TOLERANCIA CERO

Fotografía y Modelo: Lucía Ojeda

Yo voy a lo mío señorita, si usted encuentra a alguien que le diga a todo que sí, ya sabe lo que ha de hacer. Le propongo que me ignore, le sugiero que ni si quiera me responda, le insinúo de forma sutil que por cada consentimiento que reciba de cada uno de los que se ponen a la cola por meterse entre sus piernas, que escoja al más guapo de todos y con más dinero, porque lo que es el servidor quien le habla, no pasa por ahí: ni por competir con el resto, ni por comparación con sus anteriores ligues, ni por amigo, ni por confesor, ni por responsabilizarme de que todo salga bien… Si ni si quiera usted señorita, está dispuesta a mover un solo dedo por hacer que algo bueno pase entre los dos. No pienso cubrir este "vacío legal" que se impone entre nosotros, debido a su completa y absoluta falta de iniciativa y continua exigencia, a la que el resto de ganado masculino, encargándose de que a usted no se le tuerza un solo pedo, la tiene acostumbrada. Lo tiene usted fácil para ligar, muy fácil. Le recomiendo que mejor lo intente por Internet, que hay hombres muy guapos y con dinero, al menos en apariencia. No creo que usted se merezca menos, pero señorita… ¿qué está dispuesta usted a dar?

Lo cierto es y siendo sincero, que hasta que ha abierto la boca, me moría de ganas por conocerla y por pasar la noche con usted, y de mañana, llevarle el desayuno a la cama con una flor en la bandeja, acompañada de un buenos días con sonrisa, adornado con el título de princesa ¿qué se le va a hacer? Uno es un romántico en peligro de extinción, pero… no me ha dejado, no ha querido por la razón que fuere. Es una lástima, porque me apetecía de verdad, pero usted ha querido ver toda la baraja descubierta, sin cubrir la apuesta, y sin enseñar una sola de sus cartas. Yo le he mostrado la primera de las mías, no pretenderá que le regale una jugada porque sí ¿qué emoción tendría?

No me ponga esa cara señorita ¿Cómo? ¿Qué quien me creo que soy para hablarle de esta forma? No soy yo quien tiene una cola de sirvientes, esperando a captar mi atención. Mucho me temo que mis formas, mis intenciones, mi corrección y educación son exquisitas. Simplemente le estoy comunicando lo que pasa por mi cabeza en este mismo momento ¿le molesta? No tiene más que irse para otra parte, y olvidarse de mí. Me acaba usted de conocer… bueno, miento porque no me ha llegado a conocer, ni lo va a conseguir, pero si en principio no estaba interesada en mí, no entiendo porqué le perturban las palabras de un perfecto desconocido, con el que probablemente no vaya a volver a coincidir en la vida.

De todas formas, con toda esa cola de sirvientes que la sigue a todas partes, y teniendo donde elegir, estoy completamente seguro que si ahora mismo usted arroja ese pañuelo blanco al suelo, cualquier individuo que habite en su séquito, estará encantado de recogérselo. Es más, no me extrañaría que entre ellos compitieran con avidez, en rapidez y agilidad para llegar el primero a dicho pañuelo, para así ganar un mínimo tacto con su mano. Le animo a que lo haga, déjelo caer y contemos a ver cuántos se acercan para atenderla. Estoy seguro que ese pequeño gesto, reconfortará su ánimo. Al igual que pasar frente a una obra y recibir piropos a los que finge no prestar atención, recibir una poesía de un amigo que quiere meterse en su cama y cuyo hecho, le provoca una gran simpatía, al igual… que decir no por sistema, cada vez que le aborda un hombre, con el ánimo de que todos se enteren que es usted dificilísima y poder así cotizar al alza en este mercado.

¿Qué ni lo sueñe? Vaya… no me esperaba esa respuesta. Daba usted la sensación de perseguir esos reclamos a gritos callados en el silencio de sus preciosos ojos. Disculpe lo redundante y poco original del halago, estoy convencido de que se lo habrán dicho mil veces, y con esta mil una. No se preocupe, el piropo es gratis, no se lo pienso cobrar. Como diría mi abuela que era una mujer muy sabía, que sacó a su familia adelante con muy poco: los sueños no dan de comer. Pero si prefiere usted alimentarse de ellos, lo dejo a su opción, aunque yo me hubiera decantado por un buen desayuno, con un pincel de romanticismo. ¿Conoce usted a una sola mujer en el mundo que no le agradara semejante plan? Yo acabo de conocer a una.

Yo lo decía por usted, para que recibiera toda la admiración, honra y dicha que merece, y que yo personalmente no persigo. Porque me da la sensación que aunque usted hubiera recibido mi invitación con aparente agrado, y mi esfuerzo por hacerla sentir única, hubiera acabado en un hipotético café, y una cita en un momento en el que usted no tuviera nada mejor que hacer, adornado todo de un falso romanticismo y un buen dolor de huevos por mi parte. Y ahora, que lo pienso, la masturbación es una opción segura, y que nunca decepciona; porque señorita: como se conoce uno, no se conoce nadie, y sabe bien cómo satisfacerse. Le deseo suerte, que ligue mucho por internet o donde le apetezca, y que folle usted mucho, muchísimo… con cualquiera, menos conmigo.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

YA QUE ESTAMOS… ¡DE PERDIDOS AL RÍO!

¿Qué hacemos? ¿empiezas tú o empiezo yo? No te preocupes, aunque estoy algo nervioso, empezaré yo. Nadie nos ve, aquí estamos seguros y aunque alguien nos descubra, acepto toda la culpa. Puedes decirle que no pudiste evitarlo, que yo te convencí, que llegaste tarde porque te encontraste con un viejo amigo, señalándome a mí. Te lo juro preciosa, digan lo que digan, esto no puede estar mal… más bien todo lo contrario. Imagínate por un momento que nos hubiésemos conocido en otro momento, en otro lugar ¿Quién podría juzgarnos? ¿Quién se atreve a juzgarnos ahora? Aquí no hay nadie, solamente estamos tú y yo, unas copas de vino y un cenicero vacío. Te lo confieso princesa, llevaba mucho tiempo pensando en ello, y parecía que siempre tenía que pasar algo para que no pudiéramos encontrarnos, como tú y yo queríamos. Siempre con gente de por medio, siempre con trabajo, con cansancio, con falta de sueño… Ahora no tenemos excusa que valga. A veces lo veía en tu mirada, aunque no estaba seguro si eran imaginaciones mías, por mis ganas y deseo, que podían estar jugando a la traición de una correspondencia cordial y amistosa… ¿qué pensabas en esos momentos preciosa? Dime que sí o que no, según te convenga. Aunque sea mentira lo aceptaré, solo si tú me lo dices, porque lo importante, es que ahora solamente estamos tú y yo, y ya que estamos…

¡De perdidos al río! Vaya… parece una oferta tentadora la del colega ¿eh? Y bueno ¿qué más puedo decir? Piensa mal y acertarás, este axioma nunca falla. Obviando que todo lo que ofrece placer al cuerpo, la iglesia católica y los moralistas puritanos made in usa lo condenan, por la ley del jodido uno, jodidos todos, y del generalizar: si yo digo que no, todos tienen que decir que tampoco; yo me empezaría plantear la utilidad práctica de toda la normativa que pretende intervenir el mercado de las relaciones, para tratar de ordenar un SINDIOS que parece ser demasiado real. Hoy pego volantazo y me vengo arriba.

¡De perdidos al río! Argumentos a favor, es de lo que realmente te estoy hablando hoy. En una partida de póker, nunca sabes las cartas que te van a tocar, pero estás sentado a la mesa para jugar y ganar. Una vez reparten, tienes la posibilidad de cambiar algunas cartas para mejorar la mano que tienes, pero a grandes rasgos, desde que te las han dado ya sabes más o menos si te merece la pena descubrirlas. Yo creo, que ya que uno está sentado a la mesa, con una apuesta no descubrirlas… bien puede ser de tontos. Desde luego, no soy jugador profesional, pero sé que si no cubro la apuesta y no enseño mis cartas, otro más listo y que sepa aparentar una buena jugada, yendo de farol, cuando en realidad no tiene nada, puede ganar porque los demás se hayan acobardado.

¡De perdidos al río! Estaba pensando hace un rato, en todas las personas que a lo largo de mi vida, me han aconsejado de forma conservadora. Te hablo de buenos amigos en su inmensa mayoría, que bien intencionadamente me decían a grandes rasgos -haz lo mismo que yo, que a mí me funciona-. Vale colega, te funciona a ti ¿para qué? ¿para estar hipotecado hasta las cejas? ¿para no volverte a tomar una copa en tu vida con los amigos? ¿para pedirle permiso a tu pareja cada vez que quieras ver a un colega o hacer algo por tu cuenta? Te recuerdo que ella se fue de despedida de soltera el jueves pasado ¿te pidió ella permiso? Eres un calzonazos, que lo sepas.

¡De perdidos al río! ¿Y por qué no? Te hago esa pregunta. Al igual que muchas veces pretendo que te cuestiones el por qué haces las cosas que se supone deberías hacer, hoy te pregunto ¿por qué no? Piensa mal, sí… hazlo por favor. Quiero que pienses en los trenes que hayas podido perder, experiencias con las que se supone que has podido aprender algo. A día de hoy ¿actuarias de la misma forma? Valga la redundancia, que si esa experiencia es por ejemplo un SÍ QUIERO, lo más probable es que te justifiques una y otra vez, aunque cada vez que veas a la vecina en el ascensor, le arrancarías la ropa. Piensa por un momento, si a ella también le apeteciera que se la arrancaras para echar un polvo salvaje y no hubiera nadie mirando. Lo que pasa en el ascensor con la vecina, se queda en el ascensor ¿qué me dices? ¿qué harías? No creo que sea una fantasía sexual irrealizable, ni mucho menos.

¡De perdidos al río! No sé por qué a veces nos negamos las endorfinas, que además son gratis y nos hacen más felices. Como siempre, esto va también para mi, el último de los mindundis. Te voy a hacer una pregunta chorra ¿OK? No sé si habrás estado alguna vez en una playa nudista. ¿Eres de los que en una playa nudista se queda con el bañador o se lo quita? Si te quedas con el bañador puesto ¿por qué lo haces? Para eso vete a otra playa ¿no? A una que no sea nudista. Y si vas… pues digo yo, quédate en pelotas, que para eso vas a una playa nudista. Creo que es una cuestión de saber dónde estás. Ahora, si vas a una playa nudista, te quedas con el bañador puesto y te dedicas a reprobar a todo aquel o aquella que está en pelotas… ¿no te das cuenta que el que sobra allí eres tú?

¡De perdidos al río! Te recomiendo que le hagas caso solamente a quien te de consejos que incluyan varias opciones y no solamente un camino único. Y si no te propone varias opciones, que al menos te de qué pensar, sin regalarte la respuesta única e irrepetible, que no te quite la responsabilidad de hacer o dejar de hacer. Piensa que quien te aconseja, lo está haciendo siempre desde sus propias limitaciones, o desde sus opciones. La experiencia me dice que quien te da un consejo conservador, orientado a no perder, siempre y digo siempre, está proyectando sus carencias y sus miedos en sus palabras, aquellas que te regala para “que te vayan las cosas mejor”… ¿mejor? Perdón, quería decir para que te vayan las cosas como le van a él. Porque más que querer tu bien, se está justificando.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

EL ÚLTIMO HOMBRE

Esto bien podría ser el argumento de una película porno: el último hombre sobre la faz de la tierra, después de un apocalipsis improvisado, queda aislado en una isla desierta rodeado de tías, que están dispuestas a matarse por conseguir echar un polvo con él para que las insemine a la vieja usanza. Un caso muy parecido a esta fantasía sexual masculina, es el de los boys en una despedida de soltera, en el que al final de los shows, aparte de durante, las mujeres hacen cola en las puertas de los baños y camerinos para que dichos profesionales del espectáculo, las pongan a cuatro patas, independientemente si hay condón de por medio, relación de pareja, novio, colega o lo que sea ¿sabías eso? Todos estos “pequeños detalles” se quedan fuera cuando un grupo de amigas van a un boys y pasa a decirse aquello de –lo que pasa en el boys, se queda en el boys-.

Es lo que tiene el efecto burbuja, sin desmerecer por supuesto los obvios atributos de estos bailarines, profesionales del espectáculo y también maldecidos por algún marido o novio, al que su primer hijo le salió negro como el tizón, o al revés: con pelo rubio y ojos azules siendo ella y el castaño oscuro y ojos marrones. Sucesos que no encajan con las leyes de Mendel (si, justo esas que se estudian en el colegio)… A fin de cuentas, genética básica. La verdad es que eso de ser el único, el último, el bien escaso al que todas aspiran pinta bien ¿verdad? Ser deseado hasta el punto de ver como ellas hacen cola y aporrean la puerta del camerino de dicho boy, después del show, para la que va antes termine rapidito… ¡que hay más amigas esperando! es un ejemplo bastante gráfico ¿verdad? Y además real.

Una vez más, me iré a los extremos para que todo se entienda mejor. Este efecto burbuja, esta preselección más que obvia ¿puede obtenerse aplicando principios de seducción? Te gustaría que se pudiera ¿verdad? ¡pequeño cabroncete! O bien, puede resultar simplemente por pura logística, conveniencia y disponibilidad. En cristiano: estar en el momento adecuado en el lugar adecuado. De todas formas, si eres un tío muy bien plantado, no creo que tengas que inventarte nada, si lo eres lo eres. Si eres uno más del montón, tendrás que hacer malabarismos como todo hijo de vecino. Aparte de ser una fantasía propensa a la parodia, el hecho de ser el único debe tener sus obvias ventajas, al menos para la vida útil de este ficticio protagonista de algo parecido a una novela erótica.

Según lo expuesto por El Duque en la serie RELACIONES NIHILISTAS, una consecuencia cierta, real y palpable de un mercado femenino exigente, es que vayan quedando cada vez menos hombres de alta gama disponibles, con los que todas quieren estar y quedarse en exclusiva, y una alta cuota de hombres del montón con más o menos posibilidades, seguida por otra cuota residual de hombres que podríamos llamar de muy baja gama. Es algo estadístico, una campana de Gauss ordinaria, de forma que con el paso del tiempo y las generaciones, cada vez sea mejor el producto habitual o del montón, y los extremos (porcentajes menores) cada vez más extremos, o sea: hombres gama de luxe, en contraste con hombres de muy baja calidad que duermen muy mal por las noches. ¿Te resulta cruel? Pues ve aceptando esto, porque es la realidad reducida a los genes… y a ella le basta con ponerse de oferta horizontal para no perder su turno. No lo digo yo, lo dice la propia evolución. A ver… la del fondo, que no se la oye bien ¿cómo? ¿machista dice usted señora? ¿la naturaleza es machista? Más bien creo que no.

Ahora voy a decir una parida de las mías ¿Deberíamos elevar el precio de nuestro semen y dejar de tirarlo por el WC? No creo que esto fuese realmente eficaz, ya que siempre habría alguno o varios que lo acabaran regalando, así que olvídalo mejor. La cuestión es que no creo que seamos plenamente conscientes como hombres, que sin XY no hay negocio. Así de simple. Si eres hombre tienes que reclamar la calidad del producto que te mereces, ni más ni menos que eso ¿te resulta difícil reclamar? Tampoco hace falta que lo hagas constantemente, solamente has de tomar conciencia real de lo que eres, de quién eres y qué puedes hacer. Lo jodido de todo esto, socialmente hablando… es que muchos se quedarán por el camino, y directamente desaparecerán de las cuotas, porque no habrá generaciones posteriores que porten sus genes.

El único, el último hombre, esta imagen creo que refleja muy bien el concepto de hombre deseado frente a una mujer. Cuando en las comedias románticas el oportuno galanzuelo se quiere ligar a la chica y ella le dice aquello de –Ni aunque fueras el último hombre sobre la tierra- nos podemos reír todos a gusto, y si… he dicho todos, no todas. Si esa hipotética y muy poco probable situación se diese de verdad, las colas frente al camerino de los boys se iban a quedar cortas, en comparación a la demanda a la que se vería sometido cualquier tipo de tío, pongamos por ejemplo un Woody Allen o un Santiago Segura. Eso sí, antes de ponerse a la cola, te aseguro que cada una de ellas se aseguraría personal y completamente de que en efecto, no hay otro ejemplar mejor al que recurrir: eso es algo que les viene de serie en los genes.

Por el momento es más factible que te metas a boy, a torero o a futbolista, si quieres crear esta sensación en una mujer, porque lo de la catástrofe a nivel mundial, que te deje a ti solo rodeado de tías en pelotas en una isla… no lo veo muy probable. Por el momento, toma conciencia de lo que eres, y no regales nada por lo que puedas cobrar. La cuestión es si el precio que te pones, corresponde con la realidad del producto. Plantéate estas mismas dudas, con respecto a ella, no lo dudes un solo momento. Como diría mi abuelo, cuyo éxito evolutivo es indudable a día de hoy –Esa señorita es muy guapa, pero antes de proponerle tus sanas intenciones, pregúntale ¿qué sabe hacer?-

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

PEPE, PADRE PUTATIVO

Érase una vez un buen hombre que no se llamaba ni Manolo, ni Juan, ni Pedro. Se llama Pepe, o sea… José, alias Pepe ¿sabes por qué a los josés se les llama pepes? Como todo tiene su explicación. Nos tenemos que ir al nacimiento de Jesús de Nazaret, ya sabes que San José, no es el padre biológico de Jesús, es un padre putativo (o sea, el que paga las facturas pero no es el padre de la criatura). Fíjate que las iniciales de Padre Putativo son PP. Pues de ahí viene la historia. Igual hasta lo sabías ya. Pues nuestro Pepe, se enamoró de la Mari para seguir con la tradición. La Mari, era divorciada y tenía dos hijos, a los que por amor a esta mujer hizo propios: los llevaba al cole, les pagaba la academia, se los llevaba a entrenar, les ayudaba a hacer los deberes, les tomaba la lección, los llevaba al dentista… hasta que con el paso del tiempo, en casa más que pepe, se escuchaba papá. En cuanto los niños le llamaron papá, le salieron lágrimas de alegría. ¡Cómo te queremos Pepe! Nuestro protagonista, es un tío genial con sus amigos, cariñoso con su mujer y con sus improvisados hijos a los que ha asumido como propios. Como persona, es un crack, es buena gente, es un modelo a seguir de… padre putativo. Yo mismo le propondría para el hombre del año y además, le pondría en la portada del diario deportivo MARCA ¿sabes por qué?… GENÉTICA Y EVOLUTIVAMENTE NUESTRO AMIGO PEPE SE HA DEJADO METER UN GOL.

Cada uno hace lo que quiere con sus opciones y su libertad, no juzgamos a ningún Pepe, porque ya os digo que es muy buena gente; pero está echando a perder todo el trabajo de sus ancestros, que cumplieron con su línea genética para que hoy Pepe, malgaste su derecho a caminar por el mundo asumiendo unos hijos que no son suyos, pagando su facturas sin tener hijos propios con la mujer de su vida. LO SIENTO PEPE, PERO HAS FRACASADO COMO HOMBRE, que no como persona. La pregunta es ¿qué está primero? ¿la condición o la persona? En una sociedad casi civilizada como la nuestra, gracias a la mentira social y en la que nos creemos mejores por no vivir ni en la selva con taparrabos, ni en el desierto como tuaregs, o en cuevas incluso… podemos permitirnos el lujo de decir desde el sofá de casa y la mesa de la oficina, que somos personas antes que animales. Pero la realidad la dan los hechos, y los hechos son que nacemos, nos alimentamos, crecemos, nos reproducimos y morimos.

¿Quién gana y quién pierde? Te hablo de ganar y de perder en cuanto al hecho objetivo de que tus genes estén o no estén presentes en generaciones futuras… es así de simple. ¿Te gusta el tema? Seguimos sin hablar de amor, no ha llegado el momento todavía... ni si quiera sabemos si llegará, si te gusta bien, si no te gusta… ¡te largas! No es por quitarle méritos a tan noble sentimiento, pero estamos cansados de ver a tíos a los que se les queda cara de gilipollas, cuando han hecho lo que creían que tenían que hacer y se han dado cuenta demasiado tarde que han estado perdiendo tiempo de su vida. Tiempo vital, tiempo que no vuelve, que no se recupera y que tampoco queremos que pierdas tú. Veo necesario contártelo todo antes, lo de fuera y lo dentro, para el día en el que te tires a la piscina y te enamores, seas realmente libre y consciente de hacerlo con verdadera libertad, por saber, o mejor dicho… intuir, o tener más pistas, porque jamás lo sabrás todo. De hecho, ni siquiera lo pretendemos el socio y yo, y como nosotros no lo sabemos todo, esto es obvio ¿Pensabas que sí? Pues no hijo no… no lo sabemos todo ¿qué te vamos a pedir a ti?

Seamos realistas, siempre hay uno que tira y otra que arrastra o viceversa; pero en esta casa, ya sabes bien que barremos para nuestro lado… ¡para eso estamos! ¿no? Me llaman machista un mínimo de cinco veces por semana, simplemente por velar por mis intereses y por los intereses de todo aquel que no se conforma con la ración que le dan, así que... catorce o quince veces más, que me tachen de ello, francamente me sabe a poco, aunque más que machista me gusta que me llamen cavernícola (creo que es más acertado el concepto). Supongo que me acabaré extinguiendo, como todo lo auténtico y genuino destruído por esta sociedad "electro fashion pop feminista". Algo que sí se nos da bien aquí, es el tema de los porqués y el aceptar lo va llegando, apretando más o menos los dientes. Es una ventaja derivada de un síndrome llamado estar curado de espanto. Quiero que sepas dónde te metes y la importancia de dar el paso de querer a alguien, si es que un día te apetece hacerlo, lo buscas o te lo encuentras, que esas cosas les pasan a cualquiera y más, al que cree que más sabe e incautamente cree que “nunca le van a pillar”.

Creo que sería irresponsable por nuestra parte, no contarte lo que sabemos, lo que vemos, lo que nos pasa, lo que nos ha pasado, lo que les pasa a ellas y cómo encajar todo esto… ¡si es que hay alguna forma de encajarlo! ¿Un SINDIOS? Ya sabes que sí, por eso te queremos proponer quitando amores, emociones, sentimientos y aspectos políticamente correctos (como siempre) algunas combinaciones, interesantes de parejas hombre-mujer con y sin hijos, que te den al menos para pararte a pensar un rato, reduciéndolo todo a lo que serían genes, algo tan simple como eso. El modelo que proponemos de nuevo Adán, empieza con aquella perogrullada de: Vamos ahora con una verdad muy, pero que muy simple: Los hijos de ella, siempre van a ser suyos, van a llevar sus genes, debido a que tiene la capacidad de engendrarlos, partiendo de ahí… Todo lo demás en cuanto a ti, es cuestión de que tú como hombre, te sepas buscar la vida.

¿Sabes algo? Depende en mucho de la estima que te tengas a ti mismo y lo que signifique para ti que tus genes perduren. Pero no se trata solamente de esto. Te haré una pregunta para la que no creo que nadie tenga respuesta ¿Crees que te mereces estar vivo o haber nacido? Igual crees que exagero preguntándote esto ¿crees que exagero? Mira, dime realmente ¿cuál será tu verdadera herencia? ¿qué quedará de ti cuándo dejes de caminar sobre la faz de la tierra y ya no existas? Piensa en ello, es una recomendación, así que tú verás que estás haciendo con tu vida. Por cierto, si me conoces un poco, ya sabes que el primer destinatario de mis broncas, soy yo mismo: estamos en el mismo barco.

Insisto, te hablo sin hacer mención al amor, emociones o afectos, así que no te pongas a llorar si te das cuenta que tu vida es un fracaso evolutivo ¿OK? Eso solamente depende de ti ¿Qué sería lo normal? Lo de siempre: un hombre y una mujer con hijos comunes, ese modelo evolutivamente nunca falla, los dos ganan, hombre y mujer tendrán herencia. Otros casos, como por ejemplo con el que hemos empezado: un hombre, con una mujer con hijos ¿quién gana y quién pierde en esta relación? Piensa ahora por ejemplo en un hombre que haya estado con varias mujeres y haya tenido hijos con todas. Ahora otro caso en el que hombre y mujer supuestamente tengan un hijo, pero el hombre no sepa que ese hijo no es realmente suyo y lo esté criando como propio ¿quién pierde aquí?

Ahora imagínate a una mujer que haya estado con varias parejas, y que haya tenido un hijo con cada uno de esos hombres ¿cómo crees que es evolutivamente hablando? O en cambio, un hombre y una mujer que no quieran tener hijos ¿qué hacen estos dos genéticamente hablando aunque se quieran mucho? Piensa en una mujer que no pueda tener hijos, con un hombre que sí es apto ¿qué debería hacer él? o al revés: en un hombre estéril con una mujer fértil ¿aceptaría este hombre que otro esperma que no fuera el suyo le diera un hijo legal que no biológico? Ella lo tendría fácil genéticamente hablando para perdurar… él, las tiene muy jodidas. Y por último, un hombre y una mujer que no tienen hijos propios, pero que deciden adoptar ¿quién gana aquí? Quizás el niño y sus ancestros ¿no crees? ¿qué piensas de todos estos casos? ¿dónde y cómo te gustaría verte a ti?

El verdadero éxito de un hombre, no es tener el archi-vendido éxito con las mujeres de cara a la galería, que está muy bien para quien lo tenga, para qué negarlo, pero que simplemente… puedes tener o no tener. El verdadero éxito de un hombre es que su paso por el mundo haya valido realmente para algo, que haya merecido la pena. No solamente en cuanto a hijos se refiere, en todo: trabajo, amigos, familia, en crear algo, en generar pensamiento, en enseñar, en amar… pero estos frutos muchos hombres nunca llegarán a conocerlos en vida. Como dice nuestro buen amigo Alfonso –Al universo le da igual si has durado un día, un mes o cincuenta años. Lo que realmente cuenta es lo que has hecho, es que has existido- Un amén para nuestro amigo, al que siempre le digo que de mayor quiero ser cómo él. Espero que al menos, todo esto te haya hecho pensar un rato, y que te haga plantearte si estás invirtiendo en la dirección adecuada, que te haga evaluar y medir con lupa tus opciones. Si lo has empezado a pensar, nuestro objetivo está cumplido.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

¡SE TE VE EL PRECIO!

¡Tan contento que vas a estar con tu camisa nueva! como un niño pequeño… Se acerca el buen tiempo y ya se puede salir sin abrigo, empiezan a ponerse las terrazas intratables, cada vez es más difícil sentarse porque cada vez hay más gente, quitan los calefactores y a cada día que pasa, da más pereza ponerse el jersey, e incluso el abrigo por la mañana… ya prácticamente descartado de aquí a septiembre a excepción de alguna noche que llueva, o baje un poco la temperatura ¿Sábado noche? Por ejemplo... En este país tiene que llover cuando la gente tiene que disfrutar de su tiempo ¿es que siempre tiene que pasar algo? A veces pienso que está hecho a posta. Por la tarde, dan ganas de salir corriendo del trabajo directamente a por cañas, todavía hay luz, todavía se puede vivir un poco más. Hay que comprarse ropa nueva, tres o cuatro camisas para el buen tiempo… para ir a juego con las chavalas que ya lucen escotazo y tirantes ¡Ay qué bien!

El topicazo que rima con escotazo, y que viene a continuación… igual no hace gracia, pero es muy pero que muy gráfico: Te pones la camisa nueva para salir el sábado, como no podría ser de otra manera. Te miras al espejo, te gustas… y por unos diez segundos de verdad te crees que vas a pillar cacho. Con toda la inocencia del mundo, eso sí… ¡incauto! Sales a la calle y –¿Cómo? ¿me he puesto AXE a caso? A ver si va a ser verdad…- vas por la calle y debe ser que tienes más moral que el Alcoyano y se te nota, las tías te miran; te metes en el metro… y las tías te miran, te das la vuelta y las pillas ¿mirando desde atrás? O sea, lo que tú harías si vieras a una tía buena cuando pasa –Pues va a ser verdad que entre el AXE y la camisita blanca veraniega…- piensas para ti. Has quedado con tus amigos en el garito, estás entrando por la puerta y levantando el dedo para ordenar “el primer peloti”. La camarera se te queda mirando, resopla, lo flipas… eres el puto amo, mejor dicho: te crees el puto amo.

Te pones a hablar con tu amigo Sebas, que no hace aprecio, claro, es un tío: él no sabe apreciar ni el AXE, ni la camisa nueva. Empiezas a hablar de fútbol y a quejarte del Atlético de Madrid, porque claro, eres del Atlético (no podría ser de otra manera). Ves que cerca hay dos chicas que te están mirando, mientras estás de cháchara con tu amigo, y hay una que no te quita ojo de encima. Quitas la mirada, ella la quita… La vuelves a mirar, y la vuelves a pillar mirándote. Pones cara de machote, sacas pecho, levantas el cubata en señal de… ¿triunfo? ¿brindis? Dirigiéndole fijamente una sonrisa. Ella sonríe y… ¿se acerca?

Ya está –NO VUELVO A SALIR DE CASA SIN ECHARME AXE- piensas, ahora entiendes por qué cuesta más que el resto de los desodorantes ¿cómo no te habías percatado antes de su poder seductor? ¿cómo no te habías comprado antes una camisa chula? Esto ya está hecho. La chica viene con una sonrisa de oreja a oreja: tú crees que vas a pillar cacho; la chica se planta delante de ti y te choca la copa: tú sigues creyendo que eres un sex symbol y que hoy follas. La chica te dice –Hola, no sé si te has dado cuenta, pero… ¡se te ve el precio de la camisa!- mientras te coge la etiqueta que va colgando, muy, pero que muy aparentemente. Otra vez te quedas con cara de gilipollas, como siempre.

Pues sí colega, se te ve el precio de lejos… y normalmente, suele estar por los suelos, estás de oferta. ¿Te gustan las certezas? Te voy a dar una: UNA MUJER SIEMPRE VA A DESEAR EN PRIMER LUGAR A ALGUIEN QUE PAREZCA FUERA DE SU ALCANCE. Es su fantasía, su romanticismo… Va a suspirar por todo aquel que vea inaccesible, caro de conseguir, y que parezca estar fuera de su escala habitual en positivo. Cualquier tipo ligeramente guay, antes que el que le lleva los libros y va con gafas de pasta. A veces, con que el individuo sea raro o diferente, basta… que también existen las mujeres frikis ¿o qué te creías? ¿que no? Pues sí hijo, si… y también son complicadas a su manera, pero son más fáciles de querer que “las perfectas” (las frikis no tocan tanto los cojones).

Darle facilidades a una mujer que te atrae para que te conozca lo extremadamente “buena persona” que eres, es enseñarle la etiqueta del precio en las rebajas de enero… es casi como mendigar. Haz que invierta desde el principio, y cuando digo desde el principio hablo desde el minuto uno. Suena dicho como a la defensiva ¿verdad? Créeme que no es sano, no es que te lo esté recomendando... es que probablemente después de leer esto, y sin que yo te lo diga, será la actitud que adoptes ¿por qué? Pues porque sería lo normal, si no estás acostumbrado a arrancar la etiqueta del precio de la camisa justo después de comprarla, un comportamiento de no entrar en competencia no te va a salir a la primera, ni a la segunda. Si no se entra, no se entra... si nadie demanda tu producto, o sea tú mismo, quizás no exista demanda y te comas los mocos ¿sabrías asumir eso? Supongo que no, es algo difícil de comulgar; pero también puede pasar. En este sentido no te quiero engañar, no hay magia por ninguna parte. Lo hemos dicho mil veces: o se gusta, o no se gusta; se puede mejorar o empeorar, pero uno siempre es la misma persona.

¿Qué te supone una camisa nueva en esta metáfora? Una camisa nueva es algo ajeno a ti, que incorporas a tu comportamiento, para parecer más atractivo. ¿Qué sería la etiqueta del precio de la que todas las tías se percatan menos tú? El hecho de que tratas de fingir llevar algo con naturalidad, a lo que no estás acostumbrado. Ropa nueva... nada más, que te has puesto con ansia de lucirla. Entiendo que tengas prisa por triunfar, pero esto no funciona así en el mercado de las relaciones. En cuanto se te ve el precio colgando, ya se sabe lo que hay que invertir para tenerte colgado en el armario de los "Hoy no sé a qué tío ponerme". Quiero que entiendas algo: no se trata si quiera de ocultar el precio, quien ve un polo de Carolina Herrera, aunque no lleve el precio colgando, sabe que de 50 € no baja ¿me pillas? Se trata de que lo que lleves puesto, te guste a ti primero, lo hayas comprado porque te guste a ti y no para que le guste a las que miran. Se trata de que te gustes tú. Para que lo entiendas hablando de mercado: si ni tú mismo te comprarías tal cual ¿a quién vas a pretender convencer para que te compre? Si no te gusta tu propio producto, o sea tú mismo, acabarás regalándolo a la primera que pase para que se lo lleve.

Es como quien te regala una prenda que no te gusta, y a la primera que puedes, te deshaces del regalo horrible, o dándoselo a otra persona, o tirándolo porque no hay dios que se ponga esa camisa en su sano juicio. Te voy a preguntar si te gustas con lo que llevas puesto ahora, si no es así... es difícil salir del apartado saldos. ¿Sabes que nos pasa a los tíos? ¿Cuál es nuestro problema? Que no nos creemos realmente que tenemos un valor real, porque siempre estamos comparando y compitiendo, y ponemos nuestro valor en baremos ajenos de comparación con otros tíos o con la respuesta que recibimos de las mujeres que nos atraen; y se nos puede olvidar que UNA COSA ES EL VALOR REAL, Y OTRA MUY DIFERENTE EL PRECIO DE MERCADO. En el día a día, creemos que son lo mismo, pero no es así.

Quiero que seas consciente de tu valor real, y que dejes el precio de mercado a un lado, porque simplemente no depende de ti. Es cuestión de una oferta y una demanda, mucho más global, y que te puede pillar en medio o no. No quieras vender un producto del que no estás convencido realmente, porque no lo vas a conseguir: CONOCE EL PRODUCTO, CONÓCETE A TI, y una vez que sepas cuáles son sus prestaciones: tus cualidades, valores y deseos y realmente sepas lo que estás vendiendo, podrás convencer, pero porque tú ya lo estás primero de ti mismo.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

RELACIONES NIHILISTAS IV:¡PIDE EL LIBRO DE RECLAMACIONES A MEG RYAN! por EL DUQUE

Ufff… ¿Cómo salir de ésta problemática? ¿Se puede? ¡Me está entrando una pereza! Esta serie ya finiquita ¿OK? Es mucho temario a tratar en poco espacio, tanto… que ya puedes ir esperando libro nuevo por mi parte. En primer lugar, debes desterrar esa idea del amor que te han metido las novelas rosa, los cuentos infantiles y las pelis Disney… O sea, todo lo que te han metido en vena desde que abriste los ojos al mundo. Añade eso del flechazo, de que nada más verla te saltan mariposas en el estómago, de estar todo el santo día pensando en ella… eso no es amor amigo, eso se llama estar “encoñao” de toda la vida. Ahora que como parece que les estamos echando a ellas también la culpa de algo (que digo yo… alguna parte de responsabilidad tendrán ¿no? Por ínfima que esta sea, que también arreen), si lo ponemos en sus conceptos, en el caso de ellas “empenamiento” que no por pena sino por pene, tontuna, despecho, competencia por lo de -que lo quiero para mí porque le gusta a mi amiga, pensando que algo bueno tendrá el colega ¿no?-. El a culo veo culo quiero de siempre; hasta que no le gustaba a tu amiga y se enrolló con él, ese tío ni existía. Ya se sabe cómo desean ellas…

Por otra parte, lo de la montaña rusa emocional, no dormir, los celos etc. Tampoco es amor, es enamoramiento que no se si lo sabes pero tiene fecha de caducidad, concretamente unos tres años como mucho según los científicos. A diferencia del amor que es para siempre. ¿O acaso dejas de querer a tus padres o hermanos de la noche a la mañana? Tenemos tan metida esa idea romántica y peliculera que creemos que eso es amor y tenemos los cojones de tomar decisiones transcendentales basándonos en algo ton poco fiable como las mariposillas del estómago, o el vuelco al corazón que nos da al verla. Eso sí… si luego resulta que ella es una pelandrusca o él un hijoputa borracho, drogadicto y vago de los cojones, el libro de reclamaciones pídeselo a Meg Ryan.

No quiero aburrirte con argumentos científicos (que los tengo a cientos), pero simplemente te diré que esas cosas (amor a primera vista, mariposas, pensamiento obsesivo…) dependen sobre todo de un tema físico, de una proporción del cuerpo, de simetría, de compatibilidad de sistemas inmunitarios, y también de cosas como la existencia de obstáculos, que existan refuerzos intermitentes (la de cal y la de arena. Algo más viejo que mear). Es más; una historia en que todo vaya “rodado” y sea fácil probablemente nunca y digo nunca sea tan “emocionante” como una llena de problemas y problemones, dramas y demás mierdas. Así las cosas si buscas un amor mierdero de consumo, un amor con caducidad, que te hará disfrutar pero también sufrir como un puto perro; sigue con este camino Disney o de novela rosa y verás que divertido. Ahora bien, si lo que buscas es Amor; una relación sana, madura, equilibrada, para siempre y en armonía debes buscar otras cosas.

Si eres uno de esos tipos que más o menos se las apaña en la vida, con un puesto de trabajo pseudodecente, con sus relaciones de amistad consolidadas, independizado y te preguntas por que en amor te va de culo… Piensa en que en los asuntos de amor, probablemente acostumbres a pensar con “cualquier cosa” menos con el cerebro; si sobre todo acostumbras a pensar con la polla o con la testosterona; y ya que compartimos masculina condición, puedo entenderte… no como tu madre, que dice que te entiende porque te quiere, y que te dice que “seas tú mismo”, lo cual termina de joderte aún más, porque llevas toda tu vida siéndolo, pero que a fin de cuentas, está en el otro bando por más que se esfuerce en ayudar, y más que ayudar te apuntilla.

¿Y el resto? Lo dejas al ideal romántico que te montas tú solito en la cabeza, idealizando por doquier cuando luego en la vida real, a ella se la cae el culo o a ti la polla, pasados los cuarenta tacos y aparte descubres, que no es como tu habías idealizado. Entonces te liaras con la del 5ºc y ella con el butanero, pero lo cierto es que la culpa será solo tuya, porque; seamos honestos, en su momento cuando la conociste, te importó una mierda como era en realidad. ¿No querías solamente una tía buena? Pues ahí la tienes. Veamos como suelen ser las relaciones en este mercado nihilista:

Para empezar lo típico es conocerse en la disco de turno, por ejemplo. Tú con 5 copas en el cuerpo, ella con 3. Tú con unas ganas de follar de no te menees; ella también, aunque disfrazado con un toquecito romántico. La “abordas” (ya vamos mal si le llamamos así a una relación hombre-mujer); le sueltas cuatro gracias pre-fabricadas; ellas las ríe, pero no porque le hagan ni puta gracia, a fin de cuentas eres el 5º que se las suelta esa noche, si no porque ella tiene ganas de follar y aparte tu le pareces el más mono del ganado con el que ha lidiado esa noche, tú te vas creciendo y tenéis algo parecido a una conversación razonable. Suficiente como para que ella vea que no eres ni un psicópata ni un inadaptado social. Si más o menos tienes tablas ella te dará su teléfono, negándose a follar esa noche por que ve en ti una cierta madera de proveedor y desde ya empezará a jugar con el sexo como premio final. Tendréis de una a dos citas más y al final follareis…

ELLA FINGE SU PRIMER ORGASMO CONTIGO


… y tú te creerás el rey del mambo. Perdona, pero es que todo esto, no me cabía en un paréntesis y te conviene saberlo para dejar de hacer el payaso. Sí… ya sé, a ti no te ha pasado nunca, contigo “nunca fingen los orgasmos”. Vale… ahora si quieres, coge el teléfono, llama a un sexólogo o sexóloga, gente que sabe de lo que habla de verdad, y pregunta simplemente dos cuestiones:

1. ¿Qué porcentaje de mujeres tiene un orgasmo en su primera relación sexual con un hombre? y segundo

2. ¿Qué porcentaje de la población mundial es multiorgásmica?

Pero repito, tranquilo machote, a ti no te ha pasado nunca, eres un crack y con tu pene las haces volar. Contigo "nunca figen", tú eres el mejor follador del mundo, el que mejor ha follado a tu novia en su vida, el que más larga la tiene, la puta máquina ¿O no te dice eso? Si más o menos, a ella le pareces mono y le preocupa que te sientas bien, si además aparte tienes el conocimiento e inteligencia de no parecer un puto pervertido obsesionado con ella nada más conocerla, ella te volverá a ver y volveréis a follar. Tal vez en esa ocasión ella tenga de verdad un orgasmo y empezará a enamorarse de ti y tú de ella. A partir de ahí lo “más bonito del amor”; subidones de dopamina, bajones, estrés salvaje, los: “¿me llamará o no me llamará”; ¿Llamo o no llamo… un sms tal vez”; “hoy no me ha mandado un sms eso es que ya no me quiere”; “hoy ha salido con las amigas, ¿me pondrá los cuernos?” o “hoy ha salido con Manuel… seguro que entran a tías más buenorras que yo…¡y más putas!”; y así van pasando los meses y los años. Si ella, sobre todo ella, tiene más de 34, prepárate para las insinuaciones, los ojos torneados, las indirectas; y prepárate para el ya toca… entonces os casáis, tenéis hijos y toda la pesca.

Eso sí, luego empezáis a conoceros de verdad. Porque A. ya no queda ni rastro de ese amor Disney y de novela rosa, B. Ya no puedes, ni quieres fingir más ser tan guay; aparte os descuidáis un poco; folláis mucho menos y mucho peor; así hasta que llega el día que tanto tú como ella miráis al otro como diciendo -¿Pero… ésta quién coño es?- En ese estadio de cosas, como verás en ningún momento he hecho alusión a la prospección a conocerse de verdad; a seleccionar, a ser selectivo, a buscar de verdad a alguien compatible con tus valores. Y esa debió de ser, sin duda, la fase más importante de todo el cotarro.

Para tener de verdad una relación de AMOR en mayúsculas, debes tomarte tu tiempo. Primero deberías de ocuparte de tu propia basura, de limpiar bien tu casa interior, curar tus adicciones emocionales, tus paranoias, tus miedos, tus putos traumas infantiles; aprender a ser feliz estando solito con tus cinco amigos de siempre; encargarte de tener un proyecto de vida coherente, firme e inspirador, de tener un espíritu y una vida espiritual plena. Cuando lo hayas logrado ya estarás preparado para empezar a buscar y lo estarás porque habiéndote ocupado de estas tareas ya no estarás dispuesto a soportar chantajes ni manipulaciones, ni varapalos por un poco de afecto y sexo, por lo que ahora si podrás buscar de verdad.

Y debes de buscar con la cabeza, no con la polla. Lo que no quiere decir que no hagas caso a la polla. Más bien deberías de organizarte de la siguiente manera: Imagina que tu cerebro es el presidente ejecutivo de una macro empresa cuyo objetivo es buscar una piba con la que compartir ganancias. Tu cerebro es el presidente ejecutivo. Él tomará la decisión (he dicho él!!!!!!); pero pedirá consejo a otras partes de su cuerpo; en concreto a su polla, su estómago y corazón. Esta imagen espero que hay sido gráfica. La decisión, como digo debe ser cerebral. Debes buscar a alguien compatible. Por tanto descarta esas ideas absurdas de “los opuesto se atraen”... ¡los cojones se atraen! Lo normal es que lo opuesto se dé de ostias. Pero compatible tampoco es idéntico; compatible significa compatible, que dos piezas encajan. Por ejemplo si tú eres un neurótico, lo peor que puedes hacer es casarte con una neurótica “que te entienda”. Eso si que puede ser un SINDIOS. Si ella es un caos, y tú muy organizado eso no funciona; en ese caso es mejor que seáis cuasi idénticos.

BUSCA A ALGUIEN COMPATIBLE Y DEJA DE DAR LA LATA CON EL ¿Y AHORA QUÉ HAGO? Si has hecho tus deberes al enfrentarte al reto de buscar pareja, ya sabrás cuales son ¿verdad? o ¿también te tenemos que decir nosotros cuáles son tus valores? No me seas borrego, por favor. Que su plan de vida y el tuyo sean compatibles, que queráis los dos lo mismo al fin, o que se parezca mucho y que sexualmente funcionéis, al menos os entendáis para poder disfrutarlo. ¿Cómo puedes saber estas cosas? ¿Preguntando después del sexo? Cariño… ¿has llegado? Ya sabes ¿no? Te lo he dicho antes. Fíate más de tu capacidad de observación, de los hechos más que las palabras, de su tono de voz más que del contenido, probando y sobre todo tomando una cierta distancia crítica. Así puedes encontrar tu pareja de verdad, y no “la de oferta” tan al uso hoy en día. ¿Es difícil de encontrar? Claro ¿quién dijo que fuera fácil? ya lo sé, por eso en teoría no te pasas toda la vida casándote y “descasándote”… o sí, si lo que buscas lo buscas en el mercado actual. Si lo que buscas, es una relación sana y verdadera, has de tener paciencia… y sobre todo, saber esperar. [fin de la serie] Si te perdiste la tercera parte.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.