A PECHO DESCUBIERTO: GIMME A $DOLLAR BB! CRÍTICA por EL DUQUE

Cuando el Gimme era tan solo una idea, un boceto y una mera imagen, yo ya sabía de su futura existencia. Es lo que tiene ser amigo del autor. Cerveza tras cerveza fui siendo testigo directo del largo proceso creativo que conlleva el nacimiento de un libro. Tal vez por eso, por tratarse de un libro que había visto gestar, debo reconocer, no sin cierta vergüenza, que tardé en ponerme a leerlo. Primero lo compré en PDF, y después en papel, que es como a mi me sigue gustando leer; pero no fue hasta hace apenas unos días cuando empecé a leerlo o debería decir más bien a devorarlo; por que si he de destacar alguna característica sobre todas es precisamente que se trata de un libro que atrapa, que te engulle, que te arrastra hasta el sórdido mundo del protagonista.

Se trata de un relato contado en primera persona por un personaje de carne y hueso; muy alejado de modelos ideales, de detectives duros e infalibles, de guaperas, de magnates de postín o héroes épicos. Se trata de un protagonista que siente, late, padece, sufre, gana y pierde. Tal vez por eso la historia te atrapa y no te deja descansar hasta que terminas con esa maldita última página.

Si lo que buscas es una novela ligera, que te deje indiferente tal vez esta no sea tu novela, por que, como antes he dicho no solo te atrapa sin remisión, si no que te mete dentro de un mundo ciertamente oscuro e inquietante. Un mundo de sexo duro, de personajes oscuros, de soledad, de traición… tal vez un mundo demasiado real para muchos.

Otra característica que destacaría es que se trata sin duda de una verdadera novela erótica donde las escenas no decepcionan, donde no hay truco, ni maquillaje. Aquí no hay fabulosos hombres ideales, altos, guapos, ricos, de penes descomunales y regusto por el sado suave, ni virginales jovencitas de pechos turgentes y nalgas duras como el acero. Aquí hay sexo real, entre personas normales, con emociones y pulsiones reales. La descripción de las escenas llega hasta los más íntimos detalles y sin duda logra trasladarte a la escena como si el lector fuese un gran voyeur que se esconde tras las cortinas, o tal vez dentro del armario.

Pero el Gimme es más que una novela erótica, y más que un thriller; es una fabula moderna sobre la soledad, sobre las adicciones del mundo moderno, sobre el amor y sobre todo sobre el desamor. Se trata de un libro “a pecho descubierto”, que no se si te da “dos hostias” como dice la publicidad, pero desde luego no te deja indiferente.

Se acabó lo que se daba: se acabó la tontería, la estupidez, la feria, el auto-engaño, la sugestión y la piedad contigo mismo. No te voy a decir lo que tienes que hacer, aunque lo estés deseando como un febril borrego. Ahora sabes más que antes, porque lo que acabas de leer aquí es verdad. ¿Qué no te gusta? No te preocupes, siempre te quedarán las comedias románticas. Vamos ¿por qué no te largas? ¿todavía sigues aquí? Ya estás tardando…
Publicar un comentario en la entrada