APOCALYPSE NOW: HA LLEGADO TU MOMENTO SOLDADO


Puede que llegue el momento en que te encuentres solo, angustiado, derrotado, bebido y rozando el absurdo, sin saber qué coño pintas en este mundo. Sabes que ese momento puede llegar. Cuando crees que nadie más va a contar contigo, o que ya ha pasado tu época y te encierras para aislarte del resto del mundo en tu propio sinsentido. Justo en ese mismo momento, vendrán a convocarte. Puede que se te reclame para la misión más importante de toda tu vida. Algo que solamente se te encomiende a ti, que solamente puedas hacer tú. Pensarás  que probablemente no estás preparado, aunque quizás hayas estado preparándote durante toda una vida, para una misión que nunca sabrías si llegaría o no. No te lo han pedido cuando te sentías fuerte, cuando estabas preparado, cuando deslumbrabas, cuando todo iba bien. Precisamente cuando no se te requería, pero ahora llaman a tu puerta. 


Durante toda tu vida, te has podido estar preguntando  ¿Para qué me estoy preparando tanto? ¿Cuándo llegará mi momento? No se te requería, siempre parecía que estabas entre los suplentes. Ahora, en el peor momento, cuando más débil te encuentras, cuando creías que nadie daría un duro por ti, se te requiere. Solamente tú puedes hacerlo. Estabas esperando tu momento y no ha llegado como esperabas que sería en tu programa, en tus planes, en tus pensamientos, en tus ideas o en tu lógica. Sentirás miedo, angustia, más soledad quizás, pero ese es tu verdadero momento. Los verdaderos desafíos, los que forjan a los hombres, nunca vienen cuando uno se los espera, o como uno imaginaba, o cuando uno se siente preparado para abordarlos. Quizás tenías que llegar a tu límite para estar realmente preparado.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber  y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!
Publicar un comentario en la entrada