LA NATURALEZA SIEMPRE SE IMPONE, PESE A QUIEN LE PESE

 Todo lo que va en contra del instinto, intente moderarlo, adecuarlo y limitarlo es papel mojado. Las ideologías, las estructuras sociales, las combinaciones que tienen cabida sobre el papel, después en su reflejo en la vida real de las personas, no hacen que se obtenga otra cosa que frustración ¿y sabes por qué? Porque toda esta normativa solo vale en recinto cerrado cuando no hay quien la contraste o la enfrente. Solo sirve para tener a los individuos controlados en una comunidad reducida.

En el momento en el que quieres proyectar esos valores inculcados artificialmente en la vida tridimensional, en la satisfacción de tus necesidades, en la confrontación con otras personas que no comparten esos valores, doctrinas o cultura… te das cuenta que estás desnudo. Desnudo es decir poco: vendido, indefenso, manco, cojo y ciego, o todo a la vez. Todas esas políticas y creencias artificiales, te incapacitan para desenvolverte fuera de la burbuja para la que te han impuesto adaptarte.

Imagínate que tienes a 10 personas: 5 hombres y 5 mujeres que hayan vivido aislados del resto del mundo en una isla. Tienen código propio, religión propia, educación propia y un régimen jurídico propio. Se autoabastecen y viven en una armonía controlada. En esa comunidad se vive en paz, hasta que un día aparece un barco por el horizonte, y esa misma isla es invadida por cuatro piratas que llevan semanas sin comer, que viven de lo que van robando barco a barco y que no ven a una mujer en meses.

¿Qué crees que pasará? ¿Cuál será el resultado de forzar el encuentro entre estos dos mundos radicalmente diferentes? ¿Crees que se adaptarán a las condiciones impuestas por los habitantes de esa isla? O quizás ¿crees que harán aquello que les dicta su naturaleza? ¿crees que los habitantes de esa isla sobrevivirán a esa invasión? Te resumo lo que pasaría: los 5 hombres y 5 mujeres nunca se han visto en la necesidad de enfrentarse, no saben luchar porque nunca les ha hecho falta. Ni si quiera se lo plantean.

Tratarán a los piratas invasores según su código, sin recibir correspondencia alguna ante la acogida recibida. Los piratas al no encontrar oposición, matarán a los hombres, esclavizarán a las mujeres para lo que tú ya sabes, agotarán los recursos de la isla, y cuando no quede nada, volverán a subir al barco para repetir su ciclo de supervivencia en otra parte. ¿Sabes qué es esto? Es la puta historia de la humanidad, replicada una y otra vez entre civilizaciones a través de los siglos, y nosotros como imbéciles, seguimos creyendo estar por encima.

¿SABES REALMENTE QUÉ ES EL APOCALIPSIS?
El apocalipsis es negar, o mejor dicho, pretender negar, obviar o reducir aquello que nos hace humanos: el instinto. Cada párrafo de ley y de doctrina que se enuncia o se escribe para tratar de regular la raíz animal de la especie humana, es un paso atrás en la evolución, y un paso adelante hacia la extinción. El bienestar de esta burbuja, nace de un exceso de recursos, que nos hacen esclavos de ideologías y doctrinas disfuncionales, que solamente nos valen “para que quepamos todos en esta burbuja”.

Somos criados como lechones en una granja llamada occidente, y se nos olvida que hay mundo más allá de nuestras fronteras, y que la naturaleza siempre e insisto: SIEMPRE se termina imponiendo. No se trata de diferencias culturales, de preferencias sexuales, de convicciones religiosas, todas estas caras no son más que los reflejos de la época en la que nos ha tocado vivir.

Jamás te dirán bajo un titular políticamente correcto, que cada paso que vamos dando, es un paso hacia la extinción de nuestra especie. Jamás te dirán que actúes, que te defiendas, que te desarrolles, que luches, que tienes que saber de dónde vienes… jamás. Solamente te dirán “Firma aquí si quieres estar dentro de la burbuja”. ¿Crees que exagero? Me quedo corto más bien, me faltan palabras para darte un 3D que salgan de un mero artículo, que leerás entre tantos otros.

La lucha siempre es la misma: es una lucha por los recursos disponibles en el medio, ante la cual no valen ni las buenas palabras, ni la ética, ni la negociación. Si hay algo que ha intentado siempre la especie humana, ha sido luchar contra la naturaleza para sentirnos mejores, o para estar “más cómodos”. Olvidar nuestro origen animal e instintivo, solamente nos avoca a la inadaptación y por tanto, a la extinción. Siempre vendrá alguien de dentro, o desde fuera a recordárnoslo. No podemos cerrar los ojos ante una realidad con la que tarde o temprano, nos enfrentaremos.

Se acabó lo que se daba: se acabó la tontería, la estupidez, la feria, el auto-engaño, la sugestión y la piedad contigo mismo. No te voy a decir lo que tienes que hacer, aunque lo estés deseando como un febril borrego. Ahora sabes más que antes, porque lo que acabas de leer aquí es verdad. ¿Qué no te gusta? No te preocupes, siempre te quedarán las comedias románticas. Vamos ¿por qué no te largas? ¿todavía sigues aquí? Ya estás tardando…
Publicar un comentario en la entrada