SI VAS A POR ELLO, HASTA LAS ÚLTIMAS CONSECUENCIAS – DOBLE O NADA V


Ha llegado el momento de la verdad y es a vida o muerte. Mientras te acercas a las llamas pasan por tu mente todos los momentos importantes que tu memoria te atrae y te preguntas si ha merecido la pena. Sabes que has de hacerlo, para eso estás ahí. Miras a tu alrededor y ves como el resto de rostros se quedan paralizados e impotentes ante el fuego. Tú no puedes permitirte ese lujo, ni lo harás. Tu misión es atravesar las llamas y salvar vidas, aunque ello te cueste la tuya. Piensas si has amado lo suficiente, si tu vida ha sido de verdad, si has hecho todo lo que tenías que hacer, o te ha quedado algún te quiero por el camino, o algún perdón por pedir o por dar. Sigues avanzando hacia tu destino, porque tu verdadero valor se medirá en ese momento y no en otro.

¿Estarías dispuesto a dar la vida si fuera necesario? ¿Estás dispuesto a llegar hasta las últimas consecuencias de tus ideas, tu preparación, tus actos y tus pensamientos, aunque ello te lo cueste todo? Y cuando te digo todo, quiero decir todo. Todo lo que has vivido y que en un momento podrías perder, por ser congruente hasta el extremo con lo que llevas dentro. Nunca miraste a la verdad y a la libertad tan de cerca como lo haces ahora, cuando descubres que todo puede cambiar, o todo puede desaparecer. No te engañes, no hay verdadera victoria sin riesgo. Sin pararte, pegas una patada a la puerta y entras en un edificio en llamas. El fuego no discrimina, ni los obstáculos, ni el tiempo, ni las dificultades. Solo tienes una oportunidad y no hay margen de error: o todo o nada.

Nadie te puede garantizar que vayas a salir vivo de ahí. Nadie te puede prometer que te premiarán si lo consigues. Nadie puede ofrecerte un resultado seguro, más que tu propio esfuerzo. Una vez dentro cualquier duda desaparece, y solo piensas y actúas para cumplir tu tu misión. ¿Estás dispuesto a darlo todo?

Si vas a por ello, puedes equivocarte. Puede costarte el coche, un par de dientes, tu próximo ascenso. Puede que haga frío, puede que te hagas daño. Puede que pierdas la cabeza, las formas, la legalidad. Puede suponer el ridículo, el desprecio o la soledad. Pero si vives como tú quieres, hasta las últimas consecuencias, quizá y sólo quizá, llegues a ser quien eres.

Fin de la serie DOBLE O NADA. Si te perdiste la cuarta parte: PUEDE SUPONER EL DESPRECIO O LA SOLEDAD

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber  y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

Publicar un comentario en la entrada