TIRANDO A DAR... ¿QUÉ HACE EL NIÑO HABLANDO DE POLÍTICA?

Pero… ¿Qué hace el niño hablando de política? Le preguntó mi abuelo Miguel a mi abuela Pepa, cuando yo le estaba haciendo preguntas a mi padre acerca de a quién votaba y por qué lo hacía. Yo tenía trece años y quería entender las cosas, quería saber por qué había que votar, qué diferenciaba a unos de otros y si realmente valía para algo. Estaba veraneando con mi padre, hermano y mis abuelos en Málaga. Mi abuelo, listo él, le hizo esa pregunta a mi abuela porque él no entendía que un niño se interesase por estos temas, y porque cuando mi padre y mi tío eran pequeños; ese tema no estaba autorizado en casa. ¿Por qué? Eran otros tiempos. Ahora me da la sensación que los niños no hacen esas preguntas, pura simple y llanamente porque ni si quiera saben qué hacen sus mayores… o sea, nosotros. Los que estamos haciendo algo me refiero, que los que no hacen nada, es o porque no pueden, o porque no les dejan o porque prefieren poner el cazo a ver qué cae sin hacer nada.

Hace tiempo me decanté por una opción política clara, con militancia y con carné. Tengo mis razones, que no tienen que ser iguales a las de nadie. Hay cosas con las que comulgo y cosas con las que no. No me manifiesto y no me pongo delante de la policía a recibir porrazos por varias razones: tengo trabajo, llevo más o menos la vida que quiero, puedo hablar, expresarme, si quiero decir algo lo digo y si quiero hacer algo… lo hago. No creo que nadie, por muy buenas intenciones que tenga, ocupando un cargo público electo, de gobierno, o un manifestante, o cuatrocientos mil todos juntos en una plaza con megáfonos y organizando asambleas que no se ejecutan, vayan a solucionarme absolutamente nada. Creo que cada uno tiene que buscarse sus habichuelas, para sí y para los suyos, y eso va con la persona y con su sentido de la responsabilidad; no con un color o con un signo de izquierdas o derechas, o con manifestaciones masivas.

Creo que cuando un político gana unas elecciones, tiene que dejar de ser político y convertirse en un gestor. Venga de donde venga. No se puede gobernar con izquierda o con derecha; hay que gobernar con matemáticas, con recursos disponibles y con deuda cero. No hay más historias, al menos para mí no las hay. Caer bien o mal a la gente, no es signo de calidad en la gestión de gobierno, pero hoy en día se ganan las elecciones o se pierden por caer bien por caer mal, o por incompetencia absoluta y demostrada. Pero aun así, hay gente que sigue votando incompetentes, del signo que sean, que buena gente y mala gente, la hay en todas partes. Creo que habría que tener en cuenta las proporciones de votos, más que la cuantía, y que en un mismo gobierno, hubiera ministros que no fueran de un solo partido, si no que las carteras estuvieran repartidas, según la totalidad de los votos, no solamente del que gana las elecciones. ¿Por qué? El poder en su totalidad, corrompe. Así de simple. Yo lo veo claro, si estas palabras me cuestan el carné… es que no estoy donde tengo que estar.

Tengo ganas, de ver a la gente feliz en mi país que es España, con todas las letras. Pero la felicidad no es gratis. Recuerdo cuando ganamos el mundial, la gente estaba contenta. A diferencia con la política, en el deporte es más fácil hacer un éxito, o un fracaso propio. En política, los éxitos siempre son propios y los fracasos ajenos. Eso ya implica una irresponsabilidad por parte del que practica la actividad política, desde su mismo origen: los ciudadanos ¿Sabes por qué? Porque gana quien cae bien y no quien mejor gestiona. La culpa, no es de los políticos, si no nuestra, por votar a incompetentes. El día que cada ciudadano de este país, asuma que la responsabilidad de elegir a un cargo electo, es propia y nada más que propia, entonces otro gallo cantará. Porque no sé si alguien se ha dado cuenta, que a los gobernantes, los ponemos nosotros ahí donde están, no se ponen solos… afortunadamente. La cuestión es si sabemos elegir buenos gestores de gobierno. No te hablo de buenas personas o malas personas, te hablo de gestores ¿entiendes la diferencia?

Yo esa matemática si la tengo clara y por eso voto, porque tengo derecho a hacerlo, porque puedo y porque realmente creo que soy yo quien pone a un tío a o a una tía ahí arriba para que gestione. ¿Me gusta la clase política? Para responder a eso, tendríamos que mirarnos todos al espejo. A la clase política la hemos creado nosotros, los ciudadanos de a pie, los votantes, los trabajadores y los que pagamos impuestos de dentro, o los que vienen de fuera a compartir país con nosotros. Lo que vemos en las campañas electorales, no es si no el fruto de nuestras propias delegaciones de creencias, responsabilidades, valores, ideologías y demás deseos que responden a lo que nosotros demandamos. Y ahí es donde somos nosotros, los ciudadanos los que fallamos ¿Qué estamos demandando? Yo te diría que cualquier cosa menos libertad, porque solamente votamos a gente, para que nos diga lo que tenemos que hacer y piense por nosotros.

EL CONTRATO DE MATRIMONIO, LA PAREJA Y EL HIJOPUTA ¿QUIÉN FALLA AQUÍ? II por EL DUQUE

Se equivocó no el día que la conoció y se fijó en sus grandes tetas. A fin de cuentas somos hormonales, y nuestro instinto juega un papel relevante que nunca hay que desechar, pero se equivocó al día siguiente, cuando decidió pasar por alto ciertas cosas que le chirriaban. Que si este amigo por aquí, que si a esquiar con este otro, que si todos los veranos voy a Ibiza a desfasar con las amigas, que si tal, que si cual: Todo el mundo miente, dice el Doctor House con más razón que un santo en su archiconocida serie y es una verdad como un puño. Pero no es menos cierto que siendo buen observador la verdad siempre queda revelada. “socialmente” y cara a la galería, todos nos definimos como buena gente, divertidos, buenos amigos, fieles, comprometidos, que buscamos el amor verdadero, blablablá... Pero a la hora de la verdad, en el mundo hay de todo como en botica. Harías bien en observar las historietas que te cuenta, en observar sus comportamientos con los demás, en observar como cuenta su propia historia.

En primer lugar deberías escuchar atentamente sus historietas sobre sus amigas y amigos. Lo de “dime con quién andas y te diré quién eres", parte de un refrán popular tiene mucho de razón. Para entendernos: -Mi amiga Puri, se folló el otro día a un tío que no conocía de nada y ya van como 80 este mes ¡Pobre novio!-. Bien, esta historia es alarmante. Lo siguiente, es que deberías mirar y observar al detalle en cómo ella trata a su gente, amigos y familia esencialmente. Ya sé, que te ha dicho aquella frase tan chorra y manida de “amiga de mis amigos”, eso lo dice todo el mundo de sí mismo; pero observa de verdad como trata a sus amigas; si las llama a menudo, si las ve, si se preocupa de verás cuando una está pasando un día jodido. Por otro lado, observa cómo es su relación con sus padres y hermanos. Si comparte piso, observa cómo es su relación con sus vecinos. Puedes aprender mucho de ella a través de otras personas.

Yo que tú, también miraría como habla de sus ex. Si habla con desprecio de ellos, si los humilla, si cuanta cosas íntimas de ellos deberías de huir. Tú serás el próximo ex en ser destripado mientras se folla a otro. Por otro lado, una tía con mucho amigos masculinos suele ser algo mosqueante, más que nada porque lo que ella llama “amigos” suele ser el equivalente a “corte de salidos plebeyos, admiradores y palmeros que la siguen a todos lados deseando pagarla fantas y tratando de mendigarla un polvo”. Aun suponiendo que ella sea honesta y de verdad nunca se folle a ninguno de estos “amigos”, lo cierto es que este tipo de tías acostumbrada a esta corte de palmeros suele ser caprichosa y estar acostumbrada a ser una suerte de reinas consentidas e inaguantables, acostumbradas a que las doren la píldora.

No digo que una tía no puede tener amigos, sobre todo si son amigos de toda la vida, o amigos que en realidad son novios de amigas. Pero lo que digo es que no es normal tener muchos amigos masculinos solteros y si los tiene y encima ella esta buena, puedes estar seguro de que donde ella dice amigo, quiere decir o bien amante o bien pagafantas, y a mí personalmente no me gustan como futuribles parejas, ni las que tienen amantes ni las gustosas de tener pagafantas.

Volviendo al novio, que sabe que se la han metido bien metida, exactamente no a él… si no a su inmediata, obvió la corte amigos, obvió las vacaciones sistemáticas en Ibiza, obvió los viajes con sus amigo en la universidad. Lo obvió, o no lo quiso ver, porque solo podía pensar con la polla. La siguiente cagada, es cuando Rocío le dijo a su novio el cornudo a placer, que su ex, el del cipote enorme, estaba detrás de ella. La tía lo deslizó sutilmente en una cena romántica y lo hizo invocando la confianza. -Quería contarte que el superhéroe romántico, mi ex de la universidad, me sigue llamando mucho porque sigue enamorado. Yo no le doy esperanzas… La tenía enorme, pero no te preocupes, el tamaño no importa- ¡Los cojones que no importa! Que se lo digan a ella si importa… vale que lo hayan sacado de la Iglesia a guantazos, pero…


SE LA HA FOLLADO POR TODOS LOS LADOS

Ese día, a Xisco se le jodió la vida por dos partes. Una creándole un sentimiento competitivo. Inteligentemente, le ha hecho sentir que tiene que competir con el tal manolito. Aparte le ha arreado una ostia en la autoestima, que nunca esta demás si lo que una tía quiere es domesticar a un tío. A partir de ese día, tenemos al novio muñeco Ken de nuestra historia aguantando sesiones maratonianas de sexo, no por placer, si no para que ella se quede tranquila y dándolo todo en la cama para compensar; gastándose una pasta en restaurantes caros para impresionar a la susodicha, y regalando flores cada dos por tres. Un perfecto muñeco diseñado a la imagen y semejanza de Barbie.

Lo que ella no le ha contado nunca, es que antes de él tuvo un rollete con un tío al que hizo la misma jugada. Solo que esta vez el tipo al escuchar la historia se sonrió irónicamente, torció la cabeza y dijo: -¿Sabes una cosa cielo?; creo que deberías volver con tu puto ex y dejar de hablar de él en las cenas y después de los polvos. Me hartas en serio, creo que hay amor aún en esa historia… y no hace falta que me digas que lo del tamaño no importa. Sí que importa, pero yo estoy genial con mi polla y me encanta porque es la que tengo- Rocío nunca más volvió a verle, a pesar de que lo persiguió durante meses. Pero la cosa no quedó ahí, como Ken tragaba, ella empezó a acostumbrarse fastidiosamente a llegar tarde, a hacerle comentarios despectivos; el mundo de ella le absorbió, y los amigos y amigas de ella empezaron a ser sus amigos. Así hasta que por fechas, más que nada, tocaba casarse y eso hicieron…

Hay una escena que me encanta de una pelí antigua, ya casi clásica que me encanta también “Los Bufalos De Durham”. Es cuando Kevin Costner va al apartamento de Susan Sarandon junto a Tim Robbins. Entonces él descubre que la chica quiere “elegir” entre ellos. Kevin Costner se levanta, suelta una parrafada que es de las más alucinantes de la historia del cine y que supone una verdadera declaración de intenciones y se pira dejándola con dos pareces de narices. Ni que decir tiene, que aunque ella se lía con el otro, al final vuelve con el tía del que realmente está enamorada y que es Kevin Costner… ¡cómo no!

Hay veces que lo mejor es simplemente levantarnos e irnos. Es más; hay muchas veces en que lo único que podemos hacer es levantarnos e irnos; al menos si queremos conservar intactas nuestra autoestima e integridad. Las parejas están en crisis, pero no solo las casadas, con mejor o peor remedio, si no todas las parejas dentro del mercado del sindios. Como he dicho antes, tras cada relación hay un contrato aunque sea tácito y cada día se destruyen millones de millones de contratos tácitos y no tácitos. [fin] Si te perdiste la primera parte

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. También puedes descargar nuestros e-books gratuitos.

EL CONTRATO DE MATRIMONIO, LA PAREJA Y EL HIJOPUTA ¿QUIÉN FALLA AQUÍ? I por EL DUQUE

Paso a paso vas madurando, y te vas dando cuenta de cuánto hijoputa hay en el mundo: hijoputismo y relaciones nihilistas. Relaciones materiales, superficiales, sexuales, económicas, vacías de contenido, ausentes de compromiso y un largo etcétera con denominación de origen. ¿Has tenido una relación con una mujer? Me refiero a una relación que para ti era verdadera, auténtica y de amor y un buen día… te das cuenta de que realmente allí nunca hubo amor; o mejor dicho, te das cuenta y comprendes, cuán gilipollas has sido y que pertinazmente has ido cerrando los ojos una y mil veces. Porque la realidad, es que ella te demostró una y mil veces, que no era tu puta pareja, que allí no había amor, que no era mujer para ti, y aún así te obstinaste y luego vino… ¡¡¡ZASSSSSS!!! ¡en toda la cara!

Nuestro compadre Reverendo nos cuenta una historieta bastante divertida, y la remata con un alegato en contra del matrimonio… está quemado el hombre con el concepto de contrato y se le nota ¿verdad? En realidad, en la pareja del cuento no tan cuento, no falla el hecho de que se casaran, falla la pareja. Esa pareja, la de Xisco y Rocío, los dos que se van a casar, nunca fue una verdadera pareja. Probablemente casi desde el principio (como de importantes son los principios), en esa relación hubo juego de poder, cartas marcadas, ases debajo de la manga, ases con pinta de camarero cachas para ella y con pinta de zorrón de feria para él. Hubo manipulación, y un sinfín de juegos propios de esta era. Así llegado el caso, ella ha sido la primera en zumbarse al de turno en su despedida, pero es que lo que no cuenta la historia es que él, en pocos años puede llegar a convertirse en… ¡UN PUTERO!

A lo mejor también ha pasado la noche en un burdel o dos, o que será él, el siguiente en poner los cuernazos unos años después, por aquello del “aquí no me ve nadie”, o por aquello de “qué buena está la becaria”, o “el calentón en el baño con la visita”, o… yo qué sé, el “mi mujer no me la chupa” o la “secretaria recurrente quiere subir deprisa en la empresa”. ¿Cuándo? ¿Qué? ¿Cómo? Pues cuando la atractiva y sensual novia, se convierta en una madre de familia, ya no tan deseable, mucho más cansada, ya no tan sexual, y con un dolor de cabeza que se acentúa cada noche que su marido quiere sexo.

Lo que no nos cuenta Meg Ryan, es que al final se casa con Billy Cristal, con Harry, vamos, y este echa tripa cervecera y ella empieza a tener varices, y a él se le levanta 1 de cada 3 veces, y se le cae más aún el pelo, y a ella el culo, y luego viene la menopausia que es muy divertida… ¿Sabes una cosita? Es cojonudo hacer un ejercicio. Elige a una piba, da igual lo buena que este o quién sea, y despójala imaginariamente de toda su belleza, de su dinero, de su estatus, de su ropa pija-chula, de su ropa interior sexi, imagínatela con un pijama de franela y una crema en la cama, acompañada por una redecilla para el pelo ¿Te sigue gustando? ¿Sigues queriendo estar con ella? Pues amigo… ¡Ahhhh! se me olvidaba que si ella es así...

¿YA NO TE GUSTA? ESTO ES LO QUE HAY


Puedes ponerte a pensar en ello mientras te das golpecitos de satisfacción en… ¡ESE PEDAZO DE BARRIGA!post Asador Donostiarra que has estado criando hijoputa! Se me olvidaba que cuando el cura dice lo de “en la salud y en la enfermedad, en la riqueza y la pobreza", tú, o ella o casi siempre los dos, cruzáis los dedos… o simplemente ni escucháis ni os importa porque realmente no os lo que creéis… ni por asomo. ¿ESTÁ EL PROBLEMA EN CASARSE? NO, DESDE LUEGO QUE NO. Da igual casarse que ser pareja de hecho. Una pareja de hecho no deja de ser un invento bastante nihilista que da cobertura y coartada para tener lo bueno de la pareja (compañía, estatus, hijos…), pero no lo malo, porque parece que el compromiso, si no figura por escrito es menos compromiso… Rocío, la novia que quiere seguir con la boda, a pesar de todo, ha soñado siempre con el estatus de casada: con el chalet en Pozuelo, el maridito muñeco Ken, bastante calzonazos por cierto, las amigas a las que dar envidia, la buenas relaciones de cara a la galería, y su masajista dominicano… que tiene un miembro como la pata de una mesa, el profesor de tenis o el de ski. Ella desde siempre y probablemente porque lo haya visto en casa, ha confundido el amor con un contrato de compra-venta, y es la imagen que tiene del matrimonio. Pero ¿Cómo podría ser de otro modo en un mundo y sociedad acostumbrada a comprar y vender?

Yo estoy con el Reverendo, prefiero un mes de algo verdadero, que toda una vida de contrato social, sea firmado o sin firmar, o ¿acaso te crees que por vivir en pecado no hay un puto contrato tácito? Y encima, sin ventajas fiscales. Esta es la escena pequeños gañanes, que nos ha tocado vivir y el precio a pagar por no andar por la selva en taparrabos. ¿Que me quedo solo y para vestir santos? Asumo esa posibilidad. Sinceramente, hace tiempo que lo he asumido. No lo deseo, no lo busco, pero asumo que es una opción que podría darse. ¿Sabes cuál es la diferencia ahora? Sigo siendo el mismo tío, pero ya no acepto chantajes, descalificaciones, jueguecitos, poses, gilipolleces, numeritos o intentos de manipulación, menosprecios, materialismos, faltas de amor, daños a mi autoestima, histerias que me quiten el sueño, planes impuestos de antemano, planes de ruta pre-configurados, amores a medidas, compromisos de chichinabo, hijputismo exagerado… y toda la retahíla.

Cuando todo alrededor es nihilismo o hijoputismo, puedes hacer dos cosas: o ser el rey, o bajarte de este tren… y yo me bajo. Me bajo porque el sexo puedo obtenerlo con y sin amor; porque un hijo prefiero tenerlo con una amiga, que con una persona que machaque mi libertad, que la amistad y complicidad ya me la dan mis amigos, que el amor es algo que ya tengo en mi vida y es amor verdadero, porque ya amo: a mi familia, a mis amigos, a mi gato, a las relaciones que tengo o he tenido en mi vida y sí… muchas no me quisieron, pero yo sí a ellas, así que puedo hablar de amor. Yo sí tengo y he tenido la experiencia del amor en mi vida. No voy con prisas genéticas, con ansias reproductivas o de estatus a la caza y captura de “la señora Duquesa”. Cuando conozco a una tía, lo reconozco: la pongo a prueba, la observo, me fijo más en sus defectos que en virtudes. Me limito a observar, a compartir la magia verdadera de los momentos que vivimos juntos, con la certeza de que son actos verdaderos, sinceros y que cuentan. Esto es lo que he aprendido de las mujeres ¿Alguna queja señora? Sí, sí… la del fondo. No ¿verdad? Me lo parecía…

El amor verdadero tiene más que ver con ese anciano que espera paciente en la cola del supermercado, mientras su anciana mujer vuelve a casa a descansar. Tiene que ver con cambiar pañales, con no pegar ojo durante noches y noches, con enfermedades, con llevar al niño a urgencias porque se ha roto los dientes haciendo el mono, con rulos por las mañanas, pijamas de franela, con pruebas médicas, con sinsabores, con ver envejecer a tu pareja mientras tu envejeces también, con horarios, con sacrificios… Lo de follar como conejos en el Caribe mientras te pones ciego a mojitos, dura lo que dura, pero el amor verdadero no es eso.

Claro, una sociedad hedonista, no puede concebir unas relaciones que no sean puro placer, así que lo mejor será poner los cuernazos, o divorciarse por la vía Express. Claro que si ni siquiera nos hemos casado o comprometido la cosa es más fácil; unas maletas por aquí otras por allá. La palabra sacrificio no parece casar bien con la idea de pareja ¿Qué falla en todo esto? ¿En qué falló el novio de la historia? ¿Tal vez debió prohibir a su novia correrse una juerga en su despedida? Como dice la moña canción, no se pueden poner diques al mar… ella tarde o temprano la iba a liar parda… Pero no. No falló ese día, ni esa semana, ni ese mes, ni el día que se comprometió. Se equivocó desde el principio. [continúa en parte II]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. También puedes descargar nuestros e-books gratuitos.

¿ROMANTICISMO? QUE HABLE AHORA O CALLE PARA SIEMPRE… ¡PUES YO TENGO ALGO QUE DECIR! por EL REVERENDO

–A todos los presentes… ¡Tengo algo que decir!- dijo nuestro superhéroe romántico cuando el cura estaba a punto de cerrar el enlace entre Xisco y Rocío, con esta famosa formalidad. No se llamaban así, pero habrá que nombrarlos de alguna forma ¿verdad? –Yo amo a esa mujer… anoche estuve con ella, este matrimonio no tiene validez- ¡Ala! A tomar por culo, el colega se ha quedado tranquilo ¿verdad? En un ataque de romanticismo debido al elevado número de películas protagonizadas por Meg Ryan que se ha empollado, cree firmemente que ella va a bajar del altar corriendo, se va a quitar la tiara, el velo, va a mandar a paseo a su cuasi marido y se va a ir corriendo con él, huyendo en un coche de segunda mano, hasta Alicante, a coger un ferri hacia la isla de Formentera para pasarse el resto de sus vidas en pelotas follando en la playa… –¿Qué dices loco? Saquen a ese de aquí que no está invitado- dice el padre de la novia, yéndose a por el héroe romántico para partirle la cara, por insinuar el deshonor de su hija.

–¿Qué pasa hora? No me jodas, o sea que…- Piensa el novio para sí, mientras se empieza a rayar de los nervios, y sin reconocerlo abiertamente, se pregunta si será verdad o no. Empieza a hacer matemática con la mente y piensa que igual puede ser verdad, le podría cuadrar. Todo el mundo murmura, mientras al fondo de la sala se ve como tres amigos del novio vestidos de chaqué, hacen fuerza con nuestro héroe para echarle de la iglesia, mientras este reivindica una y otra vez la autoría de los hechos. La única que no dice nada es Rocío, la novia… la más lista de todo el conjunto. Mientras Xisco está jodido por dentro y le pregunta con la mirada ¡qué coño pasa! ella no dice ni pío.

Rocío piensa para sí –Este tío es gilipollas, se podría haber callado y hubiéramos seguido follando de tapado hasta los restos- pero primero se hace la loca, después la incrédula, después la sorprendida y por último finge estar indignada, ante la cara de miedo de su novio, al que se le nota de lejos que no sabe cómo reaccionar, y está aguantándose las ganas de preguntarle si eso es verdad. ¿Qué es lo que hace Rocío en esta situación para salvar el barco? Pues lo que haría cualquier mujer, antes que reconocer que solamente hace unas pocas horas, estaba celebrando una despedida de soltera particular a cuatro patas y sin condón, con el mismo tío que está siendo expulsado a empujones de la iglesia… Se pone a llorar, la novia se pone a llorar, haciéndose la ofendida, se echa las manos a la cara y empieza a sollozar, mientras le caen unos buenos lagrimones bien logrados –¡Que se lleven “a ese” de aquí, que no pinta nada!- dice en previsión que semejante numerito, le haga perder el estatus y la foto vestida de blanco. ¡Hay que joderse! en la iglesia igual el colega no pinta nada, pero ayer por la tarde, le pintó bien con “la brocha gorda” un buen arreglo en el cuerpo.

¿Sabes cuál es la verdadera preocupación de la novia en ese momento? No la hijoputez de poner cuernos a pelo, no… sino terminar con el trámite, lo más elegantemente posible para ser felices y comer perdices de cara a la galería. Pero ya me callo con ella, porque si solamente fuese cosa de la novia, seguiría; pero es que aquí tengo para todo el mundo. Para la novia por zorra, que lo es ¡para eso no te cases hija de puta!; para el novio cornudo, que lo es y con razón, porque desde el primer día que se bajó los pantalones metafóricamente hablando, dejó de llamarse hombre…


Y SE CONVIRTIÓ EN “DON LOQUETUQUIERAS”


…pasando a ser un perfecto muñeco Ken formal y casamentero, con un seguro de vida y una cuenta corriente; pero sobre todo… para el último y no por ello menos importante: nuestro héroe romántico, el protagonista de la historia y a pesar de lo que pueda parecer el mayor payaso de todo el escenario, que creía realmente que esa escena romántica de película se iba a producir.

Esas cosas no pasan, antes de que sucedan, o se raja la novia y se va contigo esa misma noche en una fuga como dios manda, o dice que no se casa a pesar de los perjuicios que pueda pasar. El futuro marido, suele ser más formal en estas ocasiones, ya que no le puede tanto el lado emocional, y piensa más en que al menos “todo le cuadre”, se presenta con más o menos miedo en el cuerpo, pero se presenta. Como dicen los socios por aquí últimamente ¡ESTO ES UN SINDIOS! Y con razón…

Así que nuestro colega, además de liarla en la iglesia, se lleva una tanda de hostias por parte de los amigos del novio fuera del recinto, la más que absoluta negación de los hechos por parte de ella y una visita de una pareja de la guradia civil, clásica y eficaz donde las haya, que se persona en unos minutos para “acompañarle amablemente” a su domicilio, impidiendo que la pueda seguir liando. Este suele ser el verdadero premio del romanticismo, el premio real: unos cuantos golpes, el descrédito y una posible denuncia si eres realmente atrevido, aunque tus intenciones sean honorables, auténticas, puras y limpias, eso jamás lo pondremos en duda ¿verdad?

Pero lo de “salvarla de ese matrimonio”. ¡A ver si te enteras: ella no quería que la salvaran! quería estar en misa y replicando, para que le pongan el puzzle completo: boda, casa, coche, foto, niños y un polvo de vez en cuando, con otro que le pueda venir bien. Aparte de quedar como un gilipollas, encima “apaleao” y en un coche de la guardia civil ¿te compensa? Yo que quieres que te diga… no me trago el romanticismo, el verdadero amor va por otro lado y no hay contrato que lo aguante.

Como pureta avanzado en materia, te puedo decir, que me ilusiona mucho más un amor verdadero, aunque sea perecedero pero auténtico, que un contrato de matrimonio, ya sea por lo civil o por la iglesia… eso me la suda. Para mi es la misma mierda. Es meter en una caja una porción de tu libertad y confiarla en un vínculo ajeno a lo que realmente te une a esa otra persona. Me creo a la familia, me creo a los hijos, me creo hasta el amor ¡fíjate lo que te digo! El verdadero amor allá dónde esté, si es que queda algo por ahí entre todo este sindios de relaciones nihilistas. Pero no me creo ni el contrato, ni la ceremonia, ni el final de película con el que le han lavado el cerebro a las tías desde que nacen… ya no. Te voy a hacer una pregunta muy seria:


¿DE VERDAD QUIERES SABER LO QUE ES AMOR VERDADERO?


Pues mira, no tengo los mismos fundamentos para hablarte en el mismo tono que los socios ¿OK? Pero si quieres saber qué es el verdadero amor, te voy a poner un ejemplo más gráfico que cualquier otra cosa, y que vi el otro día mientras hacía la compra, el lunes pasado en el súper del barrio: Había una cola enorme en cada una de las filas, columnas inmensas de gente cargadas con sus carros, que prometían por lo menos veinte minutos de espera. En esto, en la fila de al lado vi como se ponía una pareja de ancianos, hombre y mujer, muy mayores, una de las parejas de las que cada vez se ven menos y que por el mero hecho de ser, merecen mi absoluto respeto, reverencia y admiración.

Era de apreciar que ambos se movían muy despacio y con dificultad, sobre todo ella que se le veía más débil. El anciano llevaba el carro y su mujer llevaba una bolsita con tomates. En cuanto se pusieron en la fila, pude ver la cara que se le ponía a ambos, que parecían muy cansados. ¿Sabéis qué pasó? El anciano le puso la mano sobre el brazo a la anciana, que estaba delante, le cogió la bolsa y le dijo –Vete a casa a descansar, ya me quedo yo- a lo que la abuelita asintió, yéndose como pudo entre toda la gente pasito a pasito. Y te aseguro que el cansancio de él, figuraba de sobremanera. Me quedé mirando pensando, cómo un gesto tan pequeño y tan cotidiano, puede reflejar un amor tan verdadero… ESO ES AMOR Y LO DEMÁS SON TONTERÍAS.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. También puedes descargar nuestros e-books gratuitos.

LAS TÍAS NO SABEN DE TÍAS, por EL DUQUE

¿Otra vez la has cagado con una tía? Macho, no levantas cabeza… pero tampoco me extraña que la cosa no vaya tan bien como a ti te gustaría, así que en un arranque, tratas de pedirle consejo a esa amiga tuya, a la que nunca te has tirado, o a esa hermana… o a tu prima la de Cuenca. Ella te mira, se sonríe, y te aconseja que la mandes flores, o mejor aún, que te declares bajo la luz de la Luna. Como hay un lado tuyo, muy intenso por cierto, que estaba deseando oír eso, tú vas y lo haces. Claro, que el resultado no es exactamente el que deseabas. La tía que te molaba, te sonríe, hasta se emociona con tus flores, pero entre sonrisa y sonrisa y alguna disculpa, te suelta aquello de podemos ser amigos, y que llega tarde porque ha quedado. No te lo dice, para no herirte, pero por detrás se esta follando a otro… por detrás también… literal y paradójicamente, aunque a ti te parezca una doncella virginal bajo la luz de su portal, con tus flores en la mano. Le va la marcha, con el otro ¡claro! Pero ¿Cómo ha podido ir mal? a fin de cuentas, seguiste el consejo de una tía… Información privilegiada ¿verdad? Ufff… es precisamente eso lo que hiciste mal, por que no se si lo sabes, pero las tías no saben de tías.

Para empezar, cuando se trata de una mujer tienes que tener en cuenta algo muy sencillo y complejo a un tiempo; su emocionalidad. Ella es esencialmente emocional, lo que la convierte en imprevisible y voluble. Eso quiere decir que lo que quiere, lo que desea, lo que necesita, lo que siente, cambia constantemente. Por tanto es imposible que una mujer sepa lo que otra va a querer, necesitar, temer… en ese justo momento. Es más probablemente, tampoco sepa con precisión lo que ella misma va a desear en unos segundos. ¿Qué he dicho? ¿Precisión? PRECISIÓN Y MUJER SON CONCEPTOS INCOMPATIBLES.

Otro factor que debes tener en cuenta, es el condicionamiento social. Tantos años de machismo real, que no lo de ahora… es un SINDIOS, han hecho que el condicionamiento social sea brutal e intenso en TODA MUJER. De hecho, las más “liberadas” suelen actuar, condicionadas; haciendo a propósito justo lo contrario, pero condicionadas a fin de cuentas. Tu prima, cree aquello que la sociedad le ha suscrito, aquello de las flores, el romance, el anillo, la carta de amor… en su cabeza está el cuento del príncipe azul y Blancanieves, y eso es justo lo que te ha soltado.

El problema, es que los príncipes azules no existen, y si existieran tú no eres uno de ellos, en todo caso Álvaro Muñoz Escassi, Iker Casillas o el príncipe Felipe, todos pillados por cierto… y por tanto, no te va a tolerar lo mismo que al verdadero príncipe azul. Los cuentos de hadas, poco o nada tiene que ver con lo que una mujer necesita de verdad. Ninguna mujer por liberada que esté, te aconsejará que vayas al apartamento de la chica que te gusta, la metas un muerdo y en un arranque la pongas mirando a Cuenca, de un forma instintivamente sexual… y a veces esta acción, podría serte mucho más útil que un ramo de rosas… sobre todo si estás casado y hablamos de tu mujer.

Otro tema también a tener en cuenta, es que al preguntar a una mujer acerca de cuál es la pauta de comportamiento que deberías seguir, qué acción realizar con otra, de forma indirecta la estás pasando cierta responsabilidad, por lo que indirectamente estas apelando a su lado masculino. Así que tu prima asumirá el rol de hombre, y liderará la imaginaria interacción llevándote a su terreno favorito. La zona de confort máximo. Ella piensa que si pudiera liderar de antemano una cita con un tío, sin duda le llevaría a una zona de máximo confort. Querría saber de antemano que él le ama, que no se acuesta con otras y que siempre la esperará aunque ella este con novio. Cuando pides ese consejo la estas pidiendo que “haga de tío”, por lo que le va a ser imposible ponerse de verdad en el lugar de la chica en cuestión, y mucho menos prever, qué es lo que el lado femenino de esa chica requiere. Te repito: ni siquiera podría aconsejarte sobre ella misma. Ella no sabe lo que va a necesitar verdaderamente.

Llegados a este punto, déjame que te diga que el que más sabe o debiera saber qué hacer eres tú mismo. Si pides consejo a un colega, no te equivocarás tanto como haciéndolo con una amiga pero aún así, date cuenta de que estarás pidiendo ayuda, a alguien que no conoce a la chica ni la mitad de bien que tú, que no ha estado presente en vuestros momentos juntos, que la única versión que tiene de los hechos es la tuya, y además condicionada por tu estado anímico… o lo que es lo mismo, probablemente hayas hecho mucho más hincapié en contar lo malo que lo bueno. ¿O acaso llamas a tus amigos cuando te lo pasas genial con tu chica? Normalmente uno recurre a sus colegas cuando las cosas no van bien, en cuanto a mujeres se refiere.

Por tanto la persona más cualificada para tomar decisiones eres tú: tus propias decisiones, buenas o malas, acertadas o equivocadas han de ser solamente tuyas. Otra cosa es que reconozcamos que esa es una tarea difícil, porque además en tu interior, se rebaten muchas fuerzas oscuras deseando emerger. Están tu ego, tus miedos, tus deseos… Ni que decirte tengo, que deberías comenzar por despejar tu mente y tu decisión de todo ruido interior o interferencia emocional. Sobre todo, por una puta vez en tu vida no pienses en ti, en lo que a ti te apetece, o a ti te acojona, o a ti te avergüenza… desecha toda esa basura y sé claro desde el minuto uno. A lo mejor ella precisamente lo que necesita es a otro distinto de ti. Esto es jodido de llevar, pero tienes que saber observar cuáles son las piezas que le faltan en su puzzle para ser tú quien las cubras.

Hay otro tema a tener en cuenta; estos consejos típicamente femeninos, o consejos de tías sobre tías; suelen ser siempre -y acuérdate ya verás cómo es cierto- consejos de máximo romance o máximo confort como mándala flores, vete a verla al culo del mundo, dila que la amas, pídela en matrimonio, di que la comprendes y que la vas a dar espacio, dila que serás su amigo fiel e incondicional… o sea, todo el arsenal Disney junto. Nuevamente vemos el regusto por los estereotipos sociales inculcados y por reforzar ese confort anodino. Personalmente no tengo nada en contra, si no todo lo contrario: mandar flores, ir lejos a ver a una tía, o pedirla en matrimonio de rodillas y con un anillo con una piedra tal que no olvide jamás ese momento en el que le declaras tu amor… Ojalá funcionara siempre, pero macho, aprende a hacer estas cosas en el momento adecuado. ¿Quieres ejemplos? Pues mira, flores después de un polvazo, BIEN, después de que ella rechace una invitación tuya MAL, pedir en matrimonio a tu novia tras 9 años de noviazgo, BIEN, pedirlo a una tía con la que echaste unos polvotes de verano , MAL… ¿lo captas? No lo des todo antes que ella ponga de su parte, no trates de comprar, porque su caja fuerte siempre ingresa.

Todas estas cosas, estas acciones que aconsejan las tías son estrategias de romance, y el romance tiene su sitio y su lugar y no otro, y solo cuando previamente hayas sido percibido como alguien de mucho valor. Para entendernos y volviendo a los cuentos de Hadas; siempre el protagonista es el príncipe azul, que no se si reparas, en que es el más guapote y forrado del cuento y que va en un puto corcel blanco (el equivalente al cochazo). Si, es cierto, luego el tío va de romántico y toda la pesca, pero es que no sé si te percatas, que ya ha demostrado que es el puto amo.

El romance sirve para “premiar” y “reforzar” a alguien a quién ya hemos conquistado, o que ya ha invertido en nosotros, no debe usarse para echar un lazo a quién se quiere pirar, o a quién esta “des-invirtiendo” o a quién se esta tirando a otro, a quién pasa de nosotros. Hacerlo solo contribuye más y más a la idea de que somos poco interesantes o que somos “monos pero frikis”.

Cuando ves que el barco se hunde, que todo se va a la mierda, que ella se va, lo mejor que puedes hacer es concentrarte en no perder el valor que te queda, y ojo!, no quiero decir con esto que te resbale o que la demuestres que te resbale lo que ella haga, solo quiere decir que aceptas de forma madura su decisión, que no la compartes pero que no vas a mendigar su amor ni atención, así que la respetas en su huida, pero ni de coña vas aponerte a correr detrás. Si ha de volver volverá ella solita, si es que le interesa. Recuerda al príncipe azul ¿Te lo imaginas corriendo detrás de una Blancanieves que se ha liado con el enano de turno? Te aseguro que no.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. También puedes descargar nuestros e-books gratuitos.

LA MENTIRA DE LAS CARTAS DE AMOR

Esto te va a joder si eres un romántico, sobre todo si te consideras un romántico excepcional ¿Lo has hecho alguna vez? ¿Has escrito una carta de amor? ¿Cuándo fue la última vez que lo hiciste? Me gustaría que recordaras a la mujer a la que se la escribiste, la chica que te atrapaba el alma de tal manera, que necesitaras expresarle tus sentimientos y deseos más profundos sobre papel, para entregarlos de una forma tan limpia y tan clara, a expensas de que te salga bien, o te salga mal. En ese momento no lo piensas ¿verdad? Cuando un hombre hace algo así, le sale muy, pero que muy de dentro y no se plantea miedos. Simplemente lo hace. Lo puede hacer con esperanza, lo puede hacer por decepción, lo puede hacer cuando sabe que está todo perdido, o cuando no tiene nada que perder. Ningún hombre en toda la historia de la humanidad, ha escrito una carta de amor sin intención. Aunque sepas que todo está perdido, si lo haces, sabes que lo haces para ganar, para que ella te quiera, para conseguirla… Si no, no la escribirías. Sé que lo haces desde el fondo de tu corazón y que vas con todo, pero ¿sabes? Todo es mentira.

Te voy a decir qué es lo que hace una mujer a la que le entregas una carta de amor: la leerá, se emocionará, le llegará dentro, la volverá a releer… La guardará en un cajón, la pondrá bajo su almohada, o en el fondo de algún armario, detrás de algún objeto que la tape… la dejará en el fondo de su bolso aunque nunca la vuelva a leer, la meterá dentro de un jarrón o un peluche con el que siempre duerma, bajo el colchón, o bajo el forro en un joyero donde solamente ella sabe que está. Te aseguro que no se deshará de ella, la guardará con celo para siempre, aunque la vida pase, nadie más que ella sabrá donde la guardó ¿y sabes qué más?

Siempre habrá un lugar en su corazón donde guarde cada una de esas palabras, que la han hecho sentir única, excepciona, sensual, irrepetible y amada. Te lo aseguro. Ahora tengo que decirte algo: seguro que sentías que tenías que hacerlo, lo hiciste y tranquilizaste tus impulsos. Era tu deber ¿verdad? Para ella cuenta, claro que cuenta… insisto, para ella, solamente para ella, porque lo que eres tú no le importas una mierda. Emocionalmente si claro, cada vez que esté triste o se sienta sola, abrirá su joyero y releerá la carta, se alimentará de ella, la volverá a guardar… y ¡a seguir viviendo!

¿Te das cuenta? Quiero que me digas dónde estás tú ¿apareces en la historia? Digamos que… te has quedado congelado en ese momento, como Leonardo DiCaprio en Titanic. Serás un bonito y emocionante recuerdo, al que ella quizás recurra en su vejez, para revivir momentos de gloria. Sí, he dicho un bonito recuerdo, porque nunca recurrirá a ti como hombre, si no a tus palabras, que son las que le provocaron esas emociones que la alimentan, una y otra vez mientras las evoca y las recuerda. En ese momento, se lo diste todo ¿para qué te va a querer a ti? Ya le has entregado en una carta de amor, todo lo que ella necesita para llenarse desde dentro, cubriendo una de sus principales necesidades.

De lo que no hemos hablado, es si te salió bien la jugada… ¿Con quién se acuesta? ¿con quién se casa? ¿con quién se queda? Pues con su amante, con su marido y con su novio. Con cualquiera, menos contigo ¿sabes por qué? Porque no le hace falta hacer nada contigo, a ti ya te tiene hasta los restos en el bolsillo de sus recuerdos y emociones; pero no en la cama. Ten eso bien claro. Si se lo entregas todo antes de tenerla, ella lo guardará en su caja fuerte, pero no por ello, ella va a hacer lo mismo contigo. Como dice mi socio, pídele el libro de reclamaciones a Meg Ryan. Es lo que hay, es tan romántico, como inútil para conseguir a la mujer por la que lo darías todo. Y ese es precisamente el problema, que se lo darías todo, lo pusiste en una carta de amor para decírselo, y… ella la guardó. Punto. Un hombre hace esto, con la intención de ganar a una mujer. Ahora dime ¿qué ha tenido que hacer ella? Nada, es la respuesta. Quizás la quieras, por ser ella como es, pero probablemente, no ha tenido que hacer nada para merecer esa carta. Piénsalo bien si tenías previsto escribir alguna y entregarla, porque probablemente la cosa se quedará ahí. Mientras tú aspiras al máximo dándolo todo… ella queda llena desde dentro. Yo te pregunto ¿Y tú qué?

Vaya paliza… se me ha hecho difícil contarte esto. Parecía más sencillo cuando lo hablaba con mi amigo el consigliere, acerca de una recomendación que le han hecho, que más que una recomendación, era una sentencia… Al contártelo, no he podido evitar recordar muchas cosas ¡para que te voy a engañar! si soy el primero entre los pecadores. El mayor error que puede cometer un hombre con una mujer, es pretender aspirar a ella entregándolo todo. En cambio, el mayor acierto de un hombre hacia una mujer, es ser coherente con lo que él quiere en primer lugar… eso por encima de todo; mejor con actos, que con palabras; porque lo que cuenta, son los hechos, y no las cartas de amor.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. También puedes descargar nuestros e-books gratuitos.

P&R CUMPLE CUATRO AÑOS ONLINE… ¡HE VENIDO A HABLAR DE MI LIBRO!


Pues sí… van cuatro ya años, gracias a vuestra santa paciencia en aguantar a un servidor & co. O sea, que si ya van cuatro pues ¿por qué no seguir? Ya que estamos… ¡de perdidos al río! A diferencia del año pasado que fue realmente duro en lo personal y lo profesional para muchos de nosotros, tal y como está el patio; que sigamos no es que sea un milagro, es que nos vemos obligados a seguir, tenemos que hacerlo y más cuando más falta hace. Es algo que hemos ido viendo conforme íbamos saltando de barranco en barranco, evitando caer por muy poco. A parte de lo raro de esta metáfora, en P&R vamos a tomar medidas: gustarán más, gustarán menos… pero las vamos a tomar, porque queremos cambiar esto para mejor y sobre todo, seguir haciendo, comunicando y escribiendo LO QUE NOS DE LA GANA. Este año, no es que no haya sido duro, que también se las ha traído para muchos de nosotros, pero a diferencia con el anterior, ya estamos vacunados, o como diría mi abuela: estamos curados de espanto. Así que ya sabes, si quieres pasar, la puerta está abierta. Esto es el camarote de los hermanos Marx ¡un auténtico SINDIOS!... Y NO ME VOY A CALLAR.

Después de haber hecho auténticas limpias en más de un sentido, quiero darle las gracias a mi amigo y socio Javier, El Duque, por un año más al pie del cañón y por ser incondicional con este invento y conmigo… que aguantarme se las trae. Quiero darle la enhorabuena por su ¡échate novia de una puta vez! y animarle para que nos siga dando caña hablando de relaciones nihilistas con y sin solución. En especial quiero darle las gracias (otra vez), porque es de las pocas personas que me enciende las ideas y las neuronas, porque me ayuda y mucho, a destripar los misterios encerrados en las barras de los bares, y en los corazones de las mujeres que apoyan sus pechos en dichas barras de bar para pedir una copa… o un café. Gracias macho, de corazón. ¿Qué estás tramando? ¿nos lo vas a contar? algo bueno no… ¡mejor! Que me da en la nariz que sí.

Y ESTO… ¡VA PARA TI LECTOR!


 Como Novedad, para 2011 y parafraseando a Paco Umbral, un grande, que en Gloria esté, te diré que ¡YO HE VENIDO A HABLAR DE MI LIBRO! Te voy a anunciar mi última creación que estará si todo va bien y como tarde, para inicios del verano ¡La primera Novela de P&R!

Sinopsis: A pesar de la estricta política de control familiar, el gobierno Chino alertaba que habría un aumento en los nacimientos de niños en la siguiente década, que provocaría un grave desequilibrio a pesar del agresivo control de natalidad. Por ello, ya en el año 2009, el ministro Zhang destacó la importancia de la cooperación internacional y el intercambio de experiencias entre países, a través de planes y convenios de integración y colaboración en la gestión y administración de la población, comprometiéndose a dar entrenamiento y formación al resto de los países sobre el control de la natalidad, empezando por los países en vías de desarrollo. Una de las cláusulas del plan de integración, permitía la entrada de trabajadoras chinas en la UE como medida excepcional de control de natalidad, ante el progresivo envejecimiento de la población europea. En España a estas alturas, este envejecimiento había provocado que la edad de jubilación se retrasara hasta pasados los setenta años, al no poder sostenerse el plan público de pensiones. No había jóvenes.

Si, has oído bien: es una novela, aunque más que una historia es un hijo. Mi niño bonito, y ya os enterareis del por qué más adelante. Un día se me cruzaron los cables, y harto de todo, me puse a escribir lo que me salió de mis santos… ¡lo dicho! Y comenzó a nacer Cristian ¿Quién es él? Te diré que es un tío especial, que nacerá en el año 2029 y que tendrá que enfrentarse a lo mismo que tú y que yo en nuestro día a día, pero dentro de unos 40 años. ¿Cómo serán las relaciones dentro de cuatro décadas? ¿el sexo? ¿cómo se conocerá la gente? ¿la sociedad? ¿la política? ¿la economía? ¿las familias? ¿cómo consigue la gente un trabajo?

Tal y como va la maquinaria a día de hoy, la cosa no pinta fácil; sobre todo en el tema de relaciones, pero el bueno de Cristian, hará como su padre… ¡espabilar o morir! Tengo muchas ganas de soltarlo, y si me lo callo durante más tiempo ¡reviento! Es un trabajo del que estoy bastante orgulloso y que espero poner para verano ya a la venta, si se cumplen los plazos… ¡y me deja la vida! Eso sí, queda poquito, porque ¡para qué negarlo! Me está quedando de lujo ¿qué te voy a decir si soy el autor? Bueno, ya me callo de momento con LA VIDA DE CRISTIAN, ya le conoceréis dentro de poco…

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. 

DON “LO QUE TÚ QUIERAS” UN CLASICAZO, por EL DUQUE

Esa era sin duda tu noche. Te habías puesto esos calzoncillos que hacen que aparente más de lo que eres; te habías rociado cien veces en un perfume tan caro que vas a estar pagándolo hasta el día del juicio; te habías echado AXE, depilado a conciencia aún a riesgo de arrancarte partes importantes de tu anatomía, te peinaste untándote el pelo en litros de gomina… y reservaste en ese restaurante tan cuco al que sueles llevar a tus conquistas primeras citas de meetic. Esa noche tocaba, esa noche follabas, y así lo acreditaba la caja de condones aún con celofán que guardas proceloso en tu cajón. Pero no, esa noche tampoco tocaba y acabas volviendo solito a tu casa y con una importante misión consoladora entre tus manos. ¿Qué ha ido mal? Repites en alto ante el espejo ¿Será por esta espinilla?

Vayamos por partes. Lo primero que debes aprender es a no dar nada por hecho en lo concerniente a mujeres… y siento mucho si sueno machista (¡ja ja ja!). Nada más lejos de la realidad, pero aquí ya sabes que llamamos a las cosas por su nombre. Lo cierto es que las mujeres son emocionales y por ende, imprevisibles por naturaleza por lo que sospecho que ni ellas mismas saben como acabará esa noche… y si lo saben, es que salen a follar, o todo lo contrario; lo que para ti es malo o al menos no conveniente. No dando nada por supuesto, las cosas que han podido salirle mal a nuestro don Juan Calzones, son tantas y tantas que este artículo esta condenado a ser otra paja mental más de tantas, como solemos hacer en este escenario; pero no por ello dejaremos de exponer las causas más frecuentes, que hacen que nuestro colega, se la acabe cascando con el tuporno.tv, denegando la capacidad reproductiva de millones de espermatozoides, que se escapán por el retrete en el mejor de los casos.

Lo primero que debió preguntarse nuestro amigo es si realmente esta noche tiene una cita de verdad o una party happy happy, o una reunión con una amiga, o una reunión de negocios… o peor aún una especie de prueba de aptitud para ser el futuro marido de alguna tía de esas exigentes y selectivas que hay por el mundo, o sea... casi todas. Si ha quedado con una tía es importante que sea una cita, que sea principalmente de noche, en fin de semana, de día entre semana o domingo, no es una cita... es una amigable quedada dominical. Una vez fijado el plan se suelen producir dos errores principales nada más empezar… son los típicos errores de Don Loquetuquieras o el de Don Loquetudigas.

Veamos de nuevo a nuestro amigo en acción: a eso de las 20:00H cuando nuestro amigo se ha depilado los huevos por quinta vez, le suena el móvil; es un sms de ella diciendo: “Uff me he dormido y no voy a llegar a la hora. ¿Qué te parece si quedamos a las 22:00H por mi barrio y tomamos algo por aquí?”. Don Loquetuquieras contesta de inmediato: “ok, allí estaré”… ¡Guay! ¿Que puede ir mal?”. En realidad ya han ido bastantes cosas mal. La reserva que tenías se acaba de ir a tomar por culo; por otro lado es muy probable que la tía te haya hecho un test como la copa de un pino y te lo acabas de comer con patatas. Te acabas de amoldar 100% a ella, has variado tu rumbo, te has salido de tu plan y a parte, se te ha notado que pierdes tanto el culo por quedar con ella, que te adaptas a lo que sea… así el resultado final es: nuestro amigo cascándoselas de dos en dos como los danoninos.

¿Qué haría un tío de pelo en pecho y roña en las rodillas? ¿Un tío de verdad con polla? Pues según el grado de caballerosidad, puede contestar alguna de estas dos cosas: “No me convence tu plan, si no puedes quedar lo dejamos para otro día… no te preocupes” o “Sigo prefiriendo mi plan. Si quieres paso a recogerte con el coche y vamos dónde teníamos pensado…” Bien, el otro fallón es Don Loquetudigas. Éste no tiene ni puta idea de dónde ir, donde cenar, dónde tomar una copa, etc. Simplemente se la suda por lo que prefiere delegar esa responsabilidad en ella… ¡Uffffffffff! eso es de bofetada gorda ¿ella con responsabilidad? Estás muerto.

Primero de todo; la harás sentirse extrañamente incómoda. Le acabas de dar el peso de la situación sin comerlo ni beberlo. Su parte masculina acepta el reto y disfruta de ese estatus; su lado femenino se retuerce… ¿Adivinas a quién te tienes que follar? Me temo que a su parte femenina; esa que acabas de joder en el mal sentido. Has activado su “modus masculino” por lo que el liderazgo no lo va a dejar ni a tiros y acabará la velada con eso de podemos ser amigos.

Bueno, supongamos que nuestro amigo si ha hecho bien esta parte, y llega a la cita radiante y feliz. Aún puede cagarla, de muchas formas. Nuestro amigo llega a la cita y se comporta como un caballero, toda corrección, buenos modales, atenciones, nada de violentarla, de hecho no le lleva la contraria por miedo a cagarla. Nuevamente la cosa acaba en casita solito. No ha habido polaridad, no ha habido atracción. Nada de nada. Toda la conversación ha estado en “modus lógico” cuando en realidad ella es emoción: ella es una ola (como la de la Jurado). Así que has de provocar una pequeña tempestad en su mundo interior. Debiste hacerla un cumplido mucho más picante, o contradecirla con sentido del humor, o descojonarte un poco de ella; debiste llevar tú la iniciativa de todo, y proponerlo con firmeza (más que propuestas, órdenes o comandos), escandalizarla, parecerla un caradura… en cualquier caso: más vale pasarse de frenada que quedarse corto. Otro error frecuente es…


¿PRETENDER IMPRESIONARLA?

Hacerlo todo para impresionarla; tratarla como a la princesita de los cuentos de hadas. Intentarlo demasiado es de necesitados. Recuerda eres un tío que tiene 100 citas como esa todas las semanas ¿no es así? Pues bienvenido al club.

Sigamos con nuestro amiguito. Si ha ido bien paso por paso, estará ya cerca del logro definitivo, pero la movida es que tendrá que ir a por ello y tendrá que cogerlo. En principio, nadie se lo va a poner en bandeja de plata fina. Nadie le va a dar el polvo hecho. Se lo tendrá que coger él mismo, dando, por otra parte una oportunidad a la coartada de ella. Verás, esto funciona así:

De momento, la mujer se rebate en su interior entre dos o tres mujeres distintas (el hombre también pero ese es otro tema...); lo principal que debes saber es que tu responsabilidad y has oído bien RESPONSABILIDAD: será salvaguardar tanto el buen nombre de la chiquilla como también su propia paz interior. Aunque te suene a una coña marinera y te den ganas de reírte, trata de jugar hasta el final al juego de “todo sucedió de repente”…todo sucedió, nada fue premeditado y por otra parte no olvides que nunca y digo nunca de nunca le pases la responsabilidad del sexo a ella.

Si quieres llegar esa noche lejos házselo saber y mejor si es a través de los actos mejor que de las palabras. Si la cosa se caldea lo sufriente, no tendrás que usar ninguna excusa para ir a tu casa. Ella subirá encantada y probablemente no llegareis a la cama. Pero como he dicho, tú diriges la nave, tu propones, tu llevas la iniciativa y la responsabilidad, así que la mejor noticia que puedes tener, es que ella vaya en automática; pues en ese punto no hará razonamientos lógicos, no te juzgará, ni se sentirá culpable. En este punto resulta clave que entiendas una cosa. Cuanto mejor hayas acarreado con ese papel de responsable, líder y director de la velada, para ella será más fácil abandonarse, relajarse y llegar hasta el final. Será como: "Ah, que me lleva a este sitio y resulta estar genial, Ahhh… que ahora vamos a este otro, ah, que ahora me hace reír, Ahh… que me lleva en coche sana y salva hasta su casa... Ah, mira qué previsor, con un condón bajo la almohada..."

Bueno, pues si nuestro amigo llega hasta aquí y no la caga en su propia casa… en principio ya si que todo debería salir rodado… o no, porque nunca controlas todas las variables que ella maneja. Ni te lo quieras plantear además. Es precisamente por eso por lo que se te queda cara de gilipollas cuando una interacción sale mal, y no solo te hablo de una primera cita. Imaginemos que nuestro amigo ha triunfado esta noche y la siguiente, y la siguiente de la siguiente, etc. Lleva como un mes saliendo con ella y de repente ¡ZASSSSSS! Ella empieza a no querer quedar, a dar aplazamientos, cuando el colega se quiere dar cuenta, ella desaparece…


¿QUÉ COÑO HA IDO MAL?

Se preguntará él ¡Uff! pueden ser tantas cosas, que no caben en cuatro tomos. No olvides que el 90% de las relaciones de hoy en día son relaciones basura. Sí, he dicho el 90% ¿qué pasa? Porque me da que después los que comenten, si alguien se digna a comentar, casualmente van a ser el conjunto excepcional que lo borda a escala nacional. No te protejas tanto el ego anda… y escucha, que si te hablo así es por algo. Relaciones Nihilistas, el fast food del amor, relaciones del “a ver qué me dan y cuánto saco”. Así que pueden salir muchas cosas regular. Entre las más frecuentes citaría las siguientes:

ELLA HA CONOCIDO A OTRO QUE LE GUSTA MÁS: Ahhhh, que te creías que salía contigo en exclusiva… ¿exclusi… que? ¡¡¡brongggg!!! Dudo mucho que ninguna mujer sexualmente activa de hoy en día, salga de verdad en exclusiva con un tío, hasta por lo menos, los dos primeros meses de relación (por poner un plazo, no te lo tomes como una ley que ya nos conocemos). Entonces es cuando piensa si seguir o rotar. El otro, no tiene porque ser el archiconocido y colega nuestro “el de la moto”, y es más… Tú ni si quiera tienes que ser un pagafantas, o un Don Loquetudigas. A lo mejor solamente se trata de sangre nueva contra el aburrimiento, o que le da la gana y punto. No merece la pena darle demasiadas vueltas.

TE HAS DEVALUADO EN EL MERCADO: una noche después de que la dejaras en casa con el beso de buenas noches y la polla en el bolsillo, ella se metió en el meetic y ha podido conocer a otro al que percibe con más valor, aunque no lo tenga. Hazme el favor de dejar de tomarte estas cosas como algo personal. Sí jode y mucho, pero es que el mercado funciona así. Puede ser que tú hayas perdido valor en alguna de sus múltiples variantes: pérdida de la iniciativa o liderazgo, sumisión a ella, aceptar daños a la autoestima, descontrolarte emocionalmente, asumir roles femeninos (el peor de todos es éste). Es decir pasar a ser la tía de la relación: "es que yo quiero una relación; a dónde vas? tengo celos; ya no me llamas tanto….”. Mi experiencia me dice que esto ultimo es fatal… nunca confundas romance con ser una tía.

Verás: todos tenemos una parte masculina y otra femenina. Y es “sanísimo” tener una “parte femenina saludable” y desarrollada (¡ja ja ja ja! me rio hasta yo al decirlo), pero hazte el favor de usar esa parte llamémosla débil con tus amigos. Débil para ti, claro… ella es la que usa constantemente, pero tú no puedes permitirte ese lujo. Puedes sacarla en tu curro, en las artes, en la escritura, la poesía… pero no en la pareja. Si lo haces, estás muerto. En la pareja trata de ser masculinidad esencial. También puede que simplemente ella tenga ganas de seguir en mercado y tú demasiadas de cerrarla al mercado, con lo que ella querrá cada vez más mercado. Son solo ejemplos. Solo me resta decirte que no te comas demasiado el tarro ni atasques en una historia fallida: aprende si has errado y no aprendas si no has errado, el problema si es que lo hay, también puede ser suyo.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.