SECRETOS DE UN SEDUCTOR: LAS MEJORES ESTRATEGIAS PARA LIGAR SIN MIEDO Y CON NATURALIDAD, DE DAVID DEL BASS - LA VALORACIÓN DE P&R

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda

ISBN: 9788499700076

Nº Edición:1ª

Año de edición:2011

Plaza edición: MADRID


Hace ya un año que en una mañana soleada, estaba acompañando a mi amigo David del Bass a la editorial La Esfera de los Libros a entregar el primer original. Después de unos meses de revisión de textos y largas esperas, por fin SECRETOS DE UN SEDUCTOR está en las estanterías de las librerías de toda España. Tengo que reconocer que me cuesta ser objetivo con un amigo, y más cuando hemos trabajado juntos en varias ocasiones. En cierto modo, la aparición de este trabajo, es más que un nuevo libro, es también un reconocimiento merecido al esfuerzo del autor, a su éxito con los cursos de seducción y a todas las personas que de forma directa o indirecta han contribuido en estos últimos años en el camino de crecimiento y superación personal, que el autor pretende impulsar en cada lector. Antes de entrar en materia con la valoración P&R del libro SECRETOS DE UN SEDUCTOR, quiero agradecer de forma pública ante todos nuestros lectores, las menciones que hace el autor en su libro de nuestros encuentros y colaboraciones, que para qué negarlo, me han sabido a premio y reconocimiento. Y es que no todos los días, se tiene la oportunidad de celebrar el fruto de un trabajo, al que David del Bass se ha dedicado por completo sin descanso, desde que le conozco.

¿Cómo definiría SECRETOS DE UN SEDUCTOR con pocas palabras? Diría que es EL MÉTODO de la Comunidad de Seducción Española, vivido en primera persona y visto desde los ojos de David del Bass. Podría decir que en realidad son dos libros paralelos metidos en uno: el primero, un manual de seducción escrito de forma clara y sencilla; y el segundo, un diario personal en el que el autor habla desde dentro, el cómo va viviéndolo todo. Es un libro fácil de leer, cómodo y personal, en el que las partes teóricas se ilustran con experiencias vividas en primera persona.

El libro al completo, está escrito en un lenguaje que está al alcance de cualquier lector, por lo que es un trabajo abierto a todos los públicos, sin necesidad de tener conocimientos previos sobre seducción. Incluso te podría decir, que es un libro que ayudaría también a muchas mujeres a conocerse más a sí mismas de forma realista, a parte de ser un manual de seducción para hombres que parten desde el cero absoluto. Intercalados con la teoría, el autor introduce frases clave, citas célebres y comentarios que ayudan a fijar los conceptos en un lenguaje ameno.

Puedo decir también, que si bien Neil Strauss cuando publicó THE GAME, tuvo disputas con muchos seductores reconocidos, acerca de la autenticidad de varios episodios de su libro, en este caso puedo dar fe de primera mano, en que todas las experiencias que se recogen en este trabajo son auténticas. Bien por mi relación cercana con el autor, bien por haber sido partícipe y compañero en muchas de ellas. He de reconocer que al recorrer sus páginas, en ocasiones no he podido evitar dibujar una sonrisa al recordar episodios y anécdotas, de las que ya hacía tiempo pensaba que se habían quedado en un recuerdo. He de decir también, advirtiendo posibles suceptibilidades, que si bien no figuran nombres de seductores reconocidos a nivel nacional, que también han sido partícipes de la historia durante el periodo de tiempo que abarca el libro, se debe a razones exclusivamente editoriales, ya que el primer borrador que tuve la oportunidad de revisar a petición del autor, ha sufrido muchísimos cortes de contenido y correcciones desde su entrega.

Ahora podrías decirme: Oye, que ya sabemos que eres amigo de David del Bass, ¿no vas a hacer ninguna crítica? ¿te gusta todo el libro? Pues mira, para el de la pregunta, respondería que la parte en la que se habla de la Comunidad Americana, yo no la hubiera incluido, o como mucho habría hecho una breve introducción de como mucho dos párrafos, para dar algunas referencias a los autores originales, y en especial a Ross Jeffries. Punto, nada más. Me hubiese centrado sobre todo en los orígenes de La Comunidad Española, dando muchos más detalles, nombres y fechas; aunque ya he comentado anteriormente, que durante el proceso de edición se ha suprimido muchísimo contenido en este sentido, como requisito para su publicación.

Otro detalle muy a favor de la obra, es que el autor renuncia por completo al ego, detallando sus éxitos y también sus derrotas, expresando la que ha sido su realidad tal cual, con luces y sombras, ilusiones y desengaños. Queda patente, que un defecto de muchos seductores, es pretender hacer creer que todo es infalible, o que todo sale a la primera, o que no se equivocan nunca, por miedo a perder credibilidad ante su público. En este sentido, David del Bass ha sido honesto. No propone ni un método propio, ni una técnica infalible, ni una píldora o receta, sino que comparte con el lector todo lo que ha aprendido, poniéndolo en común con él, hablando a su mismo nivel.

He de decir también, que el contenido del libro, es bastante fiel a los cursos de seducción impartidos por Seducción y Superación, entrando en todo detalle al esquema de los Cinco Miedos Básicos y cómo tratarlos. Me ha parecido especialmente brillante por lo sencilla y clara la parte en la que se explican los concpetos de miedo y necesidad, que con leerla la primera vez, ya te indica el cómo abordar estos problemas, porque te los hace identificar de inmediato, con unos términos mucho más coloquiales de los que me esperaba en origen.

¿A quién se lo recomiendo? A todo áquel que parta de cero, que se vea con miedos o que crea que no es capaz de ligar con chicas, porque se le van a caer los miedos al suelo en un momento. También se lo recomendaría a las chicas que piensan que la seducción solamente depende de su selección, para que vieran que en efecto, todo hombre que haya recibido una correcta formación puede seducir, cosa que creo haría a las mujeres relajarse bastante en cuanto a conciencia. En resumen es un libro hecho para empezar a moverse, sincero y realista, muy recomendable para empezar.


Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

APOCALIPSEX: LOS DIEZ MANDAMIENTOS DE LA SEDUCCIÓN, DE MARIO LUNA - LA VALORACIÓN DE P&R, por EL DUQUE

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788467035773
Nº Edición: 1ª
Año de edición:2010
Plaza edición: BARCELONA

Aún recuerdo la mañana de primavera en que, casi por casualidad llegó a mis manos Sex Code. Era el primer libro de un autor al que no conocía, y había sido editado por una editorial cuya existencia ignoraba. En cierto sentido se puede afirmar que los libros te cambian, no vuelves a ser el mismo tras leer Chacal o Drácula, o La Naranja Mecánica o el Ulises de Joyce, y se puede decir que no volví a ser el mismo tras tener en mis manos Sex Code. Años después de ese casual descubrimiento (aún no se si el libro me encontró a mi o yo a él…) Mario Luna vuelve a publicar un libro, y esta vez se quién es el autor, conozco la editorial y ciertamente también conocía el contenido del libro.

Lo primero a destacar de esta nueva obra es, como en todas de este autor, lo fácil que se lee. El lector siente en muchos casos (o al menos a mi me pasa), que Mario se dirige a él directamente, hablándole de forma diáfana, clara, rotunda y a veces incluso echándole la bronca o abofeteándole para hacerle despertar de su letargo. Se puede afirmar sin duda que el libro se lee de una sentada aunque lo recomendable como en el caso de los libros anteriores del autor, sería volverlo a leer detenidamente una segunda vez.

La segunda cuestión a comentar es acerca del propio contenido del libro. Tal vez se pueda afirmar que no hay nada en este libro que sea totalmente nuevo o ajeno a las bases puestas por los dos anteriores; aunque es cierto que, a alguien como yo que llevo unos añitos estudiando el mundillo, no se me escapa un cierto viaje del autor de lo particular a lo general, de lo externo a lo interno. Trataré de explicarme; el autor en Sex Code abre la puerta a un método, o sistema; lo expone de forma clara, lo desarrolla y le da una forma sistemática; pero lo hace, primeramente desde un estudio de lo externo, de la logística seductiva. Posteriormente con Sex Crack; si bien se expone y desarrolla en su plenitud la secuencia completa de la seducción, se hace desde una perspectiva más analítica, más reflexiva, más hacia dentro.

En este último libro directamente ya se habla de “Principios” o mandamientos y por tanto el viaje hacia el interior, hacia las tripas, es aún mayor. La importancia ya no esta tanto en hacer esto o lo otro, o en usar tal truco o tal apertura o rutina; se trata más bien de cumplir con unos principios básicos. No sé si mi evolución desde que conocí Sex Code, es la misma paralela a la de Mario, el autor; pero es cierto que cuando conocí Sex Code, empecé a interesarme primero por las rutinas, por los enlatados, por los trucos, por lo externo; y posteriormente y cada vez más he ido poniendo más atención a tres o cuatro principios básicos, dejándome llevar en lo demás e incluso reconozco, que son muchas las veces que adrede transgredí ciertas normas que parecían básicas.

Por todo esto, recomiendo este libro especialmente a aquellos que ya conocen los anteriores, y a los que no los conocen les recomiendo empezar por Sex Code, continuar con Sex Crack y acaparar en este Apocalipsex. Es cierto que es un libro que puede leerse de forma independiente, de hecho hay un importante esfuerzo del autor por acercarse a todos, cosa que es de agradecer, pues incluso renuncia y bastante a gran parte de la terminología propia y específica de la seducción, y no duda en explicar cosas que para alguien familiarizado resultarían innecesarias, pero sigo pensando que este viaje del que he hablado, de lo particular a lo general es un viaje que hay que hacer.

El libro es por tanto, más maduro, más reflexivo y yo diría que hasta esta mejor escrito y completa en cierto sentido el viaje; pero en este punto me sigue surgiendo una duda, duda que quiero advertir que es de carácter personal. En una parte del libro el autor dice que el objetivo final es convertirse en alguien capaz de tener más citas y finalizaciones de las que es capaz de gestionar. En este punto yo me pregunto: vale… y después ¿qué? Es decir, follar mucho no da la felicidad. Es cierto, que te endulza la vida y la hace más agradable, pero sigo pensando que la aspiración final de todo hombre (y mujer) es encontrar pareja, tener hijos con ella y ser feliz para siempre. Este es mi criterio, desconozco si coincide con el del “lector tipo”, pero creo que en el fondo no somos tan distintos unos de otros, por más que nos guste follar y mucho… estamos hechos de lo mismo (o casi).

Hay que reconocer que en este punto, es más fácil aplicar principios que fases, y por tanto este libro llena un poco más ese vacío, pero sigo también pensando que falta llegar hasta al final y pasar del día 2; partir de la noche después de hacer el amor; pues, sobre todo si la chica te interesa, es en ese día después cuando empieza un nuevo y fascinante juego. Es en ese momento donde afloran muchos miedos, inseguridades y aspectos de la personalidad de ambos que permanecían ocultos tras varias capas de maquillaje. Surgen conflictos y sobre todo se hace un arte el mantener enamorada a esa mujer, el seducirla cada día. Es en este punto concreto dónde no siempre encuentro las respuestas, quizás por que realmente no existan y de existir tal vez no sean universales. Es precisamente por esta razón, por la que sigo trabajando en esto.

Por otro lado, y aunque en el libro no viene especificado como uno de los 10 principios o mandamientos, de todo lo que se expone, yo me quedo con el kaizen el crecimiento constante como principio vital básico. Creo que nada te hace más seductor que crecer, madurar, y progresar física , intelectual, y espiritualmente disfrutando intensamente del proceso.

Yo en este libro si he visto un crecimiento del autor, de la obra y de la propia idea, y es por eso precisamente, por lo que lo recomiendo. Es un libro ameno, bien escrito, y cuyo contenido os hará reflexionar y sin duda mejorar vuestras capacidades de forma exponencial.


Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

NO FRIENDS ONLINE

Dedicado a todos aquellos que agregan sin parar a su perfil de facebook, badoo o tuenti, a chicas provocativas enseñando el canalillo y demás atributos o posando en bikini. Erase una vez un tipo inocente que pensaba que las redes sociales eran lo más de lo más, para ser superguay. Nuestro amigo no tenía novía, vivía con sus padres y trabajaba de por vida como becario en un departamento de filosofía en una reconocida facultad universitaria. Era lo que viene siendo un gafapasta pseudointelectual, de los que llevan gafas de montura negra gruesa, se peinan como Andrés Calamaro, van al cine a ver películas que no entienden, tienen pantalones de pitillo cagaos, leen libros que dan bajón y acompañan en eterna comparsa, a chicas explosivas que pasan por dramas existenciales tan sumamente graves, como la rotura de una uña en público, o que sufren enormemente por el calentamiento global cada vez que lo ven por la televisión. Nuestro amigo cree en la leyenda urbana que narra, que alguien una vez folló en ese contexto y se tacha así mismo de feminista igualitario. ¡Perdón! Me quedaba corto… se me olvidaba decir que se trataba de un tipo muy concienciado socialmente, y activista de causas inciertas, a las que van muchas tipas que en su vida se follará.

Entusiasmado con pagar fantas y cervezas sin alcohol, cada vez que salía con sus amigas sin derecho a roce por la Latina los domingos, aparte de sujetarles los abrigos, era el perfecto enlace para todo aquel que quería abordarlas. Confiado en su estética y su poderes gafapasta, cuando él volvía del baño, algunas de sus amigas ya le estaban comiendo la boca al cachas de turno en sus narices. Así era nuestro colega… un tío abierto y moderno, más de izquierdas que la Pasionaria, que en paz descanse y más culto que Punset. Además tenía un blog ¡cómo no! Lleno de copypastes y frases célebres de gente que sí que tenía ideas propias, que él repetía como un papagayo. Añadamos por cierto... anti taurino, anti fútbol, vegetariano y socio de Green Peace.

Cada día, agregaba, agregaba y agregaba más y más chicas monas a su perfil de facebook que aceptaban sin saber quién era ¿por qué lo hacía? Nuestro colega pensaba que cuántas más chicas monas tuviera agregadas, más probabilidad de follar por inercia tendría. Un día de éstos, mientras estaba pasando a limpio los apuntes de su profesor de doctorado, decidió tomarse un asueto y entrar en facebook a dar su ración de acoso y derribo a chicas guapas invitándolas a su perfil. Tal ocasión, hubo un perfil que le llamó sobradamente la atención: se trataba de un pibón cuyo entreteto inundaba la foto principal, y que además… ¡oh sorpresa! Le había mandado un privado sin que él la hubiese invitado todavía con este escueto mensaje: “agrégame”.

Su corazón se llenó de emoción al comprobar que ya por fin de una vez, semejante mujer estuviera interesada en él. Ni corto ni perezoso, la agregó de inmediato sin plantearse duda alguna, confiado en que ya por fin, una mujer se diera cuenta de que era un crack. Con tanta chica agregada y tantos comentarios en su perfil, anunciado a bombo y platillo cosas como que iba al concierto tal, al estreno cual, que se había comprado este libro, que había puesto una frase célebre que había recibido el record de catorce comentarios en su blog… ¡estaba que se salía!

Como buen bicheador de perfiles de facebook, en cuanto llegó a casa, lo primero que hizo fue entrar en los datos de contacto de su nueva amiga, y casi sin respirar, hizo el copypaste de su msn, ejercicio al que por cierto estaba acostumbrado y… directo a su agenda de direcciones. No tardó en comprobar que su nueva y voluptuosa amiga, estaba conectada. Su corazón le dio un vuelco, cuando nada más abrir el cuadro de diálogo ella ya le había dicho “Hola guapo”. En un golpe de asombro, casi se le rompen sus gafas de pasta al caer al suelo, mientras su madre le pegaba al otro lado de la puerta, llamándole para cenar: No puedo mamá, estoy terminando una cosa para “la uni”, para que bueno… al menos su madre se sintiera orgullosa de él por un instante. Ya que no iba a cotizar en lo que le quedara de vida, al menos que pareciera estar ocupado haciendo algo importante.

Su madre, sabía a ciencia cierta que ya se la estaría pelando otra vez viendo porno, como de costumbre, pero le seguía la corriente: Vale, vale… pero cuando termines antes de sentarte a la mesa… ¡lávate las manos! exclamó su querida madre, por si acaso. Ávido cuán aguilucho por llevarse un bicho al pico, empezó a hablar con ella haciéndose el interesante y el culto como de costumbre. Anunciando con orgullo que "era un incomprendido altruista a favor de los derechos de las mujeres y de las ballenas…" Asuntos que dejaron de quitarle el sueño en cuanto ella le invitó a poner la webcam con una videollamada.

Como no podía ser de otra manera y siendo nuestro amigo inteligente, ella le tentó por cierto, sin ser vista… ya que ella no tenía webcam “casualmente” a jugar un poco. Amparado por la intimidad de su habitación, nuestro gafapasta intelectual activista anti taurino, se bajó los pantalones, y empezó a darse un homenaje tocando su zambomba frente a la webcam, como si de Nochebuena se tratara, eso sí… ¡con final feliz! Mientras su nueva e hipotética amiga, a la que por cierto no veía en vivo, si no en foto… le animaba con comentarios para ponerle más y más cachondo. Nuestro protagonista se iba acercando cada vez más al clímax. Hasta que… por fin llegó al éxtasis. Como de costumbre, el rollo de papel higiénico estaba cerca ya. No tenía ni que levantarse.

Sintiéndose un machote, fue a seguir hablando con ella, pero… ¡oh lástima! Había cortado la comunicación. Debía ser que no podía con tanta energía y tanto vigor sexual. Se subió los pantalones, y empezó a fantasear con invitar a cañas y matar a polvos a aquella, su nueva amiga los domingos, por los bares más alternativos y superguays delante de sus amigas sin derecho a nada, que seguro iban a ponerse "celosísimas".

Al día siguiente, ansioso por volver a contactar con su nueva novia, porque claro… había que cambiar el estado del facebook… se dio cuenta con pánico y sin saber por qué, que en su muro había como 25 mensajes con insultos llamándole de todo, de muchas de sus amigas a las que ni si quiera conocía, pero que tenía agregadas, que intentó borrar de inmediato para que “el resto no se dieran cuenta”. Acojonado, entró en su hotmail… y otra ración de hostias, por parte de otras tantas chicas. ¿Qué pasa? ¿qué pasa? Se preguntaba preocupado, hasta que entre todos los correos vio uno que le dejó blanco. Era un correo de su nueva amiga, como reenvío masivo a todos y cada uno de sus contactos de un enlace, alojado en una de las web más frikis y frecuentadas, por aficionados al pajillerismo ibérico, en la que nuestro colega aparecía grabado y… ¡tocando la zambomba para todo el mundo!

Moralejas varias:

  • El sexo, si es en buena compañía, mucho mejor.
  • Si usas webcam, cerciórate de quien está al otro lado.
  • Las gafas de pasta solamente le quedaban bien a John Lennon y ni así se salvó.
  • Cuando agregues tías buenas a tu perfil, asegúrate de que tienen más de una foto y que no todos sus contactos, son tíos. Seguramente se tratará de un tío que se aburre más que tú y que tiene ganas de putear a frikis incautos.
  • La amistad entre tías buenas y gafapastas, está condicionada a la cantidad de cañas a las que las inviten.
  • Mientras haya un tío cachas cerca, un gafapasta amigo de las tías seguirá sujetando abrigos.
  • Si uno es inteligente, no está de becario toda su vida… se termina buscando la vida como sea.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

SECRETOS DE UN SEDUCTOR: LAS MEJORES ESTRATEGIAS PARA LIGAR SIN MIEDO Y CON NATURALIDAD, DE DAVID DEL BASS

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788499700076
Nº Edición:1ª
Año de edición:2011
Plaza edición: MADRID

Después de dos años de duro trabajo, de los que doy fe como testigo en primera línea y muchas horas dedicadas, casi exclusivamente para que este libro pudiese ser una realidad, tengo que darle la ENHORABUENA por fin a mi amigo David del Bass, que mediante la editorial La Esfera de los Libros, y contando con la ayuda y motivación de las personas más queridas de su entorno, ha visto el fruto de su trabajo en las estanterías de las librerías de todo el país.

Estoy seguro de que este libro va a revolucionar el género, porque ha creado una novela a modo de diario, relatando sus experiencias personales en la seducción desde poco antes de conocerla hasta la actualidad, combinado con material didáctico y ejercicios prácticos de motivación y estado, ejercicios de Programación Neurolingüistica, Hipnosis, ejercicios de tapping y muchas novedades más basado en su propia experiencia y aprendizajes sobre el terreno durante estos últimos años.

Un libro que encantará hombres y a mujeres, a los primeros les ayudará a mejorar su relación con las mujeres y a estas les resultará una lectura amena y muy interesante. Podéis encontrar el libro en cualquier librería de España, o si preferís que os lo envíen directamente a casa, tanto para la gente de España como de Latinoamérica podéis adquirirlo en la web de La Casa del Libro, cuyo enlace se facilita al final.

El autor de esta obra, un maestro de la seducción, nos cuenta abiertamente su experiencia personal, muy similar a la de tantos hombres que sufren por no saber relacionarse con mujeres desconocidas ni conquistarlas, y que sin embargo sueñan con poder hacerlo. Y por si las confesiones de su diario fueran poco, enseña paso a paso cómo ligar sin miedo y con naturalidad.

Por los cursos y talleres de seducción de David del Bass han pasado más de cuatrocientas personas con la intención de aprender:
  • Qué tipo de hombre suele gustar a las mujeres
  • Cuáles son los peores enemigos a la hora de seducir
  • De qué manera se inicia una conversación y se logra que no pierda interés
  • Cómo se besa evitando el rechazo
  • Cuál es el secreto para conseguir una segunda cita

Si quieres conocer las reglas de oro del mejor seductor, éste es tu libro.

-
Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

ASÚMELO: LA CRUDA REALIDAD, por EL DUQUE

No sé si con esto os sentiréis identificados o más bien os pillará de lejos, pero el caso es que en los últimos tiempos a todos mis amigos le ha dado por casarse… es como una puta epidemia. Es curiosísimo como hay una edad tanto masculina como femenina en que todo el mundo se casa. A mi eso siempre me ha hecho alucinar. ¿Acaso todo el mundo encuentra el amor de su vida a los 34 años? Parece ser que si. Los 34 en los chicos y un pelo antes en las chicas es la edad mágica en la que todo el mundo encuentra su media naranja… ¿O acaso es que también los chicos tenemos un reloj biológico y a los 34 nos da por casarnos? ¿Por qué es lo que toca o por que ya es hora? Siento se tan capullo a estas horas de las mañana. Prometo firmemente acabar este artículo con un halo de esperanza.

Si; para los que no capten la ironía, creo que a mucha gente simplemente le llega su hora, le entra el apretón y se casa, por que toca. Igual que a los 17 toca perder la virginidad, a los 19 sacarse el carné de conducir, a los 23 acabar la carrera. Toca y uno se conforma con las cartas que la vida le ha dado, pues estar solo es una jodienda, y el miedo a acabar solo es atroz. Verás, en parte envidio y mucho la “virginal mirada” de muchos de mis amigos, la simplicidad con la que ven las cosas y la genuina ingenuidad que tienen. Afortunadamente la vida les ha deparado (o ellos se han currado) una vida sentimental menos tormentosa que la mía. Creedme si os digo que hay cosas que preferiría no haber visto y vivencias que preferiría no haber tenido.

El caso es que para bien o para mal (más para mal que para bien, me temo); ya no creo en los reyes magos. Jesús dijo: “La Verdad os hará libres”. Si analizamos esta frase descubriremos que gran verdad contiene; aparte de que depararemos en que en ningún sitio dice: “La verdad os hará felices”. Tras una enorme decepción amorosa, Arcángel me dijo que saber la verdad a veces tiene esas cosas… Ser más consciente del por qué de las cosas, solamente quiere decir eso, ser más consciente de lo que pasa, pero no te hace más feliz. La realidad a veces no es como quisiéramos que fuera pero aún así debamos estar agradecidos por conocer esa verdad. He aquí dónde empezaré a ir hacia un lugar de esperanza…

Veamos; para empezar; mi realidad me ha enseñado que… ¡ESTO ES UN SINDIOS! que hay muchísimo hijoputismo y que la gente tiene tanto pánico a amar que prefiere hacer de las relaciones de pareja una lucha de poder. La lucha de sexos se ha resuelto con una mujer que ha plagiado al hombre en sus mayores defectos. Las mujeres son cada vez más hombres, y ya no buscan príncipes azules y salvadores si no que buscan en primer lugar desarrollar una carrera profesional de éxito; en segundo lugar divertirse y follar cuanto más mejor y en tercer lugar aprovechar su supremacía evidente (el sexo femenino es sin duda el primer sexo… como diría Helen Fisher), para elegir al mejor… pues en sus genes esta la selección del mejor proveedor (proveedor de genes y recursos). De momento, el derecho a tener pene no lo han pedido... pero todo se andará, que nuestras "eficientes" ministras y "competentes" ministros y presidente, seguro que ya están fraguando una ley para ello, con tal de no hacer lo que tienen que hacer.

Como diría la famosa peli La cruda realidad: ¿Tienes una novia muy mona y crees que ella esta encantada y es 100% fiel? te diré algo, probablemente pueda ser así, pero te aseguro que no hay día en que ella no te este evaluando y comparando con otros tíos. Esta en sus genes, en los de tu madre, y en los de la mía. Se juega demasiado en la partida, y no será madre de un hijo tuyo hasta que no este muy segura de que eres lo mejor. De hecho si estamos hablando ahora tú y yo, es precisamente por esta apuesta.

Bien, pues esa es la “cruda realidad”, es por si no te has dado cuenta, que la mujer se ha hecho con el poder; y ¿Sabes otra cosa? NO SOPORTAN QUE UN TÍO LES SEPA USURPAR LOS PODERES, O MEJOR DICHO: QUE SEPA JUGAR MEJOR. Cuando hay un tío, muy “alfa” (odio este término) o atractivo que se vuelve selectivo, que no duda en comparar, que se sabe con opciones y las usa: ellas no dudarán en llamarle hijo de puta, desacreditarle y sobre todo en criticar en él comportamientos que ellas hacen a diario.

Tomar la pastillita de MATRIX tiene como desventaja que ves que no todo es bonito pero tiene también importantes ventajas. Para empezar, ya no te casaras por que toca, o por que te cuadra esa fecha. Es imposible. Eres consciente de que para que una pareja funcione se tiene que dar muchos factores… entre otros, principios y valores comunes, gran atracción sexual mutua, compatibilidad sexual (algún día te hablaré de esto, ahora eres demasiado inocente), objetivos comunes; buena comunicación, lealtad, y cierto grado de madurez por ambas partes que las de un sentido del sacrificio y la voluntad.

Todo esto es muy difícil de conseguir y encontrar así que deberás estar dispuesto a “quedarte para vestir santos” o dispuesto a esperar para lograrlo. También hay otra opción; “ajo y agua”; tirar de cabeza y acabar buscándote una tía que no cumpla algunos de estos requisitos y hacer un pacto de conveniencia. Personalmente no va conmigo, así que…

Por otro lado saber de que va esto; conocer la verdad, hace que puedas pelearte con los malos y buscarte el tipo de relación que realmente quieres. Dice M. Ruiz que cada uno dibuja su propia realidad, y que esa realidad ensoñada es poderosísima. Pues bien, yo creo en mi realidad, creo por ejemplo, en que no quiero ni en pintura una relación basada en luchas de poderes…ni en mandingas. Te haré una confesión: no hace demasiado dije a una persona: “tu me gustas, quiero algo serio contigo y si después de esto te entra el miedo o el agobio eres libre para salir corriendo… yo no correré tras de ti…” Esa es mi realidad y lo que no voy a hacer es vivir la realidad de otro.

Otra importante ventaja de saber la realidad, es que ya no juzgas con demasiada dureza a nadie; ni tan siquiera a ti mismo. Sabes que los humanos se comportan como tales y sabes que no todo es perfecto, y que nadie es perfecto. Por otro lado huyes de la falsa ilusión de tratar de cambiar a las personas. También en este caso el gran M. Ruiz esta acertadísimo cuando dice que una relación con tu perro es perfecta, simplemente porque es un perro y cuando llegas a casa sabes que él se va a comportar como un perro… no tienes otras expectativas. Él te va a ladrar, a jugar contigo, a lamer, a pedir la comida y que le saques a pasear. Si un día tú estás más distante, no por eso el perro se va a disgustar, tampoco él te va a pedir a ti cosas distintas.

Las relaciones de los humanos muchas veces no son así por que interceden… las putas expectativas. Si, muchas veces tenemos la expectativa de que cambie, de que se comporte de tal forma o tal otra… Saber la realidad hace que asumas su propia imperfección y tu propia imperfección.

De todas formas; querido lector, te recuerdo que en MATRIX había un tipo que se vendía a cambio de retroceder y volver a vivir en esa realidad falsa y saborear un filete. Es probable que pensando que las mujeres son virginales damiselas que se ofenden profundamente si quieres acostarte con ellas, seas más feliz y que encuentres pareja y cumplas con el plan establecido. Asúmelo y Moraleja: muchas mujeres se acuestan con los hijoputas y se casan con los buenos chicos... e incluso las dos cosas a la vez.
-
Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

¿SABES ALGO? EN LA VIDA SABRÉ ENTENDER A LAS MUJERES... NI LO PRETENDO

Fotografía, modelo e introducción por Lucía Ojeda

Hoy quiero aprender a escuchar, a desaprender lo aprendido, a empezar de cero, como una niña en parvulario. Pero jamás a obedecer. ¿Por qué creer cosas a ciegas? ¿Por qué no cuestionar lo escrito? ¿Por qué acatar sin pensar? Me dedicaré a observar, aprenderé a callar, como la mayor virtud. Callaré, escucharé, pensaré, valoraré... y entonces si: hablaré.

Allá va otra de mis obviedades... la verdad es que no sé como me aguantas. Llevo ya un tiempo disfrutando de lo que yo llamo o entiendo por paz interior. Estoy tranquilo, inerte y algo perezoso. Los días de lluvia me ponen triste, como a todo el mundo, o mejor dicho como buen ascendente cáncer al que le domina el agua, a la par que enloquece y no puede dormir las noches de luna llena. A veces le echo la culpa al frío de que últimamente me apetezca más quedarme en casa escribiendo mi siguiente libro, que salir a la calle. Por ello quiero darle las gracias a mis amigos, por entenderme y porque siempre están. Eso sí... cada vez van quedando menos. Ellos son los que me aguantan mis rarezas. Me da la sensación de que me estoy volviendo uraño, ermitaño, arisco... será la edad que acentúa lo cascarrabias que hay en mi. La verdad es que la canción que pone mi amigo Iván en el coche del Vivo más de noche que de día, cuando huimos de los escenarios donde ya solamente se hablan de bodas o hipotecas, y nos vamos a hacer el hijoputa por ahí, se me queda atrás. Me di cuenta el último sábado que salí con los hermanos, con una copa estaba ya muy enchispado... le estoy perdiendo costumbre a la noche.

Me gusta más el día, si señor. Me gusta ir a trabajar, le estoy volviendo a coger el gusto. Me gusta mi casa de cuarenta metros cuadrados en el barrio de Chamberí y lo calentita que es viendo una peli, cuando sabes que fuera estás a cero grados. Me gusta escribir otras cosas, las que me salen de dentro, lo importante es que me gusten a mi. Me gusta la soledad a la que le estoy cogiendo un gusto preocupante. No sé si será por resignación, o por haber dejado de tratar de imponer mi verdad, ante cualquier criterio en una relación... porque como cualquier razonamiento, tiene su lógica, pero me vale a mi y punto. Hasta le estoy cogiendo cariño a las feminazis resentidas, cuyos comentarios a mis artículos no saco a la luz, por violentos e intolerantes. Creo que algún día los publicaré todos juntos en un recopilatorio, para que disfruteis de ellos, porque dan para una serie de diez capítulos por lo menos.

¿Sabes? Igual es la edad. Lo cierto es que no me veo tomando gin tonics hasta los cincuenta años en bares de puretas, persiguiendo divorciadas, o quedando por meetic con mujeres casadas que se aburren en su matrimonio. En este sentido creo que he tocado techo, y de alguna forma cuando te hablaba de resignación, me refería más bien a aceptar el mercado sin tratar de intervenirlo. Me he dado cuenta de algo mientras describía a la protagonista de mi siguiente libro, hace un rato justamente, y he sentido la necesidad de comentártelo. He pintado a una mujer de la que yo me enamoraría, tal cual... A lo mejor te parece una obviedad, pero esa mujer solamente es un personaje, no existe y a eso voy. No creo que tanta perfección pueda ser encontrada en una sola persona. Si yo no soy perfecto, cosa más que predecible, obvia y natural, tengo que dejar de buscar en ellas la perfección, porque no la voy a encontrar. No existe. Vaya brillantez ¿verdad?

Lo acepto, creo que debería ser el verdadero título de esta parrafada: lo acepto y punto. La última mujer con la que pretendí tener algo que mereciera la pena, me pareció buena de verdad. Te podría decir que hasta que me ilusioné; pero hubo un par de cosas que me hicieron huir en dirección contraria. Lo pienso, y son cosas que para qué negarlo, le pueden pasar a cualquiera, pero que no acepté. Fríamente y delante del espejo, puede querer decir que en ese momento yo tampoco fui capaz de aceptar mi propia miseria, o las cosas que no me gustan en mi vida. Mi lastre, que al fin y al cabo que también lo hay. Te pregunto a ti y me pregunto a mi mismo: ¿QUÉ ESTOY PIDIENDO Y QUÉ SOY CAPAZ DE DAR?

Como diría mi amigo y socio el Sr. Ruiz, al que conocéis como El Duque: ECHO DE MENOS LA INOCENCIA, la mía propia y la ajena. Pero no podemos responsabilizar a nadie de esto más que a nosotros mismos. Ni tú ni yo, podemos responsabilizarlas a ellas, de que nos hayamos vuelto unos hijoputas con galones, eso sería justificarnos con un "Y tú más...". Frente a un mercado femenino más preocupado por el tamaño del pene, que el propio hombre que lo lleva puesto, que gasta más en píldoras post-coitales que en copas y que vive con la obsesión de poder estar perdiéndose algo mejor, de forma continua en un sinvivir de superficialidad y falsa seguridad en una misma; lo único que me sale es levantar el dedo corazón acompañándolo con un "Lo que tu digas". Si no trago, no trago y punto.

Yo no quiero eso en mi vida, no quiero una mujer así, no quiero adaptarme a ello: NO ME SALE DE LOS COJONES, dicho mal y pronto. No siento desde dentro que tenga que hacerlo, tampoco quiero una hipoteca, ni un contrato de matrimonio, ni trabajar por cuenta ajena toda mi vida. Me gustan mis ideas y mis valores, y si he hecho el hijoputa con mayor o menos frecuencia ha sido solamente por pretender adaptarme al mercado actual... que por cierto, no me convence. ¿Voy a cambiar mi precio de compra, para entrar en un mercado de relaciones que no me convence? ¿Qué tengo que aprender? ¿A ser más carnívoro que ellas? ¿Adaptarme a eso? ¿Para qué? ¿Para que me pongan una medalla? Ya ni me lo planteo, parece que no hay término medio. Por ponerte ejemplos gráficos: O se es un hijoputa, o un pagafantas, o un homosexual reconocido por salir en los debates de Telecinco. Me niego a asumir cualquiera de estos papeles. Muchas veces te lo he dicho en las sesiones de orientación: O SE GUSTA, O NO SE GUSTA. Sin más historias... toma obviedad.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

¿VAMOS A MI CASA? por EL REVERENDO

Érase una vez hace nada, una de mis citas gloriosas de las que parece que me salen siempre con alguna peculiaridad… Para ello hay una razón: no te cuento todas mis citas, que además no son demasiadas, más bien lo contrario; pero las que me salen bien, no me inspiran literariamente para darles el toque cabrón que tanto te gusta leer. En este caso la protagonista, no es que hiciera algo mal… ¡para nada! Bendita seas entre todas las mujeres, que has iluminado mi corazón y sacado brillo a cierta parte de mi anatomía… que si no es grande, bien da la lata más de lo que yo quisiera. El tema, es que al hacerte viejo con los años, te crees que acumulas más sabiduría que los demás… pero ¡qué va! En mi última cita, con una chavala unos diez años más joven que yo, la susodicha me ha dado sopas con honda con un simple gesto.

Ella como actriz merecida de esta escena muy parodiable, y que invitaba a preguntar al infinito aquello de ¡pero bueno!… ¿dónde está la cámara? Lo único que hizo fue precisamente darme lo que yo quería. El pureta que te escribe estas líneas, te relatará al detalle esta confesión que cumple una máxima: SIEMPRE HAY ALGUIEN QUE FOLLA MÁS QUE TÚ. MEJOR DICHO… QUE FOLLA MUCHÍSIMO MÁS QUE TÚ Y TODA TU DESCENCIA JUNTA, POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS ¡AMÉN!

El caso, es que a pesar de ser una cena sencilla rozando lo mediocre, a mitad, me dio la sensación de que hiciera lo que hiciera, iba a dar exactamente igual. Ella apenas hablaba, mostraba una indiferencia pasmosa ante mis intentos de gracia, broma y chiste… tampoco respondía cuando trataba de saber cosas de ella, o respondía con monosílabos, o con un “lo normal”, “no”, “que va”, “bueno…” lo que me iba sumiendo en el agobio. Me sentía como intentando arrancarle una conversación a una vaca pastando, o a un retrato colgado en la pared. Sin mirar demasiado, sin hablar de nada, sin preguntarme a mí por nada… empezaba a pensar ¿qué cojones hago yo aquí? Ya me extrañó en un primer momento que la chavala no me pusiera ni una sola pega para quedar por el chat. Cuando esto pasa, recuerda lo que te digo colega: SIEMPRE Y DIGO SIEMPRE HAY TRUCO O SORPRESA, para bien o para mal… pero si siempre la hay.

Porque claro, la chica es mona… es guapilla y por el chat entraba al trapo, respondía, hablaba ¿por qué ya no? Tampoco me puso pegas a la edad, cosa que tampoco me extrañaría, porque ya lo han hecho alguna vez. O incluso haciendo mención de que soy divorciado, que también hay mujeres a las que esto les desanima o desmotiva, porque se piensan que les va a estar dando la chapa con tu ex y tus problemas, pues no quedan o te ponen alguna excusa. Estas posibles reacciones, son algo que tengo asumido y que puedo entender, pero no… conforme le propuse quedar, me dijo que sí. Sin negociación, sin condiciones o regate previo... ¿qué coño pasa entonces?

Claro, tampoco me daba el perfil de casada que pretende ocultarlo, porque las casadas infieles, se cubren mucho las espaldas con el horario, y las infidelidades las suelen cometer a plena luz del día y con coartada, las ves entre semana en horario laboral, nunca los fines de semana, o de diario sobre todo por la mañana si ellas no trabajan y el marido sí. Pero ¡qué va! sábado por la noche, Wagaboo de Chueca, con una caña en el Stop Madrid el rato anterior y con vistas a tomarnos la copilla o el licor en el Café Acuarela, que se está de lujo. Entonces piensas: Si ella queda conmigo un sábado de primeras, es que al menos parece estar abierta a que pase algo ¿no? Creo que los sábados son o para los amigos o para las parejas, o para los polvos… pero no para perder el tiempo con un desconocido haciendo experimentos.

Lo de la última copa, ya lo estaba tirando yo por la borda en mi mente. No pedí postre, pedí café porque me estaba impacientando, y sobre todo, porque ya educadamente hablando, no sabía por dónde tirar… y estaba a dos frases de preguntarle con un tono muy borde: Oye ¿te pasa algo? Aún así, ante su actitud y con la mejor sonrisa que me cabía en el ánimo, le pregunté ¿Nos tomamos una copa en el Acuarela? Es un sitio que me encanta. ¿A qué no sabes qué respondió ella? Al loro ¿eh? Sin apenas mirarme a los ojos y cogiendo un chicle de su bolso, me suelta: ¿Vamos a mi casa? Pide la cuenta, anda. Y no me mandó callar, no sé por qué.

Yo ya… dimito. ¿Se puede saber qué narices pasa dentro del cerebro femenino? Quejarme, no me quejo… no me puedo quejar ¿no? Pero es que uno a sus años, se ve ya tan sumamente desfasado con estas cosas, que ya no sabe a qué atenerse. Creo que esta cena, no llegaba ni a la categoría de trámite, ni fase de cortejo, ni mis cojones… Esta mujer es una Samantha Jones en pequeñito. Me daba la sensación que si le hubiera preguntado directamente algo como... ¿FOLLAMOS YA? Le hubiera dado exactamente igual. O a lo mejor me hubiera mandado a la mierda verbalmente, pero al final hubiéramos acabado… ¿en su casa? Esto es otra cosa que me descuadró.

Normalmente, yo pongo la cama, la casa, el taxi o lo que haga falta. Sigo pensando que si uno quiere peces, tiene que poner los medios y hacer que ella se sienta lo más cómoda posible, que no tenga que preocuparse de nada, que de la logística ya me encargo yo. Pues vale, por mi OK ¿Qué le voy a decir a la señorita si tiene más ganas de follar que yo? Pero lo mejor viene ahora, a ver qué cara se te pondría a ti. Cogimos un taxi nada más salir a la calle Hortaleza, ella dio su dirección: cinco minutos de trayecto sin decir una palabra dentro del coche, pero lo que es ni mú.

Llegamos a su casa, subimos en el ascensor, allí nos dimos el primer beso de toda la noche, llegamos a su puerta, abre, me invita a pasar ¿Quieres tomar algo? Me preguntó con una voz indiferente ¿Tienes café? Respondí. Ya tenía café hecho. Pues cafetito, cigarro, se me sienta encima, nos seguimos besando… e idem: ni mú, ni una sola palabra. Me coge de la mano, me lleva a su habitación… TROLOROLORÓ, TROLORÓ, TROLOROLO… Yo tenía dos tristes preservativos en la cartera, de esos que se llevan los sábados por la noche "por si acaso", pero ella fue más rápida. Abre el cajón de su cómoda y ese cajón… ese cajón… ¡Dios! Había más preservativos allí de diferentes colores o sabores, de los que yo creo que consumiré en toda mi vida.

Lo dicho, yo con cara de Alfredo Landa en Times Square y la chiqui pensando en cuál me sentaría mejor, según su gusto y agrado… como decidiendo cuál iba a coger, como quien elige una corbata, o unos zapatos. Eh, eh… ¡que estoy aquí! ¿Qué me estás calculando? ¿la talla? La única diferencia entre un vibrador y yo para esta señorita, es que yo tenía a un pureta detrás del pene y no había que ponerme pilas. Moraleja: Yo solamente pasaba por allí…

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

NO NOS ATRAEN LAS CHICAS BUENAS

Modelo y fotografía por Lucía Ojeda

Después de nuestro último meeting, mi socio el Sr. Ruiz y un servidor, hemos llegado a una conclusión que bien puede ser una de nuestras típicas perogrulladas, tan propias de esta santa casa: A LOS TÍOS NO NOS GUSTAN LAS MUJERES SINCERAS, HONESTAS Y CONGRUENTES. Es más, si nos sentimos atraídos frenéticamente por una mujer en particular, es probable que adolezca de una o más cualidades de la corta lista de tres que te he expuesto. Mucho me temo querido amigo, que las mujeres honestas, son con las que uno se casaría, pero que realmente no te la ponen dura. Es precisamente por esto, por lo que te justifico que una relación “de cabeza” siempre será mucho más fructífera, a expensas de las pasiones, locos enamoramientos y polvos en la mesa de la cocina, de los que destrozan el mobiliario y la decoración, que se tienen de hecho más con el cartero, que con el marido.

Mientras lo que puede atraer en nosotros, es el hijoputismo o la nobleza extremadamente congruente ensimisma, que no por bueno ni por malo, si no por congruente es lo que a ella le hace “clic” en su cabeza; en el caso de ellas, cuyo ánimo funciona como las mareas: imprevisible, incierto, arbitrario e ilógico, es precisamente lo que nos hace fijarnos en ella y de hecho hace “que te vuelvas loco” por ella, sacándote de tu lógica, objetividad y raciocinio característico por condición, que no de obligado cumplimiento en los genes… ¡Que de todo hay damas y caballeretes!

¿Por qué no nos atraen las mujeres que se portan correctamente? Y si no correctamente, que al menos sean capaces de entendernos... o de intentarlo. Está claro, porque no es lo normal en una mujer. En este caso podríamos estar hablando de una mujer con muchos amigos a las que el resto de tías no puedan ni ver. Igual si te lo pinto así, se entiende mejor. Cuando te encuentras con alguien previsible, que actúa como tú, piensa parecido, que emplea la lógica para tomar decisiones, y que además… realmente estás hablando con un amigo, independientemente de cuál sea su sexo.

Una mujer honesta, es el tipo de mujer que con todo en su contra, es capaz de decirte NO PODEMOS SER AMIGOS, Y QUE NO TEME QUEDAR MAL CONTIGO POR SI TE DA POR SALIRTE DEL BANQUILLO DE LA RESERVA ¿eh rubia? ¿te enteras? Por la razón que sea… le gustes más, o le gustes menos, le gustes demasiado y no pueda verte como un amigo, o porque realmente no te soporte y te lo diga a las claras.

El caso es que de una tía nos puede gustar cualquier cosa menos su tibieza, o sus ansias de pasar desapercibida, o que se comporte y nos entienda como haría un buen amigo. No te atrae, pero te agrada, al igual que a ella le gusta ser acompañada a todas partes por su pagafantas. La diferencia entre ellas y nosotros es que el pagafantas no folla con su amiga, y nosotros si podemos… pues eso, que si puede caer ¡que caiga! ¿Para qué vamos a negarlo? Algunos somos más intolerantes a esto, pero bueno… con el conformismo con bandera que lleva tres cuartas partes de la realidad masculina en cuanto a polvos echados y con quien los echan, no voy a entrar en debate de defender una postura congruente al 100%, ya que es imposible de llevar.

¿De qué estamos hablando? Pues de lo de siempre: ATRACCIÓN. ¿Crees que se trata de una ausencia de valores? La atracción no se da nunca por compatibilidad de valores, si no por lo que te pone o no te pone, por lo que te encienda. Como siempre hay y habrá iluminados e iluminadas, que piensen que la atracción en sí misma se puede controlar con la cabeza… Me hace gracia, a ellos les preguntaría cuántos de sus hijos creen que son suyos realmente; y a ellas, que si el butanero, es una leyendas urbana… ¿porque las visita dos veces al mes cuando lo que tienen es gas natural? También vale el fontanero, cartero, etc. Es un decir, ejemplos con mala leche ¡lo reconozco! pero creo que son bastante gráficos ¿verdad?

Si para nosotros, la congruencia es el arma de seducción y atracción más efectiva que podamos tener humanamente hablando, que no sexual ni económica; para ella es quizás todo lo contrario: la sorpresa, el imprevisto, el test… ¡lo que te de la gana! ¿Qué es lo único que tiene que hacer una tía para que babees detrás de ella? Pues si ella sabe que le gustas, ya le has dado las armas para que pueda pasar de ti, marearte, darte pistas, quitártelas, que si sí, que si no, que si no te cojo el teléfono, que si me hago de rogar, bla bla bla… ¿A que esto no te lo haría una chica de la que dirías que es buena chica? ¿Sabes por qué no te lo hace? Porque en la vida has ido detrás de una.

Una mujer sincera, leal, fiel, correcta, buena persona, con buen fondo, buenos sentimientos, honradez, con valores… todo hombre en sus sanos cabales desearía tenerla cerca, pero para esto antes han de pasar dos cosas: primero que la encuentre si es queda alguna y segundo… que esté disponible ¡Buena Suerte!

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.