SER RESPONSABLE DE LO QUE SE PROPONE

 Ahora oigo que hay parte de la población británica que quiere volver a la Unión, que se repita el referéndum… No me extraña. Esto es lo que pasa cuando se juega con fuego. Ahora hay división por regiones, solicitudes de negociación a la carta. No todos querían irse, pero una vez declarada la ruptura, el proceso es irreversible. Puede alcanzarse un estatus negociado en un futuro próximo, pero la relación del Reino Unido con el mundo, no va a ser la misma.

NO MÁS PROMESAS QUE NO SE PUEDEN CUMPLIR

Una promesa que no se llega a cumplir, genera desconfianza, genera frustración y hace que a los que la creyeron, se le quiten las ganas de seguir con el plan prometido. Saben que, si vuelven a confiar, se la pueden volverá jugar. No basta quedarse en el agrado del público, si después no se es capaz de dar respaldo a las palabras que se han pronunciado, que se han comprometido.

ADEPTOS AL RÉGIMEN DE LA CONVENIENCIA

 Me pregunto hace cuánto tiempo que dejé de creer en las utopías. Supongo que tendría que retroceder en el tiempo, cuando vi a mi padre en la crisis del 93, por primera vez con miedo real de que le echaran del trabajo. Yo no me enteraba de mucho por aquel entonces, pero esa vez creo recordar que fue la primera, en la que pensé que por mucho que me protegiera mi familia, siendo yo un niño todavía, tarde o temprano mi vida y situación, dependerían de mí. Mis padres no iban a estar siempre ahí y tarde o temprano tendría que sacarme las castañas.

LA MERITOCRACIA NO VALE EN EL AMOR

 Querido fan a la contra de Disney, hoy me dirijo a tu atención para hablarte de lo absurdo que resulta en ocasiones tratar de ganarse el corazón de alguien. Bueno, corazón… no sé si decir corazón o lo que hay entre las piernas. Ni yo mismo tengo la diferencia tan clara, si es que la hay. Y como no me van los cuentos de hadas, ni las moralejas pseudo-católicas, ni las judeo-cristianas, prefiero hablar de lo que veo y de lo que siento.