ASPIRANTES A VIBRADOR

Echándole un ojo al registro de visitas, siempre se me ocurre algo de interés que contarte, porque es donde mejor nos vemos las caras. Ahí se ve que es lo que te interesa cuando crees que no te ve nadie. Fíjate en lo siguiente: Cómo masturbar un clítoris, Masturbación femenina, masturbación del clítoris, cómo tocar el clítoris y alguna variante más, son de cara a Google unas de las búsquedas más populares que aparecen en las estadísticas y que conectan con el artículo gancho EXPERIENCIAS DE MASTURBACIÓN FEMENINA alojado en este espacio y colocado al efecto por gentileza de The-Clitoris.com. He querido emplear el concepto aspirante, porque es muy gráfico, y expresa como alguien le dedica un tiempo concreto y prolongado a currarse un puesto. ¿No lo pillas? Dudo mucho que sean tías, las que realizan esta búsqueda en Google y acaban en esta santa casa… sus búsquedas son otras, y ya hablaremos de ellas otro día. Yo como siempre, voy a expresar lo que veo con esto ¿Cómo masturbar el clítoris? Está bien saber de todo, pero esto quiere decir algo interesante.

Lo primero, es que tenemos una muestra bastante representativa de lectores masculinos preocupados por el bienestar del clítoris, e interesados en saber cómo hacer para que ella disfrute más en la cama. Todo bien hasta aquí. Lo segundo, es que la mejor manera de masturbar un clítoris, es ponerse a hacerlo directamente, y tanteando, ya que ninguna mujer ni por ende su clítoris, es igual a la anterior. Simplemente, jugando con el dedo, con la lengua, rozándolo con la piel mientras otras partes están más ocupadas y bueno, toda la gama de variantes de masturbación del clítoris, que se encuentran en el artículo de referencia, que dan para mucho. Te hablaría también del hidromasaje ¿para que si no te crees que se lo compran? También se puede usar un mando a distancia, eso sí, sin pilas que si no  la TV se vuelve loca ¿alguna sugerencia? La imaginación es la loca de la casa.

A lo que iba, te recomiendo que antes de buscar por Internet cómo masturbar un clítoris, aspirante y opositor a vibrador, te preocupes más por tu propia satisfacción sexual en primer lugar, que por la de nadie más. Mira, te lo digo porque sinceramente preocuparte por estas cosas, si antes no tienes cubiertas las tuyas, es perder el tiempo. Para disfrutar en el sexo hay que ser muy, pero que muy egoísta, a menos que seas un “currante” o un opositor a vibrador, o cobres por acostarte con mujeres. Ya sé cómo suena, y a alguna que otra no le hará gracia, pero me da igual. Ellas tienen a su alcance mil y una variantes y grados de libertad con todos los interruptores que tienen en el cuerpo. Para mí el cuerpo de una mujer es como un parque de atracciones. En cambio, tú solamente tienes uno, que además está muy bien definido ¿las ves tan preocupadas por satisfacerte? O ¿las ves más preocupadas por venderse bien?

Mira, aquí queremos cambiar las cosas, y para poder materializar esta idea, tienes que pensar más en ti y pedirles añadidos a ellas. Aquí tengo todos los días, a mil doscientos tíos preocupados por estos menesteres sexuales (ponlos a todos en fila india y dime que son pocos anda…). Yo te pregunto: ella aparte de belleza y un buen escaparate de promesa sexual que te llena la vista ¿qué te da? ¿cuánto tiempo crees que invierte una mujer al día aparte de ser muy guapas y multitarea, cosa de admirar,  en preocuparse por lo que te gusta a ti? Y más aún ¿por hacer que tú disfrutes? No te quedes en el escaparate. Ellas se están olvidando, que en la cama caben dos personas. Raro es el cajón de una mujer soltera en el que no haya un vibrador. Y si es casada… en un doble fondo de armario, o camuflado dentro de un cajón que sabe que él nunca abrirá ¿quieres ser tú un vibrador más que sabe manejar un clítoris con maestría? ¿Y tu propia satisfacción? ¿Funcionas con pilas?

¿Y QUÉ PASA CONTIGO?

En palabras de mi abuelo, cuyo éxito evolutivo ha sido indiscutible, que no como el mío que probablemente me extinga como el último neandertal, te diré que: Si, es muy mona… pero pregúntale antes qué sabe hacer. Yo digo que amén. Los tíos somos tan conformistas y tan pollafuera, que a menudo y a menos que andemos sobrados, nos quedamos en el escaparate, e incluso con menos… cuanto mayor es la escasez. Te voy a contar un secreto que además es gratis: las opciones las fabricamos nosotros. Y la escasez o la abundancia que percibimos de cara a las tías, es en mayor parte producto de lo que nos creamos acerca de nosotros mismos. A mi me educaron para ser correcto, servicial y conformista, como a muchos; pero aparte de saber masturbar un clítoris, también quiero que me la chupen… y que me quieran ¡claro! Continúa en la segunda parte: ¿ERES UNA POLLA MECÁNICA?

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!
Publicar un comentario en la entrada