TODO EL MUNDO MIENTE

 Ya sabes que esta cita célebre no me pertenece ni mucho menos. Este axioma cuasi-matemático 100% aplicable a la naturaleza humana debido a su inteligencia, que no a la naturaleza animal en sí, es obra y gracia del personaje de ficción House M.D. Valga la redundancia y mi egocentrismo, al identificarme con este personaje de ficción... por lo mucho que nos une en cuanto a percepción, e ¿historial amoroso? No cojeo físicamente, pero mis contradicciones internas y humanas con mi lado animal, bien valen una cojera o dilema moral. En una hipotética lucha a muerte entre mi yo animal  e instintivo, contra mi yo racional y humano ¿cuál de estos Yo anda cojo? El humano desde luego, estamos hablando de un animal domesticado por padres, moral,  profesores, política, medios de comunicación y hasta por las mismas amistades y círculos sociales en los que participo. Para ir al grano, en efecto todo el mundo miente sin excepción. No es un supuesto, es una realidad objetiva propia de nuestro ser inteligente. La sangre no miente, en cambio la inteligencia sí… y mucho. Hoy no escucharé a los que se quejan al fondo de la sala ante estas palabras, por una simple y mera causa: no tienen razón y por pretender alegar en contra de esta realidad, sus propias quejas agrandan este gran axioma.

Miente ella de forma natural e integrada en la conversación, miente bien. Miente él de forma intencionada y premeditada, miente mal porque ensaya para mentir. Miente ella, cuando dice que está contigo por amor, cuando en realidad no tenía una opción mejor en sus posibilidades… en efecto, el guapo millonario jamás le pedirá matrimonio. Miente él cuando dice que la ama de verdad ¿por qué? porque es la única que le aguanta, y probablemente con la única que ha estado en serio… fue él seleccionado, él no eligió más que conformarse y dejarse llevar. Mejor no pensar en más opciones ¿verdad?

Mintieron tus padres cuando te dijeron que llevaron la carta de los reyes magos al buzón, y mintió tu jefe, cuando te dijo que no sabía nada dos días antes que te despidieran del trabajo y te lo oliste. Miente la Iglesia católica con la Virginidad de María, cuando todos sabemos como vienen los niños al mundo, y lo llaman la anunciación para poner al ser humano como divino cuando no lo es. Es más, la Inmaculada Concepción, por tener que llamarlo milagro. ¿Acaso no es ya un milagro el hecho de traer un hijo al mundo? Y no por moral judeo-cristiana, si no porque estando ya la naturaleza tan sumamente alterada, que nuestro genoma siga siendo funcional ¡eso sí que es un milagro!

Mienten los políticos cuando dicen que pueden solucionar un problema. Mienten y además, lo hacen mal, porque ya no se lo cree nadie. Miente ella cuando te dice que solo te quiere como amigo en lugar de decirte la verdad ¿Y cuál es la verdad? Que no van a follar contigo porque no les gustas. Miente él, cuando te dice aquello de te mereces algo mejor, o cuando dice que está ocupado, o hasta arriba… Entérate: no le gustas, cuando a un tío nos gusta una mujer, hacemos lo que tenemos que hacer, eso sí, con más o menos inteligencia. Ella se miente a sí misma, y se cree todo lo que se dice, mientras que tú le mientes a ella, le mientes a tus amigos, y ella por otro lado… le miente a su marido.


LA MENTIRA ES EL PILAR FUNDAMENTAL DE NUESTRA SOCIEDAD


Todos mienten porque creen que no les van a pillar, aunque el refranero popular hace ver que se coge antes a un mentiroso, que a un cojo ¿será por eso que el Dr. House está cojo? ¿será una alegoría del personaje a la mentira? En este caso, es el cojo quien descubre un diagnóstico acertado, dando por hecho que todos los pacientes que pasan por su consulta, mienten como bellacos en algún punto, para que nadie descubra que la mayor causa de sus desgracias, está oculta bajo una mentira con las que todos han comulgado. ¿Te pasa a ti lo mismo?

Decir la verdad, es honorable de puertas para fuera, pero ¿nunca has pensado en ir con la verdad por delante por ti mismo? ¿quieres ser honorable de cara a la galería? Si es así, acabarás mintiendo para que nadie detecte tu debilidad, tu pereza, tu fallo, tu delito, tu engaño… hasta tal punto, que te suponga la enfermedad, o incluso la muerte. ¿Crees que vendrá alguien ha curarte o a rescatarte? ¿O tendrán que hacerte una autopsia para descubrir que todo era una fachada? No te equivoques, esto no es una serie de TV.

Siempre podrás decir que todo el mundo lo hace, encogerte de hombros y decir que da igual… El mundo está como está, por gente que piensa así, hasta que la burbuja revienta. Tú sabes que no da igual, y que cada contradicción dentro de ti, es un grado más de hipocresía en el mundo. Esto no es una charla moralista judeo-cristiana, no te digo que te portes bien. Te digo que defiendas tu verdad y tus ideas desde dentro hacia fuera. Te digo que no renuncies a ellas, aunque la masa te dicte que pases desapercibido y que lo dejes correr. Te daré una pista: las verdades colectivas no existen, por muy justas que parezcan. Las verdades individuales sí, porque son propias y no son impuestas.

Mientras defiendas y propongas tu verdad, sin quitársela al de al lado, ni imponérsela a tu contrario, podrás hacer algo útil en este mundo. ¿Eres capaz de eso? ¿o prefieres sumarte a una verdad absoluta y categórica que te quite de pensar? Eso siempre es más fácil, formar parte de una mente colectiva y totalitaria, que te proteja si te sometes, que tomar un papel activo en el mundo, lejos del anonimato de una ideología, un partido, o una doctrina o religión; en los que siempre manda alguien, que te dicta el qué, el cuándo y el cómo. Esto no lo vamos a arreglar con verdades absolutas y totalitarias, hermanitos. Así ya sabemos cómo se termina. Aquí tenemos que ser cada uno, motor de nuestra propia verdad, para que el mundo avance. Perdón, el mundo no, para que tú avances… y el otro, el otro y el otro.


Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber  y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!
Publicar un comentario en la entrada