HASTA LAS PELOTAS DE... ESTO ES UN SINDIOS V por EL REVERENDO

Los socios me han pedido sosiego, pero hoy va a ser que no…. Que aquí no hay término medio y me da a mí, que es mi turno de quejarme ¿no? O es que ¿acaso no puedo? Cuando uno está harto de muchas, muchísimas cosas solo quedan dos opciones válidas; quejarse amargamente, despotricar, tener derecho a la pataleta… o bien sencillamente y en la medida cada cual de sus posibilidades cambiar las cosas. Yo he optado por un mix: despotricar para también y desde dentro operar cambios profundos. El artículo presente, va de una lista, una increíblemente extensa lista de cosas con las que no comulgo a pesar de acogerme por pseudónimo a la marca Reverendo, y que honestamente creo que no debería comulgar nadie. Sin querer ser políticamente correcto sí que diré sin embargo que por supuesto que respeto a quién siga eligiendo alguno de estos caminos que describo aquí. Cada cual debe seguir su camino, sus fantas de naranja y sus opciones, aunque estas sean anatómicamente castrantes y pseudo consoladoras. Allá penas y que os den bien dado… ¡Vosotros veréis! Empecemos con la letanía, y por cierto, si te pitan los oídos, es cosa tuya. Pues macho, estoy hasta las pelotas de:

Discotecas, divas de discoteca y demás subproductos de la noche, de relaciones públicas cuya única habilidad es hablar y beber fomentando que los tíos paguen copas y las tías vuelvan a casita con el ego por las nubes; de tanto buitre leonado que entra a todo lo que se mueve sin importarle nada más que el tratar de haber si cae algo; de tanto matao que se mete cien copas en el cuerpo porque es fin de semana y es lo que toca; de tener que rebajar un 50% mi coeficiente intelectual para tener una conversación dentro de un pub para que se comprenda, de tíos vestidos igual, de pibas vestidas idénticamente y cortadas a patrón… de que un par de tías sean guapas o feas, no estén ni dos minutos sin ser abordadas.

De tanto pollafuera que en facebook comentan hasta la gilipollez más insulsa que ha hecho el pibón de turno solo porque está buena; de tantos palmeros que aplauden cualquier gilipollez y que forman parte del excelso club de fans de toda fémina que se tercie engrosando su ego, y haciendo que su valor de mercado suba como la espuma, muy por encima de “su valor real”.

Del mercado de carnaza, marketing y merchandising asociado en que se han convertido las páginas de contactos para solteros, las discos de moda, la televisión, publicidad y demás elementos de distracción universal; de tanto tío sin camiseta y tanta tía con media teta fuera demostrando tanto los unos como las otras, que toda su autoestima está depositada en su entreteto, su entrepierna o en sus abdominales. Si ahí está tu autoestima ya me dice mucho de tu verdadero valor como ser humano niña… follar te follaría pero no te quedes a dormir.

De varias clases de mujeres; en concreto hasta las pelotas de vengadoras tóxicas que se follan y luego abandonan a los tíos clonando comportamientos masculinos, vengando supuestamente a las mujeres que tan desigualmente han sido tratadas en la historia de la humanidad; de tanta loba sexual frígida emocional, de tanta independiente, de mantis religiosas que te matan tras copular contigo y que huyen sin dejar rastro ante el menor grado de sentimientos, vulnerabilidad o emocionalidad por tu parte… de tías “guays” que integran ONGs, de mujeres de alto mantenimiento que solo porque tiene un buen par de tetas, unas bonitas piernas y las entran mucho en la disco de moda se creen las reinas de Saba y piden, exigen, exigen y vuelven a exigir. ¿Acaso son capaces de dar todo lo que exigen?

De putas mentiras también estoy saturado. Si quieres, queda mal conmigo, lo prefiero, o asume el riesgo a que pase de ti o a que lo que me ofreces no me guste o no lo quiera pero no mientas; no finjas ser lo que no eres porque te descubriré, ni finjas tener la edad que no tienes porque lo sabré, no vayas de buena porque te tengo calada. Ya he visto y oído mucho reina mora.

De cartas debajo de la mesa. A mi juégame de frente, sin cartas ni ases en la manga ¿Qué puedes perder?; ya lo sé, esto es la vida, se apuesta, se gana se pierde, se ríe se llora… pero por favor, no juegues conmigo ni con otros; si te gusta otro, todo tuyo; si estas “medio medio” con tu ex, mejor vuelves con él y así te quitas la curiosidad del qué tal os hubiera ido.

De ocultar mi interés, sexualidad, deseo, masculinidad, sentimientos, vulnerabilidad, etc. Soy un hombre y tengo polla, no pienso dejar que me domestiquen o castren. No quiero ocultar que deseo a alguien, que me interesa alguien, que deseo a alguien, que pondría alguien a cuatro patas, veinte uñas y lo que se tercie. Soy un tío, y tampoco pienso negociarlo, soy como soy, me gusta lo que me gusta, me mueve lo que mueve y tengo que expresarlo… Tengo sentimientos y una vida emocional superior a la de una zapatilla, si no te gusta te jodes, cómprate o búscate a un robot que de abrazos automáticos y eche polvos mecánicos o mejor aún usa uno de esos consoladores a pilas. Te diré un secreto, son inigualables, jamás podremos competir contra uno de esos aparatejos, tiene 10 velocidades, un tamaño descomunal y si pones buenas pilas duran un huevo. ¿Ah, que esta frío?... nadie dijo que fueran perfectos, recaliéntalos en el micro. No me voy a callar mis sentimientos, emociones, deseos, aspiraciones y pulsiones sexuales, si te asustan puedes correr.

De tanto pajillero que nos pide tips para follar más y ni si quiera se plantea dejarse de hablar al cuello de la camisa antes, o preguntarse por qué folla menos que el chófer del papa.. No, solamente te piden tips para mojar el churro, no para ser un hombre de provecho. Leeros a David Deida anda… o veros Bravehart, o Gladiator. Haced algo honorable aunque sea de lejos. Aunque sea solamente una línea, se merece una categoría aparte, al igual que los que nos los piden para ligarse a una mujer casada, o follarse la novia de un amigo, o de una mujer con pareja. Pica el ego ¿eh? Pues también lo metemos en el saco, tanto ego masculino. Si macho, tienes razón: tú la tienes más larga, ya está, no voy a discutir más contigo… ¡pringao! Añade la cola de competidores dispuestos a todo por una tía ¡toda para ti!...

¡YO NO ENTRO EN COMPETENCIA!
No embargo mis intereses, pasiones y sentimientos para competir por una mujer, ni me pongo a hacer jueguecitos de magia ni malabares para impresionarla. Yo no me pongo a la cola esperando sus migajas. Me siento un producto exclusivo y como tal no compito, no entro en el merchandising ni me vendo.

De asumir culpas y responsabilidades ajenas. No, por mucho que te empeñes no tuve la culpa o al menos no toda, y tú que eres de las que dices que lo que tú haces es hablar con unos chicos muy simpáticos y yo entrar a todo lo que se mueve, déjame que te diga que es lo mismo, que tú lo haces igual. Que yo asumo mis responsabilidades y mis culpas, pero que cargues tú con tu cuota, con tus cosas, con lo que haces y no haces. Si obraste así es que querías hacerlo, yo no te cargué con eso, ni te forcé, no hay nadie más que tú, tú eres dueña de tu destino y yo en una relación con una mujer asumo ni más pero tampoco ni menos que el 50% de responsabilidad. ¿Crees en la igualdad? Pues demuéstralo.

De los “¡céntrate!” ¿En que o en quién? Preguntaría yo. Que tú hayas encontrado el amor de tu vida, o que lo que hayas encontrado te encaje con lo que busques no significa que a los demás nos valga lo mismo que a ti o tal vez, no hemos tenido igual suerte, o simplemente no queremos lo mismo que tú tienes. Te contaré un secreto. Estoy centrado, 100% centrado, sé lo que quiero con tanta precisión que asusta. Sé lo que quiero vitalmente, espiritualmente, profesionalmente, sexualmente, intelectualmente, sé la clase de pareja que quiero y la que no. No voy a negarme nada a mí mismo. Me “centraré” cuando encuentre lo que busco. Ni un segundo antes. Y no es cuestión de ser exigente o dejar de serlo, es cuestión de ser consciente, de lo que da o no te da felicidad ¿Tú estás dispuesto a renunciar a alguna que otra pieza de tu puzle? yo no. Igual es que en eso soy un poco tía.

De los “es que ya toca” ¿perdón? ¿dónde está escrito eso en la ley natural? ¿quién lo dice? ¿alguien que tiene que justificar día tras día su situación? ¿El Corte Inglés? ¿su madre? ¿la tuya? ¿Tu familia? ¿tu amiga la del quinto? Como diría Pepe Sancho en un arrebato ante los paparazzi ¡A MAMARLA! A mí no me toca nada de nada. Para bien o para mal a mi ya no se me pasa el arroz, pero es más, aunque se me pasara, no pienso renunciar a toda una vida por ello. No quiero tu plan, su plan o el plan, tengo mi propio plan y lo cumpliré.

De los que te recomiendan aquello de “baja el listón” y que casualmente, están casados o emparejados de larga duración y además de bajón ¿por qué será? Bájalo tú. No, no es negociable. Para bien o para mal he probado mucho caviar, mucho manjar, mucho solomillo, y la panceta no me va. Si he de comer toda mi vida algo quiero que sea delicioso. Pero es más; sé lo que quiero y no voy a renunciar a ello así de mano, por nada del mundo; pero no solo en temas sentimentales si no en cualquier área de mi vida el listón esta alto, porque yo soy alto. Solo sé mirar alto ¿qué pasa? que uno ya tiene pelos donde los tiene, así que apostar a todo o nada y jugar de cara y fuerte ¡Amén! Si te perdiste ¿QUIÉN MANDA AQUÍ?

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

CAPITAL HUMANO I: EL MOTOR ACTIVO

Somos simples y básicos, hay algo que nos gusta a todos… aparte del sexo, claro. Nos gusta ganar, nos gusta salirnos con la nuestra, sobresalir, triunfar, llevar la razón, saber que las cosas han salido bien gracias a nosotros ¿me equivoco? O es que… ¿acaso soy el único hombre sobre la faz de la tierra que se siente realmente vivo cuando sabe que ha ganado una batalla? O acaso ¿soy el único que ha fantaseado con salvar una situación imposible de forma heroica? Y aún más… ¿qué me dices de matar al villano? ¿salvar el mundo? ¿una doncella? ¿matar a la bestia y colgarte un trofeo como amuleto? Sí, eso… a la vista de todos, que vea todo el mundo que he sido yo ¡YO SOY EL HOMBRE! Dime si miento, y atrévete a decirme a la cara que nunca uno solo de estos pensamientos ha pasado por tu mente, por tus deseos o por tus sueños, o al menos algo parecido.

¿Recuerdas a Rocky Balboa? ¿recuerdas a Máximo? ¿a William Wallace? ¿qué me dices de Aragorn? ¿Y Espartaco? Soy de la vieja escuela, creo desde el fondo de mi alma, que dentro de cada hombre hay un guerrero, capaz de salir en determinadas condiciones. Este hombre extraordinario, ha quedado ahogado por el día a día, la costumbre y las hipotecas. Piénsalo un momento, lo raro y lo antinatural, es estar delante de una pantalla 8 horas al día, viviendo o trabajando a través de un PC. El campo de batalla es lo natural y lo humano. Quien no crea que este mensaje no va para él, ha perdido lo que le define como hombre. Si un día todo este sistema se va a la mierda, veremos quien queda en pie y quien vale de verdad, sin trajes ni corbatas. No te creas que esta idea es ficción, a estas alturas no me extrañaría. Todavía quedan zonas en el mundo en las que tener un pasaporte americano es más una amenaza que una ventaja.

Sé perfectamente cómo suenan estos dos primeros párrafos… a película épica, a batallas, leyendas y a historias de héroes novelizadas. Quiero que pienses por un momento por qué te pueden gustar este tipo de personajes, a fin de cuentas, te gustaría ser como ellos en lo más profundo. Eso es algo que al menos en la fantasía o en nuestra mente, o en ocasiones muy puntuales de nuestra vida, esta sociedad castradora no ha conseguido arrebatarnos. ¿Sabes por qué? Esto no hace falta que te lo diga nadie, porque lo llevas dentro: el ganar la pelea, el sobresalir, el hacer justicia, el salvar la situación y demás actos que solamente tú eliges si vas a hacer o no. Nunca pienses que no puedes ser como ellos, eso es precisamente lo que quieren que creas para que no molestes.

Todos estos personajes tienen algo en común: un día dieron un paso adelante y pasaron del pensar al hacer. Crearon movimiento, fueron motor, ejemplos a seguir ya fuera en la realidad o en la ficción, eso es lo de menos, porque conectan contigo… y si no, es que te pasa algo raro, si no crees que en lo más profundo de ti habita un héroe capaz de cambiar el mundo. Eso es precisamente lo que puede distinguir a estos personajes del resto de hombres ordinarios y comunes, se han atrevido a dar el paso y por eso las masas les han seguido. Estas personalidades no tienen por qué ser diferentes a la tuya, piensa que quizás solamente te haga falta dar ese paso al frente y ser el primero en mover ficha.

No te hablo de un poder basado en la economía, en el dinero, en las influencias profesionales. Te hablo de lo que sale de dentro, que no se puede comprar. Estas personalidades son las que pueden cambiar el mundo, las que se han atrevido, las que le han echado huevos, las que no se han callado y han dicho POR AQUÍ NO SE PASA. El mundo está lleno de borregos que no saben pensar por sí mismos porque nadie les ha dicho que pueden hacerlo, y no solamente pensar, si no actuar. Siempre que quieras dar un paso al frente, vas a oír una voz prudente que te quiera aconsejar que no lo hagas, que te querrá meter miedo, que te dirá que estás loco si piensas hacer algo en contra de lo que dicta la masa, o el que manda, que no hables alto, que te pueden oír...

No sé si existirán un porcentaje a escala mundial… lo dudo, pero si nos dejamos guiar por la distribución de la riqueza, están bien claro. Si hay muy poca gente con poder, con un motor activo dentro, con iniciativa, con ideas, con carácter emprendedor, con capacidad para crear, para mover a personas, para que otras personas quieran verlos como ejemplos, es porque hay millones de personas sumisas que no se atreven a actuar, que no quieren dar un primer paso al frente por miedo a exponerse, millones de personas que prefieren delegar sus opciones en el que dicta la norma. ¿Y quién dicta la norma? Pues la dicta el que se sí que se atrevió. La única diferencia entre un motor activo y un borrego, no es el capital humano que se lleva dentro, si no el atreverse a dar ese paso al frente. [continúa en parte II]

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

ADÁN Y EVA: ASÍ SERÍA HOY LA HISTORIA III

Modelo: Mari Arauz
Fotógrafo: Andy Quarius

Mientras le daba el sol en la frente, Adán empezaba a comprender algo importante mientras acariciaba su amuleto. Habría momentos en los que nadie, absolutamente nadie le ayudaría o le daría una solución, atendería sus reclamos o daría sombra y alimento. Tenía que aprender a caminar solo para buscar lo que quería, si él no lo hacía por sí mismo, no podía pretender que nadie lo hiciera por él. Mientras caminaba por el desierto vio algo en la arena que le desconcertó, algo de lo que nunca se había percatado antes: una figura negra que no se despegaba de él. Nunca había estado a pleno sol, siempre había podido resguardarse bajo una sombra, los arbustos, los árboles, las rocas y tumbarse en el césped a descansar. Se dio cuenta que era su propia sombra, la proyección de sí mismo que caminaba encorvada y arrugada, triste, cansada y con desánimo –No me gustas, das pena… eres siniestro, no hablas, solamente te arrastras por el suelo- dijo con desprecio. La proyección hacía caso omiso de sus palabras y seguía silenciosa y amenazante cada uno de sus pasos –¡Vamos levántate y pelea! ¿qué quieres de mí?-

Se dio cuenta que aquel engendro también le retaba, se movía igual, se comportaba igual que él… pero no hablaba. Enseguida se dio cuenta que estaba haciendo el ridículo, y que aquella sombra no era más que la proyección de sí mismo. No se sentía orgulloso de verse así y empezó a jugar, a poner posturitas, a probar cómo podría verse bien según su propia sombra. –Quiero verme bien, quiero sentirme orgulloso de lo que veo de mí en este suelo… está visto que nadie a más que a mí le importa- Adán se puso recto, levantó la cabeza, los hombros y despegó sus brazos del cuerpo mientras andaba. Le pareció bien verse así: ágil, erguido, veloz, dispuesto a todo y entonces… aceleró el paso –Si yo me veo bien, nada puede pararme- pensó para sí mientras reanudaba su marcha.

Sentía ansiedad, una mezcla extraña entre vigor, nervios y orgullo. Mientras seguía andando pisando las huellas de Eva, se preguntaba cuánto le durarían las fuerzas. Tenía que ser realista, sabía que podía caminar lo que fuera, aguantar el sol hasta cierto punto, pero en breve su cuerpo le iba a pedir agua, comida, descanso y sueño. Él nunca se había planteado antes buscar todo esto, siempre lo tenía todo al alcance de la mano –¿Esto es la vida fuera?- le preguntaba a su sombra, su única compañera sin obtener una respuesta. Adán ya le iba cogiendo el tranquillo a esto de la larga distancia, pero comenzaba a sentir un nudo en el estómago, un hambre que no había tenido antes por lo lejano de cualquier árbol, o cualquier presa. Su boca se secaba y no había charca, lago o fuente sobre la que poder poner la cara y beber a morro. Se echó la mano a la frente y levantó la mirada olvidándose de las huellas de su perseguida compañera.

A lo lejos vio algo difuso, una imagen borrosa con un color diferente al resto de aquella arena color hueso que lo inundaba todo, reflejando la luz del sol, provocando una sed mortal en todo aquel que la desafiara… Ni si quiera se hizo preguntas, no parecía que hubiese piedra alguna con la que tropezar y empezó a correr sin mirar a los lados. Poco a poco aquella mancha difusa iba tomando forma, aunque no parecía estar cerca. Era ya todo demasiado monótono y sin obstáculos… cerró los ojos y aceleró el paso en esa dirección mientras le apretaba el ansia, el hambre y la sed. Sin miedo a pegársela contra una miserable piedra, no quería levantar de nuevo la mirada, él sabía bien que podía llegar. Sabía que ella no podía estar en otra parte que no fuera en aquel dudoso oasis entre toda aquella infinita desesperación.

Así siguió hasta que el tacto de sus pies dejó de ser monótono y el insoportable calor, se tornó en una brisa que anunciaba la tan deseada sombra. Adán sintió que ahora si se había ganado el abrir los ojos. Antes de hacerlo inspiro… recuperando de esta forma el perfume que había andado siguiendo durante su eterna peregrinación. No había pasado un día, y tenía la sensación de recordar la imagen y el olor de aquella mujer, como si de un recuerdo lejano y anhelado se tratara. Por fin abrió los ojos.

Bajo un no demasiado frondoso árbol, estaba sentada Eva, con los ojos abiertos como platos, mirándole fijamente, sorprendida –¿Qué haces aquí? ¿cómo has llegado?... ¿por qué estás aquí?- Adán se sentía feliz por haber llegado, no necesitaba responderla, no necesitaba hablar y lo más importante: no estaba para explicaciones. Se acercó al árbol, obviando la presencia de su reencontrada compañera y alargando la mano dijo pensando en voz alta –Por fin… tengo un hambre que me muero- tomando un fruto diferente al prohibido, menos brillante, menos elegante, más normal, grande y lustroso, que le parecía suplicar ser devorado a toda costa.

Este primer bocado prometía saciar su hambre y su sed con lo que le quedaba por comer, tanto… que al sentir abundancia por primera vez ganada, que no regalada, miró a Eva con confianza. Ella protegía su desnudez con un par de hojas mal colocadas sin sujeción alguna, como quien va vestido de andar por casa sin esperar visita, mientras alucinaba, al ver como su compañero disfrutaba con satisfacción de ese primer bocado tan merecido. Adán alargó aquel fruto enorme, y con una naturalidad pasmosa, se lo ofreció a Eva –¿Quieres? Hay para los dos-

[fin] Si te perdiste la segunda parte

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

¿QUIEN MANDA AQUI? ESTO ES UN SINDIOS IV

Artículo original publicado en
Yo mismo y mi libertad de expresión
Preguntaba Sonsoles, al ver que no había ni orden ni concierto, ni patrón o comanda, norma o ley a la que sujetarse, con la esperanza que Pepelu despertara de su resaca, al día siguiente de haber ganado las elecciones –Tranquila Sonsoles, no te preocupes… todo va a salir bien- respondía para tranquilizar a su amada esposa, con este argumento que se cita en las películas cuando él ha de tranquilizarla a ella y no tiene medios para solucionar el problema. En efecto se había dado cuenta que ahora le tocaba a él mandar en este país. Esa mañana del 15 de marzo de 2004, en cuanto se miró al espejo, no quiso ver que ahora era él el responsable de todo. De repente, le salieron canas, se agobió y empezó a pensar en todo lo que se le venía encima. Claro Pepelu, no es lo mismo hacer dialéctica de chiste desde la tribuna y caerle simpático a la gente, que sentarse en la Moncloa y tomar decisiones.

Las autoridades de Kazajistán nombraron a José Luis Rodríguez Zapatero Rey de España por error, en una placa conmemorativa durante su última visita oficial al país euroasiático. ¿Quién se lo iba a decir? De la noche a la mañana y de un día para otro, a Pepelu le habían hecho Rey de España estando de visita. Ay que ver… y nosotros sin enterarnos que tenemos en este periodo de crisis y escasez, dos reyes, que no nos merecemos: a uno por bueno, y a otro por malo ¿quién es quién? Desde el año 2004, el puesto de Presidente del Gobierno está vacante, o mejor dicho, ha habido unos cuantos presidentes segundones haciendo las veces: colegas, senescales, amiguetes, hombres y mujeres de confianza, etc.

Todos ellos y ellas por turnos y suplentes, porque el titular, se estaba dedicando a reunir méritos, para que le hicieran esta placa errónea que por fin pudo destapar con orgullo. Por eso Sonsoles sigue enfadada, porque aquí ha mandado todo el mundo, menos quien tenía que mandar, y si su marido es calzonazos, debiera serlo solo de puertas para dentro, como todo españolito de a pie. Pero si eres calzonazos público, y encima eres “presidente por accidente”, tarde o temprano los colegas te van a comer terreno, y fuera por muy simpático que seas, saben que te pueden mangonear.

Aquí ha gobernado Calderas, ha gobernado De la Vega y mucho… más que nadie, ha gobernado Pepiño, ha gobernado Chacón, ha gobernado la Trini, ha gobernado Bibiana, Pajín y alguno y alguna más que ha podido disfrutar de su momento de gloria. Lo que le cabrea a Sonsoles en realidad, es que a su marido le gobiernen fuera de casa, porque para eso está ella. La diferencia entre la primera vez que le preguntó ¿Quién manda aquí? y ahora una mañana cualquiera, es que ya Pepelu, no puede decirle aquello de…

TRANQUILA CARIÑO… ¡TODO VA A SALIR BIEN!

Ahora le toca el turno a otro simpático y agradable personaje, el que gobierna, que sigue sin ser presidente, pero está en todas partes, y que parece sacado de un cuadro de los años treinta. Nuestro amigo Alfredo, tocayo del mayordomo de Batman, y que como él, está siempre cuando se le necesita y lo tiene todo preparado y bien atado.

La diferencia entre Alfred y Alfredo, es el amo de cada uno. Uno sale a hacer justicia nocturna cuando ve que las cosas fallan en el sistema, mientras que el otro… el otro…. ¡Vaya! Ahora no caigo qué hace el otro… Ah sí perdón, el otro es tan generoso con sus colegas, que deja que gobiernen ellos y que sean ellos quienes impartan justicia y demás para bienes. Alfredo ya ha dicho por cuenta propia que manda él, y si Pepelu se calla y no dice ni pío, será que está de acuerdo, o que ni si quiera está por contestar a nada ni nadie. Quien calla, otorga. Si te perdiste ¡HAYA PAZ POR UN MOMENTO! Continúa en HASTA LAS PELOTAS DE...

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

EL DISCO DURO DE LAS MUJERES - PROGRAMACIÓN EN PAREJA, por EL REVERENDO

Antes de empezar con la homilía de hoy, quisiera matizar dos cosillas. La primera es que los hechos aquí narrados son reales, absolutamente ciertos y testados, así que te gusten o no… son la cruda realidad. Como ya te tenemos dicho mil veces, deberías conocer bien a las mujeres y si no te gusta como son, es que no te gustan las mujeres. Así que saca las manos de los bolsillos y tus propias conclusiones. Sal del armario de la ignorancia, o del de siempre si no te gustan las tías tal y como las paren. Lo que expongo a continuación es real, y no supone ningún juicio de valor. Vaya por delante que considero que tanto hombres como mujeres tenemos mil y una cosas buenas y malas… fíjate lo que te digo, te diría que no son cosas malas, te diría que no las entiendo. Ni las entiendo yo, ni tú, ni mi padre y no solo eso, si no que el contenido de mi homilía dominical sin ser domingo, es consecuencia de una de las mejores cosas que se puede decir de la mujer como género ¡Al lorito! La mujer es capaz del único amor total, desinteresado e incondicional que he visto nunca; el de una madre a su hijo, y no, el del padre no es igual te pongas como te pongas. La segunda cosa es que me gustaría que alguna vez en esta misma página una mujer ,con experiencia, se arranque y haga algún artículo tratando de descifrar o desentrañar al hombre, sus comportamientos y miserias, que los tíos tenemos muchas pero que muchas miserias.

Bueno hechas estas aclaraciones y exculpaciones derivadas de lo que ha de ser un mínimo civil obligatorio… te vas a cagar, te voy a crujir con la última de la última. Empezaré por decirte que la mujer viene con tres programas cargados en su disco duro (vienen con más pero me ceñiré a estos tres); un programa de selección de personal, un potente testador anti virus; y por ultimo un potente programa de seguridad, seguridad familiar y de construcción del nido.

El primero de estos programas, llamémosle el selection 2.000, es un programa que evoluciona con los años, pues va agregando cosas pero sus sensores funcionan siempre ante lo mismo. Cuando son jóvenes el programa todavía no está del todo evolucionado así que responden solo a algunas cosillas; esencialmente responde ante los indicadores primarios de buenos genes; es decir el físico y el ser un ganador. Es decir, responden ante genuinos rasgos “alfa”. Es por eso por lo que responden como un resorte ante el de la moto que está muy bueno y es muy malote, pisa fuerte y se pega con todo el mundo (rasgo de agresividad), como muestra inequívoca de una alta presencia de testosterona. Estas chicas tan jóvenes aún no tiene desarrollados del todo los otros dos programas así que no se plantean aún con seriedad la maternidad por lo que, como he dicho buscan y seleccionan solo machos alfas. De hecho son especialmente crueles y descartan en seguida a aquellos especímenes con rasgos betas tales como taras físicas, gafas, gordura o lo que se te ocurra.

Cuando maduran, allá por inicios de la treintena, aunque cada vez se retarda más si lo vinculamos con el primer parto, el programa se refina y aunque siguen respondiendo a esos rasgos alfa, su buscador se activa también ante rasgos que indiquen seguridad, protección y dotes como proveedor. Son capaces de “perdonar” posibles rasgos beta en pos de un bien superior. La gran construcción del nido. La mujer al llegar a determinada edad empieza a seleccionar no al mejor amante si no al mejor padre y lo hace de forma inconsciente; tan y tan inconsciente que lo hace incluso aunque ni por asomo piense en ser madre. Como te he dicho le viene cargado de serie en su disco duro. El estatus empieza a cobrar una importancia mayor que el físico o que la presencia de testosterona, es más aunque sus resortes físicos siguen reaccionando ante los rasgos que hemos llamado alfa su instinto le hace sentir desconfianza y no implicarse demasiado con el de la moto.

En este punto te voy a dar un pequeño leñazo en la autoestima pequeño enano idealista de corte clásico ¿No te ha pasado nunca que te has tirado a una tía y ella ha pasado de ti?; o que has estado medio saliendo con una tía a veces incluso durante mucho tiempo y ella nunca se ha terminado de comprometer? Si, ya sé lo que ella te dijo, que ella es muy independiente, que no quiere nada serio, bla bla bla bla… Te diré algo, esto son pamplinas. Y unos cojones no quiere nada serio. ¡No quiere nada serio contigo! ¿Y por que? Puede que hayas encendido varios de sus interruptores de selección, esencialmente los más primarios, o sea… los que rentan a la hora de la verdad, pero no acaba de ver en ti “madera de padre”. Por lo que sea: porque sus tests anti virus han detectado incongruencias en ti; porque no se fíen de ti, porque te falte estatus… hay mil cosas. Aunque siempre es mejor este descarte, a que te nominen como pringao oficial del reino de España, y acabes por mantener el hijo no reconocido del boy o stripper que se la calzó a cuatro patas y sin condón en su despedida de soltera, cuando se fue con sus amigas a Ibiza en barco.

¿No has observado como mucha gente que arrasaba con las chicas cuando tenía 15 años ahora no se come un colín y que sin embargo ese que no se comía nada de nada, ahora no para de tirarse modelos o simplemente se ha casado con un pibón del quince. Pues es precisamente por esta evolución que como te he dicho se produce en el “selection 2000”. Hay otro programa muy eficaz con el que viene de serie. Un test anti virus o deberíamos decir un test ante tíos defectuosos, anti falsos alfa camuflados. Toda mujer si le interesas realmente te pondrá a prueba. Probará tu congruencia, tu integridad, tus límites, tu autoestima, tu control emocional…

Si quieres meterte en esto Manolete, lo mejor que haces es entender de una p vez que una mujer solo cierra el trato cuando tiene un hijo contigo. La iglesia hace siglos que lo entendió y es por eso precisamente por lo que unía de forma inseparable matrimonio y sexo, y no solo matrimonio y sexo si no matrimonio y sexo sin condón. Eses si es un verdadero matrimonio; el que implica también tener hijos. El matrimonio en que la mujer pospone la maternidad aún no es un verdadero matrimonio , no es una elección. El cierre de trato se da en el momento de querer ser madre con un tío determinado. Hasta entonces, y me gustaría que te lo metieras en la mollera; ella te seguirá poniendo a prueba y seguirá “viendo mercado”. ¿Significa eso que seguirá follándose a todo lo que se mueva y que te pondrá los toriles?. ¡NO! No he dicho eso; de hecho para que lo sepas, la actitud pollafuera y primero follo y luego pregunto es típicamente masculina, no femenina. Si nosotros fuésemos también selectivos como las mujeres , si viniésemos con el programa selection 2000, casi seguro estaríamos todo el día poniendo cuernos sin parar. De hecho hay muchos que lo hacen.

Dicho esto llegamos al último programa que has de entender. Digamos que ella ya te ha seleccionado o al menos preseleccionado. Sois una pareja estable. Desde ese mismo día ella empezará a construir el nido, a buscar la seguridad de ella de y de sus hipotéticos futuros hijos y déjame decirte algo; lo hará a cualquier precio y a costa de lo que haga falta… incluso a costa de ti.


¡TE CONVERTIRÁS EN EL MUÑECO KEN!

En primer término comenzará a querer “perfeccionarte”; tratará de cambiar tu forma de vestir, tu corte de pelo, tus amigos, tus modales. Tratará de moldearte a su hipotético esquema perfecto. Posteriormente tratará de acaparar tus recursos esencialmente monetarios y de tiempo. Reclamará cada vez más de tu tiempo aunque sea simplemente para tenerte en el sofá de casa; es decir, aunque ni siquiera sea para hacer algo juntos. Tratará de organizarte las finanzas, de que no gastes de más de que te amoldes a su plan financiero de futuro , a que maximices tus ingresos y economices tus gastos. En este punto incluso no dudará en tratar de que cambies de curro, te embarques en una aventura de negocios o mejor aún, que realices alguna inversión segura tipo inmobiliaria, seguro de vida…

Esta lucha por controlar tiempo y recursos podrá llegar tan lejos que ni lo imagines. Es demasiado frecuente perder a un amigo tras su boda. Curiosamente ellas no acostumbran a perder tantas amistades. La ultima búsqueda será la de castración. Un hombre casado con altísimo niveles de testosterona es un puto peligro para la seguridad y protección de la familia y la prole. ¿Sabías que un hombre tras su primer paternidad sufre un bajón alarmante de testosterona?. No lo digo yo, lo dicen varios y reputados estudios clínicos, el último de ellos, por cierto muy reciente y que salió en el telediario. Tanto la naturaleza como la mujer son sabios y mejor tranquilito en casa, sin testosterona, que por ahí más cargado que un rifle en el Golfo Pérsico.

Evidentemente esta actuación que por cierto, está hecha como te dije al principio POR AMOR. Amor hacia los hijos existentes o venideros, reales o hipotéticos. Un amor que es el más puro incondicional y radical que existe en este planeta. Esta hecha por amor, y por el bien de la familia y de esos hijos y como te digo, al ser un amor tan radical e insoldable, no duda en sacrificarlo todo. Sacrificarse a sí misma y gran parte de su feminidad y sacrificarte a ti como hombre por supuesto. Evidentemente esta actuación puede tener pequeños inconvenientes y efectos secundarios, como por ejemplo que cuando ella logre su pequeño “producto terminado” ya no le guste, o que un día descubra que le gusta otro tío más tío y con más testosterona (más alfa…)o que tú te quemes y con tu actitud de polla fuera que aunque ellas no lo sepan es independiente de tu masculinidad, te acuestes con la asistenta como el tío Arnold

Llegando al final de la homilía, y como se que lo que te van son los trucos… te diré que no tengo trucos, así que te jodes y te buscas la vida. Honestamente no soy quién para decirte cómo gestionar estas actitudes. Por mi experiencia, intuyo ciertamente que si te haces totalmente hermético a este proceso de betaización la pareja se va a la mierda. Por tanto el quiz de la cuestión sería la manera de aceptar acuerdos parciales. Siempre he creído en esta vida en cualquier clase de relación en el principio win win, yo gano tu ganas o no hay trato. Cuando hay un perdedor y un ganador, el perdedor acaba más quemado que la moto un hippie.

Te lo crees o no te lo crees, pero bajo mi punto de vista fijar límites es necesario. Cambiar ,uno debe cambiar únicamente si cree que es a mejor y si va a beneficiar a todos; pasar el máximo tiempo posible con la pareja es evidentemente saludable, pero nunca habríamos de olvidar que tener una cierta autonomía y mantener un poco de espacio es no solo bueno para nosotros si no también para nuestra pareja. Con el dinero, hay una parte que debe ser común y por tanto gestionada en común, pero yo siempre he creído en cuentas separadas para el resto de asuntos, en resumidas cuentas una cuenta para los gastos comunes y otras independientes. Axioma matemático: La testosterona es innegociable, no creo en renunciar a un ápice de mi masculinidad; pero eso sí; y que nadie se confunda, sin que eso signifique salir a ligar o hacer el hijoputa. En resumidas cuentas lo chungo es mantener el equilibrio justo.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!



TÚ ERES LA DEMANDA, TÚ DEFINES EL MERCADO

Mi obligación es vivir mi vida, como tu obligación es vivir la tuya. No soy nadie para indicarte lo que debes hacer, pero sí puedo tentarte con mis percepciones para hacerte pensar. Simplemente eso ¿eres capaz de pensar? Me gustaría creer que sí y que no te crees todo lo que te digo, o lo que te dicen por ahí… Me gustaría que por un momento pensaras, qué es aquello que le estás reclamando al mundo, a tu trabajo, a las mujeres, qué es aquello que sientes que te falta y que te hace buscar. Aquello que te falta, se llama demanda y lo que estás buscando, es algo que cubra esa demanda y esa necesidad. Piensa por un momento, si la oferta que encuentras en el mercado actual, tiene elementos que te satisfacen ¿si? ¿no? La oferta viene definida siempre por la demanda, son dos conceptos que van íntimamente ligados. ¿Qué es lo que te pica? ¿qué estás buscando? Te lo pregunto, porque lo que estás buscando, igual está en la calle a tu alcance, pero ni lo tomas, ni te satisface.

Te estoy hablando de tías, no creas que te estoy dando una charla de macroeconomía. Quiero que pienses por un momento, en el modelo de mujer al que puedas estar aspirando, a la tía que desees de verdad hablando de forma simple. ¿Sabes qué es lo bueno de la teoría económica? Que vale para todo, y que aunque duela… es implacable y no se equivoca. Es una ciencia que responde exactamente a los deseos primarios humanos, muy por encima de lo que es políticamente correcto o no. ¿Quieres una mujer así? No te preocupes, que al día siguiente te la vas a encontrar andando por la calle.

Mírala, por ahí va… perfecta, guapa, femenina hasta el punto de castigar cada uno de tus sentidos con el deseo de hacerla tuya. Pensabas que una mujer así no podría existir ¿verdad? Pues sí, que existe… y no es solo una, ni dos, ni tres. Están las calles llenas a rebosar de mujeres con las que realmente merece la pena estar y conocer. La cuestión, es que una vez frente a ella, empiezas a contar los recursos que tienes para conseguirla ¿corresponden con la demanda que has lanzado al aire? Piensa por un momento, hablando en plata, si aquello que deseas con tu mente, es aquello mismo que puedes abordar con tus recursos… o no. Esto te lo pregunto, porque quizás la mujer que tienes en mente, aquella a la que deseas, no corresponde para nada con los recursos reales con los que cuentas de verdad, teniendo como capital humano, lo que vienes siendo tú mismo.

No te hablo, ni de más ni de menos… te hablo de lo que quieres de verdad. Ahora quiero que pienses en algo tan burdo, como pueda ser un anuncio de cosméticos, en el que aparezca una mujer perfecta ¿Hacia quién crees que va dirigido? Piensa también, en un sábado por la noche cualquiera, en el que miles de mujeres se ponen sus mejores galas, antes de salir para… ¿verse guapas ante el espejo? ¿para estar a gusto consigo mismas? Es un paralelismo algo simple, pero lo que ves en la calle, lo que ves en la TV y lo que ves como aspirante, es realmente lo que le estás pidiendo al mundo en cuanto a mujeres se refiere.

INSISTO, ESTAMOS HABLANDO DE TÍAS

… no de macroeconomía, pero las leyes que rigen las relaciones, no son diferentes a la oferta y la demanda. ¿No querías una mujer guapa, moderna, independiente, sexual, atractiva, femenina, trabajadora, elegante, fuerte y enormemente sensual? Aquí la tienes. Yo las veo a diario, por doquier a donde voy. Mi pregunta es, si realmente tú como hombre, estás preparado para recibir y acoger a una mujer así en tu vida.

En el Génesis, dentro del Antiguo Testamento, se responsabilizaba a la mujer del pecado original. La cuestión es que… nadie obligó a Adán a morder la manzana ¿verdad? Eso mismo, es lo que nos falta por entender a los tíos hoy en día. A pesar de ser una parábola bíblica, deja muy en entredicho la verdadera esencia del hombre como motor del mundo, delegando en la mujer la causa de la debilidad. Yo tengo algo que decir: perdonen caballeros, son ustedes y solamente ustedes, los verdaderos dueños de sus actos, deseos y voluntad; así que si no les gusta lo que ven por la calle, o quizás les gusta demasiado pero no lo ven a su alcance… que es lo que suele pasar, quizás sea que no están demandando, lo que realmente necesitan. ¿No seremos nosotros los que estamos demandando mujeres inaccesibles? ¿No seremos nosotros los que estamos elevando el físico, el ego femenino y el sexo como valores principales? Estamos teniendo lo que queremos, pero ¿nos satisfacen esas consecuencias? ¿son las mujeres que tú y yo ponemos en un pedestal o que perseguimos, o que miramos por la calle atontados, o a las que aspiramos un engendro que nosotros mismos hemos creado con nuestros deseos?

Una vez más tengo que ponerme el primero en la lista de los pecadores, y preguntarme si la mujer que yo deseo, es realmente la que encaja conmigo. Piensa por un momento, que aquello que deseas, muy probablemente sea lo que te encuentres por ahí ¿no será que estamos eligiendo mal? ¿no será que con nuestra demanda estamos creando un producto femenino que no sabemos asumir? Cada día me doy más cuenta, que el principal pecado del hombre hoy en día, es el que ha sido siempre: el no saber asumir nuestra responsabilidad. Tú puedes creer que eres el motor del mundo. También puedes creer que la culpa de todo la tienen los demás. Dime, hablando de tías solamente ¿eh? en cuál de los dos lados te situarías, para poder cambiar algo realmente. Y después de pensar en tías, que es lo que te pica... piénsalo para todo lo demás.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

ADÁN Y EVA: ASÍ SERÍA HOY LA HISTORIA II

Modelo: Mari Arauz

Fotógrafo: Andy Quarius

A Adán se le había quedado cara de gilipollas ¿A cuento de qué ese desplante? –Esto me pasa por capullo, pero… ¿qué iba a hacer si no?- Desanimado, dio un paso y se puso bajo el árbol. Se sentó a la sombra y vio el hueso del fruto prohibido que había escupido Eva, después de habérselo comido todo ella. –Así me siento yo ahora, como este hueso… creo que me lo voy a guardar de recuerdo, para que no se me olvide lo que ha pasado. Me haré un colgante con él- Justo cuando lo estaba cogiendo, en ese momento apareció Dios, el señor de esas tierras y ¿cómo le pillo? Adán estaba desnudo, sentado bajo el árbol y con el hueso del fruto prohibido en la mano. Viendo la cara con la que le miraba el señor, enseguida se percató de cuál era su situación. Serio, erguido y con cara de cabreo, se le acercó Dios y le dijo –Pero ¿no te he dicho mil veces que no te acerques a este árbol? ¿Qué no puedes comer de él? Pero ¿de qué vas?-

Adán quería hablar, explicarse, pero el señor no le dejaba abrir la boca. Le estaba echando una bronca de campeonato –Estás aquí de puta madre, viviendo de gorra, puedes hacer lo que te dé la gana… Y encima, porque te veía aburrido, esta mañana te pongo a una compañera que no te podrás quejar… pasas de todo, te vas al árbol desobedeciendo la única orden que te he dado, te comes el fruto y te quedas ahí sentado viéndolas venir- Lo que Adán suponía, se iba a llevar él toda la bronca, sin comerlo ni beberlo.

En cuanto pudo, levantó el dedo para pedir turno de palabra –Pero, señor… yo no he sido, yo solamente había venido a…- dijo Adán temblándole la voz –¿A qué?- dijo Dios de muy mala leche –Pues he venido a salvar a Eva de la serpiente y… ella me iba a dar el fruto, después no me lo dio… y después ella… ella… se fue- –Y se puede saber ¿qué tiene que ver eso con que le hayas metido mano al árbol?- Adán no quería echarle la culpa a Eva, le parecía cobarde, ruin, poco masculino –Nada… no tiene qué ver nada señor, te pido perdón- –Anda, anda… vete, vete que mira que me cabreo ¿eh? No te quiero ni ver- Adán resignado se levantó, sabía que cualquier cosa que dijera en su defensa, no sería creíble, sonaría cobarde… todas las pruebas apuntaban en su contra –Señor ¿has visto a Eva?- Y Dios levantó el dedo con bastante cabreo y le dijo –Si, la he visto irse por allí… ¡lárgate de aquí y búscate la vida!- Y Adán con la cabeza gacha, se fue en la dirección en la que le habían señalado.

Se metió en la frondosidad, y con una hoja de plátano envolvió el recuerdo de aquella experiencia, plegando los vértices de la hoja. Arrancó una fibra de la rama, ató los vértices e hizo un nudo. Se colgó su amuleto y comenzó a andar, siguiendo el rastro perfumado de la piel de Eva ¿qué más podía hacer? Tendría que aprender a vivir solo de nuevo, a buscarse la vida y a actuar con más inteligencia la próxima vez. Ahora le iba a resultar más duro montárselo por su cuenta, no porque no supiera correr, cazar o trepar por los árboles… ahora algo había cambiado. Había conocido a una mujer, mejor dicho, a la única mujer sobre la faz de la tierra, siendo él el único hombre. Lo lógico era que estuvieran juntos, si no ¿para qué la existencia del uno y la otra? Siguió abriéndose paso por la selva, hasta que vio un claro en la vegetación. Aceleró con ansias para ver qué había al otro lado, a pesar que la última vez que vio un claro, se buscó un lío.

Puso un pie, detrás el otro… y el tacto de la hierba desapareció. Miró tras de sí, y la selva se había cerrado por completo a su paso. Miró al norte y solamente veía desierto, kilómetros y kilómetros de arena infinitos y eternos. No le gustó lo que vio y quiso dar la vuelta, pero la maleza pasó a convertirse en un muro infranqueable de sólida roca cerrada ardiente por el sol. No quedaba más remedio que caminar hacia delante y buscarse la vida. Adán dio un paso, y después otro paso, y otro y otro… hasta que aquel muro de roca se hizo cada vez más pequeño a sus espaldas. Ni una sombra, ni un alma viva, solamente el ínfimo rastro de un agradable olor femenino y unas huellas, algo más pequeñas que las que él iba dejando y que empezó a seguir. Continuará… Si te perdiste la primera parte. Continua en la tercera parte

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

PROS Y CONTRAS DEL IN-OUT MARKET EN LAS RELACIONES, por EL DUQUE

Son muchos los lectores que nos han dicho últimamente ¡bueno, vale! ¿esto a dónde va? esto es un sindios, un mercado de abastos… una barra libre en Nochevieja con una sola camarera como dice Arcángel; pero ¿Qué puedo hacer? Para empezar te diré que ¡Mira que te gustan las fórmulas y trucos! Los que hacer, cómos y donde… Pero intentaré responderte aunque solo a grandes rasgos porque el tema, todo este tema del mercado de ligoteo y relaciones y sus soluciones, merece un libro que tarde o temprano sacaremos. Verás, ya hemos hablado de que esto es un juego dónde no puedes ganar; y eso es así porque primero, ella juega mejor que tu y segundo, si llegarás a jugar mejor que ella, tu victoria sería un victoria amarga. Victoria amarga porque sí, tendrías el poder, la sartén por el mango, a ella entregada… pero no tendrías una relación de verdad. Bueno pues, ¿Qué es lo más inteligente que se puede hacer si a un juego no puede ganar? Pues sí; no jugar o salir corriendo como decía un lector nuestro. Simple ¿verdad? pues me temo que esta idea va ser muy difícil de entender y aún más de aplicar.

Por cierto ¿Te acuerdas de el nuevo Adán?; si a ese al que entre todos enterramos. Pues va por ahí. Recientes críticas nos han hecho ver que tal vez este nuevo Adán es un modelo demasiado radical, para vivirlo a día de hoy, y que tal vez haya que adaptarlo aún más a la flojera masculina que gobierna en estos tiempos, para llevarlo más al terreno práctico. Lo intentaremos y en ello estamos. ¿Quién tiene narices para asumirlo tal cual? Habla con nosotros y te diremos lo que implica ser congruente al 100%, igual no es tan bonito como piensas. Tal y como está hoy el patio, ser un hombre congruente es pegarse cabezazos contra la pared, y el único premio que te vas a encontrar, está realmente en esa misma congruencia, pero no esperes el aplauso del público.

Trataré de hacer un resumen breve de la situación. Verás, actualmente la cosa esta chunga en lo que a relaciones hombre-mujer se refiere; y esta chunga esencialmente por las siguientes causas: El materialismo radical que hace que de aspectos humanos y profundos nos preocupemos más bien poco. Por la guerra de sexos de la que ha salido una nueva mujer muchas veces vengativa, otras veces masculina hasta decir basta, y solo en contados casos una tía como Dios manda. El hombre que ha surgido de esa guerra de sexos que no sabe ni por dónde le vienen y que acaba convirtiéndose, o en una crápula hijoputa, o en un ermitaño, en un seductor, un metrosexual o en muchos casos en un pagafantas de tomo y lomo, y por la ansiedad de todo el mundo por emparejarse a cualquier precio.

Ante esta situación “chunga” o se entra de lleno en el mercadeo, o bien se sale del mercadeo. Muchos ya os estaréis quejando y diciendo que tal vez hemos vuelto al nuevo Adán, y que no hay que ser radical… pero te diré que al menos esta parte sí que es a blanco o negro. O en el mercadeo o fuera; pero no con lo mejor de cada casa. Lo siento, nadie dijo que fuera fácil.

¿Quieres trucos? te daré trucos si lo que quieres hacer es el payaso, pero sabes que mejor o peor desde esta casa, siempre te hemos hablado en serio ¿Quieres follar indiscriminadamente y luego casarte con alguien que quede bien en la foto? Vale, pues, hazte con estatus, cuanto más mejor; consigue un cuerpo diez y una sonrisa blanqueada, logra un six pack, un porche y luego lee un par de libros de seducción, y luego sal aligar 3 noches por semana y liga por inter net. Te aseguro que esto va ser un no parar. ¿Quieres una relación de verdad entre iguales y con amor del verdadero de por medio? En el mercado no lo vas a encontrar.

Digamos que damos el primer paso y nos salimos de mercado. ¿Significa eso que ya no ligarás? No significa que ya no juegas a ese juego, tú vas en serio. Para empezar, no empiezas la casa por el tejado y partes de ti como individuo; es decir te conoces, te aceptas y te quieres. Esto suena fácil, suena a libro barato de autoayuda, pero nadie lo aplica. Te conoces, sabes a dónde de vas, y no la cambarás en función del “con quién”. Te quieres y te aceptas, lo que quiere decir que no ocultas, disfrazas, ni escamoteas quién eres y que no aceptas menosprecios, putadas ni jueguecitos, no aceptas que te dañen y das puerta a quién venga en ese plan. Leí hace ya tiempo que los seres humanos toleramos exactamente la misma cantidad de maltrato que el que nos auto infringimos, ni una gota más.

Por otro lado concentrarás tus esfuerzos en tu propio crecimiento, un crecimiento constante. Precisamente porque te valoras, en las relaciones hombre-mujer no aceptas el juego de “ahora te llamo ahora no, ahora desaparezco ahora te hago competir con otro maromo”. Como hombre aceptas un rol proactivo pero pides que ella no se quede como un pasmarote y también invierta. Si no hay inversión no hay interacción. Eres congruente 100%, fácil para ti por que no mientes, ni finges ser otro, todo lo que haces es congruente. No vives por y para ligar; hay otras cosas que hacer; eso sí, si alguien te gusta vas a por ella, y si ella te responde... te relacionas con ella con paciencia, tranquilidad y buena letra para ver si podéis llegar a ser pareja. Vas por ella de forma proactiva, directa, congruente y justificada; justificada porque ella se lo gana en cierto sentido al igual que tú te lo ganas, se lo gana con su inversión, con su forma de ser…

Eres esencialmente anti reactivo, responsable de tus actos, dueño de tu destino no cambias como el aire. Eres una puta roca. Buscas una mujer, no una niñera, ni una puta, ni una asalariada full time; y no busca ser ni el chulo, ni el papi, ni el hijo, ni el jefe de nadie. Por otro lado…
¡PASAS DE LA GUERRA DE SEXOS!
…ni iguales ni distintos, ni más ni menos, tu eres un tío, ella una mujer iguales en derechos y obligaciones pero distintos en muchas cosas maravillosas y por tanto honras a tu pene y honras a su coño. No mutilas, escondes, humillas ni entierras tu deseo, tu instinto, tus valores, ni la pides a ella que esconda, mutile o minore su feminidad. Te has reconciliado con el otro sexo y con tu propio sexo. Y siendo más práctico a petición del oyente, te diré que pasará el día que comiences a ser así. A salirte de esos rangos de mercado y empieces a ser como te mencionamos. Para empezar, follarás menos, entre otras cosas porque esto ya no será prioritario para ti. Estarás tranquilo.

Por otro lado ser congruente hará que jodas muchas interacciones que perfectamente podrían acaba a cuatro patas. Joderás esas interacciones, perderás a esa chica… hasta aquí las consecuencias negativas. Crecerás mucho más como persona; estarás tranquilo; en términos de seducción serás una puta maquina de acumulación de valor (no olvides que enfocándote en tu crecimiento personal crecerás en valor, valor que no perderás por que no irás con la polla fuera detrás de todo lo que mueva). Tendrás menos relaciones, rolletes y asuntos, pero serán de mucha más calidad y sobre todo, serán de verdad.

Aunque de eso no es de lo que se trata puedo intuir que lograrás atraer a tías que ni soñabas antes, aunque seguro que lograrás que te aborrezcan algunas que antes babeaban por ti. Pero vamos, que aquí no se trata de ligar más o menos, la copla con la que debes quedarte es la siguiente: Si juegas en un mercado cuyo éxito se basa en el estatus, la belleza o el poder, eso es lo que tendrás. De forma tal que el día que uno de los dos de la pareja pierda estatus, belleza o poder todo se irá al carajo. Si lo que buscas es algo más profundo, tendrás que buscarlo.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!