ¿por qué lo tienes todavía presente? Ahora verás que hay varios tipos de ex, así que tú verás que haces con ellos.


Un artículo de Miguel Lázaro para EllasSaben.com

Si tú lo dejaste a él, no creo que te plantees volver. Quizás lo harás mejor con el siguiente (o no, porque si te consiente no cambiarás la fórmula y lo sabes), pero este ex al que has dejado, será un ex eterno. Podrá haber coqueteo, incluso buenos recuerdos, pero como ya estabas viendo a otro al que tenías en el banquillo, no volverás con él. No vas a recular. ¿Qué harás con este ex? En este caso es fácil porque controlas tú: le responderás o contactarás solamente cuando te aburras o cuando te convenga.

TODA PAREJA TIENE UN COSTE ASOCIADO

¿Has estado alguna vez con una prostituta de lujo? ¿Con una scort? Yo no. La verdad. Pero como conozco a gente que sí. Está claro que por mucho que me cuenten, no puedo ser un experto sin haberlo experimentado en primera persona. Pero quizá no sea necesario para esto que quiero contarte.


Un artículo de Daniel Díez
 Imagínate que contrato a una prostituta de lujo y le digo que se vaya con un amigo mío. Que le haga compañía durante todo un día. Mejor, imagínate que estoy generoso y le pago una semana entera. Y ahora, en un hipotético caso, a ella se le olvida contar que está siendo pagada y que es prostituta. Resulta que me amigo “conoce” a una mujer, ella está receptiva, muy amable, simpática, sexualmente muy dispuesta, dulce, cariñosa, complaciente pero mudita respecto a contarle toda la verdad.

¿CÓMO SABER SI ME QUIEREN DE VERDAD?

¿Cuántas mujeres han sido realmente importantes en tu vida ¿Has hecho ese recuento alguna vez? A mí importantes me salen varias, pero solamente por dos de ellas lo hubiera dejado absolutamente todo. Solo dos, sí… y cuando digo todo, digo TODO. Si no lo hice, no es porque no quisiera hacerlo, la realidad es que no tuve oportunidad: no había agua en la piscina para tirarse. Y claro, tirarse de cabeza a una piscina vacía… como que no.

 Un artículo de Miguel Lázaro

 He vivido lo suficiente, para saber dónde están las fronteras entre lo que uno quiere, lo que uno desea, lo que la otra persona quiere y lo que ocurre cuando dos personas se aman. Porque sí, hay fronteras, y una de las primeras cosas con las que los hombres aprendemos a lidiar, desde bien pequeñitos, es con la no-correspondencia, más comúnmente conocida como rechazo.

NO TE PROMETO NADA

Te voy a contar una historia que igual te suena de algo: Estaba una vez enrollándome con una chica. Cuando el tema empezó a subir de tono, ella comenzó a recular. A sentirse en un conflicto interno. Como si se encontrase en una situación que no es habitual en su vida. Algo que “ella no hace”. Es el típico momento en el que has de convencerla de que está bien, quizá prometerle que no es un simple rollo para ti, o hacerle sentir que no será la primera y última vez. Cada hombre en esta situación tiene su estrategia. Mi opción es la sinceridad.


Un artículo de Daniel Díez
 No me gusta mentir, ni actuar y aparte sé cómo funciona el tema, pues curiosamente… se me da mal. Resumiendo, que he tenido muchas resistencias en el último minuto que no he sabido gestionar como se debería. Bueno, corrijo, igual sí las gestiono como debería, al menos como debería de hacerlo un hombre honesto. Y esa gestión es dejar claro que no voy a seguir por ese camino ni participar en ese juego. Todos sabemos que no es la primera vez que lo hace, ni que es una santa ni que es virgen. No, yo no prometo nada, ni doy a entender que “voy en serio con ella”. Sí, soy consciente que eso me impide consumar en muchas ocasiones. Si te contara… Pero es lo que hay.

YO ROBOT… TÚ COMPRA Y SI NO PUEDES, EXTÍNGUETE SIN MOLESTAR

Para el que no lo sepa, Yo Robot, aparte de ser una película muy bien protagonizada por el crack Will Smith, es una colección de cuentos y relatos que escribió Isaac Asimov y que fueron publicados en 1950. En este trabajo, el autor, pintaba situaciones que confrontaban los valores morales tradicionales, con las tres leyes básicas de la robótica, bajo el supuesto de que algún día llegaran a existir robots, que pudiéramos calificar como inteligentes. ¿Cómo te quedas? ¿pensabas que esto era una película?


Un artículo de Miguel Lázaro
 Lo muy poco que se nos ha dejado ver o saber, tanto de la robótica, como de la Inteligencia Artificial, básicamente se ha quedado en el cine y en la literatura de la ciencia-ficción. Se nos muestran paisajes dentro de amplios edificios, siempre de interior, con enormes cristaleras herméticamente cerradas. En estos escenarios, predominan el blanco y los colores suaves, los espacios son limpios y diáfanos, y todas las personas en él, se muestran siempre pulcramente vestidas.

QUIERO ALGO SERIO

¿Prometes amarla, respetarla, en la pobreza y en la riqueza, en la salud y en la enfermedad hasta que la muerte os separe?
 

“Es que solo buscan un polvo y nada más. Yo busco algo serio”. Frase que TODOS hemos oído. Y es que, parece ser que los hombres son muy malos. Solo piensan en lo mismo de forma egoísta, engañando y rompiendo los sentimientos de ellas. ¿Pero de verdad es así? ¿De verdad los buenos sentimientos solo parten de ellas y el hombre siempre es más de utilizarlas como un objeto? Vamos a ir viéndolo…


Un artículo de Daniel Díez
 Imagínate que necesitas un coche y tienes dos opciones:

1 – Comprarlo a 300€ al mes durante 5 años y luego ya es tuyo para siempre, o hasta que lo tires más bien.
2 – Pagar 300€ al mes mientras lo uses, pero no será tuyo. Solo un alquiler o un renting.

TENER HIJOS POR ENCIMA DE TUS POSIBILIDADES

Puedo ver en las familias actuales, que en muchos casos los niños son los nuevos tiranos. Veo a padres y madres, modificando sus hábitos, su lenguaje, su horario y su conducta, adaptándolos hasta el extremo, para que sus hijos no monten un berrinche. Todo en función de los hijos, cosa que puedo llegar a entender; pero queda claro, que al poner a los hijos en el centro de todo; estos acaban por cobrar un protagonismo tóxico, que les convierte en los tiranos de la familia. Es una programación de conducta peligrosa, para caminar hacia la edad adulta: están creando seres egoístas, cuyo centro ensimismado les mueve solo a absorber atención, recursos y tiempo de quienes les rodean, convirtiéndoles en inútiles e inmaduros, incapaces de realizar una sola tarea por sí mismos, sin vigilancia o supervisión.


Un artículo de Miguel Lázaro
 No se trata de imponer una tiranía ni en las casas ni en las aulas ¿o sí? Pero me da la sensación de que lo que antes se consideraba educación, hoy es políticamente inadmisible, por el mero hecho de que no se puede forzar al niño a que haga o deje de hacer algo si no es “por buenas maneras”. Y si el niño no se comporta como debe, no se le castiga y en el mejor de los casos se le lleva al psicólogo. O se pasa el castigo por el forro, y sigue a la suya hasta que los padres ceden. Y si nadie puede con él, directamente se le da por perdido. Cualquier cosa, menos hacer que el niño se esfuerce por mejorar, porque no se le puede poner recto. Se les trata como a artículos de temporada, solo vale si te sale bueno… pero no lo puedes devolver.

¿QUÉ PASA CUANDO TE TRANSMITES A TI MISM@?

Mensajes de video que caducan a las 24h: Tienes Facebook Stories, Snapchat, Periscope, los directos de Twitter e Instagram Stories ¿hay alguno más? Seguro que habrá alguno más. Ahora cualquiera puede retransmitirse en directo. Como los streamings de Youtube y Facebook estaban demasiado intervenidos, o demasiado censurados… Todo lo que Google o Facebook tocan, lo convierten en algo seguro y controlado, y por ello, todas estas alternativas que ahora forman este universo Stories… tenían que ocurrir tarde o temprano. La viralidad y la inmediatez, son la nueva gloria. Gloria que como tal es efímera, pero todos la quieren, aunque solo sea un ratito en Omegle.


Un artículo de Miguel Lázaro
 El producto de consumo, no es ya lo que hacemos o lo que decimos: el producto somos nosotros mismos. Y además diré que somos productos de consumo sin memoria, por eso estas transmisiones son fugaces y tienen una caducidad tan rápida. Ante la pobreza de contenidos de un mercado, insustancial, cada vez más centrado en la propagación y menos en el mensaje, solamente nos queda retransmitirnos a nosotros mismos.

¿QUÉ ES LA HIPERGAMIA? Y CUÁL ES SU RELACIÓN CON EL PATRIARCADO

Se ha hablado mucho del patriarcado, en todos los medios y aquí también. Creo que ya hay poco que añadir. ¿O sí? Basta con salir a la calle y ver la vida de las personas en el mundo real, para darse que cuenta que lo políticamente correcto, se queda en palabras, en el papel o en la pantalla táctil de tu teléfono móvil, sin tocar carne en las tres dimensiones. Y como las personas vivimos del trabajo y no de las palabras, he aquí que me veo en la obligación de no callarme la realidad de los hechos.


Un artículo de Daniel Díez
 Puede decirse que dicho patriarcado, de existir, también podría tener su lado bueno. Paciencia por favor, a las que me está llamando machista desde el fondo de la sala. Al menos si aceptamos que hay cosas que pueden ser muy subjetivas. He trabajado cerca de 20 años. Levantándome nunca más tarde de las 7 y llegando a casa de noche. Así 20 años. Bueno, en mi época de estudiante fue también algo similar. Al menos los madrugones. Por lo que se podría decir que llevo toda mi vida madrugando y haciendo cosas de las que te levantas con muy pocas ganas de hacer. Por suerte, cuando eres estudiante, estás rodeado de amigos, las chicas son jovencitas y te dan cancha y hay juerga y actividades que compensan los esfuerzos. Y hay tiempo libre. 

LA MUERTE DE IRONMAN

Zombies, videntes, extraterrestres, superhéroes y médiums… y ahora parece que como el tema de los muertos vivientes está muy trillado, a los guionistas les ha empezado a dar por resucitarlos, así tal cual. Sin mordiscos, ni putrefacción, ni apocalipsis. Ahora las series resucitan directamente a los muertos, y los plantan tal cual estaban en vida, para incordiar, alterarlo todo y remover las emociones de los espectadores. Parece que para entretenernos, tenemos que irnos a lo sobrenatural.


Un artículo de Miguel Lázaro
 Lo normal es… ¿qué es lo normal? No creo que nos guste la realidad que vivimos, si nuestro entretenimiento se sale de esta realidad. Siempre he creído que la fantasía, es sinónimo de no querer aceptar el mundo que nos rodea. Quizás este deseo de buscar lo extraordinario en alguna parte, sea la única libertad que nos queda. Te seré sincero, yo tampoco creo encajar en este mundo presente. A mí no me gusta esta realidad impuesta, pero tengo que vivir en ella, porque es mi época: es lo que hay.

M.G.T.O.W. MEN GOING THEIR OWN WAY ¿SABES? NO ESTÁS SOLO

Trainspotting, nos mostraba a unos jóvenes adictos a la droga. Escapaban de un mundo que no les gustaba y encontraban su refugio en la heroína. Seguro que te suena este speech:


“Ahora voy a reformarme y dejar esto atrás, ir por el buen camino y elegir la vida. Estoy deseándolo, voy a ser igual que vosotros. El trabajo, la familia, el televisor grande que te cagas, la lavadora, el coche, el equipo de compact disc y el abrelatas eléctrico, buena salud, colesterol bajo, seguro dental, hipoteca, piso piloto, ropa deportiva, traje de marca, bricolaje, tele-concursos, comida basura, niños, paseos por el parque, jornada de nueve a cinco, jugar bien al golf, lavar el coche, jerseys elegantes, navidades en familia, planes de pensiones, desgravación fiscal... Ir tirando, mirando hacia delante, hasta el día en que la palmes.”

Un artículo de Daniel Díez

Uno suma años y ve como sus amigos de la infancia queman etapas. Da la sensación que su vida son unos checkpoints que van marcando al cumplirlos. Se ennovian, se casan, tienen familia. Viven una rutina de macho proveedor o se divorcian. Divorciados siguen siendo proveedores, pero malviviendo, en conflicto con la ex por los niños y siendo una caricatura de lo que en su día fueron.

LOS NIÑOS SON EL FUTURO: TENGAMOS UN BEBÉ

La palabra futuro es una palabra común. Es accesible, es fácil, puede emplearse de forma positiva, y siempre está al alcance de cualquiera, que quiera usarla sin temor alguno. Cuando empleamos esta palabra, cada uno en su cabeza tendrá una imagen distinta. Para algunos significará esperanza; para otros, querrá decir avances tecnológicos; para los de más allá… mejoras en la calidad de vida; y quizás para los más tremendistas, algo así como Apocalipsis.

 Un artículo de Miguel Lázaro

 Mira lo que dice la R.A.E. si tecleamos futuro: 1. adj. Que está por venir. U. t. c. s. m. 2. m. y f. coloq. Persona que tiene compromiso formal de casamiento con otra de distinto sexo. 3. m. Econ. Valor o mercancía cuya entrega se pacta para después de un cierto plazo, pero cuyo precio queda fijado al concertar la operación. 4. m. Gram. Tiempo que sitúa la acción, el proceso o el estado expresados por el verbo en un punto posterior al momento del habla. 5. f. Derecho a la sucesión de un empleo o beneficio antes de estar vacante.

EL MUNDO NO TE DEBE NADA, LAS MUJERES TAMPOCO: CARTA A UN MISÓGINO

Hollywood nos ha vendido una idea del amor que quieras o no, es aceptada de forma mayoritaria en las culturas occidentales. Por lo tanto, no es raro, ver a chicos jóvenes sufriendo humillaciones públicas al ser rechazados por aparecer con un ramo de flores o declarándose de forma peliculera. Y es que la realidad es un poco diferente a lo que nos muestran por la pantalla. En "el amor" no siempre triunfa "el amor", curioso ¿verdad?

Un artículo de Daniel Díez

 Gracias a unas expectativas no cumplidas, se está creando un ejército de hombres resentidos que, sufriendo por amor, terminan descorazonados, desilusionados y desesperanzados. Y un hombre resentido, termina siendo un pajillero, o un putero o un misógino. O todo a la vez. O al menos es así como la sociedad etiqueta a todo hombre que de forma pública se atreve a levantar la voz y contar su versión de la película. Normalmente una versión cargada de odio, resentimiento y desprecio hacia el sexo contrario. Las mujeres pasan de ser seres humanos a ser cuerpos. Una versión de la vida muy pesimista.

SI TIENES ALGO QUE DARLE AL MUNDO…

La de cantidad de ideas y proyectos geniales que se quedan en el tintero, en la memoria, en un disco duro o en un pensamiento pasajero que no se termina por poner en marcha, debe ser tan numerosa como la suma de los átomos del universo entero. El Mundo de las ideas, que no el que se le atribuye a Platón, debe ser como una biblioteca en plan macro, poco frecuentada, llena de libros, revistas y archivos… de vez en cuando viene alguien, se lleva un libro y pone sus ideas en marcha, si es que tiene voluntad y medios para hacerlo. La idea original no tuvo por qué ser suya, pero la encontró, la eligió y le prestó la atención, que hasta ese momento parecía no haber recibido.

Un artículo de Miguel Lázaro

 Los genios pueden morirse de hambre, no así quienes saben ver la oportunidad de llevar sus ideas a cabo. Les ha pasado a pintores, escritores, ingenieros… todos considerados genios a título póstumo. Luego ves a los grandes empresarios, muchos de ellos con un origen humilde, o con poca formación o cultura, encumbrados en la élite económica. Es curioso ¿verdad? Después están los intermediarios, los que unen a unos y otros, los que saben conectar necesidades con ideas, con las personas que tienen los medios materiales, y que también obtienen su parte. Conclusión: solo no vas a ninguna parte, a menos que te guste viajar así o seas un ermitaño.

CORRE A CASARTE ¿A QUÉ ESPERAS?

Hay un prototipo de persona que es a la que se le ha negado la “suerte en el amor”. Hablo de esos que tienen dificultad para encontrar pareja. Pueden sentir atracción por alguien. Atracción, que gracias a la predominante visión romántico burguesa de las relaciones entre hombres y mujeres es traducido como “amor”. Y claro, las películas nos dicen que ese sentimiento de atracción es algo maravilloso. Los protas de las películas sonríen, hacen locuras por su objeto de amor y, o viven felices para siempre, o sufren el desamor. Y estas personas, el único contacto con el amor y las parejas ha sido a través de las películas. No tienen con que comparar. El cine nos cuenta que es algo increíble.

Un artículo de Daniel Díez

 Entonces, cuando a esa persona tan poco afortunada en estos temas, recibe la flecha de cupido, suele pasar que no es correspondido. Y ese deseo animal de atracción que quiere ser consumada en unión no es posible, la madre naturaleza te lo hace pasar mal. Canutas. Es un sistema de motivación como el hambre o la sed. Te obliga a que hagas algo para que te unas a esa persona con genética o posición privilegiada. Y si no lo consigues, lo vas a pasar mal. Y esa intensidad en el dolor, te lleva a la conclusión de que si es tan fuerte, la consecución de tu objetivo de ser correspondido te va a llevar a un sentimiento igual de intenso y tenaz, pero en el sentido contrario. Y será maravilloso. Y mientras más lo desees, mientras más síndrome de abstinencia de tu droga de pasión experimentes, más fuerte percibes que será la recompensa si la conquista tiene lugar.

EL VIRUS OCCIDENTAL DE LAS LIBERTADES INDIVIDUALES

En Occidente nos creemos demasiado importantes. Nos han enseñado a creer que nosotros vamos primero, nos han dicho que somos únicos, irrepetibles, valiosos, privilegiados por vivir dentro de esta burbuja. Hemos crecido con la idea en la cabeza, de que algún día seríamos alguien importante, o que haríamos algo grande. No sabemos pensar en la mayoría, solo sabemos que nuestras ideas, o que nuestro "YO" han de prevalecer, porque para eso hemos sido programados. De hecho, dudo que cualquiera de nosotros, no haya fantaseado al menos una vez con la idea del triunfo, con llegar al podio, o con ser el protagonista de una victoria, de un acto heroico, del clamor del público, de un amor verdadero…

Un artículo de Miguel Lázaro 

Ni que decir tiene, que hay personas con mucha más experiencia que yo, con mucho más mundo, más viajes, más cultura, más conocimiento y más relaciones a sus espaldas; pero dentro de mis más que modestas posibilidades, sí he aprendido algo importante dentro de esta burbuja occidental, en la que deambulamos como animales de granja:

DE MAYOR QUIERO SER AMO DE CASA

Las mujeres están hartas de muchas cosas. No quieren los roles que la sociedad les ha obligado a aceptar históricamente. Y protestan, por muchas cosas, para ellas. Si miras atrás veras que protestan y mucho: a nivel particular, en colectivo, en representación de… Podemos empezar hablando del físico, que es algo que parece que ambos sexos le damos mucha importancia. Porque sí, se la damos. No es algo que me haya inventado yo. ¿Bellas para quién? ¿Para nosotros? ¿Para ellas mismas? ¿Para competir con otras mujeres? o para ¿prosperar profesionalmente? No lo tengo claro, pero están hartas. Y siguen protestando.

Un artículo de Daniel Díez

 Vemos posar a personajes públicos sin depilarse. O enseñando sus cicatrices, o revelándose al uso de tacones. O por tener que ser delgadas o de tetas grandes. Y es que hay mucha presión sobre las mujeres para que sean bellas. O eso dicen. También es cierto que pueden no depilarse. Pueden no ser flacas. Incluso pueden tener pechos pequeños. ¿Pasa algo? No sé, yo creo que pueden hacerlo y no pasa nada. Vale, igual si no te depilas no follas, o follas menos. ¿Es ese el problema? O quizás protestan porque no nos gustan las mujeres sin depilar, o porque consideran una imposición social depilarse. ¿Deberían gustarnos? Lo desconozco.

YA TENEMOS UN ROBOT, NO ERES NECESARIO

El Crack del 29, La burbuja de las punto Com (2001), La Crisis en el Sudeste Asiático (1997), Los Tulipanes en Holanda (1634), El Lunes negro (1987), La crisis petrolera (1973), La Hiperinflación Alemana (1921), El Efecto Tequila (1994), La Crisis Española que empezó en 2008 o El Corralito Argentino de los noventa, y seguro que me dejo más de una por citar.

Un artículo de Miguel Lázaro

 El hombre es un animal que prefiere mirar hacia otro lado, si lo que está por venir no le conviene. En este sentido, está demostrado que evolutivamente somos bastante estúpidos y cada vez menos previsores. Se supone que en Occidente se vive bien ¿no? En cambio, China puede pasarnos por encima como un rodillo, aun estando en crisis o recesión… y nosotros tan tranquilos. Si no lo han hecho ya, debe ser porque o no se quieren mezclar culturalmente, o no les hace falta, o directamente rechazan el ideario occidental.

RECUERDA: SI NO SON MICROMACHINES... ¡NO SON LOS AUTÉNTICOS!

Algunos ni si quiera habríais nacido, o eráis tan pequeños que ni lo recordaréis: existía un anuncio en los años 90 donde la empresa que luego fue HASBRO, les decía a los niños que, si compraban un coche diminuto, pero no era un MicroMachines, no era el auténtico. En realidad, era solo una estrategia para defender una marca, que no podían mediante patente. Vestido con un mono de taller, una gorra y acompañado por dos niños muy repipis como comparsa, el hombre MicroMachines, les vendía estas miniaturas a los niños y no tan niños. Al más puro estilo vendedor de coches americano, charlatán y casposo hablando a toda velocidad, estos anuncios tuvieron mucho éxito en su época.
 
Un artículo de Daniel Díez

 El slogan era: Y recuerda, si no son MicroMachines no son los auténticos. Léelo despacio en castellano: MicroMachines ¿a qué te suena? A un macho en pequeñito. Curioso, y claro, cuando leo en la prensa que una política ha denunciado por lo penal, a un señor que la había abordado y dado un beso en la boca con mano de por medio y sin consentimiento previo, me ha venido a la mente de nuevo el concepto de micromachismo.