P&R CUMPLE 8 AÑOS: UNA NUEVA VIDA

Son muchas cosas que en estos ocho años me he dejado en el tintero, sobre todo sentimientos y verdades que no he podido expresar en voz alta y que me he tenido que guardar. Así seguirá siendo. Solamente unas pocas personas, las que me conocen realmente saben cuáles son mis porqués y mis razones para escribir. Lejos de pretender o querer ser una referencia, la verdadera razón es y será siempre el desahogo de todo aquello que no está resuelto, empezando por quien os habla ahora.

No sé si alguna vez has tenido la sensación de que al hacer las cosas, te cuestan o parecen costarte más que al resto. Creo que esto define muy bien este espacio, está hecho precisamente por eso, como avanzadilla y punta de lanza para todos aquellos a los que “nos cuesta más” porque antes no hemos sido enseñados.

Habiendo pasado ya los treinta y tantos, acercándome cada vez más a la frontera del dígito 4, me toca por primera vez empezar de cero pero de verdad: Cambio de ciudad, cambio de trabajo, cambio de casa, y serán otras personas… Una nueva vida lejos de la seguridad y de lo que controlo. Decidí dar un paso y por el momento todas las señales apuntan en positivo.

No sé si se me notará de ahora en adelante cuando os escriba algo, pero si hay algo que tengo ahora y que no tenía desde hace mucho, es ilusión. Tampoco puedo decirte que no tenga miedo, pero por primera vez en mucho tiempo, esta ilusión y estas ganas han superado a este miedo a perder la seguridad con la que contaba hasta ahora.

Una seguridad que por cierto, me condenaba a no avanzar y a estancarme. Esto es lo que suele pasar con lo que tomamos por seguro y a lo que nos aferramos en nuestro día a día. No siempre he sido valiente, y he preferido hacer renuncias que a la larga no me han hecho feliz, aunque me daban seguridad.

No todo el mundo ha sabido entenderme, que por otra parte a veces es difícil ya que mi idioma parece que solamente lo entiendo yo. Eso he tenido que aceptarlo desde el primer día para poder hablaros siempre de la forma más libre y sincera que he sido capaz de entregar. Me ha supuesto un precio, a veces muy alto pero que he pagado a voluntad porque era necesario.

Solamente espero que en esta nueva etapa y a partir de este aniversario, sea capaz de contagiaros esta ilusión y estas ganas de hacer cosas nuevas que ahora mismo estoy disfrutando y que hacía mucho tiempo que no tenía. Un abrazo, se os quiere.

Se acabó lo que se daba: se acabó la tontería, la estupidez, la feria, el auto-engaño, la sugestión y la piedad contigo mismo. No te voy a decir lo que tienes que hacer, aunque lo estés deseando como un febril borrego. Ahora sabes más que antes, porque lo que acabas de leer aquí es verdad. ¿Qué no te gusta? No te preocupes, siempre te quedarán las comedias románticas. Vamos ¿por qué no te largas? ¿todavía sigues aquí? Ya estás tardando…
Publicar un comentario en la entrada