¿POR QUÉ LAS GRANDES EMPRESAS NO QUIEREN PENSAR POR SÍ MISMAS?

 Hoy no vamos a hacer amigos precisamente: trabajo por cuenta ajena, no soy un alto ejecutivo… soy un currito tirando a mindundi más bien. No uso gomina, ni la usaré porque tengo una teoría que suele cumplirse ¿y cuál es? Ahí va: El gasto de los directivos de una empresa en gomina, es inversamente proporcional a la productividad, pesimizando en grado exponencial, el rendimiento neto. Por lo tanto, a más directivos y ejecutivos, menos eficiencia y menos crecimiento. Cuantas más cabezas pensantes, mayor es el tiempo que se pierde en la toma de decisiones, batallas internas y menor capacidad de reacción a los cambios en el mercado y mayor lentitud a la hora de iniciar y materializar proyectos ¿a qué eso sí lo entiendes?

Las reuniones, los comités, los ejecutivos… en una empresa hace que todo vaya más despacio porque las personas que ejecutan el proyecto, no suelen estar presentes. Las cabezas pensantes, son una inversión estratégica en capital humano, que no puede medirse o probar su eficiencia, hasta cierre de ejercicio. Viendo entonces, si ha funcionado o no. Vacas sagradas con un periodo de gloria limitado, que se pasean y dan órdenes, a sabiendas que tienen las horas contadas. Lo saben, y por ello precisamente toman decisiones en función de mantener su estatus y posición, independientemente, de que estás decisiones impliquen una mayor productividad. Menudo chollo ¿verdad?

Digamos que a los directivos, se les paga lo que se les paga, por ser responsables de las decisiones que toman ¿correcto? Eso sí lo podemos entender todos. Se trata de decisiones estratégicas, que hacen que el rumbo de la empresa, vaya en un sentido u otro.  Esto, a cierre o final de ejercicio, se traduce en ventas, se traduce en crecimiento, se traduce en nuevos productos, en crecimiento, en expansión, en estabilidad, en inversión… o en todo lo contrario: pérdidas, despidos, deuda presupuestaria, déficit, recortes, cierre de sucursales por no mantener costes, etc.

¿POR QUÉ LAS CORPORACIONES PREFIEREN EXTERNALIZAR LOS SERVICIOS?
 Es muy fácil, si te pagan por ser responsable de “algo” y tu cabeza, está puesta ahí en función de lo que rinden tus decisiones ¿qué mejor que cobrar porque sea otro quien lo haga? Claro, siempre se puede argumentar que es más barato, siempre puedes decir que es mejor pagar una cuota mensual, a pagar a personal especializado y formado… siempre parece que lo que viene “de fuera” es mejor, por ser de fuera. Poder externalizar servicios, es lo mejor que le ha pasado en las grandes empresas, en las últimas décadas ¿por qué? Hay directivos cuya cabeza engominada no se sostendría, si no fuera por la subcontratación de empresas externas.

Pero espera un momento ¿te das cuenta que hasta ahora no hemos hablado de mérito? ¿no hemos hablado de esfuerzo? ¿no hemos hablado de capacidad? ¿te sorprende? Solo hemos hablado de toma de decisiones, de sí o no, de éste o de aquel… ¿En qué momento hemos hablado de que el rumbo de una gran empresa, lo tome alguien realmente capacitado? Repasa el texto: en ninguno. El tema no funciona así, la filosofía de una gran empresa, no está basada en el mérito profesional de sus trabajadores, porque lo que cuenta a la hora de la verdad, son las decisiones. Y si eres un directivo y externalizas estas decisiones en terceros, dime ¿para qué coño estás ahí?

¿Qué quiero decir con todo esto? Algo tan simple como que las corporaciones y las grandes empresas, en el medio-largo plazo, tenderán a convertirse en matrices, o marcas, que agruparán a empresas especializadas. Cuando se dice que la pyme y los emprendedores, son el verdadero motor de un país, se dice por algo: alguien tiene que hacer el trabajo. A una gran empresa o corporación le sale más barato contratar servicios especializados, que formar, contratar y especializar a su propio personal.

¿CÓMO AFECTA LA EXTERNALIZACIÓN DE SERVICIOS DE LAS CORPORACIONES A LA PYME?
Competencia voraz entre pequeños, guerras de precios y tarifas para ganar carteras de grandes empresas a las que dar servicio, subcontratación, salarios bajos, etc. Si eres pequeño, además de ser bueno en lo tuyo, tienes que ser barato porque a la gran empresa o corporación le tiene que salir más barato subcontratarte a ti, que formar, contratar y especializar a su propio personal. Esto hace que se cree una competencia feroz entre pequeños, que se pierdan perfiles generalistas en pro de los especializados, que asumen en sí mismos el gasto e inversión en I+D que no hace la corporación, pero a la vez con muchos menos recursos.

Todo esto se traduce en captar una cuenta a toda costa, en decir a todo que sí por parte del pequeño para garantizar que el contrato con la gran empresa a la que da servicio, perdure en el tiempo. En cambio, en la cúspide de la pirámide empresarial, el único esfuerzo que se hace es la apuesta, o la decisión de a quién elegir para delegar o subcontratar el trabajo. Total, si no quedan satisfechos con el servicio prestado, siempre podrán recurrir a otra pyme que les dé servicio, bien por precio, bien por resultado final. ¿Dónde queda entonces la responsabilidad que se remunera en función de la toma decisiones? ¿Es esto un modelo de feudalismo 2.0 avivado por la competencia entre pequeños, en pro de satisfacer a los grandes? Ahí lo dejo.
Publicar un comentario en la entrada