SOBREVIVIENDO ENTRE EL “ERES UN CERDO” Y EL “TE VAS A QUEDAR SOLTERO”

 Según el diccionario de la R.A.E. un cerdo, es un mamífero artiodáctilo del grupo de los suidos, de cuerpo grueso, cabeza y orejas grandes, hocico estrecho y patas cortas, que se cría especialmente para aprovechar su cuerpo en la alimentación humana. O bien, coloq. puerco: 2. persona sucia 3. persona grosera 4. persona ruin U. t. c. adj. Creo que la mujer que me lo llamó, se referiría a los significados grosero y ruin; ya que el tema de la higiene lo llevo bastante al día, y a pesar de mi modesta figura, no creo tener las patas tan cortas, ni las orejas tan grandes. Y más por ruin supongo, ya que trato de cuidar bastante mis formas y mi vocabulario: es lo que tiene vivir en sociedad.

DEMUESTRA QUE ERES INOCENTE

No sé si después de este artículo irá a por mí la policía feminista, pero es un riesgo que tengo que correr. He dicho bien, policía feminista no feminazi. Repito, no me he equivocado, he dicho bien: f-e-m-i-n-i-s-t-a. Y además, toda la policía políticamente correcta en general, aquella que defiende realidades que no existen y que dejan sin amparo, a todo aquel o aquella que tiene afinidad por lo que experimenta en su vida real, y no por lo que se imagina. Hoy hablaremos de realidad, explicada a través de un ejemplo de ficción. Pero antes…

¿ERES HOMBRE? CÓMO GANAR LA BATALLA DEL REPROCHE EN LA PAREJA

 No sé si alguna vez alguna mujer te habrá tachado de inmaduro. Es quizás uno de los reproches más habituales que nos hacen, junto con el habitual “es que solo piensas en sexo” o el archireconocido “todos los hombres sois iguales”. Bueno, por mi parte te animo, a que si has recibido alguno de estos reproches u otro parecido, cojas un rollo de papel higiénico, lo estires y escribas todos esos reproches con cuidado. Así lo dejas preparado, para cuando tengas que ir al wáter, darles el uso que les corresponde.

¡DEJATE BARBA! L’ORÉAL TE LO ORDENA

 El mercado no perdona. Y no perdona, porque no se preocupa de lo que tú quieres, sino de lo que se tiene que vender. La última campaña de L’Oréal Men Expert #DejateBarba es un perfecto ejemplo de cómo tratar al público masculino como si fuera retrasado mental. Con decir que el spot empieza así: ¿Para qué estás buscando tantas chorradas en Youtube, si realmente lo que quieres es ligar? Vaya, qué bien ¿no?

YO HICE DE MONO EN 2001 ODISEA DEL ESPACIO

 En 1968, Stanley Kubrick nos mostraba en 2001 Odisea del Espacio, a unos primates que se estaban despertando a los pies de un monolito. Estaban tan tranquilos durmiendo y el primero que abre los ojos, se percata de la presencia de ese elemento extraño. Alguien lo había puesto allí sin avisar. A partir de ese momento, los homínidos se alteran, no saben cómo reaccionar y comienzan a comportarse de forma nerviosa. Seguidamente, uno de los primates llamémosle “el listo”, cae en la cuenta de que si coge un hueso, puede utilizarlo como instrumento, y empieza a dar golpes a modo de ganarle una pelea, a cualquiera que se le ponga por delante. Estamos ante “el amanecer del hombre”.