HOMBRE HONRADO, CARIÑOSO Y DEL MONTÓN BUSCA MUJER PARA RELACIÓN SERIA O LO QUE SURJA

 Hola campeón ¿a qué no sabes cuántas mujeres responderán a este hipotético anuncio de la sección clasificados? NINGUNA, cero, KO, nulo,  desierto, ni de coña, jamás, vacío, etc. Bueno, igual responde alguna, pero con la más que posible intención de desplumarte económicamente en poco tiempo. Cuando de mujeres se trata, lo que no consigas por admiración o estatus, no lo vas a conseguir con ternura y honradez ¿quieres saber por qué a los que nunca hemos sabido ligar nos gusta tanto aquello de ser nosotros mismos, los cariños y las ternuras empáticas hacia las mujeres que nos gustan? Te diré por qué: porque es la actitud más cómoda y la que nunca te pone en riesgo de afrontar el rechazo. Pues anda que no sé yo, lo que es pecar de esta maldita cobardía. De otra cosa no será, pero de cagarla… tengo mil historias para contar. O mejor dicho: de no querer cagarla, por miedo al rechazo. Pero espera, que esto solo es el principio:

Cuando te gusta una mujer y quieres estar con ella, te pones en modo PRO: o sea, todo lo que haces cuando estás con ella, es inversión. A tu manera, pero es una inversión. Quieres que se te note, pero no tanto como para destaparte: ERROR. ¿Sabes por qué? No porque no tengas que invertir, si no porque todo lo que haces a partir de ese minuto cero, lo haces en función de conseguirla. Es una manera de pretender comprarla sin salir de tu zona de tu confort. Y bueno, al grano: ¿Así que vas a conseguir? Que se la folle otro.

Te voy a hacer una pregunta, que le he hecho a muchos tíos ¿tú si fueras una mujer y te viniera un tipo exactamente igual que tú te irías con él? Así  a bote pronto, a primera vista, sin conversación… con una primera impresión. Dirás aquello de Bueno, a mí es que hay que conocerme porque soy una bellísima persona (con pene). Te habla el rey de los argumentos en contra, el de la remontada épica, el mismo que firmaría aquello de “Yo contra el mundo”. A que suena la mar de súper-romántico ¿verdad?

Pues hasta a un romántico como yo, le gusta estar con una mujer en 3D y en tiempo real de vez en cuando. Sí, de esas que andan por la calle. Y bueno, si fuera un chaval de veinte años con poca experiencia o ninguna, pues igual me dejaba llevar un poco por el carrusel del conformismo (por no haberme llevado ninguna lección seria), pero no es el caso. Soy un tío de treinta y tantos, y así y ahora tal cual, te puedo asegurar, que lo mucho o lo poco que te venga en amores, sexo, relaciones y experiencias con mujeres, siempre nace y siempre lo provocan la admiración, el estatus y en ocasiones contadas, la curiosidad que ella pueda sentir hacia ti.

INTENTA ECHARTE NOVIA 

ESTANDO SIN TRABAJO

 … Y además diciendo solo la verdad, o sea: sin ocultar el hecho de que no tienes trabajo, ni eres solvente, ni eres lo que ella pudiera llamar un hombre solvente, a ver si lo consigues. Te doy un premio si lo haces. Vamos, si lo consigues te pongo una estatua en la plaza de Callao. No hablo para chavales de veinte años porque no los tengo, y seguro que mis veinte años en comparación con los tuyos fueron mediocres. No te hablo de un polvo de una noche (aunque bueno, de todo hay), te hablo de algo más serio por si te lo pide el cuerpo.

Aquí no valen los cariños y por mucho que digan en las noticias que hemos avanzado en igualdad, cosa que es absolutamente falsa y nefasta mentira, sin un estatus apetecible no entras ni de lejos en el radar de una mujer que merezca mínimamente la pena. Una mujer jamás elegirá estar con un hombre que no sea capaz o que no pueda tener un capital de partida. Estoy seguro, que tú como tío cuando piensas en una mujer, no pones ese filtro porque buscas en ella otras cosas: un atractivo físico, una manera de ser, una compatibilidad emocional y sexual, etc.

NUNCA SEAS ROMÁNTICO 

ANTES DE TIEMPO

Porque no sirve para nada. Además, conforme vas ganando años, te das cada vez más cuenta, que ellas ese filtro del estatus lo tienen muy pero que muy presente, y una vez probado, entonces empiezan a medir otro tipo de conveniencias y compatibilidades, pero si ni si quiera puedes mantenerte por ti mismo, o vas muy pelado: ni si quiera existes. Insisto, no estamos hablando para un polvo de una noche (o quizás también), aunque a día de hoy ellas exigen mucho más de lo que ofrecen, al menos en líneas generales y quedándonos en occidente.

A cualquier mujer, ya sea princesa en su imaginación, o  simplemente una mujer normal y corriente, le cuesta muy poco ser súper-romántica dentro de un palacio con jardines y la vida resuelta, o al menos dentro de un escenario en el que esta vida esté programada potencialmente para vivir cómodamente. No es que de igual que seas guapo o feo, o que te cuides o no te cuides: no da igual, pero el peso del estatus económico en la balanza, pese a quien le pese, sigue pesando y seguirá así (valga la redundancia) mientras ellas sigan siendo mujeres y nosotros sigamos siendo hombres.

Se acabó lo que se daba: se acabó la tontería, la estupidez, la feria, el auto-engaño, la sugestión y la piedad contigo mismo. No te voy a decir lo que tienes que hacer, aunque lo estés deseando como un febril borrego. Ahora sabes más que antes, porque lo que acabas de leer aquí es verdad. ¿Qué no te gusta? No te preocupes, siempre te quedarán las comedias románticas. Vamos ¿por qué no te largas? ¿todavía sigues aquí? Ya estás tardando…
Publicar un comentario en la entrada