LOS BORREGOS CUANDO TIENEN MIEDO, HACEN LO QUE SE LES MANDA

 El miedo siempre ha sido utilizado como arma de poder: el miedo a la exclusión, al dolor, a la incertidumbre, a la soledad, al futuro, a la agresión, a la inseguridad, a perder lo que se tiene, a la muerte, etc. Si bien el ser humano ha tenido razones para cambiar y adaptarse a lo largo de su historia, el miedo siempre ha sido un factor fundamental ¿la razón? Nadie quiere quedar excluido, nadie quiere quedarse fuera, nadie quiere perder y nadie quiere morir.

¿QUÉ ES LO QUE NOS CUESTA ACEPTAR DEL SEXO OPUESTO?

Entre hombres y mujeres, quizás alguna vez me lo hayas oído decir: no se trata de entender, se trata de aceptar. Pero ¿por qué lo digo? ¿acaso te estoy condenando a la resignación de los hechos? Nada más lejos de mi intención: jamás te pediré que comulgues con ruedas de molino. Nunca confundas los hechos con las razones, porque las razones están en el aire y pueden ser subjetivas, mientras que los hechos, se plasman siempre en tres dimensiones: pesan más ¿Qué es lo que más nos cuesta aceptar del sexo opuesto?

IMPERFECTO: NO PERFECTO, POR CONCLUIR O PERFECCIONAR. DÍCESE DE AQUEL QUE COMETE ERRORES

 Resulta curioso como muchas personas rechazan la debilidad, el error, la duda, el fallo, la equivocación, la ansiedad… y tantas otras cosas que nos suelen apestar siempre en el otro. Las máquinas en cambio nunca se equivocan, ni cometen errores, ni fallan: solamente se enchufa, se conectan, se programan, se desconectan y cumplen su función. Ningún problema ¿verdad? Cuando una máquina falla, casi seguro que el error está en el humano que la programó o que la descuidó. Es para pensárselo.

SER UNA VÍCTIMA ES INJUSTO: ASUMIR ESE ROL ES PEOR

 Si te pongo algo sobre la mesa, tiene que merecer la pena. No sabes la cantidad de palabras que descarto antes de soltar la única que me suene por dentro, como verdaderamente útil. Cada vez tengo menos ganas de vacilar, pero lo que no ha cambiado ni dentro ni fuera, es que quiero ayudar a que las cosas cambien. Sé que suena muy idealista, pero a pesar de mi condición animal, reconociendo el instinto en muchos momentos de mi vida diaria, aun así, me gustaría vivir en un mundo mejor.