CÓMO ENCONTRAR UNA RELACIÓN VERDADERA: EL MERCADO, de JAVIER RUIZ


 ¿Qué tienen en común el sexo, las relaciones y el amor con la economía y con los mercados? A fin de cuentas son cosas totalmente distintas. Pues bien ¿Qué me dirías si te demuestro que casi todas las creencias que te han inculcado desde niño tienen sus origines en la teorías económica de un tal Mathus? Puede que no te lo creas pero es así. La idea de escasez, la idea del derecho de propiedad extendido a las personas o la propia idea de la pareja monogámica actual, tienen sus orígenes en ideas totalmente económicas. Pero si no quieres irte a la prehistoria quizás prefieras simplemente observar lo que sucede hoy en día en el mundo “single” y en el mundo de las relaciones sexuales y de pareja. Ahora comprobarás que en efecto estás en EL MERCADO.

Entre hombre y mujer, todo parece estar en venta y tener un precio. Quizás si vas a una discoteca veas como ellas se ponen en el mostrador y como ellos realizan ofertas de forma indiscriminada subiendo el precio más y más. Si eres asiduo a las páginas de citas por internet, tal vez veas el paralelismo que existe entre estas páginas y los portales inmobiliarios. Cada uno elige fotos favorecedoras y luego se trata de “vender de la mejor manera posible” el producto incluso edulcorando la realidad. Ya sabes, si la finca tiene una charca de dos por dos, tu vas y dices que tiene piscinita, si tiene poca luz dices que es tranquilo… luego los posibles compradores ponen diversos criterios de búsqueda: que tenga trastero, piscina y garaje, que este buena, que tenga menos de 35, que no tenga hijos, que sea un piso soleado, que le gusten los perros… 

 Estás en EL MERCADO: Si te fijas en las parejas que tienes a tu alrededor seguro que ves como muchas de ellas están presididas por un juego a muerte por el poder y el estatus y no por el amor ni por el sacrificio. Aparte, todo está envuelto en publicidad y en condicionantes dirigidos por el marketing. Se nos vende un ideal de belleza (delgada pero tetona, labios carnosos, rubia aunque sea de bote, cachas, depilado y con un pene enorme…) y tratamos de amoldarnos a él; se nos venden un modelo de vida ideal: follar mucho de soltero y luego casarse y tener dos hijos rubios y guapos.

Total que vivimos en un inmenso mercado donde si no sabes jugar con acierto serás carne de cañón; porque no sé si lo sabes pero en este juego de las interacciones sexuales ellas son el sexo fuerte, y lo son por algo sencillo y también económico; ellas han vendido muy bien y desde siempre que necesitan menos sexo que los hombres y tú te lo has creído. ¿Sabes una cosa? La escasez no existe.

En EL MERCADO aprenderás a ver que desde que naciste te han estado contando cuentos chinos sobre la escasez sexual y las mujeres; aprenderás a ver las interacciones hombre y mujer como interacciones igualitarias, naturales, fluidas y sexuales; aprenderás a jugar en el mercado bajo las normas del mercado  si es eso lo que finalmente quieres; pero sobre todo te mostraré un modelo alternativo: el hombre anti mercado; el hombre íntegro, autónomo y valiente que “no busca pareja” si no que está abierto a encontrarla (cosa muy, muy distinta). Un hombre que no juega, que sabe perseguir sus sueños y aspiraciones, que sabe lo que le gusta sin que nadie se lo indique y un hombre que, llegado el caso, sabe amar.

Javier Ruiz, autor de EL MERCADO

¿Quieres saber cuáles son tus opciones? Si optas por “pasar” del mercado, si optas por ser un hombre íntegro, que vive su vida con autonomía, sin dejarse influir por presiones externas, que se relaciona con las mujeres en términos de verdadera igualdad pero sin olvidar la polaridad; si optas por ser un hombre valiente, autónomo que cree en la abundancia, aspirarás a un tipo de mujer distinto al que te encuentras habitualmente “en el mercado” y aparte tus opciones de encontrar relaciones de verdad, serán mayores.
Publicar un comentario en la entrada