CINCUENTA “SORBESESOS” DE GREY ¿ERES GUAPO Y MILLONARIO?

 Bueno, hoy la cosa va de sexo: Ya está otra vez éste tío con sus batallas perdidas, podrás pensar. Me la pela de aquí a Laponia, pero como siempre te lo voy a pintar clarito, como a los niños pequeños para que lo entiendas. Los tres libros de Cincuenta Sombras de Grey arrasan entre el público femenino ¿por qué? No voy a usar el argumento facilón, de comparar la novela erótica con pornografía hecha para mujeres, aunque la razón por la que lo consuman esposas y novias, habla mucho de lo que carece su vida en pareja. Vamos, como cuando tú ves porno y flipas con las cosas, que jamás te haría tu mujer o tu novia en la cama, si es que la tienes. Precisamente las mismas cosas que ella te haría con los ojos cerrados, si realmente fueras su verdadera fantasía sexual ¿Te molesta? Te aguantas, es así. De todas formas, es un argumento muy manido y a lo que voy, es a otra cosa. Normalmente las personas de alto estatus, o de muy alto estatus, no se divierten de la misma forma, en la que nos podamos divertir tú y yo. Ni fuera, ni dentro en la cama con una mujer, nuestros vicios y virtudes, si bien tienen raíces comunes, un elevado estatus, hace que tengas muchas más opciones que cualquiera, en cuanto a sexo y opciones sexuales se refiere. De eso estamos hablando, pero eso ya lo sabes.

Imagínate que eres un ejecutivo guapo, famoso y sobrado de medios económicos ¿crees que alguna mujer que no sea tu madre o tu hermana se va a fijar en tu belleza interior? La pregunta es si realmente te haría falta tener esa belleza interior (si la hubiere) para emplearla con las mujeres, con el fin de llevártelas a la cama. Me da a mí, que te iban a salir novias hasta debajo de las piedras. Serías el puto amo, y tengo la sensación, que a la hora de irte a la cama con una mujer, no ibas a tener problemas. Es más, de por tanta variedad, sería hasta probable que en el largo plazo, acabaras cansado “de lo que se puede llamar normal” y cada vez te fueras volviendo más promiscuo y exigente. El hecho de tener y moverte en una escala de opciones, superior al del resto de tipos normales, de medio y bajo estatus, te convertiría poco a poco en un tipo más elitista de gustos elitistas. Vamos, que te lo ibas a creer, porque te lo podrías creer al haber muchas mujeres que te bailarían el agua.

Si en estas circunstancias, la dificultad para llevarte a una mujer a la cama desaparece ¿dónde estaría entonces tu siguiente barrera? Quiero que lo pienses ¿dónde buscarías el reto? ¿en la variedad? ¿en lo exótico? ¿en hacerte todas las posturas del Kama Sutra? ¿en probar cosas nuevas? Yo no lo sé, nunca me he visto en esa tesitura, ni creo que me vea. Lo que sí es seguro, es que te ibas a aburrir más fácilmente que el resto de tíos, que viven ansiosos por la búsqueda de un mal polvo, con la primera que se deje. Desde luego, por lo menos ibas a hacer que muchos casados de libro, con hipoteca y mujer que les gobierna, se plantearan qué habrían hecho mal en otra vida, cuando te vieran bajar del coche con la última belleza que se te hubiera puesto a tiro. Les estarías diciendo: yo follo cuando quiero y tú estás jodido. Desde luego, ibas a estar en otra liga y negarlo sería de idiotas. Ya te digo yo, que las mujeres que se acercaran a ti, estarían mucho más pendientes de tu aureola de abundancia, que de tus defectos: ¿Perdona? ¿Qué defectos? Si es el hombre de mi vida, pensarían las mujeres que tendrías como satélites.

ES TAN GUAPO ¿VERDAD?... Y ESTÁ FORRADO

Pues ese es el tema, cuanto más estatus, más posibilidades, más… de todo lo que te dé la gana. ¿Lo has dudado alguna vez? ¿en qué mundo vives? Si eres guapo y tienes pasta, tus defectos se convertirán en “aquellas cosas que te hacen auténtico”, tus vicios pasarán a ser “debilidades perdonables”, tus palabras por leves que sean serán siempre escuchadas con atención, cualquier cosa que te pongas te sentará siempre bien, tus enfados serán siempre justificados, y aunque seas una mierda de tío en la cama… te dará igual, porque te lo tendrás tan creído que te la soplará. Cuando un tío al que no le tose nadie, tiene esta posición global en la cabeza, pues imagínate, tiende a verlo todo al alcance de su mano, a no importarle lo que los demás piensen o sientan, a ser falto absoluto de empatía con todos los que le rodean, y a ver a las mujeres como objetos de disfrute, trofeos y consumibles. Solo mirará por sí mismo y por su propio placer.

Vaya, pues tenemos a un príncipe azul, guapo y millonario, haciendo alarde a un numerosísimo público femenino, que vive alienado de gozo y fantasía erótica con la novela Cincuenta Sombras de Grey, protagonizada por un hombre con parafilias en el trato a sus parejas sexuales femeninas... Todavía no he oído a ninguna mujer quejarse, ni denunciar su publicación a ningún colectivo feminista. Quizás a las feministas, les vaya también ese rollo. No lo entiendo la verdad ¿o acaso cuando el parafílico es guapo y millonario se le consiente todo? ¿es romántico que un guapo millonario denigre verbal o físicamente a una mujer? ¿consentido? Por favor, si ahora el feminista lo parezco yo. Si este mismo tío, fuese un mileurista, o un tipo normalito ¿cuánto tardarían en darle puerta o en llamarle perturbado en cuanto le saliera la vena bondage o sado-maso? ¿lo llamarían fetichista, o lo llamarían enfermo? El caso, es que ellas mismas, parecen justificar y maquillar, cualquier comportamiento en un hombre, por tóxico que este sea, si éste encarna al príncipe azul. Vamos, si es guapo y tiene pasta, carta blanca... que ella ya se encargará de ver lo que quiere ver.

Se acabó lo que se daba: se acabó la tontería, la estupidez, la feria, el auto-engaño, la sugestión y la piedad contigo mismo. No te voy a decir lo que tienes que hacer, aunque lo estés deseando como un febril borrego. Ahora sabes más que antes, porque lo que acabas de leer aquí es verdad. ¿Qué no te gusta? No te preocupes, siempre te quedarán las comedias románticas. Vamos ¿por qué no te largas? ¿todavía sigues aquí? Yaestás tardando…
Publicar un comentario en la entrada