JESÚS, NECESITO TU AYUDA ¿QUÉ PUEDO HACER? PERO, ESPERA… ¡SI TÚ ERES CHUCK NORRIS!

 ¿Y qué esperabas pequeño? –Esto es una broma ¿no? ¡No jodas Chuck!- No digas tacos y compórtate –Pero ¿tú entiendes de mujeres?- Piensas demasiado y actúas poco –¿Cómo?- Piensas demasiado, te pasas el día hablando, planeando y prometiendo. Habla menos y actúa más, pareces un poeta ¿cuándo has visto a un poeta luchar o ir a la guerra? –¿Crees que eso que me estás diciendo es inteligente? ¿por qué todos me habláis in extremis o cómo si estuviéramos en guerra continua?- Te diré algo, tu problema sigue siendo que no te ves hombre sin tener una mujer al lado. Nos estás preguntando ¿qué hacer? Pero ahora el Mesías Chuck te pregunta ¿qué vas a hacer tú? No te das cuenta, pero tú eres hombre, haya una mujer delante o no la haya.

¿No te has planteado qué quizás lo que tienes que hacer es ser, hablar y comportarte como un hombre en todo momento? Te hablo, independientemente de la mujer que tengas delante, de seguir tu propio norte, de luchar tus propios objetivos, de centrarte en tus empresas, de luchar tu propia guerra… –Es que mi guerra, ahora mismo… mi guerra es ésta- Eres un burro y te voy a partir la cara. Como no espabiles, te voy a mandar con los charlies ¿esta es tu guerra? Si fueras mujer y tuvieras delante a un tipo que está preocupado contantemente por ella, y por cómo hacer las cosas para no cagarla… y después, hubiera otro tipo que tiene su vida propia y el estar con ella no le supusiera una preocupación ¿con cuál de los dos te irías? ¿quién para ti da una mayor garantía? ¿quién te da más seguridad?

Pues hombre, si lo pintas así, el segundo… el que hace su vida- Mientras para el primero, el norte es ella y no habita liderazgo en él, el segundo tiene su propio norte. Seguridad, pequeño… te hablo de seguridad, de saber qué es lo que quieres y de trabajar por ello. No hay nada mejor que tener tu propio norte y liberar tus propias batallas. El amor de una mujer no es algo que se tenga que defender, es algo que se tiene o no se tiene. No es una batalla, pero lo puedes tener librando tus propias batallas y persiguiendo tus propios objetivos. Una mujer para quererte antes tiene que admirarte; y no te va a admirar yendo con cuidado viendo qué haces mal o qué haces bien detrás de ella. Un hombre preocupado, no es digno de admiración.

¡QUIEN TENGA OIDOS PARA OIR, QUE OIGA!

Dime ¿qué respuesta o qué garantía puede ofrecerle a una mujer un hombre preocupado? Y te digo, preocupado por lo que sea, no solamente por ella, esto es reducir tus objetivos miserablemente ¿es que no tienes otra cosa mejor qué hacer? –Claro, es que para ti es fácil, eres el Mesías Chuck Norris, todo el mundo te admira- No busques admiración, no se trata de eso. Si así lo hicieras, no dejarías de estar trabajando para el agrado de todos. Se trata de fijar tus objetivos y ser coherente en palabras, actos y pensamientos con tus objetivos, aunque sepas que te la puedes pegar. ¿Quieres ser un héroe? ¿quieres ser congruente? Selo para ti hermanito, has de serlo para ti mismo.

Tú que siempre vas de listo, de tener respuesta para todo, si le pides consejo a Chuck Norris, ten la humildad de reconocer las palabras del Mesías –¿Y cuales son las palabras del Mesías? ¡Quiero saberlas maestro!- Mis palabras hermano, son solamente tres, así que presta atención: BÚSCATE LA VIDA y deja de retorcerte con el monotema. Una vez que tengas tus objetivos claros y sepas lo que quieres para ti, insisto: para ti mismo y seas congruente con ellos, todo lo demás vendrá. En los evangelios está escrito: BUSCAD EL REINO Y LO DEMÁS VENDRÁ POR AÑADIDURA ¿te enteras? ¿o te crees que hablo por hablar? Mira que te cojo y te…

Sigue tu vocación hasta las últimas consecuencias ¿tienes valor para ello? No hay batalla ni misión en tu vida más importante que esta, ni gloria más alta que despierte más admiración que la de ver a un hombre fiel así mismo y convencido con su propio camino. Nadie te puede decir cuál es este camino, eso siempre has de decidirlo tú. Ni mucho menos, esperes que te lo marque ella, eres un hombre. Ahora te voy a presentar, a un alumno mío que lo ha conseguido…


Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber  y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!
Publicar un comentario en la entrada