¿SABES TENER LA BOCA CERRADA? EL PODER DEL SILENCIO O CERO ABSOLUTO.


Me cuesta mucho estar callado, es algo que me resulta realmente difícil. Para algunas cosas, como ya os habréis dado cuenta si me leéis a menudo soy 100% reactivo, cosa que por otra parte no os recomiendo, pero bueno… para mí en este sentido es tarde: ya he abierto la boca demasiadas veces, me he destapado y ya quien se pase por aquí de vez en cuando, sabe que se va a encontrar palabras e ideas, que no va a encontrar publicadas en otra parte, por una mera razón: NO HAY HUEVOS DE DECIR LO QUE REALMENTE SE PIENSA. ¿Sabes qué pasa? Que cuando uno habla, hay cosas que van a gustar y cosas que no van a gustar nada según quien lo lea. Desde hace tiempo escribo para mí, como si pensara en voz alta y en efecto te puedo decir, que se paga un precio. Mientras puedas pagarlo y aceptarlo, todo bien… pero esto no está hecho para todo el mundo. De lo que te quiero hablar, es precisamente de todo lo contrario, y que además es una actitud muy inteligente según qué situación: ESTAR CALLADO.
Napoleón, decía algo con excesiva razón: Las batallas contra las mujeres son las únicas que se ganan huyendo. ¿Por qué lo decía? Tiene mucho que ver con saber administrar los silencios, las ausencias, la comunicación, o mejor dicho… la falta de la misma a voluntad por tu parte, de cara a ella. Tengo que decirte una cosa coleguita: EL SILENCIO ABSOLUTO ES UN INSTRUMENTO DE PODER MUY EFECTIVO EN TUS RELACIONES CON LAS TÍAS. Si no sabías esto, es porque muy probablemente, como yo y como miles de tíos preocupados por mantener relaciones con mujeres, de la mejor forma, has pretendido dar aunque no hayas recibido nada, para que la relación marche. Cuando un tío cierra la boca, ella si pensaba o daba por hecho que te tenía en el bote y podía marcar el ritmo, ante la ausencia de comunicación, no sabe ya a qué atenerse y empieza a pensar, que igual… no lo está haciendo tan bien contigo como ella pensaba.
Espera, que te veo venir de lejos: cuando digo silencio, me refiero a absoluto silencio, a una ausencia total de comunicación suficiente, como para que le dé tiempo a pensar y a comerse realmente la cabeza. Si le quitas el combustible de lo que piensas, de lo que sientes, si apartas cualquier comunicación y lo más importante: si realmente estuvieras dispuesto a perderla con tal de no renunciar a una coma de lo que realmente quieras, entonces funcionará. Si hijo sí, tienes que estar preparado y dispuesto de verdad, a que la mujer en cuestión desaparezca de tu vida; si no, serás un capullo que alimenta su ego a base de las reacciones que tenga ella, o un gilipollas que si ve que le funciona una vez, volverá a caer en lo de siempre, en cuanto ella se dé cuenta que no tienes aguante alguno, en cuanto vuelva a aparecer en escena.
Lo peor de todo, es que sé que al contarte esto, vas a querer ponerlo como receta, sin pensar… como siempre. No olvidemos que solamente te mueves en función de tu polla y de tu miedo a quedarte para vestir santos; y como ella tiene mejor juego que tú, tu siguiente paso será preguntarme ¿cuánto tiempo tengo que apartarme para que ella vuelva a buscarme? o ¿cuánto tiempo tengo que estar sin llamarla? Si me preguntas eso, es que no lo has entendido y estás buscando recetas. Te jodes, no hay recetas. Ella no tiene por qué volver detrás de ti como una perra en celo, si cortas comunicaciones con ella sin dar explicaciones, cuando has visto algo de ella que no te ha cuadrado, o que te ha tocado los cojones. Te he dicho y te repito, que cuando sabes realmente lo que quieres, y tienes los huevos necesarios para mantenerlo, sin darle facilidades a ella, la cosa se vuelve así de simple: o es ella quien se acerca de nuevo, o es ella la que ve que te pierde realmente y empieza a dar pasos, o simplemente… no vuelves a saber de ella.
¿Estarías dispuesto a ello? ¿Qué te pesa más? ¿Estar acompañado y tragar hasta que ella se canse de lo sumamente voluble y manejable que eres? O ¿Realmente te pesa una relación como tú la quieres llevar? Solamente haciendo esto, es cuando te darás cuenta, si ella estaba o no estaba contigo de verdad, o si le importas realmente un mínimo, como para que ella sea por la razón que sea, que se haya montado en su cabeza, se vea forzada a invertir para no perderte. Te recuerdo que si cortas toda comunicación, ella va a tener tiempo para pensar. Y lo que a ella se le ha podido meter en el coco, en ese margen de tiempo, no tiene por qué ser exactamente aquello que tú demandabas en la relación… o quizás sí. Lo importante, es saber si le importas lo suficiente, como para que ella sea la que por narices de pasos hacia ti, y no tú hacia ella, que seguro que ya has dado una buena caminata en este sentido, si al final optas por la vía del silencio, o mejor dicho, del CERO ABSOLUTO. Lo mejor de todo, es que esto te lo digo, para que al final…
ESTEIS JUNTOS DE UNA FORMA EQUILIBRADA

…Y tú dejes de hacer el capullo, dando más facilidades. A lo mejor piensas que esto es un juego, o una formulita, pero no es así. Para ella es lo normal, va marcado en su comportamiento. En cambio, tú te lo tienes que proponer, a menos que lo hayas mamado desde siempre en la familia, o desde niño. En esta casa solamente hablamos de cosas serias. Tus palabras, tus sentimientos, tus pensamientos, tus expresiones son la gasolina de la relación. Es lo que a ella le da de comer emocionalmente en cuanto a ti, y es lo que a ella le hace saber, el cuándo, el qué, el cómo y el porqué de tu estado. Dicho en castellano: es lo que a ella le da la guía exacta para marcar el ritmo de la relación, el control sobre ti, el cómo y cuándo dosificarse, para que seas tú el que coma en su mano y no al revés.
Si le quitas la gasolina, si le quitas el combustible, si dejas de ser un libro abierto y manejable, a ella no le quedan hilos por los que moverte, empieza a pensar realmente que te puede perder, porque ya no sabe lo que llevas por dentro. Es esto y no otra cosa, lo que fuerza una mujer a invertir en una relación, el desconocimiento del total de lo que llevas dentro, el sentir que no te tiene cogido y seguro. ¿Qué? ¿Te ha gustado verlo escrito? Pues a ver si tienes huevos para hacerlo de verdad, y poco a poco vamos mejorando. Depende en mucho de lo que realmente quieras, esto nunca lo olvides. No es un jueguecito, es una reafirmación de lo que quieres, de lo que crees, y de lo que te mereces de cara a una mujer.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

LEONOR PLANTAGENET, UNA REINA DE CUIDADO

¿Sabes quién fue Leonor Plantagenet? Reina de Castilla, esposa de Alfonso VIII de Castilla con el que la casaron cuando tenía 10 años. Sin embargo absolutamente todos conocéis a su hermano más famoso, Ricardo Corazón de León, ya que es imposible ver una película de Robin Hood sin que aparezca el Rey Cruzado Inglés. Leonor y Alfonso contrajeron matrimonio cuando ella contaba10 años para 11 y él 15. La niña abandonó la Normandía del siglo XII, donde su madre Eleonor de Aquitania era una mujer tan avanzada para su tiempo que incluso en el nuestro llamaría la atención. Leonor, la madre, había contraído matrimonio con Luis VII de Francia, con quien estuvo casada 15 años y tuvo dos hijas. El matrimonio se separó, ella tenía fama de disoluta. En los “Sálvame de Luxe” de la época, hablaban de su escandalosa relación con su tío Raimundo de Poitiers, lo que según parece provocó la separación matrimonial, esto no dejan de ser rumores, lo que si demostró ser es terca, tenaz, trabajadora y una gran intrigante.

Un año después de su divorcio se volvió a casar, esta vez con Enrique II de Inglaterra, con él dicen que tuvo, según las fuentes, entre 8 y 13 hijos, el matrimonio duró 23 años, la leyenda atribuye su nueva separación esta vez del rey inglés, a una infidelidad de éste. Sin embargo esto no pasa de ser una leyenda, Leonor al igual que posteriormente Isabel la Católica acogió en palacio a los hijos bastardos de su marido y los crió junto con sus hijos. Lo que sí es historia y no leyenda, es que Leonor se levantó contra su marido y lucho para que su hijo favorito Ricardo “Corazón de León”, aquel que como ella prefería los juglares a cualquier otra diversión, aquel que tenía una sensibilidad exquisita y que como ella componía bellas poesías, eso si dedicadas a juglares y compañeros, ya que Ricardo era homosexual y pese a que su madre se tomo todas las molestias que cabía imaginarse para buscarle una esposa, y Berenguela de Navarra fue una buena esposa y una buena reina, en todo lo que Ricardo la permitió ejercer de tal.

Con este panorama familiar, llega a Castilla una niña de 10 años, a la que han casado con un Rey de 15. Debía ser una niña guapa, previsiblemente rubia, como su hermano Ricardo. Su madre era una belleza en la época su padre un hombre atractivo. De ella solo nos ha llegado un retrato en el que los rasgos de ella y de su marido son iguales, solo les distingue los vestidos y tocados. Su marido se quedó huérfano de madre al nacer, ya que su madre murió en el parto, su padre Sancho III murió cuando él tenía 3 años, y se vio convertido en Rey, y en un pelele que todos los que pudieron usaron. Los nobles le usaron y los reyes colindantes aprovecharon la ocasión para ampliar sus tierras. Castilla perdió parte de sus posesiones a favor de Aragón y León. Alfonso se pasó toda su vida guerreando, primero para recuperar sus tierras perdidas, y luego contra los musulmanes.

Leonor había aprendido a leer y a escribir, con 10 años dominaba el latín y llego a Castilla acompañada de sus preceptores, damas y juglares. El matrimonio no se consumó hasta que la niña tuvo su primera menstruación, y tuvo su primer hijo a los 12 años, y a este que murió al nacer, le siguieron 12 más. Su madre mujer culta y de carácter, insistió en que todos sus hijos supieran leer y escribir, y sus hijas también. Los conocimientos de las princesas causaban en Ricardo Corazón de León una profunda desconfianza, pero aún así todas ellas siguieron en lo que a educación se refiere, los pasos de su madre, y Leonor no ha sido una excepción. Provenía de una familia donde su madre se había divorciado de un rey y había dejado a las dos hijas habías de ese matrimonio en Francia, con su ex marido, prefirió mantener el poder sobre sus territorios que tener a sus hijas con ella. Intentó asesinar a su segundo marido. Puso a todos sus hijos en contra de él, este la mantuvo presa, solo la muerte del Rey puso fin a su cautiverio. Sus hermanos intrigaban unos contra otros para conseguir el poder, donde los derechos dinásticos del mayor no se tuvieron en cuenta, y donde la ambición, el egoísmo, la intriga y la lujuria campaban a sus anchas. Si Alfonso se enamoró de ella es algo que nunca sabremos, lo que sí está claro es la enorme influencia que tuvo en este, y la confianza del rey en su criterio y prudencia, al punto de nombrarla regente de Castilla a su muerte.

En la vida de esta Reina, según parece se cruzó Raquel, la hermosa judía que enamoró a su marido y durante 7 años le apartó de las labores de gobierno. Alfonso VIII después de muchas campañas exitosas, perdió en la batalla de Alarcos, y con la perdida de esa batalla los almohades, casi recuperan Toledo. Los nobles culparon a Raquel de esa derrota, y de que el Rey no se centrara ni en la batalla ni en el gobierno. La judía murió, en unas crónicas a manos de varios nobles en otras en manos del populacho, y su historia aparece por primera vez en Castigos y documentos para bien vivir, escrito de Sancho IV “El Bravo”, para su hijo en el que le pone en guardia sobre los pecados del fornicio y es que por aquella época…

¡EL CINTURÓN DE CASTIDAD ERA LA ÚNICA BARRERA!

…quien dio a conocer esta historia al mundo fue Lope de Vega, eso sí muy cambiada. La historia parece confirmarse con el hecho de que la Reina dio casi un bebe por año, excepto en el periodo que siete años que medio entre el nacimiento de su hijo Fernando y de su Segundo hijo Sancho, el primogénito del mismo nombre había fallecido, pero ese periodo que va del 1173 al 1180, no se corresponde con la batalla de Alarcos del 1195.

Si la infidelidad ocurrió realmente, Leonor de Castilla no reaccionó como su madre, no intentó matar a su marido ni conspiró contra él por su infidelidad, se limitó a seguir teniendo hijos, a fundar Santa María la Real de las Huelgas, un convento cisterciense donde sería abadesa su hija Constanza. En este convento esta su tumba, reposa junto a su marido al que le sobrevivió solo 14 días. Sería bonito pensar que murió de amor, pero teniendo en cuenta que su marido murió de fiebres, es más sencillo pensar que este se las contagió y la obligó a seguirle en la muerte como le siguió en la vida.

Para la historia quedó ese monasterio aún existente en nuestros días, donde la abadesa “Señora de horca y cuchillo”, impartía justicia y condenaba a muerte, y disponía de ejército y derecho de leva. En los años siguientes después de la muerte de ambos monarcas el derecho de la abadesa, una mujer al fin y al cabo, se vio sensiblemente reducido, y acomodado a los usos y costumbres de la edad media. También quedó la catedral de Cuenca que ella empezó edificar en el lugar donde estaba la mezquita, y el germen de la primera universidad castellana, que a su muerte desaparecería como la capilla dedicada a un santo de su tierra.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

PAGAR POR SEXO DENTRO Y FUERA DE CASA

No te creas que eres el más original de tu barrio, o al único que le pasa, o que todo el mundo está en tu contra… eso es mentira. Y lo siguiente es –Es que las mujeres esto, es que las mujeres lo otro, es que no las entiendo, es que no sé lo que quieren, bla, bla bla… - Claro, no sabes qué es lo que quieren, no sabes nada de ellas, ni quieres saberlo ¿por qué? Porque lo único que quieres tener con ellas, es que te las quieres follar ¿verdad? ¿o me lo parece a mí? A fin de cuentas, que te lo pongan fácil ¿me equivoco? Que ella piense exactamente igual que tu y que se le caiga el tanga al suelo cada vez que abras la boca. Pues tengo algo que decirte, las únicas mujeres que te dicen siempre a todo que sí, y que no tendrán ningún problema en quitarse la ropa a tu petición, son las de previo pago ¿eres putero? ¿te gustaría serlo? Así ya verás cómo se te quita todo el dilema y la preocupación. Si lo que quieres es solamente sexo con mujeres, sin ningún tipo de implicación y además quieres polvo seguro y no equivocarte nunca, ya sabes lo que tienes que hacer: ahorras un poquito y te das una vuelta y si ahorras un poquito más… incluso la puedes coger de catálogo. A ver si así, al menos dejas de dar el coñazo por un tiempo con el sexo.

Me he dado cuenta que los individuos que menos contacto tienen con las mujeres, ya sea por la excusa que sea: los hombres más introvertidos, o los de menos valor, o los más cobardes, pagadores de sexo, casados que follan poco o nada y en general, cualquier tío que tenga una carencia relacionada con el sexo femenino, tienen un punto común todos ellos: solamente piensan en sexo de forma obsesiva y patológica, como reflejo directo de su carencia. En este sentido los casados son los peores de todos, porque se supone que deberían estar satisfechos con su vida ¿verdad? porque para eso han dado ese paso desde su libertad… en teoría, porque en la práctica, hay más hombres casados que recurren a prostitutas, que solteros. Y no casados, sino que también divorciados, a los que en ese sentido, puedo entenderles más, o incluso que lo hicieran los solteros, pero… ¿por qué lo hace el casado con tanta soltura? o mejor dicho ¿por qué le cuesta menos pagar por sexo al casado?

Bueno, partiendo del hecho… y sí digo hecho porque lo es, que en un matrimonio o relación de larga duración, el hombre pasado un tiempo mira a cualquier otra menos a su mujer, añadiendo que la mujer le haga los regates habituales de cualquier matrimonio, que también son un hecho, al final ni el uno, ni la otra follan con quien tendrían que hacerlo, si es que follan. Y si son fieles el uno al otro, no lo son por pasión ni por atracción, si no por cabeza, voluntad y respeto. Porque todos sabemos la guerra que da llevar un pene entre las piernas, y supongo que a ellas les tirará más la novedad que cualquier otra cosa. Haciendo un pequeño inciso ligeramente cómico: me hacen gracia los maridos, que creen que por estar su mujer todo el día en casa, o lo que ellos creen que no tienen por qué ver la luz del día, si han elegido ser amas de casa y cuidar de los hijos… porque es precisamente de cretinos como estos, que la fama de los fontaneros, jardineros, butaneros, albañiles y demás mitos eróticos de película porno y del andar por casa cotidiano, sea la que es.

El casado por regla general, es un infeliz… que sí, que sí, que lo de siempre, que me paso mucho. No me paso absolutamente nada, insisto y lo digo bien claro: POR REGLA GENERAL EL HOMBRE CASADO ES INFELIZ. Tienes que montártelo muy bien con tu mujer y tus hijos, para realmente disfrutar de la familia, de la típica foto de la que a veces hablamos. No digo que sea imposible ser feliz y ser un hombre casado, o que sean cosas incompatibles… lo que digo, es que es algo excepcional y muy difícil de conseguir, que un matrimonio pese a las dificultades, que siempre las habrá y que no son cosas que te puedas plantear evitar, tanto ella como él sean felices realmente y no acaben aguantándose porque no les quede más narices que tirar con el invento, cuando solamente les une la hipoteca. Porque sí, con la crisis, los matrimonios se divorcian menos ¿por qué será? ¿dónde está ahí la unión y el amor?

El casado que paga por sexo fuera de casa, lo hace porque es un infeliz… y en vez, de poner remedio a sus situación y buscarse la vida solo, separarse o divorciarse, prefiere acomodarse y que no le vean o tirar hasta que la mujer le pille o se canse de él. Y como dentro de su casa, está acostumbrado a pagar a diario por sexo, pero de otras maneras: con condiciones, con comportamiento, con compras, con obediencia, sumisión y demás pagos que convierten a un hombre que en su día fue alguien, en una sombra sumisa y aborregada, que hace las cosas cuando puede, le deja, se lo permiten o se lo ordenan; pues tampoco le cuesta soltar billetes a pie de calle, total… en su casa lo hace constantemente.

¿HACES TODO LO QUE TE ORDENAN?

Ya me estoy imaginando la cara de los casados leyendo esto: no dirán ni pío y asentirán por dentro, como siempre hacen… callarse y arrear. Las casadas se indignarán, porque ellas deben ser suficientemente buenas para que estas cosas no pasen y dan por hecho que si su pareja se calla, es porque asiente ¡qué se le va a hacer! Lo he dicho antes, y lo volveré a repetir para que a ninguna se le haga un nudo: no he dicho que sea imposible o incompatible ser feliz como hombre casado, solamente digo que es realmente difícil de conseguir y hacerlo bien en pareja ¿me oís todos y todas? No os quejéis después, es la segunda vez que lo digo ya.

De hecho el matrimonio, socialmente hablando es un invento normalizado para garantizar el estatus de la mujer y los hijos, una vez éstos están en pie; para que la estructura social pueda sostenerse; pero en ningún momento habla de la felicidad del varón, de garantizar su propio estatus en caso de perjuicio; si no de forzar al varón por contrato social a mantener a su familia, independientemente y pase lo que pase en qué condiciones se encuentre, cosa que por otra parte, parece de sentido común para ella y los niños. Si uno elige esta opción, que no es la única… Os lo recuerdo a todos ¡no es la única! Se supone que lo hace de forma madura sabiendo lo que quiere, y desde su libertad y no porque toca, o se le pasa el arroz. Os recuerdo también que se pueden tener hijos sin estar casado… Si eres católico “no se puede”, pero vamos… esto es como cuando me decía mi madre siendo yo pequeño que “todo empezaba por un beso”. Un cuento para los niños.

A mí, me gustaría no tener que hablar así, y que todas las parejas que veo por la calle fueran siempre felices, comieran perdices y se comieran el uno al otro todas las noches en la cama cuando los niños estuvieran ya durmiendo después de ver a Trancas y Barrancas cantando el vete a dormir… Lo juro, ese es mi sueño para mí y para toda la humanidad; pero la realidad es que cuando voy por la calle, les veo las caras a ellas y les veo las caras a ellos; y se ve y se nota mucho, muchísimo cuando ves a una persona feliz y cuando no y es más, lo que es un hecho es que el hombre durante el matrimonio paga, paga y paga… y después del matrimonio, cuando se termina si al final no puede ser, el hombre sigue pagando por los siglos de los siglos, aunque ya no esté con su exmujer o no vea a sus hijos, o los vea unos días al mes con suerte.

¡CÁLLATE Y PAGA!

Parece que es el papel que se pretende del hombre de HOY, que siga pagando y que se calle, que no se queje, que no reclame, que hay que callarle la boca si dice que tiene derecho a vivir su vida como le de la gana, o que hay que machacarle cuando dice que algo le corresponde y que tiene derecho a... ¿Quién gana con el invento del matrimonio? Por favor ¡así se casa tu puta madre! Lo diré una última vez para que quede bien claro: se podrá hacer bien, podrá funcionar… pero debe ser realmente difícil. Sinceramente, cuando veo las caras de los maridos los domingos por la mañana, cuando cierran la calle Fuencarral como espacio de ocio infantil, veo la cara de esos padres, de sentencia, pereza y agonía... se me viene el alma a los pies.

Cuando vea que este modelo de matrimonio funciona para la felicidad y estatus del hombre y la cosa se sostenga por si misma, aunque solamente sea un caso, en el que el hombre, marido y padre sea plenamente feliz, o tenga razones para serlo y no tenga que justificar su estado, estatus y condición con una sola palabra, me lo creeré. Estoy hablando de el mercado actual ¿tú sí has visto un hombre así? Me alegro, te invito a una caña... que no te digo de nuestros abuelos, o hasta nuestros padres te diría también pero menos, que sabían mucho menos que nosotros, pero hacían las cosas de otra forma, que no digo mejor. Al menos, mal no debieron hacerlo cuando hoy nosotros somos los que estamos pisando el mundo reivindicando gilipolleces absurdas y subvencionando causas perdidas que no van a ninguna parte, más que a las pancartas. ¿Pues sabes que te digo? Que yo así no juego en un tablero, que está diseñado para que si eres tío pierdas el juego. Me planto y que compre y venda, pague o ingrese en este mercado de sexo, seguridad, afectos y compañía, aquella famosa folclórica llamada Rita la Cantaora.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

AY SEÑOR... ¡LLEVAME PRONTO! ESTO ES UN SINDIOS II

Ay Señor… ¡llévame pronto! Que diría mi abuela si estuviera aquí para decirlo, el SINDIOS es tal, que intentar regular o normalizar el caos presente es tarea de locos. ¿Crees que serás capaz de aguantar leyendo esto? ¿aunque sea algo diferente? ¿Si por un solo día no te hablo de tías, de quedar con ellas, o de que no te hagan el lío? A ver si por un día al menos dejas de agarrarte tu parte preferida del cuerpo y eres capaz de pensar un poco “con la cabeza de arriba”. De todas formas ¿para qué intentarlo? ¿Ir en contra de la cultura de poner el cazo y exigir a los cuatro gatos que deciden promover y ser responsables? Es más fácil reclamar a quien es responsable que ser responsable uno mismo ¿verdad? El otro día escuché en las noticias, que un mago reconocido artista de la palabra y la compostura, admirado y carismático entre los suyos, y cuyo nombre no diré para no hablar de política en esta santa casa, afirmaba y proclamaba de forma pública y solemne, que de su chistera, era capaz de sacar la receta para crear empleo en este país… Lo que me sorprende muchísimo, ya que es un mago reconocido que lleva mucho tiempo sacando trucos y más trucos de su chistera, que no de mago sino de chiste, no entendiendo por qué no lo ha hecho antes.

Como buen mago, maneja y juega con las ilusiones ajenas y con la percepción de las personas, para hacer ver al público, que es capaz de sacar de donde no hay. Al fin y al cabo eso es la magia, una ilusión visual y perceptual que hace que veas cosas que en realidad no están, o que si estaban antes, no las veías porque permanecían ocultas. En este caso concreto, más que mago… le otorgo el título de payaso, trabajo noble donde los haya, aunque semejante tipo durante mucho tiempo, demasiado para mi gusto, ha tenido potestad sobre cada uno de nuestros DNIs; cosa que por muy payaso que sea, no me hace ni puta gracia.

Igual lo dice ahora, para que no le quiten el asiento, o para sentarse en un hipotético trono, por encima del resto de miembros de una corte en decadencia, que entre ellos hacen las gracias, y entre ellos se aplauden, porque ya nadie les presta atención, a menos que prometan el oro y el moro, a un país que está mal. Sinceramente, me merece mucha más credibilidad el discurso de un dictador golpista en una república bananera con pasaporte de dudosa validez legal y sin reconocimiento por la ONU… Al menos del individuo de bigote fino, galones de pega y bombachos, sabes que es lo que puedes esperar. Y no, no lo justifico ni muchísimo menos, pero me lo creo más, al menos es más predecible que un mafioso chanchullero con poder que les susurra solemnidades adornadas con una sonrisa de zorro, a las compañeras o presentadoras de TV que alguna vez le han entrevistado.

Por cierto, este año no toca Mundial… así que nos tendremos que distraer con otra cosa, para no tener que escuchar las soplapolleces de los personajes de esta teleserie a la que le quedan cuatro capítulos, y que por lo visto se van a ir sin haber hecho gracia, saliendo por TV diciendo lo que quiere hacer en los pocos meses que les quedan de vida ¿política? si lo fuera que no lo es... aquí no hablamos de política. En estos meses que van a terminar de joder la imagen pública del suelo que pisamos cincuenta millones de personas o más, en ese sueño llamado Europa… y en el mundo. Aleluya, levantad las palmas, que viene El Salvador, el Mesías, el vocalista del grupo, el simpático, el carismático, el que lo va a arreglar todo en cuanto nos fiemos de él, claro… previo pago de confianza. ¿Qué quieres que te diga? Si lo único que te preocupa y te acojona a ti en la vida es…

¡QUE TE QUEDAS PARA VESTIR SANTOS!

Piensa por un momento, que cuando tengas la edad de mi abuela, aparte que con esa actitud pasiva, perezosa y declinantemente responsable muy probablemente te quedes a tal efecto vistiendo santos, tengas que seguir trabajando hasta que te mueras para otro tío que no seas tú y que probablemente sea chino, e incluso sigas debiéndole dinero a un banco después de muerto y la deuda la hereden tus hijos. Esa es una realidad que yo ya he asumido; y aunque las cosas irán medianamente bien, si al final tal y como parece China termina por quedarse con tres cuartas partes de este país y aparezcan los hipotecados de por vida, la única libertad de la que dispones ahora, no la vas regalando por ahí a los que prometen prosperidad, cuando ya en lugar de fuegos artificiales les quedan petardos, en lugar de hechos les quedan palabras, y en lugar de recursos solamente tienen trucos de magia, sacados de una chistera… que viene siendo de chiste. Por cierto, si te perdiste la primera parte ESTO ES UN SINDIOS. Continúa en ¡HAYA PAZ POR UN MOMENTO!

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

ME HE BORRADO DE MEETIC

–Pero… ¿cómo? ¿Tú? ¿De verdad te has borrado? ¿por qué?- me preguntaba mi amigo y compadre Reverendo, en cuanto le di la noticia. ¿Sabes que te digo? Todo para ti, te lo regalo… no lo quiero ni ver, lo aborrezco. En su día hacerlo fue genial y me sirvió para tener más citas con cama, con más tías en aquel apoteósico verano, que en toda mi puta vida junta, pero desde que lo saqué hasta ahora… ha llovido mucho, y lo peor de todo, es que meetic sigue igual y cuesta abajo. Parece que no ha pasado el tiempo… en todos los sentidos. No me refiero técnicamente, si no a las usuarias y usuarios, entre los cuales me incluía hasta hace un par de semanas.

Quiero dejar algo claro: Te advierto que te hablo desde mi experiencia y de la de mis amigos más allegados, puedes pensar lo que quieras… Yo te hablo de lo vivido, y no cabe discusión ante un hecho. Esto no es anti-publicidad, ni una campaña en contra de meetic, ni me ha pasado “nada malo”. Solamente, estaba hasta los mismísimos, de lo mismo de siempre. Es mi experiencia y va a misa, que se lo crea quien quiera, y quien lo tenga en cuenta, cosa que recomiendo… se lo apunte y lo tenga presente. A grandes rasgos, todo se resume a esto: puedo confirmar de primera mano, que si de verdad quieres conocer a una mujer para estar con ella en serio, estadísticamente, meetic es el último y peor sitio al que deberías acudir. ¿Quedar con tías? Te vas a hartar a quedar con tías, eso sí… si tienes una muy buena foto y no te la censuran.

Durante todo este tiempo, meetic se ha convertido en una galería de fotos, en una carnicería a granel donde se demanda cantidad y carnaza, en un chiringuito donde se reparte carne picada en cucurucho, en un Kebab abierto hasta las tres de la mañana en una zona de marcha, con gente haciendo cola en la puerta, en una barra libre en una fiesta de Nochevieja donde solamente han dejado a una camarera… ¡VAMOS, SE HA CONVERTIDO EN UN SINDIOS!

Con el paso del tiempo te vas a dar cuenta, de lo que nos damos cuenta todos los usuarios y supongo usuarias, que pasamos por meetic: es un canal viciado y estancado, y en el que a la mayoría de mujeres que conozcas, por no decir la totalidad (para dejar un margen de confianza que no hay), a cada una de ellas… si, a cada una de las mujeres que conozcas por meetic “le pasa algo”. He dicho bien: le pasa algo. Supongo que las usuarias de meetic, te podrán decir exactamente lo mismo de los tíos que han conocido por este medio… OK, por mi parte conforme. También te puedo decir que son las mismas tías desde hace por lo menos cinco años, porque me he metido a rachas durante este tiempo y siempre son las mismas caras. Te aseguro que esto agota.

Por no decirte, que “las nuevas incorporaciones”, o sea… las nuevas que entran cada vez tienen más el rollo de la foto. Olvídate ya de tener una conversación original, si no estás bueno, soltero y disponible (aunque sea mentira) no vas a recibir una sola correspondencia. Eso, en realidad me parece hasta normal; pero lo que sí te aseguro, es que si sigues las propias recomendaciones que meetic da en sus consejos… estas muerto, no vas a ver a una tía en tu vida. En este sentido, los tíos tenemos todas las de perder, aunque seguimos pagando, cosa que no me importa, pago si quiero y si no quiero… pues me busco la vida por otro lado. Pero precisamente por esto mismo, una mujer meetic tiene mucha más ventaja y a la vez mucho más acoso… ya que cada vez que se mete una chica con foto: le deben saltar como mínimos diez tíos a la vez, y poniéndome en su lugar, eso debe ser agobiante. Un montón de “pollafueras” asaltando a la vez, pues al final… te quedas con el guapo por eliminación o con el que más estatus aparenta. De todas formas, hasta la que en su barrio es “el amo del calabozo” o del montón, en meetic se le suben mucho los humos y las exigencias…

¿QUÉ ME VAS A CONTAR RUBIA?
Pero bueno… ya te digo, que con una buena sesión de fotos, se arregla todo el entuerto. El físico por encima de todo, la edad, el estado civil (soltero por supuesto) y un indicador de lo que ganas, es lo que te va a funcionar ¡así está el patio! A ellas, no las culpo… porque si ellas tuvieran que pagar lo mismo que los usuarios varones, no se metía ni una sola mujer en meetic, a menos que estuviese realmente desesperada ¿me has oído bien? Ahí queda. Además te diré que el spam de correos de perfiles de chicas explosivas del este de Europa y más allá ha aumentado muchísimo. Cosa que para un tío es bastante frustrante recibir, ya que es poco probable que un usuario varón, reciba un solo e-mail normal “sin hacer nada”. Del test, mejor ni hablamos, porque es de coña… parece que lo ha diseñado Disney.

Cuando te decía que a todas “les pasaba algo”, suele ser que tienen pareja, o acaban de romper con el novio, o están que si sí, que si no con este o con el otro, o incluso que están casadas. Una secuencia muy frecuente en meetic cuando conoces a una mujer que supere los treinta, suele ser esta si en su perfil no pone cuál es exactamente su estado civil: el primer día te dice que está divorciada o que lo ha dejado con su pareja, el segundo día te dice que se está separando o que su ex la sigue llamando… y ya cuando habéis quedado unas cuantas veces, o desaparecen o revientan diciendo que tienen pareja en los mejores casos. Cuando no es esto, mienten con la edad, te dicen que no tienen hijos o no lo indican cuando sí que los tienen, te dicen que son libres como el viento cuando solamente acaban de discutir con el novio… echan tres polvos contigo y después “vuelven con él”, si es que alguna vez lo han dejado, claro.

Y por último, y en respuesta a aquel agente telefónico que estaba tan empeñado en que le diera una razón concreta, por la cual me quería borrar de meetic, “para mejorar la calidad de los servicios”, y al que le respondí que no había una sola razón concreta, porque lo que quería era desvincularme de este canal y punto: INSATISFACCIÓN GENERAL DEL SERVICIO EN TODOS LOS SENTIDOS Y NO VEO QUE TENGA QUE DAR MÁS EXPLICACIONES… ¡Ala! un recibo menos, que me fundiré en cañas con los amigos, o en un par de cenas con ellos, que a ellos sí que no les tengo que poner mi mejor foto para quedarme “por encima de la media”. En resumidas cuentas: muy mal tengo que estar, para volverme a meter y pagar una cuota en ese SINDIOS absoluto llamado meetic.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y a ellas no les conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

EL MERCADO DE VALORES DE LAS TÍAS, por EL DUQUE

Los tíos, y mucho más los que van de seductores por la vida se piensan que con una mujer la “cosa” depende de de ellos”; se comen el tarro tratando de hacer o no hacer, llamar o no llamar… y si algo falla enseguida encontramos algún fallo; claro, es que hice esto, o la llamé ese día, o el polvo fue mal o… lo que sea. Lo que ignoramos o no consideramos, o preferimos no ver en ocasiones, es que en lo que a mujeres ser refiere, intervienen una multiplicidad de variables incontrolables y que pueden ser decisivas a la hora de que una interacción vaya o no bien. Volviendo a escritos anteriores, cuando hablamos de relaciones incipientes y mujeres estamos hablando de ases debajo de la manga, estamos hablando de alguien con visión global del asunto, estamos hablando de alguien selectivo y predeterminado genéticamente a seleccionar; y estamos hablando de alguien moralmente exonerado y profundamente emocional. Las mujeres son olas y las olas no se doman ni se detienen, se surcan y se surfean.

Cuando digo visión global, en contra posición con el hombre, me refiero a que una mujer aunque se esté enamorando de un chico no tiene orejeras, es decir sigue teniendo ojos, oídos, sigue viendo, sigue sabiendo que hay fuera hay otros hombres…muchos de ellos interesados en ella (ya nos ocupamos nosotros de que lo sepa…). ¿Con esto quiero decir que sea una hija de P; y se esté acostando con todos? Pues no, o sí… según el caso, que UNOS crían la fama y OTRAS cardan la lana, además sin que nadie se entere ni las vean; pero no digo eso, lo que digo es que cuando nosotros nos enamoramos-encoñamos con una tía no vemos más, sobre todo al principio y que ellas siguen teniendo ojitos en la cara y siguen viendo….

Cuando digo que la tía es selectiva me refiero a que en sus genes está grabado que tiene que seleccionar al mejor, y por eso no cerraran sus puertas JAMÁS a conocer a alguien mejor. ¿Con esto quiero decir que si ven a un tío bueno en la disco de moda te van a dejar y se lo van a calzar? Pues no, no he dicho eso ni de coña; lo que quiero decir es que sí en cualquier contexto, pero te hago esta aclaración porque sé que te preocupa de sobremanera debido a tu frágil ego masculino que ella folle más que tú. Ella llega a conocer un tío que le parezca más apto, que la provoque más y mejores emociones que tú, seguramente se vaya con él. Si es honrada y buena tía, primero te deja luego se lo calza, si es mala tía primero se lo calza varias veces y luego si le compensa te deja…

Y aparte moralmente exonerada, según la RESPONSABILIDAD CERO, se acabará justificando siempre, echando balones fuera. Necesita creerse sus propias… ¿mentiras? ¿verdades? ¿palabras? Lo que sea, no será por su culpa. Esto lo acabaremos convirtiendo a este paso en marca registrada TM ó ®. Lo que quiere decir que todo lo que hace es inocente y no predeterminada por lo que no puedes decir ni mu. En sus genes esta también ser sociable por lo que si tu chica te dice que ha estado toda la noche hablando “con unos chicos muy majetes”; te jodes, te callas y a dormir… si, a dormir, aunque nosotros que tenemos la mente sucia y que no estamos moralmente exonerados sabemos que los tíos majetes, en realidad eran unos “pollafuera” deseando metérsela a tu novia.

Por último son olas emocionales que van y vienen, que son tormenta y mar calma. Eso traducido quiere decir que muchas de sus acciones vienen dirigidas por su estado anímico puntual. Cuanto más incipiente sea una relación obviamente más sometida estará a estos vaivenes. Aunque existir existirán por siempre, tu mejor papel será saber leerlos, saber evitarlos cuando se requiera, saber surfearlos en el resto de ocasiones, y nunca y digo nunca dejarse arrastrar, golpear y dirigir por ellos. Obviamente cuando una interacción está muy al comienzo el tiempo que pasas con ella es mínimo por lo que no estás ahí, y por tanto ni sabes lo que pasa, ni puedes surfear nada ni nada de nada, de ahí que en esos momentos muchas veces te veas rechazado sin saber ni cómo ni dónde.

¿Qué pasa entonces con todo esto que acabo de contarte? Pues que muchas veces te verás fuera de juego con cara de gilipollas y sin saber ni cómo ni dónde ni por qué… Entonces te volverás loco y pensarás que hiciste esto mal o esto otro o yo que se…. Gritarás, maldecirás; pero lo que ignora es por ejemplo que el día después de liaros por primera y última vez, a ella le echaron del curro, o vino su ex con unas rosas preciosas; o tuvo una movida en casa de carácter planetario y… pues que en lo último que piensa ahora es en estar con un tío; sus emociones la arrastran a un estado negativo y cuando tú la llamas, lo que le apetece es…

¡MANDARTE A LA MIERDA Y COLGARTE!

Todo esto me hace reflexionar en lo importantísimo que es nunca y digo nunca perder el valor. El único papel verdaderamente masculino que podemos hacer en todo esto es ser roca… roca por que el arma si se le puede llamar así que tenemos es ser inamovibles, anti reactivos, y ser intachables. Si ella te rechaza pero tú antes de ese rechazo te has comportado perfectamente, has conservado intacta la atracción, has actuado de forma íntegra y congruente, ella jamás podrá reprocharte nada. Si después del rechazo demuestras que no eres reactivo ante dicho rechazo, que sigues igual, que en cierto sentido esa situación te ha resbalado; CONSERVARÁS TODO EL VALOR, que ella te atribuyó… y déjame que te diga una cosa; tranquilo majete, ella ya ha apuntado tu número de matrícula, ya te ha anotado en su cerebro, ya sabe que existes, que vales mucho, y cuando vuelva a la calma emocional, o cuando deje de nuevo al ex, o cuando se haya hartado de follarse a ese otro tío, bastará un sms tuyo de probatura para que vuelva a tus brazos…

Esto es duro: quiero decir que es duro decir que para que vuelva tiene que dejar de nuevo al otro o hartarse a polvos con ese otro; pero macho, por eso esta tía en concreto no tiene nunca que ser el centro y fin de tu vida… De todas formas si esa realidad te duele demasiado, si eso te produce demasiado dolor emocional; borra su puto número para siempre, no te quemes con historias.

Ese es un balance que debes hacer tú y solo tú. Si el coste emocional de dejar ir a una tía va a ser grande, quema tus naves, mándala a la mierda de forma reactiva, escríbela una carta de amor, o borra su número. Todo tendrá el mismo efecto, dilapidar por siempre tus opciones con ella. Ahora bien si lo que quieres es llegar a tener futuribles opciones de lo que se trata es de jamás, jamás de los jamases, desapoderarte de tu valor: eso es oro, es tu capital humano, tu persona, lo que eres, lo que quieres y lo que deseas.

OK, has perdido la interacción; sin saber por qué ella te ha descartado. Lo primero que tienes que hacer es que te la sude el por que te ha dejado. Te lo digo en serio, lo más probable es que jamás lo sepas, por que o bien ni ella lo sabe o si el motivo es digamos… “políticamente incorrecto, o moralmente dudoso”; ella te cargará echando leches con el marrón y con la carga de responsabilidad necesaria como para que siempre la culpa la tengas tú. Así que lo más sano mentalmente es ni plantártelo. Lo segundo es dejarla ver que en el fondo esta pérdida te resbala; y digo te resbala, no digo que ella te resbale ni que ella te enfada, ni que la odias, ni que ya no te hablas con ella. Cuando algo te resbala es que te da igual. Es decir, que actúas como si nada con ella sin el más mínimo síntoma de rencor, cero reactivo.

Haz tu vida, pasa de verdad de la buena de ella, sigue con tu vida, tus conquistas etc. y lo digo en serio. No te estoy diciendo: “haz como si pasas de ella”. NO FINJAS PARA QUE ELLA LO VEA O DEJE DE VERLO. Te digo que la única forma real es de verdad, de verdad pasar olímpicamente de ella. Si no lo haces, tus sms de verificación y confirmación, tus llamadas o tu tono de voz te delatarán aunque sea de una forma sutil e inconsciente. Por último y para que te calles; si en unos 3 ó 4 meses sigues libre y sin compromiso, y ella no ha contactado antes, puedes mandar un sms de verificación. Tranquilo… si ella está libre y deseosa de estar contigo te lo hará saber. Pero te dejo con una idea la principal, siempre en un encuentro, un contacto, una relación o un “loquesea” con derecho o sin derecho a sexo, de principio a fin, CONSERVA TU VALOR como un tesoro.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y a ellas no les conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

¡QUE TE CALLES PAGAFANTAS!

Hoy vas a ser el objeto de todos mis reproches hacia mi propio género, maldito esclavo del pene, pagafantas, payaso… ¡flojo que eres un flojo! que ya me tienes harto… Que te pasas el día llorando como una nenaza. Que por uno que se comporta y sabe estar en su sitio, hay noventa y nueve que se bajan los pantalones y llevan la cita “soy fácil” escrita en la frente… ¡Ah no! ¿Qué no te gusta este tonito? Pues lo vas a flipar porque ni he empezado. Me había equivocado, pensaba que tenías solución, pensaba que tenías palabra, pensaba que todavía podía sacarse algo bueno de ti, pero nada. No hay forma de que te quedes con los pantalones puestos, y no… no te lo digo para que nunca te los quites, te lo digo para que alguna vez te los subas, que siempre vas en modo “pollafuera” regalando y devaluándote una y otra vez. Lo malo de esto, es que no solamente te afecta a ti ¿por qué? Por tipos como tú, el romanticismo está en peligro de extinción, si es que todavía queda algún romántico en el universo…¡Claro! Porque por culpa de gentuza como tú, tener un detalle cuando a uno le nace, parece sinónimo de intento de compra… y puede caer muy bien a simple vista, pero ha dejado de valorarse como algo auténtico.

Y no… no pongas esa cara de digno, que llevas más tiempo sin follar que tu abuelo; cuyo éxito evolutivo mirándote a ti, cualquier fémina pondría en entredicho, porque eres “como un osito de peluche”, ya que babear y hacer la comparsa se ha convertido en el sustituto del sexo para ti. Que sí, que eres muy simpático, que caes bien a todo el mundo y que siempre vas a tú a la barra a pedir las copas para todos ¿Y…? ¿Y qué? ¿A dónde vas con eso? ¿Te sirve para algo? Porque si te valiera para algo me callo la boca, pero es que… después me mandas correitos y me mandas sms de emergencia, para que te diga cómo ligarte a tu amiga. Eres un payaso, y lo peor de todo, es que te has acostumbrado a esa condición. Claro… como te gusta consolarla, hacerle la pelota y contarle chistes… ¡qué bueno eres! Lo peor, es que no lo haces desinteresadamente, por eso das asco, porque si al menos lo hicieras sin esperar nada a cambio, podrías ser hasta “bueno de verdad”. Pero tú y yo sabemos que estás bajo la mesa, como el perro a ver qué sobras le caen.

¿Sabes algo? Lo tuyo no tiene perdón de dios. Cada vez que veo en el facebook como la rubia de turno pone en su estado cualquier gilipollez, y a la media hora, ya estáis todo el coro y comparsa de capullos bailándole el agua… me pongo enfermo. ¡Ala venga! ¡todos a la vez en modo “pollafuera”! ¿es que no te das cuenta? ¿a cuántas tías ves bailándola el agua? Eso es un puto campo de nabos ansiosos, que están mirando a la pantalla del facebook la nueva foto de la rubia con los pantalones bajados, y el rollo de papel higiénico al lado, calculando el ángulo de su canalillo con los ojos como platos, a ver si ven algo que no hayan visto los demás. Sí justo el tipo de tío que nada más aceptarle la guapa como amigo, le pone un mensajito en el muro diciendo…

¡GRACIAS POR ACEPTARME COMO AMIGO!


Ahí… bien en grande, que lo vea todo el mundo, y que todo el mundo se entere por su muro frecuentado por cuatrocientos pagafantas más como tú, que ahora tú eres su colega. Pues esto es solo el reflejo de lo que haces a diario, pero en una red social. ¿Lo lees bien verdad? ¿te revienta que te lo diga a la cara? No me extraña que después la chica lleve ese complejo de diva, con todo ese cortejo detrás regalando aplausos y comprensión a cada pedo que se tira. Así, lo único que puede pasar, es que solamente se la folle el único que actúe al contrario que el resto. Sí, en efecto… el hijoputa, el que conoce la combinación, todo un clásico del que ya hemos hablado aquí hasta el hartazgo.

Pues sí, pedazo de acompañante, que eres como el arroz o las patatas… siempre acompañando. Y no… sabes que no lo haces bien, porque eres incapaz de dar la cara y por eso precisamente la rodeas como un satélite, sin llegar a tocarla. La bronca de hoy te la suelto, porque nos estás jodiendo, estás jodiendo a tus congéneres con ese comportamiento lamentable del que estoy seguro, hasta tu madre con lo que te ha mimado, resoplaría con impaciencia y miraría hacia otro lado, para evitar decirte que eres un puto pagafantas y que así no, así no se hace. ¡Ponte en tu sitio joder! Y compórtate como un hombre y no como un puto muñeco Ken sin sexo ni sangre en las venas. Hasta en las novelas lo hacen mejor que tú.

Lo dicho… y ya me callo: por cada uno que se comporta y sabe estar en su sitio, sabe quién es y de lo que es capaz, estadísticamente habrá un 99% de suplicantes, que dejarán el valor de mercado del género masculino por los suelos y no al revés. Sigue así hombre, sigue así… que “lo estás haciendo muy bien”. No me extraña que la imagen del hombre esté tan devaluada en el mercado, con tipos como tú, andando por ahí aplaudiendo de lejos a tías a las que nunca tocarán.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y a ellas no les conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

LO SIENTO… PERO NO ME INTERESAS, por CAÓTICA

Soy mujer, tengo 31 años y hace casi un año empecé mi primera relación sentimental verdaderamente enriquecedora y sana. Eso deja tras de mi unos cuantos años de relaciones frustrantes y frustradas, de desastres en la jungla del mercadeo de la carne, y de bastantes rechazos.

El rechazo jode, así... con todas las letras. Jode porque ataca directamente a nuestro ego, y, a menos que tengamos la vida espiritual del Dalai Lama, el ego tiene una importancia más que notable en nuestras vidas. No conozco ninguna forma de rechazo que no joda, del mismo modo que no conozco ninguna forma de depilarse el vello púbico, de raíz, sin cagarse en todo lo que se menea. Pero hay una cosa de la que si estoy segura: Si a la esteticista se le ocurre prescindir del tradicional tirón rápido y seco, y empieza a arrancar mi vello poquito a poco, la patada en la boca se la lleva fijo. Supongo que se va intuyendo a donde quiero llegar…

Últimamente vengo percatándome de la cantidad de gente que no se atreve a rechazar de un modo claro y contundente. Hace tiempo, por mis propias experiencias, tenía la impresión de que era un problema de los hombres. Pensaba que, al caballero que muchos de ellos llevaban dentro, se le hacía muy difícil decirle a una mujer que no estaban interesados en ella. Pero me he dado cuenta, de que es algo que no tiene nada que ver con el género.

En mis carnes he sufrido rechazos de muchas formas: dando largas, poniendo excusas, dando una de cal y una de arena, no contestando a mis mensajes, incluso desapareciendo totalmente del mapa. De todo, menos un claro y sencillo “LO SIENTO, NO ESTOY INTERESAD@”.

Por parte de mujeres, leo, veo y escucho como muchas eluden conversaciones, ignoran mensajes, no hablan claro, adornan la realidad, y evitan decir claramente que, simplemente, no están interesadas ¿por qué?

Las excusas para no hablar claro son variadas: no quiero que la otra persona sufra, es un buen chico/buena chica y no se lo merece, no sé como decírselo de la mejor manera para él/ella, etc. Pero aunque en sus excusas prioricen el bienestar de la otra persona, esta es una de las mayores mentiras de la humanidad. Porque la realidad es que la prioridad se encuentra en la imagen que quieren dar de ellos* mismos, y esto ya me parece el colmo del egocentrismo. Lo que les importa es que lo que ellos vayan a decir no suene mal, que la otra persona no se enfade con ellos, y que ellos no queden como los malos. Dudo mucho que se hayan parado a preocuparse por el daño que pueden causar a la otra persona. Porque a poco que reflexionaran, se darían cuenta de que cada hora que pasa esa persona sin respuesta suponen energías malgastadas, mil vueltas a la cabeza imaginando todas las posibilidades, análisis de la situación una y otra vez, mira el móvil cada cinco minutos, etc.

En mi vida he actuado de esa manera, es algo de lo que puedo enorgullecerme. Odio perder el tiempo, y que me hagan perder el tiempo. Odio que me den largas, o que decidan ignorarme. El rechazo siempre claro y directo, así es como me gustaría que actuaran conmigo, por lo tanto, así es como he actuado yo siempre con los demás. Las veces que me ha tocado rechazar a alguien, mi prioridad no ha sido que no suene mal, quedar yo mal, o que la otra persona no se enfade conmigo. Mi prioridad ha sido simplemente evitar que la otra persona pierda el tiempo y piense cosas que no son.

Al fin y al cabo, nadie tiene porque sentirse en la obligación moral de salir con alguien con quien no le apetece, y nadie tiene el derecho a ofenderse porque otra persona no quiera salir con él/ella. Si el rechazado se siente ofendido (que se sentirá ofendido) el problema es suyo, y de nadie más. *Y por cierto, cuando digo “ellos” me refiero al genérico.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y a ellas no les conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

ME ESTÁS DANDO UNA PEREZA… ¡Y MEETIC MÁS!

Pues sí, con lo que contento que iba yo… ¡y me sales con esas! A ver, a ver, porque igual he hecho algo que “no estaba bien”, espera… Mmmmm, pues… no te he llamado catorce veces diarias y cuando nos hemos visto, yo me he quedado con buen sabor de boca… Al menos yo sí, entonces no entiendo tanta tontería, dime que no y punto. Te he invitado un par de veces a hacer planes y he acabado yendo con mis colegas a montar a los cars, y la verdad… me lo he pasado de puta madre. Me gustaría haber ido contigo, pero debe ser que tienes otras cosas mejores que hacer y aparte que no te gusto, o que no te he enganchado. Seamos sinceros con nosotros mismos: será lo primero. Me hubiera gustado también tomarme unas cañas contigo por La Latina un domingo, como todo hijo de vecino. Si te hubiera gustado o igual me hubiese puesto “en plan tía” haciendo regates, igual si que te habrían entrado ganas. Parece que ese es el único idioma que entiendes, ese y el de la peluquería o el de los baños de las tías. Me jode ser tan tópico, pero es que me lo dejas a huevo

¿Sabes algo? Los tíos somos simples, no sé si te has dado cuenta… seguro que sí. ¿Has hecho por pillarlo o prefieres que el tío se complique o te putee para estar a tu altura? Sinceramente reina mora, es que no me va ese rollo, cuando dos personas les apetece hacer cosas juntos y pasárselo bien juntos, lo hacen sin tanta gilipollez asociada, y sin tanto subirse el precio, sin mejorar el producto, solamente para parecer más inaccesible que las demás que están más buenas que tú. Porque claro… Igual me dices que sí a la primera, y yo voy y “me lo creo” y entonces soy yo quien putea por verte facilona ¿no? ¿ese es tu miedo? O igual te llama otro que esté más bueno. Ah no perdona, que ese no te llama, a ese le llamas tú y no te lo coge. Pffff… Claro, no me vas a decir que es ese jueguecito, que sí lo es, y canta de lejos. Se te nota mucho y me estás dando una pereza…

Como siempre, el muerto siempre para mi lado… si es que es verdad. El otro día te tenía que haber mandado a la mierda cuando llegaste media hora tarde y encima con cara de apuro, que parecía que estabas de parto en la cita porque “te tenías que ir en seguida”. Vamos, que más que estar disfrutando el momento, estabas sufriéndolo ¿Qué pasa? ¿Que “el de la moto” no te lo cogía o te dio plantón y tenías que llenar una hora y media de tu tiempo haciendo algo que no fuese quedarte en casa? Hija… haz lo que todas y métete en meetic, que es un sindios y agárrate a alguno de los que hay, que seguro que si tiene una buena foto y ha puesto lo que gana, te encantará por poco guapo que sea. Todo para ti reina, porque lo que es yo…

¿Yo? Yo me he quitado de meetic, y además encantado… me lo sé de memoria y me encontré a las mismas tías que cuando me metí por primera vez hace cinco años. Por cierto, el operador que me atendió me preguntaba insistentemente por qué me quería quitar ¿Le explico algo que ya sabe? ¿Le digo que son las mismas tías que están viviendo en meetic desde hace años y que desde mi primer turno, algunas ya se han separado dos veces? Joder… vaya panorama. Pues eso, métete en meetic que seguro que te encuentras con alguno que te guste y que te pague los vicios… que hay proveedores deseando ejercer por ahí. A mí lo que me apetecía era estar contigo; pero está visto… que nada de nada ¿así no? Pues no, así no…

¡COMO TÚ HAY MILES!

Joder… ¡se me ha ido el santo al cielo! Pero que ahora que lo pienso… igual te has impacientado ¿verdad? ¡Qué fácil! Si la yo sabía yo, que seguro que era culpa mía. ¡Cómo no! No sé por qué me sorprende, esa idea tuya. Y seguro que no he sabido cuál era la temperatura exacta de tu cuerpo para pegarte un “babazo de denuncia”, sin margen de maniobra para que me hagas la cobra, y tu pudieras sentir que “era algo inevitable y que tenía que pasar”. Vamos hombre… ¡por favor! ¿pero de verdad te crees eso?

Está visto, que te va la marcha y que contigo hay que hacer el hijoputa, ser guapo, tener pasta, soltero a estrenar o sin compromiso (para cuando te apetezca a ti claro)… No es que me des pereza… es que me das un perezón de campeonato. ¿Sabes qué es lo peor de todo? Que ya he hablado demasiado, así que ¡ciao ciao! Que me da a mí, que te voy a liberar de mi presencia para los restos. A ver si un día me llevo una sorpresa, pero lo que es ahora… a ver si es verdad y me equivoco. No sabes las ganas que tengo de equivocarme.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y a ellas no les conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

LA VIDA DE CRISTIAN: ALGUIEN LO SABE TODO SOBRE TI - EXTRACTOS


El único inconveniente si se puede llamar así, es que el hipotecado, era literalmente hipotecado: se le asignaba el empleo, la vivienda y una tarjeta de consumo, que por contrato solamente era válida para gastar en las empresas que formaban parte de lo que ya iba siendo el embrión del Bloque Laboral. Aparecieron en este momento, los ciudadanos españoles de segunda, los hipotecados de por vida [...]


Mediante un convenio especial de colaboración auspiciado por la ONU, se permitió en Europa, principalmente en España, la libre entrada de trabajadoras chinas con contrato, que irían directas a formar parte de las empresas y entidades que constituían el entorno del Bloque Laboral […].

–Lili te quiero, te amo, no puedo vivir sin ti, quiero hacer el amor contigo, quiero casarme contigo, quiero irme contigo, ser tu príncipe, tu salvador, tu héroe...- Me hubiera enfrentado al mundo entero por crecer de repente y que esa mujer fuese para mí. Mientras pensaba todas esas cosas, ella se acariciaba la piel a la altura del cuello, yo solamente le llegaba a la cintura... En dos pasos, desapareció su reflejo del espejo, y me quedé congelado. Si se acercaba a la puerta me pillaría [...]

Apagué el móvil y le pregunté a Wei dónde vivía. Me cogió del brazo y salimos por fin a la calle Fuencarral, dando un paseo... como si nada. Sabía que si yo estaba tranquilo, ella dejaría de estar nerviosa -¡Menuda primera cita! ¿eh?- le dije poniendo un gesto para hacerla reír. Me miró con cara de turista –No... en… tiendo- me dijo. Me empecé a reír y me paré frente a ella, estaba realmente nervioso, pero quería hacerlo. Le puse la mano en la barbilla y sin pensarlo la besé.



Base del vértice 04:00 de la mañana HZ, frontera compartida Siria-Jordania-Irak, desierto de Siria. Teníamos que escoltar a un mando Israelí hasta As-Suwayda el día 6 de mayo, bordeando la parte Jordana. Una vez allí, sería recogido por su propia escolta. Era nuestra primera misión de verdad.

Lo sentimos justo encima, cuando en un segundo el aire hirvió, tanto que nos abrasó la nuca obligándonos a encogernos sin pensar ni medir los reflejos; en el impulso inconsciente de respirar, sentí como si me entrara fuego por la nariz y por la boca.

[…] la mano de Sisel iba perdiendo fuerza sobre mi frente. Me habían pinchado algo para dejarme grogui de golpe. Me volvieron a pesar los párpados y el cuerpo entero, se me fue apagando la voz, quería seguir hablando, pero no podía. […]–Quiero irme de aquí, dejadme en paz…- dije mientras se me apagaba la voz. –Les ruego que se marchen, y que la próxima vez que vuelvan, sea con una autorización- escuchaba a Sisel en una duermevela.

y además:
LA VIDA DE CRISTIAN: Alguien lo sabe todo sobre ti, es una idea original de PERSONALIDAD & RELACIONES © 2011. Idioma Castellano. Todos los derechos reservados. Obra inscrita en el Registro General de la Propiedad Intelectual nº expte. 12/RTPI-004846/2011.
Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y a ellas no les conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!