ARMO CAMORRA… Y FORNICO DEMASIADO

 –¿Por qué cree que ponen en duda su estado mental?- le pregunta el psiquiatra –Debe de ser porque armo camorra y... fornico demasiado- responde el paciente Randle McMurphy (Jack Nicholson) al médico que está tanteándole antes de su ingreso, porque cree que puede estar alegando un falso estado mental, para evitar una condena en la cárcel. No sé si es el mejor ejemplo, sinceramente no creo que lo sea, ya que el actor está interpretando a un violador condenando por tentativa; pero ciertamente es muy gráfico. La respuesta que le da al psiquiatra encaja bastante con lo que te quiero contar a continuación. En una cosa si te le tengo que dar la razón a las tías y es en lo siguiente ¿dónde están los hombres de verdad? Porque yo hace tiempo que por la calle no los veo, y lo que queda de quien os escribe estas líneas, se encuadra más en un espécimen mezcla de neandertal, macho ibérico con aspiraciones de pureta y también de salvar el mundo, para abriros la mentes cuán épico general que arenga a sus compatriotas antes de la batalla final, enfrentándose a la tiranía, en minoría y desventaja, sabiendo que probablemente no saldrá vivo del campo de batalla, pero con la convicción de que ganaremos la guerra.

Al menso eso sí, eso sí que lo hay todavía dentro de mí. Ese guerrero existe dentro de mí y dentro de ti también, porque como hombre te ha sido otorgado por condición. Ese hombre guerrero corre por tus venas y respira el mismo aire que respiras. Pero la verdad, que de los míos, por así llamarlos, hace ya tiempo que no veo a ninguno. Esto me hace pensar que los auténticos entre los cuales me incluyo sin ningún complejo, estamos en peligro de extinción, y muy probablemente nos extingamos. No pretendo caerle bien a nadie, lo digo porque lo creo realmente. Naces hombre, y ya se van encargando de joderte por el camino lo auténtico de serie, convirtiéndote en un homo sapiens sapiens bien domesticado que paga, paga, paga, paga… y sigue pagando hasta el fin de sus días. Hasta que llega un día, te das cuenta que estás viendo GRAN HERMANO y que de mayor, quieres salir en Tele5 y ser tertuliano en programas de cotilleos.

En efecto, te han jodido ¿se te ha roto una uña? Fíjate bien en el hijoputa, aquel al que todos ponen a parir, pero que hace lo que tiene que hacer. Hablando de cabrones, te voy a poner un ejemplo muy gráfico, ya sabes… de los míos. No sé si sabías que el primero que promovió las leyes antitabaco en Europa fue el partido Nacional Socialista de Adolph Hitler. Sabiendo esto, te invito a que saques tus propias conclusiones, sin más adornos que estos hechos y el hipotético progreso, las “ventajas” de estar económicamente dentro de Europa, los “inmensos” beneficios de la política de igualdad auspiciados por feminazis con odio extremo al varón, con un vibrador en el cajón más grande que mi cabeza ¿han conseguido que mujeres y hombres cobren lo mismo? ¿han conseguido que deje de morir una mujer por semana a manos de su pareja o ex pareja? Ya ves que no, lo único que han conseguido es meter burocracia y que haya legislación que ampare denuncias falsas que ya le han jodido la vida  a mucha gente, y a mucho padre de familia que simplemente... pasaba por allí, y que un día para otro, está pagando divorcio y la hipoteca de la casa, sin derecho a ver a los niños, mientras ella se folla a su jefe a la salud de su ex. Algo tan simple como eso.

Y si me meto con las modificaciones del sistema educativo… que antes que hubiera crisis económica ya estaban aportando NINIs a la sociedad (Ni estudian, ni trabajan). Que han alargado el instituto y la universidad de tal forma, que se pasan más tiempo en la carrera que uno de la Tuna de Santiago ¡Ojo! Que no me meto con el parado, me meto con el de la camisa negra, que corre delante de la policía y organiza macrobotellones en céntricas plazas en nombre de la justicia popular y económica, mientras su padre le paga los piercings. Y tampoco me meto con los estudiantes, que al fin y al cabo, hacen lo que tienen que hacer, me meto con el puto Disney, con la Iglesia Católica y con cada uno de vosotros que espera que el de arriba le vaya a solucionar algún tema sin estar dispuesto a asumir riesgo alguno, mientras ve que cada vez tiene menos dinero en la cuenta y que las facturas son más gordas ¿Te lo he dicho alguna vez? Tu puto progreso se puede ir a la mierda ya mismo, sensible…

¡VETE A SALVAR A LAS BALLENAS ATONTAO!

Al final, como en Alguien Voló sobre el nido del cuco, el enfermo mental es ¿el que la lía y el que fornica mucho? Pues ya sabes, calladito y castrado está más guapo, si quieres formar parte de este estado del bienestar, puto pagafantas. Si ahora ser hombre es agachar la cabeza y guardarte el pene en el bolsillo… es que hay algo que no funciona. A las pruebas me remito. Si ves que un día pones la TV y te han enganchado con el 24h de Gran Hermano, en lugar de con las noticias o los deportes, es que ya poco se puede hacer por ti. Aún así, siempre se puede hacer algo, la cuestión es que quieras. Así que antes que a los que quedamos nos metan en granjas para ordeñarnos el esperma para que la especie no se extinga… te recomiendo que te muevas, y que aprendas a decir NO.

Post Data: No comulgues con ruedas de molino, hombre naciste, y hombre serás hasta que te mueras. Nunca olvides eso. Si te gusta Tele5, los cuarenta principales, Justin Beaver, tienes un chihuahua siendo hombre y ya has empezado a usar en tu facebook, o en twitter fotos de flores, unicornios, gatitos, peluches, o citas trascendentales que suenan bonitas, y que compartes con tías a las que ni si quiera conoces en persona, es que ya estás bien jodido ¡CAPULLO! Y si no te gusta el fútbol, o ningún deporte… ya ni hablamos.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

Publicar un comentario en la entrada