NO ME JODAS

 Voy a intentar aportar algo de buen karma, creo que te lo debo. A sabiendas de la ola de mala hostia a nivel nacional, creo que me vale de poco descargar la mía aquí, porque entonces, nos quedamos igual o peor que antes. En mi trabajo, a veces me siento como el puto abogado del diablo, y otras como un justiciero implacable, pero en resumidas cuentas y a lo que voy, es que en mi día a día profesional, gestiono mucha mala hostia. A veces a favor y otras en contra, unas veces más justas y otras menos, compensaciones, denegaciones, verdades a medias, verdades parciales, exageraciones, mentiras y te diría que casi hasta algún guión de cine, por llamarlo de alguna manera si las obras teatrales se quedan cortas para llamar lo que me llega  a la mesa para resolver. ¿Qué hago con todo esto? Lo de siempre, tratar de buscar la verdad más objetiva posible, pero me doy cuenta, que la gente está mal, y aún así es muy difícil que los clientes queden siempre conformes. No te están pidiendo justicia, aparte de eso, te piden dinero y de alguna manera que les des una satisfacción que no han obtenido por otras vías, en su vida diaria. No te lo dicen con palabras, es algo que lees entre líneas, que la gente está jodida y que no sabe por dónde salir. Se nota que no solamente están hablando del producto o de la insatisfacción, o expectativas que tenían. Te das cuenta de que la peña revienta en cuanto tiene ocasión, y en una reclamación… se ven muchas cosas de la gente.

Se ve por ejemplo el flujo de mal karma, se ven frustraciones, se ve insatisfacción… Se ve por ejemplo, que alguien putea a alguien, y que pretende desahogarse con otro alguien y echarle la mierda encima.  A esto me refiero con el flujo de mal karma: ves la noticias, te pones de mala leche, te preocupas, y eso después se lo trasladas a quien tiene más cerca. O bien otro ejemplo, eres un casado que no folla en casa, que en el trabajo está presionado y temblando con que lo despidan, que no tiene desahogo alguno, y en cuanto tiene oportunidad… descarga la mierda donde puede. Me refiero a esto, a una reacción en cadena de mala leche, que no le hace bien a nadie. Una alternativa a esto, es pasar de todo, relativizar a nivel cero, que para qué negarlo, se puede hacer. Hay algunos a los que les sale mejor que otros, por costumbre o por hábito. Realmente, ser positivo, es difícil a día de hoy, porque en cierta medida tienes que “relativizar a favor”, y eso siempre implica una pequeña dosis de autoengaño, en lugar que de realismo. Por cierto, se ve también que la gente folla poco o nada ¿Por qué decimos que alguien está mal follao? Menuda tontería ¿verdad? pero qué simple soy…

Pues sí, más simple que el mecanismo de un chupete, pero lo cierto es que con la excusa de protegernos y “que no nos jodan” o que no nos hagan daño, cerramos puertas. Yo me acuso a mí mismo de este delito, soy de los de mejor solo que mal acompañado, que para que negar que me gusta hacer lo que me da la gana, y de hecho lo hago ya que no le tengo que rendir cuentas a nadie; aunque sí que me gustaría tener algo auténtico, que no rendirle cuentas a ninguna ¡ojo! Que eso no se echa nunca de menos. Si bien estar en paz en esta época de frío, crisis y cambios, es un tesoro, esta paz es un sucedáneo conformista de la felicidad, ya que ni tú ni yo, hemos nacido para estar jodidos. ¿Hemos basado la alegría en el bienestar y en el estatus? ¿tanto nos hemos alejado de lo humano? ¿de qué te voy a hablar? Pues de lo que quiere la gente, o de lo que quiero yo, amor y libertad y mucho, pero que mucho sexo que le da vida al cuerpo.

Vamos a ver, la gente está jodida y eso a estas alturas es una obviedad, porque nos están jodiendo desde arriba, pero por ejemplo en Cuba están más jodidos que nosotros, pero más alegres ¿por qué? Se pasan el día follando, es algo cultural. Esto me recuerda a la conversación que tiene el grupo de los chicos en la película Al otro de la cama, cuando Alberto San Juan en su papel de taxista españolito, afirma que la gente está de mala hostia en este país porque no se folla. En al India, están pero que mucho más jodidos que nosotros y parece que no les quitas la vida pintada en el rostro ¿por qué? Pues mira, en India no lo sé, porque nunca he estado, que sí en el Caribe, pero lo que es seguro, es que su alegría no depende del estatus económico. Creo que esto nos debería poner a todos cara de gilipollas, a mí el primero y sí, a ti también. Así que, no me jodas…

¡A MENOS QUE SEA EN LA CAMA!


Entonces lo que quieras, y si es de buenas maneras y con ganas mejor ¿quieres que te lleve el desayuno a la cama? Por mi encantado, así sí… así lo que tú quieras. ¿Van a conseguir acaso quitarnos el sueño, el sexo, el hambre, la sed y las ganas de vivir? Me niego. Mira, voy a ser muy claro y muy práctico para terminar esta homilía: si haces por facilitarle la vida a los demás, es más probable que hagan por facilitártela a ti. No es algo seguro, no es algo que se pueda garantizar en papel o por contrato, pero… joder, uno se siente mejor abriendo puertas que cerrándolas ¿o no lo sientes tú así? Hay que follar más, algo tan simple como eso, es algo que le sienta bien a todo el mundo. Ya sé que suena obvio, que suena simple, que suena básico y hasta resabido y parodiable, pero es que queridos colegas: NI SI QUIERA ESTAMOS LLEGANDO A LO BÁSICAMENTE HUMANO ¿nos van a quitar esto también? Yo no me dejo ¿te vas a dejar tú?

Mira tío, tómatelo cómo quieras, pero quien te quiera traficar, negociar, negar o dosificar tus necesidades básicas como hombre, o sea… follar, solamente merece que pases de él o de ella: ya sea la Iglesia católica, Educación para la Ciudadanía, una hipotética ministra de igualdad, tu propia mujer, o tu propia novia, o una tía en un garito, o tu madre, o tu padre o quien sea ¡A TOMAR POR CULO! Y ya estás tardando. ¿No somos tan simples? Pues como los tíos somos simples, que se enteren ya de una vez de que lo somos, y que se adapten. Deja de comulgar con ruedas de molino, porque si no, las cosas no van a cambiar en la puta vida, mientras sigas diciendo a todo que sí como un borrego… porque si no te quedas sin follar y te da miedito. Que no te cojan por ahí anda, a menos que sea para darte gusto. Si sigues comulgando y saltando el aro que te pone la rubia (o quien sea, que también puede ser morena o pelirroja), no solamente te estás jodiendo tú, estás jodiendo a los demás que vendrán detrás.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todoaquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!
Publicar un comentario en la entrada