¡DEJATE BARBA! L’ORÉAL TE LO ORDENA

 El mercado no perdona. Y no perdona, porque no se preocupa de lo que tú quieres, sino de lo que se tiene que vender. La última campaña de L’Oréal Men Expert #DejateBarba es un perfecto ejemplo de cómo tratar al público masculino como si fuera retrasado mental. Con decir que el spot empieza así: ¿Para qué estás buscando tantas chorradas en Youtube, si realmente lo que quieres es ligar? Vaya, qué bien ¿no?

Si el target publicitario es varón heterosexual entre 25 y 40 años, pasa algo parecido a lo que pasa con los derechos civiles en referencia a la igualdad: puedes hacerle y decirle todo. Y en este anuncio en particular, el hombre queda reducido a un pollafuera. Supongo que si nadie se queja ni hace aprecio entre mis congéneres… es que es así realmente como os veis ¿no?

¿ERES GILIPOLLAS? PUES LO PARECE
 No sin dejar de ver, que sales a la calle y la barba lleva ya un par de años de moda. Bueno… ¿y qué? El día que se ponga de moda estar rapado, todos a por la maquinilla y a dejarse al cero. Y también lo haréis para ligar más ¿correcto? O sea, que todo lo que haces en ti, viene motivado por una promesa sexual. Si es así, le estás dando la razón al marketing de L’Oréal, que te trata como si fueras gilipollas.

Es un tema superficial, no nos engañemos: “lo que realmente vuelve locas a las chicas, es una buena barba” dice el spot. No es dejarse barba o no, eso es una soberana soplapollez. Lo que me saca de mis casillas, es el tratamiento que se le da al varón en el anuncio. Mientras que a la mujer se la alimenta el ego en la publicidad, diciendo que puede con todo y que es poco más que una diosa, al pringao de turno, se le dice que “compra mi producto, a ver si pillas cacho que no estás in”.

¿ERES FEO? LO VAS A SEGUIR SIENDO
Y ahora, venga ¡todos los borregos a dejarse barba! y a comprarse cremas que antes no usaban, para ver si pillan. Pues querido colega, no sé si lo sabes, pero si te pica la barba y te salen granitos, es que tienes un problema en la piel que te tienes que tratar un dermatólogo, y que probablemente se agrave si no te quedas al cero y te lo tratas: imbécil. No llevar pelo quizás no es lo más estético, pero desde luego es lo más higiénico: “¿Qué eres feo? no importa, la barba te da un toque”… insiste el barbas del anuncio. Un toque de gilipollas, el que lo es, lo es con o sin barba. ¿Y tú? ¿lo eres?
Publicar un comentario en la entrada