GIMME A $DOLLAR BB! NADA QUE PERDER

 ¿Cuántas veces te has tenido que morder la lengua para no cagarla? Sabes bien que más de una vez, más de dos o más de tres… Te puedes dar cuenta que si abres la boca, se puede romper el equilibrio: te pueden echar a la puta calle, ella se puede largar, puedes perderla, ganarte un bofetón, ponerte a los que te rodean en contra, o ganarte la incomprensión, o la soledad absoluta, pero… ¿Y si no? ¿por qué te tienes que callar? ¿por qué todo tiene que depender de tu silencio y de tu aguante? Si no se lo sueltas a la cara, todo se va a quedar igual, eso es seguro, pero ¿qué vas a ganar? ¿manteniendo la boca cerrada has ganado algo hasta ahora? Quien no llora, no mama. Quien no arriesga, no gana. Y ya llevas demasiado tiempo cumpliendo ¿ganando qué? La respuesta es nada y lo sabes. ¿Acaso crees que podrás llevártela a la cama con telepatía? ¿Crees en la ósmosis ambiental? No querido amigo, hay cosas que solamente se deben decir a la cara. Si temes perder tu escenario y tu fachada de limpieza y corrección, te callas y no actúas, pasarás a la cola como los demás. ¿Qué cola prefieres? Sabes que serás el último de la fila, otra vez… como siempre ¿no te das cuenta? Dime ¿tienes algo que perder?

¿Sabes que te pasa? Crees que tienes algo que perder, ese es tu puto problema. Temes que te juzguen en público, temes que te señalen con el dedo, y te da miedo que no te den permiso. ¿Por qué pides permiso? ¿y si no te lo dan? Creo que hasta que no te veas sin nada, solo y en la puta calle, no reaccionarás. Aferrado a tus cuatro migajas para no perderlas, poniéndote a la cola y echando una mirada lejana al mostrador donde alguien, en cuanto llegues, te volverá a decir aquello de vuelva usted mañana. Volverás a tu salvavidas y estarás toda la noche sin dormir esperando al día siguiente, a que vuelvan a abrir la ventanilla.

No todo el mundo es capaz de aguantar que le digan las cosas a la cara, ni todo el mundo es capaz de decirlas. Pero por evitar el conflicto ¿te vas a quedar sin comer? ¿te vas a callar para que el ambiente que te rodea no se enturbie? Bueno, siempre que no te quite tu parte, entonces entiendo que guardes un silencio prudente. Pero si te están jodiendo, o ves delante de tu cara la oportunidad de tu vida: pintada de mujer, pintada de trabajo, pintada de futuro ¿te vas a callar? No seas imbécil, alarga la mano y ve a por ello. Tú tranquilo, que si no puedes ya vendrá alguien a pararte los pies, pero no te des el no, antes de haber actuado.

Y algo importante: aunque te den un no ¿te lo vas a creer? ¿es que no te quieres ni un poquito? ¿o prefieres que sea otro el que se coma tu trozo de pastel además del suyo? Una cosa es pensar en los demás, y otra es ser un gilipollas. No te quites el pan de la boca, ni te permitas el lujo de perder una oportunidad, porque después, nadie va a llamar a tu puerta para llevártela a domicilio. Esa mujer no va a ir a buscarte a tu casa, echar la puerta abajo y hacerte una película porno en tu sofá… No. Esas cosas no pasan en la vida real y deberías saberlo. No te vas a encontrar a un cazatalentos en el ascensor, que te vaya a patrocinar la vida y rodearte de mujeres, solamente por ser tú.

¡TE LA HAS JUGADO!

Que al menos puedas decir eso. Crees que puedes perder ¿qué? ¿el honor? ¿qué es más honorable? ¿quedarte sentado pasando hambre o jugártela? Te puede salir mal, pero ¡ojo! Que también te puede salir bien. No seas tu propio enemigo y ve a por ella: cabeza fría, educación, mantén las formas, se directo y pon los cojones sobre la mesa. Pon una pica en Flandes y desmárcate del resto de los cobardes que se limitan a mirarla como si fuera una veleidad. Es una tía, seguramente has hecho cosas más difíciles, pero a ella por su apariencia la has colocado en el pedestal de lo inalcanzable ¿por qué? Háblale como nadie nunca lo ha hecho antes, porque que yo sepa… No te va la vida en ello.

Las cosas a la cara y de frente. No esperes a no tener nada que perder… aunque igual ya es tarde y lo perdiste. Entonces ¿a qué coño temes? ¿Quién si no tú mismo tiene en su mano el creerse capaz? ¿crees que las cosas vienen solas y se entregan en paquetes? El camino anterior ya lo conoces de memoria… Y dime ¿de qué te ha servido? Mírala, es una persona igual que tú, o es quizás ¿prefieres estar machacándote una vida entera con la idea de que pudiste hacer algo, que solo podías hacer tú y no lo hiciste? La mochila ya pesa bastante como para cargarla con más piedras ¿no crees?

Gimme a $dollar BB! Es una historia que te podría pasar a ti. Por eso te la pongo en la cara, para que veas lo bueno y lo malo, al  dejar lo de siempre a un lado. No todos se atreverían a dar este paso, y más sabiendo que quien arriesga, puede ganarlo todo… pero también perderlo todo. ¿Qué ocurre cuando un hombre no tiene nada que perder? Esta historia es un puñetazo a lo que crees que está bien, porque te darás cuenta que hay muchas cosas que no dependen de ti, y que marcan la frontera entre tus valores, y tus deseos más egoístas. Una vez más te diré, que los cojones, no se compran en ninguna tienda y siempre hay consecuencias; pero a lo mejor tiene que pasar algo, para que te atrevas por fin a dar el salto. ¿Estás esperando a que te pase algo?
Publicar un comentario en la entrada