LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES… PORQUE NO SABÍAN CÓMO HACERLO

 Muchos incautos van por ahí sintiéndose afortunados porque creen que han encontrado a “una santa” como pareja. Les suele pasar mucho a los que solo han tenido una novia, o un rollo y después una novia, o ninguna de las anteriores. Es resultado de no haber estado con mujeres, de haber estado con pocas, o mejor dicho: muy pero que muy pocas (o ninguna menos la que les ha adoptado). Es un signo de inmadurez sexual del varón en toda regla, que suele venir asociado a la poca experiencia con el sexo opuesto, pero sobre todo a la ausencia de convivencia diaria y cotidiana con una mujer o varias. Desconocimiento al fin y al cabo. Comparable a un primer amor adolescente, pero el primero… primero, primero de todos visto desde fuera por alguien con algo de juicio.

QUERIDA, ME QUEDO EN CASA CON LOS NIÑOS Y TÚ PIDES JORNADA COMPLETA EN EL TRABAJO ¿OK?

 Una mañana cualquiera no hace mucho, estando en la oficina, bajé como todas las mañanas a eso de las diez y pico a la máquina del café. Hay dos dispensadoras de este líquido elemento en la planta sótano, eché la moneda en una y mientras la máquina se lo pensaba, en la de al lado se juntaron tres compañeras que estaban hablando de que ojalá les tocara la lotería. Lógico: estamos muy quemados, aunque yo no juego a la lotería, ni echo la quiniela ni el Euromillón porque no creo en la suerte, no me extraña que la gente desee ser tocada por la gracia de la citada Sra. Fortuna. Hasta aquí todo normal, yo a mí café hasta que de pronto oigo a una de las tres –Si mi marido fuera un hombre como dios manda y ganara más dinero ¡aquí iba a estar yo trabajando y perdiendo juventud y salud!- ¿Perdona? ¿pero cómo se puede ser tan zorra y mala persona? Cada día me reafirmo más, en que la soltería a pesar de sus momentos difíciles, es la mejor opción.

¿DE QUÉ QUIERES QUE HABLEMOS? RESPONDEMOS para Ell@sSaben

 Vamos, no te cortes: pregunta lo que quieras saber y te responderemos lo mejor que sepamos y siempre con la verdad. Antes piénsalo bien, piensa la pregunta y piensa si realmente estás preparada para oír la respuesta. No nos guardaremos nada, palabra. Así que empieza cuando quieras:

¿MERECE LA PENA ABRIRSE Y SOLTARLO TODO CUÁNDO ESTÁS ENAMORADO?

 Estás tan tranquilo con tus esquemas y tu mundo, hasta que viene alguien y sin querer tú, te cambian las opciones y las prioridades de un día para otro. Y no es que te los cambien a la fuerza, es que el cuerpo te pide comportarte de una forma diferente  a la habitual. Tienes ganas de estar con ella, quizás el simple hecho de estar con ella un momento, te sepa a recompensa. Verla, pasar más tiempo sin querer volver a casa, dudas en si te estarás poniendo muy pesado… y lanzar un simple “Hola ¿qué tal?” en un mensaje, se convierta en un debate interno contigo mismo, si la viste el día anterior. ¿Sabes de lo que te hablo?

AMANDO EN “B” ¿QUÉ GANO QUERIÉNDOTE?

 […]¿Sabe? Creo que ahora comprendo cómo es usted: es muy hermosa y cree que los hombres solo se interesan por usted porque es hermosa, pero quiere que se interesen por usted por ser como es. El problema es, que aparte de esa hermosura no es usted muy interesante: es grosera, es hostil, es osca, es reservada… lo sé, usted quiere a alguien que lea detrás de todo eso a la auténtica persona que hay debajo, pero la única razón por la que alguien se molestaría en mirar detrás de todo eso, es porque es hermosa. Irónico ¿verdad? En cierto modo, su problema es usted […] Ref. Lobo, 1994 Dir. Mike Nichols, protagonizada por Jack Nicholson y Michelle Pfeiffer.