SEÑOR LOBO, TENEMOS UN PROBLEMA

 
¿Alguien en la sala con el lío que se ha montado tiene cojones para decir aquello de Tranquilos, yo me encargo? Me parece a mí que no, con esta cara que se os ha quedado a todos de gilipollas, lo único que cercioro, es que la habéis cagado y ahora nadie tiene lo que hay que tener para tomar las riendas de la situación. No os preocupéis, que ya lo hago yo. Soy el Sr. Lobo, soluciono problemas. Aunque si estás metido en un buen lío y estoy en tu casa con las manos en faena, mientras me pongas un buen café y te calles cuando yo hable, podrás llamarme Wiston. Haz siempre lo que yo te diga, ya que no tienes huevos para solucionar el marrón, cállate la boca y no te quejes cuando te de una orden directa. Si cometes el error de discutir conmigo, estarás cometiendo el error de hacerme perder el tiempo a mí y a los demás. Si ya metiste la pata una vez, no repitas la jugada. Cállate para poder salir de esta, si estoy aquí es por algo. Es porque tú me has llamado antes.

Está de moda esperar que venga otro a que te solucione el marrón. Seguro que si te pregunto, tú me responderás que siempre te responsabilizas de todo lo tuyo. Estoy seguro que además te lo crees, que los que pecan de cobardes, cagados e irresponsables son siempre los demás. ¿Por qué digo que está de moda?  En un mundo en el que el listo es el que se va de rositas impunemente después de haber dejado un marrón, y el tonto, o los tontos somos los que nos quedamos arreando y tirando del carro, siempre es más fácil apuntar y mirar hacia otro lado. Estoy completamente seguro que sabes de lo que te estoy hablando.

Al final ¿qué pasa? se tarda más tiempo en buscar a los culpables, para estar bien seguro que a ti no te caiga la mierda que en solucionar el problema. La casa sin barrer, como se diría vulgarmente. Eso sí, que quede claro, que no has sido tú, que ha sido otro. No hay huevos para ser el Sr. Lobo y poner las cosas en su sitio, eso es lo que pasa. ¿Qué es lo que hace Winston Wolf cuando le llaman para solucionar un problema? No se para en señalar con el dedo: recoge la información, piensa, analiza y actúa. Asume el mando, de forma que cada uno sepa lo que tiene que hacer, antes que quedarse bloqueado y acojonado en un rincón diciendo –Yo no he sido, ha sido el otro- mientras el muerto cada vez huele peor.

Es sencillo, somos irresponsables, borregos e indecisos… así nos han criado, a  excepción de puntuales y singulares casos. Y no me vengas con que eso de que eres muy alfa, pedazo de capullo. Que a la mínima que puedes escurres el bulto. Si no el mundo no estaría como está, que no todos somos políticos y banqueros a los que culpar ¿Y tú qué? El mundo de hoy necesita hombres como el Sr. Lobo, que saben tomar las riendas de una situación difícil, trabajar en equipo y pensar ante todo en solucionar los problemas que se nos presentan en el momento. Hombres capaces de hacer que los demás colaboren y que se metan en faena, porque son ellos los primeros que se meten en faena y dan ejemplo. Pero bueno, no creas que está todo hecho...

NO EMPECEMOS A CHUPARNOS LAS POLLAS

… Porque para despejar un marrón hay que mancharse, implicarse y actuar rápido. No todos tienen que coordinar, no todos han de ser capitanes, ni soldados… Todos hacemos falta, desde el primero hasta el último. Todos somos útiles y actores principales, mientras sepamos y cumplamos con la tarea que se nos ha encomendado. Primero hay que poner una solución, y cuando ya estemos todos más tranquilos y con la cabeza fría, vamos a por el hijoputa que nos ha jodido. Igual piensa que se va a salvar, que se irá de rositas y que se nos va  a olvidar que nos ha metido en la mierda. Tiene los días contados ¿Sabes por qué no se nos va a olvidar? Porque hemos sido nosotros quienes hemos tenido que pringar, limpiando el escenario que nos han dejado, y eso… No se olvida. ¿Sabes de qué te hablo? Estoy convencido que sí; pero vayamos por partes: Vamos a limpiar esto primero.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber  y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!
Publicar un comentario en la entrada