VENGA NO TE CORTES ¿CUÁNTO QUIERES? Gimme a $dollar BB! Te podría pasar a ti

 Dímelo y terminamos antes, o invéntate una excusa… o llama a la policía, o a seguridad, o monta un número delante de todo el mundo. ¿crees que me importa ya algo? Además, seguro que te creerán a ti, pero si te lo estás pensando no perdamos más el tiempo. Me la suda, de verdad que me la suda, o pegas un grito aquí y se entera todo el mundo, o te vienes conmigo. Tú verás, si no quieres hacerlo tú, ya querrá otra.

No esperabas esta reacción ¿verdad? Se ve de lejos que tocar dinero te pone cachonda, si no, no harías lo que haces, ni trabajarías donde trabajas. Estás acostumbrada a que todo el mundo te siga la corriente por lo buena que estás, a dar órdenes y a que te hagan la pelota… nadie te habla así. Y ya que sabes lo que me ha pasado, sabes que no tengo nada que perder. Y no cuela que te hagas la sorprendida, sabes bien cómo me has puesto hace un rato.

Puto dinero, si no fuera por eso ni me hubieras dejado entrar, ni mirado a la cara. Conozco a las de tu clase, y mientras haya pasta de por medio, hay diálogo… Pues ahí la tienes, encima de la mesa. Venga, no te cortes ¿cuánto quieres? Para eso lo he sacado, y un día es un día. ¿Tienes que hacer alguna llamada o poner alguna excusa para no ir a casa? Hazla tranquila, que yo ya estoy curado de espanto.
Lo supe en cuanto te vi. Sabía que entrarías a este juego, que tu aire de superioridad tiene un combustible muy sencillo. Se te da bien mentir, no te costará hacerlo, y que te proponga este juego te pone cachonda. Te gusta salirte de la línea cuando nadie se entera ¿verdad? Después llegarás a casa, te perfumarás antes de entrar, te ducharás para quitarte el olor a sexo y besarás a tu novio en la boca. No sé cómo puedes fingir de esa manera, yo sería incapaz. OK, termina… te espero fuera fumando un cigarro. La próxima vez que me veas, puedes fingir que no me conoces de nada. Tú tienes tu vida, y yo... lo que queda de la mía.
Publicar un comentario en la entrada