EL SOLTERO Nº13

En un programa de radio de una emisora bastante popular, acabo de escuchar en boca de una supuesta coach amorosa que el 55% vive en pareja, mientras que el otro 45% busca una pareja desesperadamente ¿cómo? ¿perdona? ¿pero qué dices? Usted lo flipa señora… y esto se lo dice alguien que en su día ha escrito libros para aprender a ligar. Decía también la susodicha, que a los que no tienen pareja, les cuesta decir o sienten vergüenza al reconocer que no tienen pareja… Vamos señora, váyase a su casa o a ligar a una discoteca, como vendía esta señora en su libro All you need is love.

A ver, hablando claro ¿qué ventaja gano yo o gana cualquier hombre que opte por una vida en pareja? Y no me vengáis con el sexo, que el sexo se puede tener o buscar si no se tiene, en cualquier momento. Venga, estoy esperando un solo argumento que me convezca y que me haga ver, a mí y a todos los que no buscamos pareja de forma activa, que vamos a estar mejor de lo que estamos ahora.

Cuando he tenido pareja, la he disfrutado, lo he vivido lo mejor que he sabido, incluso han sido experiencias que me han hecho salir de mi zona de confort y hacer otras cosas o plantearme otras situaciones, que estando solo no me plantearía. Después, estas relaciones han terminado por una razón u otra, a veces por mí, otras veces por ellas y… NO PASA NADA. Me quedo con lo bueno, eso que me llevo en mi “mochila del amor” por si un día se me reclama.

Han puesto el 13 de febrero como día internacional del soltero… esto era ya la última mamarrachada de algún parlamentario políticamente correcto del Parlamento Europeo. Los solteros no somos ningún colectivo a defender, promocionar, sostener o subvencionar: no necesitamos que se nos anuncie o se nos defienda como reclama por el ejemplo el lobby feminista. ¿Me van a dar una subvención pública por fundar una plataforma civil de solteros? Lo dudo, pero si lo recama una feminista seguro que sí se la dan, por aquello del “qué dirán si no lo hago”.

DEJAD QUE L@S SOLTER@S SE ACERQUEN A MI
 Me río en la cara de todos aquellos y aquellas que miran a los que no tenemos pareja estable con condescendencia, a los que no les queda más remedio que justificarse día tras día porque no pueden dar marcha atrás ¿y sabes por qué? Porque ninguno de ellos te desea el bien, la paz, la tranquilidad… te desean su mismo estatus, y que pases por sus mismos aros: jodido uno, jodidos todos y mal de muchos, consuelo de tontos.

Esta es una de las razones por las cuales hace ya tiempo que no le doy consejos a nadie en tema pareja ¿para qué? Si prefieren esa vía, ellos verán. La mayoría de ellos lo único que querían era que les dijera lo que tenían que hacer, para salirse con la suya sin cambiar o sin renuncia a sus conductas erróneas. Hace tiempo un buen amigo, me reprochaba que todos mis consejos iban siempre encaminados a evitar el compromiso, cuando no era así. Jamás le he deseado a nadie que se cierre una puerta, yo tampoco lo hago. Lo único que puede diferenciarme de los demás, sea quizás que cuando doy mi palabra la cumplo, cuando digo sí, es sí y cuando digo no, es no. Algunos me llaman extremista por ello, pero simplemente cumplo mi palabra.

Nada más. Y como no me gusta hacerle perder el tiempo a nadie, porque no me gusta que me lo hagan perder a mí… pues no defiendo lo indefendible. Y como tampoco pretendo cambiar a nadie, porque tampoco me gusta que me pretendan cambiar, cuando veo esas señales… simplemente me quito de en medio. No cabe discusión, no cabe el reproche, no cabe otra cosa que no sea que “si estamos juntos, es porque ambos lo queremos así”. Simplemente eso, sin más historia: desde ahí hablamos de lo que quieras.

Se acabó lo que se daba: se acabó la tontería, la estupidez, la feria, el auto-engaño, la sugestión y la piedad contigo mismo. No te voy a decir lo que tienes que hacer, aunque lo estés deseando como un febril borrego. Ahora sabes más que antes, porque lo que acabas de leer aquí es verdad. ¿Qué no te gusta? No te preocupes, siempre te quedarán las comedias románticas. Vamos ¿por qué no te largas? ¿todavía sigues aquí? Ya estás tardando…
Publicar un comentario en la entrada