SI ES QUE LOS TÍOS “VAIS A LO QUE VAIS”

 ¿Cuántas veces has escuchado esto de boca de una mujer? Estoy seguro que más de una. La compañera probablemente se estaría quejando de que el único interés que mostraba el susodicho tío, sería única y exclusivamente de índole sexual. Pobrecita ¿verdad? Un colega más que se quiere “aprovechar” de nuestra amiga, haciéndole promesas románticas con el único fin de llevársela a la cama.

Pero claro, como cuando estas quejas me vienen a la mesa o al oído, hago lo posible por ver el escenario al completo. Ya sabes, cuanto más completa sea la visión del problema, la respuesta y la solución será más acertada. No perfecta, pero sí más correcta que escuchando solo una versión. Y vaya por delante, que no conozco un solo varón que no esté gobernado por su pene en mayor o menor medida ¿para qué negarlo?

Añadiendo además, que cualquiera de vosotros estaría dispuesto a vender su alma por un mal polvo en una época de sequía sexual. Eso lo sabes tú, lo sé yo, lo sabe ella… y lo sabe muy bien hasta su madre. Pero ¿a cuento de qué meto a su madre en escena? Ya verás, todo llega. Y es que las madres forman un papel imprescindible en la formación de nuestras queridas compañeras en muchos sentidos, pero sobre todo en lo que podríamos llamar:

VOSOTRAS TAMBIÉN 
“VAIS A LO QUE VAIS”
 Yo que pensaba que habíamos pasado ya del medievo… pero qué va, esto tiene pinta de que va a ser siempre así. El estudio visual y socieconómico del varón buscando indicadores de estatus de base, debe ser tanto o más anterior, que el oficio más antiguo de la humanidad. No lo digo yo ¿eh? Lo dice su madre. Y si lo dice una madre ¡va a misa!

Fíjate por ejemplo que dentro de mis rarezas que son unas cuantas, los coches, las motos, los aviones o el dinero, nunca han sido cosas que me hayan llamado la atención, al menos hasta tal punto de ser temas de conversación. Sinceramente, nunca he tenido esos conceptos como interesantes. Pero cada vez me sorprendo más, escuchando a mujeres hablar del coche de este, del coche de aquel y del coche del de más allá como indicador de estatus.

QUIERES PESCAR UN BUEN EJEMPLAR ¿VERDAD REINA?
Y piensas: bueno, de primeras… lo puedo entender, para un fichaje de aquí a un futuro, puedo entenderlo como parámetro de selección para una doncella bien aleccionada por su “santa” madre. Pero espera, que mi sorpresa viene, cuando me encuentro con mujeres que ya no son unas chavalas, que también se interesan por la marca de mi coche (que no tengo) o por la zona en la que vivo, o por cuanto gano, o por cuanto pago de alquiler, o por si tengo casa propia o no. Bueno ¿no se suponía que ya veníamos con todo hecho de casa? Pero ¿qué mierda es esta? ¿y tú no vas a lo que vas?

Esto no va a estar superado en la puta vida por lo que veo. Y la última que recuerde más joven que yo con la que traté, estaba más preocupada por perder el estatus y la dependencia económica que tenía con su novio y que le daba un buen nivel, a la hora en la que éste la pillo poniéndole los cuernos con otro. Mucho llanto, mucho cuento y mucho arrepentimiento, pero no se quería reconciliar por amor, lo que quería era volver a tener el mismo tren de vida que antes ¿es esto la mujer de hoy? ¡vamos hombre!

CARIÑO, TENEMOS QUE 
QUEDARNOS EMBARAZADOS
Y claro, si tú no estás por la labor: eres un inmaduro, no estás seguro de la relación, no se puede confiar en ti, estás viendo a otra, no estás enamorado de ella, no la quieres lo suficiente por no querer dar el paso, etc. Si ella “va a lo que va” es como tiene que ser, y si tú “vas a lo que vas” eres lo `peor del mundo. Prueba de que entre hombres y mujeres no ha cambiado absolutamente nada desde la prehistoria.

Recuerda, que si a ella se le mete entre ceja y ceja el embarazo, no va a parar hasta que lo consiga: seas tú o sea quien sea. Caiga quien caiga ¿qué no? En este caso no te voy a decir que la pongas a prueba, porque vas a salir perdiendo seguro ¿te imaginas pagar esas facturas? Pues ya te digo que hay muchos tíos que lo hacen sin saberlo, o creyéndoselo.

¿Sabes cómo quitarte de todo este comercio? No entrando, directamente. Si eres un piltrafilla que no tiene 1€, vive con sus padres y se descarga libros de seducción para ligarse a la vecina, este problema no lo vas a tener en la vida ¿sabes por qué? Porque ni siquiera las vas a entrar por el radar. Esto no sé si es bueno o es malo, pero es. Te daré un consejo: cuando conozcas a una mujer que te interese de verdad y que te merezca la pena, haz por coincidir y conocer también a su madre. No es broma, tendrás más pistas acerca de lo que te podría esperar.

Se acabó lo que se daba: se acabó la tontería, la estupidez, la feria, el auto-engaño, la sugestión y la piedad contigo mismo. No te voy a decir lo que tienes que hacer, aunque lo estés deseando como un febril borrego. Ahora sabes más que antes, porque lo que acabas de leer aquí es verdad. ¿Qué no te gusta? No te preocupes, siempre te quedarán las comedias románticas. Vamos ¿por qué no te largas? ¿todavía sigues aquí? Ya estás tardando…
Publicar un comentario en la entrada