CUANDO ELLA TE DICE “NO ESTOY BUSCANDO NADA”

 No, yo no busco nada… no estoy en #meetic #badoo #tinder #happn #eDarling #AdoptaUnTio #pof #lovoo para ligar. Claro que no, querida amiga, claro que no… que tengas tu perfil insertado en tres o cuatro de estas redes de contactos y te pases todo el puto día conectada, es solo “por pasar el tiempo”. Que no te quedan ya pulgares, que se te va a borrar la huella dactilar de tanto darle a este y al otro ¡que es lunes a las 07:30H de la mañana de camino al trabajo, vas conduciendo y estás conectada! Pero no, no estás buscando nada, claro que no…

Después entras en uno de tus múltiples perfiles y ¿qué ves? Una foto en bikini con tus amigas, otra foto en la piscina también en bikini, otra foto de playa en la que solo se te ve hasta los hombros intuyendo que estás en topless… y ¡perdona! Otra foto en bikini en la que se ve como un tipo de toma del hombro, pero que está cortada para que solo se te vea a ti (en bikini, por supuesto). Adviertes unas líneas más abajo algo así como: “abstenerse salidos y tíos que solo busquen un rollo de una noche”.

Querida amiga ¿Qué público pretendes atraer? Después en la primera conversación en la que sin que te hayan dicho nada sexual, insistes una y otra vez en que “no buscas nada sexual”, repites por activa y por pasiva dubitativa al dar el whatsapp, que no lo sueles dar porque según tú “hay mucho salido”, el 90% de la conversación es sexual (en modo negación, pero sexual). Piensas para ti: que sí que ya me he enterado, sexo no, sexo no, sexo no… pero yo solo te hablo de salir a tomar una caña y si va bien, cenar para alargar la noche. Después de todo, solo es martes y mañana se trabaja: hay que madrugar.

Mientras tanto querida amiga, ya en la cena, tú erre que erre con que no follas ni dejas follar. A estas alturas ya debe saberlo toda la red, lo has dicho tantas veces, que suena el eco en las islas Canarias, donde deben de estar pintando en la pista de aterrizaje del aeropuerto que “no buscas nada”. Todas tus primeras citas “van a lo que van”. Da la sensación de que tienes oro entre las piernas y de que eres la única mujer con vagina del mundo y todo el mundo quiere entrar. Tu whatsapp no deja de pitar: tu amigo, tu otro amigo, el otro amigo y también ¿tu madre? Empiezo a sentir mucha pereza.

QUERIDA AMIGA, EMPIEZAS 

A DAR MUCHA PEREZA

 Me empiezo a preguntar para qué hemos quedado, qué haces aquí sentada insistiendo sin que nadie te haya dicho otra cosa que “cuéntame algo de ti”. Ya ha quedado claro que no follas, OK (lo que tú digas) pero aparte de eso ¿eres capaz de verbalizar o expresar algo más? No sé… por ejemplo ¿te gusta tu trabajo? Ah no, que tienes un jefe que también te quiere follar ¿te gusta salir a bailar? Ah no, que tampoco… que lo sábados por la noche “todos van a lo que van”. A ver, vamos a probar con ésta ¿qué tal te ha ido en la página? Ya veo, que has quedado con dos, y los dos eran unos buitres y te querían follar ¡qué sorpresa!

Ahora me dices que estabas a punto de borrarte de la página. Claro, de ésta por la que hemos quedado, no de las otras tres donde ya te he visto: en #meetic eres una institución, el día que te vayas, cierra la página. Y por eso que te vas a borrar, cambias todos los días la foto y estás conectada siempre que entro. Sí, claro que “no estás buscando nada”. Lo has dicho tantas veces, que me recuerdas a la película El Resplandor, cuando se descubre que el  libro está escrito sobre la misma frase. Empiezo a tener miedo.

No buscas nada, lo sé… pero se te está saliendo una teta del escote. Yo si tuviera tetas, me daría cuenta si una se escapa clamando libertad, o si le diera por salir a “tomar el aire”. Ya sé que tu teta “tampoco está buscando nada”, sale solo porque le apetece. Intento concentrarme, pero de seguido tu pierna izquierda repite el mismo patrón: la verdad es que has venido guapa, pero no me esperaba verte la pierna hasta la ingle, aunque ni tu pierna, ni tu ingle “están buscando nada”. En tu pueblo o ciudad, “buscar algo” debe ser delito. Porque claro…

TÚ TAMPOCO “VAS A LO QUE VAS” 

¿CORRECTO?

Ni vas con el escaparate puesto, ni estás buscando un chollo de tío que aparte de ser socialmente presentable tenga más pasta que el resto, ni pretendes tener el control sexual de la situación poniendo el gancho desde el minuto cero, diciéndole a quien tienes delante todo el esfuerzo que va a tener que hacer… ni te estás vendiendo como la única digna de la red ¿verdad? Mujer, es que quien te oiga parece que en lo sexual recuerdes a la iglesia de la postguerra en la época de Franco.

Eres tú misma la que se está reduciendo a una vagina, insistiendo una y otra vez. Hay más mujeres en el mundo y por ende, más vaginas. Aunque no te lo creas, tu vagina no es el centro del universo. No todo el mundo está desesperado por entrar ahí, aunque igual necesitas repetirte esa idea una y otra vez para darte un valor y comerciar. ¿En serio no tienes más argumentos y nada más que ofrecer? ¿una buena conversación quizás? ¿algo que me de ganas de seguir viéndote y quedar contigo? No reduzcas tu valor a algo tan común. Te recuerdo que todas las mujeres tenéis vagina.

Que sí, que vale… eres única, irrepetible, tú mereces mucho y eres muy original. Ninguna otra mujer dice exactamente lo mismo que dices tú, solo el 99% de perfiles de estas páginas que dicen que “no buscan nada” y “abstenerse salidos”. Para empezar te recomiendo un hombre de escayola, te mereces uno y que además sea sordo, mudo y sin pene ¡no sea que aunque sea de escayola y no tenga sangre que le circule, siga siendo “un salido de escayola”! Que quede bien claro, que tú no buscas nada, ni en esta página, ni en las otras en las que te pasas 18 horas al día conectada a ver qué cae, pero sabrás hacer algo más ¿no?

Se acabó lo que se daba: se acabó la tontería, la estupidez, la feria, el auto-engaño, la sugestión y la piedad contigo mismo. No te voy a decir lo que tienes que hacer, aunque lo estés deseando como un febril borrego. Ahora sabes más que antes, porque lo que acabas de leer aquí es verdad. ¿Qué no te gusta? No te preocupes, siempre te quedarán las comedias románticas. Vamos ¿por qué no te largas? ¿todavía sigues aquí? Ya estás tardando…
Publicar un comentario en la entrada