EL DÍA QUE SE ME APARECIÓ ROCKY BALBOA - capítulo I

El pasado fin de semana, en algún que otro momento de soledad, he estado recapitulando mis últimas lloreras. No es que pretendiera hacerlo de forma intencionada, pero de vez en cuando como a Mr. Scrooge, se me aparecen fantasmas de tiempos pasados. Lo cierto es que tengo más de un punto en común con este personaje cascarrabias creado por Charles Dickens, cosa que no me gusta, pero que a la hora de la verdad se cumple lo quiera o no. Ya se sabe, Cordobés y hombre de bien… Leo poco, aunque esté mal que lo diga (lo reconozco), pero es que por otra parte, necesito tiempo para escribir. Lo que no leo, lo disfruto de cine –A todos los tontos les da por algo- que decía mi abuela. Pues a mí me ha dado por contarte una batalla más, pero esta vez a lo novela de Dickens. Veremos a ver si al final de la historia, hay milagro de salvación, para este cascarrabias que no cree ni en la Navidad, ni el contrato de matrimonio, ni en lo que le dicen por la TV, vive solo y parece que va para largo con éstas cinco bases –Perdona ¿cuántas bases?- Te he enumerado cinco... –¡Por el culo te la hinco!- Vale, pa’ti la perra gorda.

MEJOR SOLA, QUE MAL ACOMPAÑADA

 
 –¡Ay mi niña! Pero ¿qué te han hecho?- es lo primero que me sale preguntar cuando le escucho decir esto a una mujer. No hay amor, ni deseo de amor en estas palabras. Más bien desengaño, por eso lo dice, por eso se cree realmente lo que dice… porque le han hecho algo, o porque no se lo han hecho, o porque no han dado la talla con ella, o porque se han pasado, o porque se ha sentido utilizada, o porque solamente ha dado con hombres inmaduros y faltos de compromiso… O quizás porque la hayan hecho daño, o porque se ha dado cuenta, que no se ha casado con el príncipe azul que le habían contado de pequeña. Estoy convencido, que todo esto, ella lo puede creer de verdad, y que se vea en el medio de un universo particular, en el que todo se lo han hecho o se lo han dejado de hacer a ella. ¿Por qué está mejor sola que mal acompañada? Porque ella cree que nadie está a su altura y que no la merecen, porque ella lo vale de L’Oréal. Desde luego, no seré yo quien ponga en entredicho las razones que tiene una mujer para soltar esa sentencia, ni el valor ni la exclusividad de esa mujer, ni el del algo más de la mitad de la población mundial, que es de género femenino. Pero como diría un buen amigo mío, esto es mentira.

¿POR QUÉ UN HOMBRE ABANDONA A UNA MUJER?

 O preguntado de otra forma ¿por qué el jefe tiene una aventura con su secretaria? ¿Por qué se ven de vez en cuando por la calle, parejas formadas por hombres con “sonrisa de ganadero”, tomados del brazo por mujeres veinte años más jóvenes que ellos? ¿Por qué un padre de familia con mujer y dos hijos, intenta alargar el horario de oficina, para no llegar a su casa antes de las diez de la noche? ¿Por qué existen páginas de contactos saturadas de hombres casados infelices, que no indican su verdadero estado civil en sus perfiles? ¿Por qué el público de los prostíbulos, es en su mayor parte de hombres casados o divorciados y no solteros? ¿Por qué cualquier mujer puede llegar a ser más atractiva, cariñosa, sensual y empática que tu propia mujer? Todas estas preguntas, hacen que un abogado especialista en divorcios, se frote las manos y empiece a sacar formularios y a pedir adelantos para “mover papel”. ¿Por qué un hombre deja una relación y en qué condiciones lo hace? Voy a ser quirúrgicamente sincero:

YO QUIERO MI PARTE: LA FANTASÍA DE LA JUSTICIA SOCIAL

 Antes de que el transcurso del tiempo y de los años, me convierta en un carcamal plasta narrador de batallas que a nadie interesan, me gustaría poder dar lo mejor de mí al mundo. No sé muy bien por qué te estoy diciendo esto, pero me obsesiona la idea de serle útil a  la humanidad, y sobre todo… llevarme una buena comisión por hacerlo. Ojalá pudiera decirte que soy un perfect man desinteresado y altruista, pero si te lo dijera tal cual, te estaría mintiendo. Yo quiero mi parte. Me gustaría tener el mismo valor que Francisco de Asís para liberarme de todas las esclavitudes mundanas, quedarme en pelotas y  mandar a la mierda, esta burbuja llamada The Matrix que me rodea, y a la cuál debo estar enganchado por alguna parte que no percibo a simple vista. Además, jamás te diría algo que yo mismo no estuviese dispuesto a asumir. Quizás estos arranques a lo Francisco de Asís, solamente tengan sentido cuando no queda más remedio (jamás lo negaré). Desde muy pequeño, mi padre me ha enseñado el trabajo y el esfuerzo como valores, es algo que tengo grabado en mi código de barras particular y de lo que no me puedo deshacer así como así. Esa ha sido su herencia, porque mi padre no es millonario, ni lo ha sido nunca: ha sido un trabajador por cuenta ajena toda su vida, un españolito medio. Supongo que me ha transmitido lo que él tenía, pero no me puedo quedar ahí, tengo que hacer algo más, tengo que invertir ese capital humano.

UN “PRINCESO” EN APUROS

 De vez en cuando llega alguien y te calla la boca. No está mal que esto pase, y que te recuerden que las reglas y patrones que has definido según experiencias anteriores, no son al menos siempre como las tienes. ¿Pasa algo? Sí que pasa, porque gracias a estas banderillas, muy de vez en cuando puedo permitirme el lujo de creer que en efecto –No está todo perdido- Suelen durarme poco estas banderillas de alegría y esperanza (no te voy a engañar), y la verdad es que siempre acaba pasando algo, que hace que vuelvas al punto de retorno, que te hace reafirmarte de nuevo en la monolítica posición del axioma, con un tal –Lo sabía, tenía que pasar algo… No podía ser todo tan perfecto- ME JODE Y MUCHO. Creo que en el fondo, sigo teniendo en mi disco duro, algo del puto When you wish upon a Star del sorbesesos Disney y que precisamente tarde o temprano, sigo esperando como cualquier princeso.

¡NIÑO! DEJA YA DE JODER CON LA PELOTA: 6 AÑOS DE P&R

 Eso no se dice, eso no se hace, eso no se toca… Cuántas veces habré oído yo eso. Si hubiese hecho caso a esas órdenes, P&R no existiría tal y como es hoy. Empiezo parafraseando a Serrat, y que por favor me perdone Joan Manuel esta cesión forzada si lee esto, porque creo que a él en todas partes, le siguen cambiando y censurando el –joder- por el –jugar- en los títulos, pero bueno… lo de joder lo entendemos todos, porque siempre viene al pelo. ¿Nunca has estado cenando en un restaurante y cuando más tranquilo estás se acerca una manada de cachorros humanos, pegando voces, saltando, molestando, gritando y  a fin de cuentas… dando por el saco? Seguro que sí. Es lo que hacen los niños, molestan mientras crecen. No le pidas raciocinio a un niño, solamente cruza los dedos para que no se te tuerza mientras lo crías. El niño acaba de cumplir 6 años, es varón y ya da la lata lo suficiente, como para molestar a los mayores en la mesa. Insisto, el niño es varón pese a quien le pese y de momento lo seguirá siendo. Eso no ha cambiado: ya le pega patadas a un balón, se sabe alguna artimañana, acaba de empezar primaria y como buen mandril todavía por formar, hace más ruido que beneficio. De momento prefiere ser el jefecillo del grupo en el patio del colegio, aunque de vez en cuando se lleve dos hostias de los niños mayores del siguiente curso. No se madura de golpe y esto tiene pinta de tirar para largo. Cuando se tiene un hijo, hay que criarlo y seguir con ello hasta el final. Nunca dejes las cosas a medio hacer.

¿ABRIRSE A LAS EMOCIONES? SI ERES HOMBRE, ESTO TE LO VOY A EXPLICAR GRATIS

 Vaya por delante, que lo que uno lleva por dentro solamente le pertenece a sí mismo, es suyo, es verdad y solamente el que lo sufre lo entiende por vivirlo. Partiendo de ahí, te tengo que decir que para bien, o para mal, si has nacido hombre, tu misión en esta vida no es pasarte el tiempo mirando al cielo, suspirando y reflexionando, removiendo emociones o recordar tiempos mejores. Estoy seguro, que dentro de ti, existen laberintos, pasadizos, habitaciones o mazmorras llenas de tesoros, de objetos valiosos que solamente tú conoces. Cosas que sabes a ciencia cierta que serían verdad, y que te harían feliz si pudieras reproducirlas tal y como las concibes. Estoy tan seguro de ello, porque en eso y a menos que seas un reptil o un pez, con una ínfima capacidad de comunicación, sabes que lo que tú llevas por dentro, aquello precisamente que te quita el sueño… es muy parecido a lo que llevo yo, a lo que lleve mi padre, el tuyo, tu hermano y tu amigo. Por dentro estamos hechos todos de lo mismo.

CÓMO LIGARTE A CUALQUIER MUJER: ESTO NO LO HA ESCRITO ROSS JEFFRIES

 Al final, da igual lo que hagas o lo que digas. Importa una mierda, no tiene absolutamente nada que ver, con que seas bueno, seas malo o regular. Si eres guapo y tienes pasta, vas a tener un rótulo encima anunciándote (ese sería el efecto), pero eso no te va a garantizar ni la permanencia, ni la titularidad, ni el éxito constante. ¿Sabes? También los millonarios, se sienten miserables… Y también a los millonarios, les ponen los cuernos ¿por qué crees que es? Los guapos llegan a sentirse solos y utilizados ¿crees que les gusta? Si a ti no te gusta que una mujer, solamente te quiera por el dinero que tienes en el banco ¿crees que a un guapo le gusta que le valoren solo por su cara? Mientras a uno y a otro le funcione, no habrá problema… pero cuando ambos se den cuenta, que solamente son un utensilio, un vibrador con patas, o un cajero automático… No creo que a ningún hombre le agrade que le cosifiquen de esa manera.