CÓMO EVITAR QUE TE IMPONGAN EL MATRIMONIO: ESTABLECE TUS PROPIAS NORMAS [parte II] por DANIEL DÍEZ

¿QUÉ ES NEGOCIABLE PARA 

FORMAR PAREJA ESTABLE?

Ahora imagínate que no hablamos de matrimonio e hijos. Ahora imagínate que no te gusta meter mascotas en casa. Por lo que sea. O que no te gustan las personas que fuman. O que no quieres a una persona vegana al lado tuyo, porque te sientes constantemente juzgado cada vez que comes con ella. Imagínate que no te gustan las mujeres con el pelo corto. Vale, y seguimos con el ejercicio imaginativo y que conoces a una mujer que te da buenos momentos. No solo de cama, si no en general. Que lo pasas bien con ella y te gusta quedar para compartir tiempo y actividades. Y ahora imagínate que la ves muy guapa. Pero resulta que vive con su perro al que ha puesto nombre de persona, que es vegetariana, que tiene el pelo corto y que además fuma.

CÓMO EVITAR QUE TE IMPONGAN EL MATRIMONIO: TUTORIAL PARA EL VARÓN [parte I] por DANIEL DÍEZ

 Solo de pensar en organizar una boda se me ponen los pelos de punta. Por no hablar del divorcio. Cosa que parece casi un obligado en los tiempos modernos.  Todo es dinero y tiempo. ¿Y para qué? ¿En que cambia el que me case a hacer vida de pareja, pero sin contrato y ceremonia? ¿Qué gano yo? Cuando una mujer me habla de estas cosas me queda claro que las distancias entre ella y yo son muchas. En cambio, si es de las que dicen que no son de boda ni hijos yo me froto las manos. Ha ganado mil puntos así de golpe.

EL DILEMA DE LA PRISIONERA, por DANIEL DÍEZ

¿Sabéis algo de teoría de juegos? Bueno, no os voy a dar la chapa sobre la temática porque no es a donde quiero ir. Pero sí os voy a plantear un dilema muy similar a los que se plantean en la teoría de juegos.  Lo voy a llamar:

El dilema de la prisionera
 ¿Qué es el amor? La gente utiliza dicho termino para muchas cosas.  ¿Hay grados en el amor? ¿Todos los tipos de amor son iguales? ¿Existe eso del “amor de tu vida”? ¿A quién quieres más, a tu perro o a tu madre? Qué preguntas más raras hago ¿No? Bueno. Ya verás a donde quiero llegar.

¿LEGADO? ¿QUÉ LEGADO?

 
 Alguna vez en algún lugar, un padre ya cansado después de una vida de trabajo, debió decirle a su hijo, probablemente el mayor, aquello de: Hijo, algún día todo esto será tuyo. Y suena muy antiguo ¿verdad? No sé si estas cosas se seguirán diciendo hoy en día. Mis padres cuando ya no estén, no me dejarán nada. Si alguna vez soy padre, me temo que a mis hijos podría dejarles lo que me quedara en el banco y poco más. Si no tienes nada, no puedes dejar nada.