CUANDO ELLA TE DICE: “NO ME JUZGUES POR MI PASADO” por DANIEL DÍEZ

 Y una polla como una olla. Te voy a juzgar por tu pasado igual que tú me juzgas por otras cosas como mi clase social, mi posición económica o lo “hombre” que soy ¿Pretty Woman? No existe tal cuento de hadas. Para empezar, todos sabemos que no te puedes fiar de una prostituta. ¿Cuántos hombres con la dichosa película en la cabeza más una gran mentalidad de escasez han empezado una relación con una “profesional”? Ya te digo yo, que alguno habrá. En la mayoría de los casos siempre han salido escaldados. Hombres que quieren y se “enamoran” de una prostituta y esta sigue “zorreando” con otros mientras le saca la pasta al pobre pardillo. Una prostituta, salvo que demuestre lo contrario, es una mujer que a base de tener relaciones sexuales por dinero termina viendo a los hombres de una forma muy diferente al resto: Los hombres son dinero con patas. No existen putas románticas. El romanticismo se les fue de la cabeza a base de sexo con viejos asquerosos y con hombres que las tratan como trozos de carne. Pero espera, que esto solo es la introducción, ahora vamos a la vida real:

La vida en la que te juzgo por tu pasado y tú me llamas de todo. Vamos a coger a una mujer moderna. Con su trabajo o sus estudios superiores y un futuro económico prometedor. Una mujer digamos con 30 años. Que ha tenido 4 novios que le han durado más de un año. Pero que también ha estado mucho tiempo solera. En esa soltería, y estando ella de relativo buen ver, ha tenido una media de 5 compañeros sexuales por año. Digamos que empezó con eso del ñaca-naña a los 17 y ahora tiene 30 años. Quitando los periodos con novio nos pueden salir unos 50 compañeros sexuales diferentes. Los habrá habido muy briosos, muy torpes, con pene grande, con pene pequeño. Con barriga, con cuerpazo, guapos y normalitos. ¿Por qué ninguno de esos 50 fueron sus novios?

Algunas posibles teorías son:

1 – Nunca más la volvieron a llamar. Ella es mujer, no llama.
2 – Eran unos capullos.  Joder, chica, que de buenas elecciones.
3 – Follaban mal.
4 – Le olía la boca o cualquier cosa que tire para atrás.
5 – Toxicómano, vicioso, gustos raritos o excentricidades que no son gratas de soportar.
6 – Cachitas sin cerebro.
7 – Sin cerebro directamente.
8 – Digamos que ha tenido “mala suerte”.
9 – Cualquier cosa que le haga bajar puntos de forma fulminante.

Podría poner más puntos pero no quiero aburrir. Pero lo que sí concluyo es lo siguiente. Esta chica:

1 – No se esfuerza mucho en seleccionar a un hombre antes de acostarte con él. Si no, muchos de ellos, conociéndolos previamente no les hubiera metido en la cama.
2 – O sí. Porque lo importante era “pasarlo bien” y por lo tanto, para el fornicio cualquiera vale. Hay que aprovechar la juventud.

Seguimos con las deducciones. Si ninguno pudo ser su novio era porque:

1 – Porque no quería novios. Solo “pasarlo bien”. Estaba estudiando fuera o por lo que sea no era momento para relaciones “serias”.
2 – No descartaba la posibilidad de que con alguno el tema fuera a más pero no pasaron la nota de corte.

En el punto 1 vemos que lo que prima es su decisión de pasarlo bien, de disfrutar de la vida y como seguramente el hombre no lo sabía de antemano, podemos concluir que les ha utilizado para sus fines: Pasarlo bien pero sin tenerlos en cuenta más allá de meros generadores de placer con los que tener un trato no más allá de cierta superficialidad y limitado en el tiempo. En el punto 2 vemos como ella tiene altos estándares de calidad y de esos 50, si quitamos a los que se descartan ellos mismos, ninguno ha sido lo suficientemente “bueno” para ella o problemas logísticos o externos a su voluntad lo han impedido. Aun así, hablamos de un número importante de hombres. Seguimos con las deducciones:

Podemos pensar que en la vida de la chica en cuestión (Y LA QUE NO QUIERE SER JUZGADA POR SU PASADO) han existido etapas con novio, etapas en las que solo quería divertirse y etapas en las que no descartaba tener pareja pero ninguno dio la talla.


¿POR QUÉ TE JUZGO 
POR TU PASADO?

 Pues juzgo cosas como:

1 – Si un chico no le gusta para ser pareja, no tiene inconveniente en no decírselo abiertamente. Sólo lo hará para quitárselo de encima cuando él quiera algo más después de X citas. Esto estaría bien si sus deseos estuviesen alineados con los de él. Cosa que no necesariamente tiene que ser así. Aquí no es que esté diciendo que son todas muy malas en plan misógino. Porque esto abunda más incluso en los hombres. Solo digo lo que digo. Y eso es que podría decirse que utiliza a las personas y eso es algo que tengo en cuenta.

2 – La chica separa fácilmente el sexo del amor. Lo cual no es bueno ni malo (o sí). Solo es lo que es, y también lo valoro porque eso en el futuro puede llevar más fácilmente a la infidelidad.

3 – Le cuesta empatizar con la persona que tiene delante y con la que hace el amor. Perdón, con la que folla. Es muy difícil conocer e intimar con tanto hombre y de 50 solo salga 4 como pareja estable. Lo que veo es que ella tiene claro lo que quiere y lo que no quiere. Y por supuesto, en las razones para seleccionar hay más que factores humanos.

4 – O puede ser que ella entre en actitudes manipuladoras, celosas, posesivas y empiece con juegos que no gusten a los chicos y estos la den pasaporte.

5 – O puede ser también que los hombres se cansen de ella y la dejen. Pero este punto lo valoro menos como opción, porque en este ejemplo pongo a una chica lo suficientemente atractiva para que no existan demasiados hombres que solo quieran “consumir” un número limitado de veces.

Y YO COMO HOMBRE
¿CÓMO DEBO PENSAR?

Pues al igual que una prostituta que por su vida ha terminado viendo a los hombres de una forma determinada, las mujeres con una trayectoria sexual amplia, y que tienen tablas, también aprenden algunas cosas sobre hombres. Y no digo que esas cosas sean verdad. Digo que aprenden cosas como:

1 – No hay hombres excepcionales o muy mejores que otros a nivel humano. O sí los hay. Pero es 1 de cada 10.
2 – Hay hombres que te pueden ofrecer una mejor vida que otros.

Sigo con mis deducciones. Imagínate que conozco a una chica promedio de estas de las que te estoy hablando. Una chica moderna y guapa de las que hay muchas. Me parece guapa. Me parece inteligente. Con buen fondo o eso quiero pensar. Me lo paso bien con ella. Si tengo en cuenta que de 50 solo ha aprobado a 4, venga, vamos a ser generosos y vamos a decir 40 (10 se autoexcluyeron) de los cuales aprobó a 4. Eso significa que tengo 1 probabilidad entre 10 de que el tema prospere. Pobre de mí como me enamore antes de tiempo o me haga falsas expectativas. Pobre de mí.

LECCIÓN NUMERO 1: Nada de expectativas más allá de unos buenos ratos de cama. Eso sí, luego no quiero quejas en plan de que "los hombres solo pensamos en follar"

LECCIÓN NUMERO 2: Mantén las distancias a nivel emocional. No sea que luego, cuando te de pasaporte lo pases mal. Que mierda ¿eh? Si en el pasado a ella le ha sido tan fácil descartar hombres y coger de ellos lo que necesitaba mientras lo necesitaba. ¿Por qué tengo que pensar que eso no va a seguir siendo así?

LECCIÓN NÚMERO 3: Puede ser que tengas boda e hijos con ella y de repente sus necesidades o intereses cambien y decida que lo mejor es que cada uno se vaya por su lado mientras tú te quedas sin el 40% de tú nómina. Normal ¿No? La gente cambia ¿No? Bueno, la gente también puede invertir en una relación y esforzarse día a día en ella.

Aquí se me puede decir que mis deducciones son falaces. Que simplifico el asunto demasiado. Que hago mal los números. Y quizá tengas razón. Pero quien aún me esté dando un poco la razón y para aquellos que aún discrepan. Para todos vosotros tengo una segunda parte que lo expresa desde otro enfoque quizá más instructivo. 

Te lo cuento en la segunda parte: EXISTEN DOS TIPOS DE MUJERES

Se acabó lo que se daba: se acabó la tontería, la estupidez, la feria, el auto-engaño, la sugestión y la piedad contigo mismo. No te voy a decir lo que tienes que hacer, aunque lo estés deseando como un febril borrego. Ahora sabes más que antes, porque lo que acabas de leer aquí es verdad. ¿Qué no te gusta? No te preocupes, siempre te quedarán las comedias románticas. Vamos ¿por qué no te largas? ¿todavía sigues aquí? Ya estás tardando…
Publicar un comentario en la entrada