¡ESTO ES UN SINDIOS!

Cada vez que me pongo romántico, usted se empeña en hablarme de finanzas, es lo que le dice Groucho Marx a la Sra. Claypool en la película Una noche en la Ópera: lenguajes diferentes, idiomas distintos... A Groucho se le nota mucho lo que quiere, y la cantante que no es tonta y que se deja halagar lo justo, sabe que él tiene otros intereses aparte de columpiarse con ella. De todas formas, te empiezo hablando de la película por el auténtico desorden entrópico y encadenado que simboliza muy bien, el mensaje sumamente simple que quiero transmitir y que últimamente repito hasta la saciedad. A modo melifluo y absurdo ante la pasividad general, que todo lo cubre solamente cabe decir que ESTO ES UN SINDIOS y no en el sentido católico de la palabra. ¿Sabes algo? No me disgusta que me tachen de cavernócila, es un calificativo que incluso puede llegar a agradarme. Lo que si te puedo decir es que he sido criado con valores que ya no me valen, que no por correctos, nobles o tradicionales hacen mejor retrato de uno ante el espejo... la realidad, es que los sigo llevando dentro: eso sí me repatea las tripas.

En ocasiones, por esto puedo llegar a sentirme como alguien que pretende poner orden dentro de El Camarote de los Hermanos Marx. No creo que haya escena en toda la historia del cine, que defina también lo que es el caos. ¿Te imaginas intentar poner orden en ese minúsculo espacio en el que al final se acaban metiendo dieciocho personas? Algo imposible. Volviendo a los valores, creo que una extrema congruencia con estos valores teóricamente correctos, que no políticamente, pueden convertirle a uno en un ermitaño, dentro de un mundo que va muy deprisa caiga quien caiga, impidiendo la adaptación a los nuevos tiempos que corren. Te estoy hablando de ser un puto aguafiestas.

Sé lo que probablemente estés pensando... a este tío se le ha vuelto a ir la pinza y te diré, que igual no te equivocas. En todo bodeville, cuando la acción llega a su climax y está todo hecho un lío que parece no tener solución, siempre aparece un personaje al que podríamos tachar de aguafiestas. Este alguien que no sigue el disparate, la broma, la acción y el desorden, aparece siempre con calzador. No se le espera, ni se le llama, simplemente aparece para intentar poner orden en el desaguisado, cortando el rollo sin tener demasiado éxito. ¿Cuál es el verdadero papel de este personaje en la escena? Hacer el ridículo.

¿El ridículo? Si, el más absoluto ridículo, y seguro que puedes intuir el por qué: es el único bicho del zoológico que no sigue la corriente del caos. Su misión de hecho, es parar la acción, para que el espectador se relaje y le de tiempo a pensar en lo que está pasando. Si no se parara la acción, con el lío y la broma en continuo, se perdería la intensidad en las sensaciones del espectador, ya que su percepción se acostumbraría al caos perdiendo toda la gracia. ¿No te parece curioso? Es necesario que entre el aguafiestas, el cenizo, el triste, el racional, el soso, el payaso listo, el tipo lógico dentro de todo el desorden, para que la escena tenga sentido para el espectador. El único personaje en el escenario que pone los pies en la tierra, no pinta nada pero siempre está. A mi esto me da que pensar.

Es una contradicción, pero me recuerda mucho al dudoso progreso que estamos viviendo. Parece que hay mucha gente de acuerdo con que todo se vaya a tomar por ahí mismo... si justo por donde estás pensando. Aunque como el espectador de un bodeville, no es que esté de acuerdo con lo que pasa, es que simplemente está entretenido, distraído, atontado viendo como todo ocurre deprisa y sin ningún tipo de control. El problema es que nos hemos acostumbrado a que esto sea así, y a que todos los días nos digan por las noticias que todo se está yendo a la mierda, de una manera u otra: con reformas políticas, con nuevas leyes, con bombas de humo informativas, con innovaciones tecnológicas continuas que no están al alcance de todos, y que siguen haciendo que esta rueda siga girando, alimentándose sobre si misma sin eje ni control. Entre todo este barullo que no para, uno puede sentirse como el capullo que quiere aguar la fiesta, porque lo que ve que está pasando no coincide con lo que lleva por dentro, con lo que le han enseñado para actuar en este escenario.

Te habla un cavernícola, al que no le parecen bien muchas cosas de las que están pasando, que no las entiende y que no las quiere para si. Te habla el aguafiestas que no aplaude los chistes y las gracias que los demás votan. Cuando todo el mundo dice que sí ¿hay que decir siempre que sí para no quedarse atrás? ¿qué pasa? Pasa que si no quieres comulgar con ruedas de molino, eres un fascista, eres un machista, eres un intolerante, un racista, un capitalista y todo lo que se te pueda ocurrir. Entonces cuando entras en el escenario, te pasa lo que al aguafiestas: haces el ridículo, haces una pausa durante la farsa, cortas el rollo a los que se dejan llevar por la corriente, y nadie entiende que quieras ir en contra.

En un escenario donde se penaliza la verdadera libertad de pensamiento y expresión, que se discrimina todo aquello que no gira en la rueda arrastrada por los payasos que mandan, donde se castiga el decir las cosas tal y como se piensan, aunque dichas palabras se sostengan en hechos verdaderos, naturales y reales, y se quieran tapar porque no suenan bien... siempre podrás dejarte llevar por el guión de este burdel, porque es lo más fácil. ¿Para qué vas a ir en contra si todo el mundo aplaude? Alguien se puede dar cuenta y señalarte con el dedo ¿verdad? Y si te señalan con el dedo, te acaban echando del camarote lleno de payasos ¿te da miedito? Pues yo prefiero irme a orar al monte, quedarme en pelotas, vestirme con un saco cuando tenga frío y cada vez que quiera darme un paseo, coger un bastón de peregrino y predicar por los caminos, para cortarle el rollo a todos esos payasos y aguarles la fiesta.

Si no me cuadra el guión, no me cuadra y punto. Que al menos por un momento de sus vidas de broma, tengan a un capullo delante, que les de una alternativa ante todo ese circo, por el que es tan fácil pasar sin pagar entrada. Creo que todos y cada uno de nosotros, deberíamos pensar si a este paso que vamos, todo este circo se sostendrá de aquí a cincuenta años, y si nuestros hijos van a tener un mundo para vivir como personas. Si eres el tipo de borrego sin iniciativa, que dice vamos a donde digais, para evitar hacer una propuesta diferente, te estarás cagando en todo, o pensarás que este mindundi que te escribe desvaría. Pues igual si ¿y sabes qué? Me alegro. [Continúa en parte II]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

¿ME HAS BORRADO DEL FACEBOOK?

Sin tener mucho más que contarte acerca de experiencias brillantes con mujeres que intervengan en mi universo particular, te voy a relatar una pequeña batallita, que por curiosa no deja de ser anecdótica y puntual. Quién me mandaría dejar entrar a estas tres mujeres en mi vida, que prometían mucho, pero cuyas citas puntuales y exclusivas se han quedado en el aire. Unas cuantas noches, agradables, bonitas y para qué negarlo ilusionantes... que no han tardado ni un mes en quedarse en un mero recuerdo: por pasividad, por descuido, por falta de chispa y quizás por desengaño. Hace ya tiempo que me da mucha pereza invertir en una relación. Pienso... ¿para qué? Y es que cada vez que siento ilusión por una mujer... que también me ilusiono como cualquier hijo de vecino ¿lo sabías?, si de repente una mujer se presenta en tu vida de forma diferente y te toca el botón adecuado, te suena el tilín. Entonces piensas ¿Y por qué no?

Siempre es lo mismo... es como aquella pegatina de las tiendas de regalos que dice: Hoy hace un día estupiendo... ya verás como viene alguien ¡y lo jode! Y es que parece que siempre tiene que pasar algo. Aunque esta batallita en particular, es de las que se pierden sin pasar absolutamente nada. Quede claro que abrí la puerta, quede claro que me ilusioné aún sin querer hacerlo, quede claro que me porté bien y quede claro que uno tiene su corazoncito aunque no le guste sacarlo a pasear en exceso. Porque cuando lo saca... la más dulce entre las mujeres, se transforma en una devoradora de carme cruda, al más puro estilo "el malo del templo maldito" de Indiana Jones, que te saca el corzón en vivo antes de tirarte a un pozo de lava ardiendo, o peor que eso... que te mata en frío en una guerra de silencio y decepcionante pasividad, hasta que el invento muere. No escarmiento, creo que por eso sigo contándote cuentos con moraleja en esta santa casa.

Te hablaba de tres mujeres, cada una encantadora de una manera diferente, eso sí... todas risueñas. Cuando uno no ha nacido para humorista y se encuentra con una mujer que no para de reir, se te ilumina el alma ¡para qué negarlo! Primero una, después otra y después otra. Nunca me ha cabido más de una mujer en la cabeza, esa es mi limitación... y en el fondo por mucho anti-código de honor masculino que uno quiera llevar a cabo, uno desde el corazón siempre quiere hacer las cosas bien. ¿Conclusión? de nada sirve hacer las cosas desde el corazón. Debo tener menos ojo para elegir mujeres, que un ciego en un jurado para un concurso de belleza. No me lo explico...

Cada una de ellas ha tenido su momento, su protagonismo, su brillantez y su oportunidad, y por una razón u otra la han acabado cagando. Dos de ellas por matar unas cuantas noches memorables, que no una, ni dos, sino alguna más, con un frío pasivo e invernal absoluto silencio como premio, y la última como quien dice... por joderlo todo en el momento del postre. Y además literalmente: en el postre, matando la perfección de una cena romántica. Donde las anteriores habían aprobado sobradamente, dando lugar a horas y horas de tardes, noches y buenos momentos para recordar, esta lo jodió todo con palabras y comportamiento adolescente, manchando con decepción, una primera y última velada, de lo que prometía ser un bonito comienzo. Todo era perfecto, hasta que en la mesa apareció un postre delicioso traído por un camarero filipino y claramente homosexual. Tenía que haberme dado cuenta antes, una mujer que rechaza una copa de vino, al inicio de una cena con velas, no quiere disfrutar de una cena romántica. ¿Sexo? Todo el que quieras y más, pero a plena luz del día, que mi marido cree que estoy con mis amigas. Me lo suponía... lo de siempre. No sé cómo lo hago, parece que lo llevo escrito en la frente.

¿Qué me queda por hacer después de estos episodios, de lo que parece una telecomedia de guerra de sexos? Demasiado tópico, demasiado visto, demasiado SEX IN THE CITY. Y aunque escriba casi a diario, con un portátil muy cuco, tenga afición al café y al tabaco y me guste escribir de noche antes de irme a dormir... ni me llamo Carrie Bradshaw, ni soy columnista en un diario local, ni esto es Nueva York, ni soy una mujer madura que se folla todo lo que se le pone por delante. Después de todo esto, no me queda más remedio, que evitar la tentación de volver a caer. Si, volver a caer, al menos con las mismas. Comienza la operación "borrar todo rastro de tres mujeres decepcionantemente atractivas". Así al menos me evito la tentación de volver a llamarlas, para tomar un café un domingo por la tarde, en la que ninguno de los dos tenga nada mejor que hacer. Lo gracioso, es que no creo que tampoco mi ánimo se preste a ello, pero bueno... por si acaso. No me gusta tener "chorbagenda". Por cierto, te he mentido... no son tres mujeres sino cuatro. Pero a la cuarta que no entra en este reparto, no la puedo borrar ni aunque quiera, ya que de vez en cuando me la voy a seguir encontrando quiera o no.

Es fácil, coges tu agenda del móvil y empiezas a eliminar contactos. ¿Eliminar? Si eliminar contactos, es sencillo: botón derecho, eliminar contacto, OK. En tres cómodos pasos, cualquiera puede hacerlo. De igual forma, vas al messenger, buscas los contactos correspondientes, pinchas sobre los mismos, le das al botón "Suprimir" y cuando te aparece la pregunta ¿Está seguro de que quiere eliminar este contacto? Con una frialdad quirúrgica respondes SI. Uno detrás de otro, los contactos del messenger que antaño aparecían siempre en verde y que estaban siempre disponibles y pasivos... de pronto desaparecen.

Por último y no menos importante: nos queda una última huella, el todopoderoso facebook, donde todo dios está metido y donde muchas veces, sin venir a cuento, te acabas enterando de cosas que ni te van ni te vienen, de gente a la que hace meses e incluso años que no ves en persona. Y pienso para mis adentros ¿A mi qué me importa lo que hagan éstas tres o cuatro, que ni si quiera tienen la educación de responder a una simple llamada, o a un cordial SMS en el que se las invita a disfrutar un bonito plan? Entiendo que pueden tener algo mejor que hacer, lo asumo. Pero siempre pueden decir NO. Uno ya es mayor para aceptar un NO, pero en lugar de ello no responden. Entonces ¿para qué tenerlas allí colgadas informándolas indirectamente de las copas que me tomo con mis amigos o de los artículos que escribo? Si quieren volver a contactar conmigo, saben bien cómo encontrarme y si no lo hacen, es simplemente porque no les apetece, o porque las dejé de gustar, o porque se les olvidó seguir gustándome, dedicándose a otras tareas más importantes e interesantes que satisfacer los deseos de este españolito de a pie que os escribe, que a lo mejor, se podía haber llegado a enamorar de alguna de ellas... ¡qué sé yo!.

Es fácil de hacer, aunque facebook no te lo pone muy a la vista. Si lo tienes configurado en inglés como yo, la opción es "Unfriend". Si lo tienes en castellano, la opción es "Eliminar de amigos". Fácil tambiém, solo hay que pinchar encima, y además te pregunta si deseas bloquear este contacto, te pide un motivo, pero... tampoco hace falta tenerlo ¿por qué? Pues también lo bloqueas. Así te aseguras de que al menos vía red social, también has eliminado cualquier posibilidad de mandarle otra invitación, a cualquier excitante actividad que se te ocurra. Dicho y hecho: fuera móvil, fuera messenger y fuera facebook, tampoco creo que a ellas les importe demasiado. No han demostrado interés, ni atención... fue un placer conocerte, simplemente eso.

Pero como suele pasar en esta vida, nada sale al 100% de como uno se espera. Y si bien uno ya se considera olvidado por la rubia o morena de turno, te das cuenta de que en realidad aunque no contesten un mísero SMS, si está al tanto de lo que tienen en su "reserva particular de hombres disponibles". Despues de haber eliminado a estos contactos por todas las vías de acceso habidas y por haber, y dar el episodio por finalizado, diciendo un más que educado y frio no adios, o un adios nunca escrito, o un adios de retirada... A la mañana siguiente, a eso de las 08:30H yendo hacia el trabajo, un SMS llega a mi móvil. Qué raro, pienso. Tan temprano solamente puede ser un infocomercial de telefonía, o alguien del trabajo que me avisa de que va a llegar tarde... Con toda mi neutral y perezosa parsimoina ya en el tren de cercanías y calentito, cojo el móvil y dicho SMS era de un número que no tenía registrado. Vaya... ¿quién será? Abro el mensaje y me encuentro el siguiente texto: ¿ME HAS BORRADO DEL FACEBOOK?

Esto si que no me lo esperaba. Lo hice por la noche bien tarde ya, y sea quien sea de las tres expulsadas de mi vida, se ha dado cuenta muy pronto. Ese era mi lamentable momento de gloria, y aunque de nada valga, por lo estéril de la acción, respondí a aquel reclamo. ¿Por qué lo hice? Tengo la costumbre de responder a los mensajes y a devolver las llamadas que no puedo coger. Al menos, yo si lo hago. Y aquí llega lo triste de mi momento, en el que dudé qué poner en la respuesta. Me limité simplemente a decir: ¡VAYA, PERO SI TE FUNCIONA EL MÓVIL! Esto se lo decía a una mujer que al menos, desde hace tres o cuatro semanas que no me devolvía un SMS o una llamada. ¿La borro del facebook por la noche y a primera hora de la mañana del día siguiente me manda este mensaje? Pues si, en ese momento esta mujer se convirtió para mi, en el ser más burdo y superficial de la faz de la tierra. La verdad es que podía haberme respondido a cualquiera de mis llamadas o SMS anteriores en los que le preguntaba ¿Cómo estás? Me gustaría verte esta semana ¿Qué tal te viene tomar algo el jueves después del trabajo? y que nunca tenían respuesta.

Lo más sorprendente, es que después de mi jocosa respuesta, a los 10 segundos me empezó a sonar el movil... ¡me estaba llamando! Pensé: esto es para mear y no echar gota. Después de un mes totalmente desaparecida e ignorándome, sin responder a un simple mensaje o llamada, a primera hora del día tengo doble respuesta. No cogí la llamada ¿para qué? La interrumpí y desde ese momento nada más se supo, ni se sabrá. Probablemente, era una llamada de reproche a su ego y no me apetecía escuchar ningún argumento ni a favor ni en contra. Tuvo su oportunidad. Moraleja: Si, en efecto le funciona perfectamente el móvil... SI NO RESPONDE, ES PORQUE NO LE DA LA GANA.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo.

INSISTO... ¿DE VERDAD QUIERES SER UN HIJOPUTA? FIN DEL ANTICÓDIGO

¿Podemos sacar algo en limpio de “el hijoputa” para aprender? Pues mira, en limpio poca cosa o nada. En cuanto a juego sucio, o a juego de conciencia individual o egoísta, o cómo lo quieras llamar, que es el motivo real para el que estás leyendo esta mierda de libro, pues podemos sacarlo todo. No te diré ni qué es positivo ni qué es negativo, este rollo no va entonado de forma moral, eso depende de lo que quieras conseguir y de los huevos que tengas:

EGOÍSMO PURO, DURO E INDIVIDUAL: alguien que solamente se mueve o hace un favor a modo de inversión, y nuca gratis. Los mejores negociadores saben crear la ilusión de que al pedirte algo, encima te están haciendo un favor. Aunque en este caso tan particular el favor sería “perdonarte la vida”. Simplemente es así, no existe nadie más en el mundo que él, y en función de esta creencia, actúa, sin mirar hacia los lados cuando toma una decisión. Entiendo que para poder asumir esta creencia, uno ha de asumir también que quien está por encima puede hacerlo contigo, de ahí que en momento alguno le tiemble la mano o la voz a la hora de ejecutar una decisión.

La diferencia entre este tío y el resto no es la falta de escrúpulos. Estoy seguro de que tú tampoco los tienes, o te gustaría no tenerlos en alguna ocasión, o quitarte de un día para otro esa moral católica que nos han inculcado hasta la saciedad. La diferencia real es que él se expone a que cualquiera le pueda llamar hijoputa con razón. No debe de importarle mucho lo que piensen de él, si le importara actuaría como tú (no como yo, que yo ya me ejercito en la hijoputez desde hace un tiempo). Su única barra de corte es sí mismo. Da asco sí, no te lo niego… ¡pero le funciona!

A cualquiera nos encanta escuchar eso de “Tranquilo, yo me encargo” cuando se trata de un problema a resolver y para el que hay que mancharse. Y para el hijoputa, mancharse de mierda es su día a día, no teme que le miren mal por comportarse así, no depende de la opinión ajena. Se puede decir que literalmente se la suda. Para él, único problema que existe, se llama competencia, y hasta este punto hace lo que puede y más por quitarse de en medio a cualquiera que pueda hacerle sombra, con el argumento que te acabo de decir del “Yo me encargo”, haciendo ver que encima te hace un favor. Es sencillo, piensa como un hijoputa anda… Inténtalo.

¿Hacer algo gratis? ¡De ninguna manera macho! Hay que ser más listo. Espera a que llegue el momento, y cuando ya confíen en ti pensarán que estás en su mismo barco, y una vez todo dispuesto juega cuando nadie te vea.

INTIMIDACIÓN CONSTANTE Y DESAFÍO: El grito, el alto tono de voz gratuito, el no dejar hablar a los demás, el callar a la gente imponiéndose cuando se está hablando, la falta de disculpa aún sabiéndose equivocado y la violencia verbal para intimidar a los borregos. Una actitud amenazante constante, con la barbilla continuamente erguida buscando desafío y confrontación. Cualquier persona que esté en su círculo, sabe que va a salir perdiendo en una discusión con él: por miedo… o por lo que sea, el caso es que siempre te dejará con la palabra en la boca “por sus cojones”. Pensarás ¿Qué haces con un tío así?

Dialécticamente no vas a poder con él, porque no va a entrar en este tablero de juego, entendiendo el razonamiento como juego limpio. Este animal solamente entiende el lenguaje que él emplea, y o los tienes muy bien puestos y puedes enfrentarte a él, o te dan bien dado. Viendo cómo son “sus colegas” a los que denomino cariñosamente “la comparsa”, no hay más que ver que todos están cortados por el mismo patrón: voz grave, altanería, mala educación y despotismo; pero sobre todo imitación al hijoputa. Son así de originales y de cobardes, es el único trato que respeta y entiende: la intimidación verbal y física y a aquél que la practica.

La gente respira tranquila cuando no está presente. ¿Qué podemos sacar de esto? Se puede decir que las cosas le van bien, ya que poca gente se atrave a llevarle la contraria, es cuestión de oportunidad. Si por ejemplo, cualquiera de nosotros hiciéramos este ejercicio de poder y continua intimidación de forma congruente con nuestro círculo habitual, o en nuestro entorno de trabajo con nuestros semejantes, es probable que obtuviéramos unos resultados parecidos.

¿Es realmente esto un beneficio? No apruebo esta actitud, no me he vuelto una mala persona de repente, pero el caso es que también funciona. No te sé delimitar si en el medio-largo plazo, pero desde luego, en el corto plazo si resulta efectiva. La cuestión es si estás dispuesto a exponerte de esta manera, o sea, como un auténtico cabrón ante tus semejantes, y de verdad te empieza a importar una mierda lo que piensesn de ti, a sabiendas de que la gente que te rodea no te respeta, sino que te aguanta o te teme. Como ves volvemos al egoísmo puro y duro.

CREAR MIEDO Y SENSACIÓN DE SALVACIÓN: propio de los presidentes del gobierno de los Estados Unidos y de muchos dictadores, maltratadores, chulos y mafiosos. Me refiero a cambiar de comportamiento de violento y amenazante, a cordial, comprensivo y simpático de forma que no sepas a qué atenerte. Primero metes miedo con una amenaza, o te comportas de forma agresiva en público con una sola persona, de forma que todo el mundo lo vea, haciendo un alarde de poder en público, de forma que los demás te teman (eso no es respeto, es miedo) y después deja pasar un rato, de forma que la gente digiera ese miedo. Después cambia el tono, compórtate de forma amable y comprensiva con la gente. Los demás interpretarán que el miedo les es útil y obedecerán para que "no te enfades con ellos". Si alguien saca los pies dle tiesto, con una amenaza en público o con otro alarde de poder, será suficiente para que toda la manda vuelva a ser un rebaño de borregos. El miedo hace que la gente obedezca y se someta para evitar un enfrentamiento.

¿Has visto la saga de El Padrino? Se trata de algo parecido, reunir a todos aquellos sobre los que puedes influir y cargártelos uno a uno para consolidarte en tu puesto. No te pongas apegar tiros porque te van a meter en la cárcel, pero recuerda a Michael Corleone, como cuando pilla a algún jefe de la mafia en una traición, le descubre, parece que le perdona la vida por ser familia, el otro se relaja y nada más salir por la puerta del restaurante ya le están pegando un tiro, o tiene una bomba en el coche o hay alguien esperándolo detrás de alguna puerta para estrangularlo o cortarle el cuello. El padrino que en apariencia “te perdona la vida” es capaz de acabar contigo nada más salir por la puerta, si sabes que no piensas como él, o tienes algo en contra suya, o no respetas su mandato. Es más, aunque respetes su mandato, mientras él siga en su despacho tomando decisiones, tú puedes ser un cabo suelto (aunque no hayas hecho nada) que en cualquier momento convenga eliminar antes de que pueda hablar.

Lo malo de ser El Padrino, es que no te puedes fiar de nadie, porque en realidad nadie se puede fiar de ti. La gente no te respeta, te teme, y en cuanto puedan van a intentar acabar contigo; como es el caso de nuestro querido “hijoputa”. No puede fiarse ni de su quinta de colegas con los que se toma el café, porque cualquiera de ellos en un momento dado, podría jugársela. El precio que tiene que pagar por el poder que tiene es caro, ya que tiene que no puede confiar en nadie.

CARGARSE A LOS POTENCIALES COMPETIDORES, esto solamente lo puedes hacer cuando puedes estar seguro que tu estatus está por encima de los demás, y puedes permitirte el lujo deprescindir de alguno de tus esbirros, o de alguien que se fie de ti... Aunque a estas alturas de hijoputismo eso es poco probable. Siempre podrás "lavarte los pies" con el que está por debajo de ti. Eso sin... sin abusar, porque como se te acaben personas a las que echarles la culpa de los fallos que se te han pasado por creer que lo sabes todo y tomar gin tonics de forma compulsiva, la acabarás cagando.

No creo demasiado en la justicia divina, de ahí que le haya dedicado un capítulo a este impresentable, ya que como habrás podido comprobar con tu propia experiencia, siendo legal, no se llega a todas partes y siempre hay algo, por debajo de la mesa que no se ve. Quizás si soy más de refranes: a todo cerdo le llega su San Martín. En la vida real no gana siempre el bueno, eso es lo que quiero que te metas bien entre ceja y ceja, y auque habrá determinadas esferas y círculos, a los que nunca podrás llegar siguiendo los conductos establecidos, siendo legal o haciendo lo que te dicen piensa si realmente quieres llegar ahí y si sabrías reaccionar. Podríamos llamarlo "ese algo más" o ese paso que muchos no se atreven a dar, y quizás otros sí. La pregunta es si estás dispuesto a pagar el precio de ser un hijoputa, de quedarte solo cuando las cosas van mal, de que la gente no te respete realmente y de que te quiera poca gente o ninguna dentro de tu círculo habitual. ¿Te merece la pena? Si te perdiste la primera parte.

Por último y para terminar con todo esto, quiero decirte que he acabado muy harto de este libro. Si de verdad te lo has tomado todo en serio y al pie de la letra, ese es tu problema, si pretendes hacerme responsable de tu falta de huevos... los llevas claro. Te lo dije desde el primer momento, este libro es el fruto de varios trompicones, frustraciones y decepciones. Ni todos valemos para ser hijoputas de verdad, ni todos debemos serlo. Si todos fuésemos así, esto sería peor que el futuro pintado en Mad Max. En un mundo lleno de buitres, no habría ciervos ni conejos que cazar, ni hierba que los alimentara. Ya te aviso que esto se ha terminado, me harté... Me harté simplemente eso. A partir de ahora esto va a cambiar, no sé cómo terminará, no sé si perderé lectores, no sé cómo quedará mi siguiente trabajo... Te lo digo en serio, no lo sé ni yo. ¿Que no lo entiendes? Pues como decía Jesús en en el evangelio cuando estaba rodeado de capullos y fariseos que no le entendían: QUIEN TENGA OÍDOS PARA OIR... ¡QUE OIGA!

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

¿QUIERES SER UN HIJOPUTA? ¿ESTÁS SEGURO?

Empezaré diciendo que no me gusta hablar de este tío, al que pongo como ejemplo del anti-ejemplo, pero es lo que hay. Podría ser cualquiera, podría ser un vecino, un banquero, un jefe, un chuloputas, alguien de verdad o un personaje de una telecomedia. Es como si lo estuviera viendo. Por ahí va… No le aguanto, siempre dándose paseos orinando por las esquinas y pegando voces para que todo el mundo sepa quién manda, solamente le falta darse golpes en el pecho a lo King Kong (si es que no lo hace ya) para intimidar a la gente que le rodea, o que por narices le tiene que aguantar... La primera su mujer si la tiene, con la que no se le levanta ya si no es por la viagra de tanto fumar, enzarparse y beber.

“El hijoputa” le llaman en algunos círculos: un ser al que le domina su cerebro primario reptiliano, alguien sin modales, violento y maleducado con el que no se puede ni razonar, ni discutir, ni plantear solución alguna ante un problema. Da igual lo que se le diga, va como una flecha de sitio en sitio pidiendo gin tonics y encendiédose cigarros con mujeres embarazadas delante, pegando voces y dando órdenes, en ocasiones contradictorias y erráticas. El tipo de tío que cuando las cosas van mal, como por ejemplo ahora con la puta crisis que padecemos, aprovecha para regatear precio hasta con las prostitutas que frecuenta. Menuda pieza ¿verdad?

Un individuo sin escrúpulos como éste, debe ganar nueve o diez veces más que yo… y ojala estuviera exagerando. Se trata del tipo de tío que solamente se desahoga pegándole voces a la gente o siendo violento. El tipo de tío que se tira tres horas comiendo de media, que fuma en el hospital, que te cambia el nombre cuando le da por responder a un sencillo “Buenos días” y que te mira mal si eres tú el que le echa el humo a la cara para buscar gresca… Claro, yo no puedo pero tú si ¿verdad? Haz lo que yo diga pero no lo que yo haga.

Ahora voy a hacer una comparación odiosa, entre este animal y yo mismo, porque quiero que te des cuenta que efectivamente no se puede ser bueno si quieres el camino rápido. Cuando digo bueno, quiero decir borrego en realidad, no hay que ser una mala persona, no voto por ello, sí en cambio voto por pensar primero en uno mismo. Pues comienza la comparación:

Para empezar trato con respeto a las personas con las que convivo, de esa forma consigo que estén agusto, estando agusto yo primero, me gusta hacer la vida fluida a los demás, si hay para mi... que haya para todos: ese es mi lema. Los imprevistos, problemas y preocupaciones existen por si mismos, no hay necesidad de crearlos o provocarlos en los demás, o tratar de intimidar para sentirse alguien, o meter miedo al personal… Así no se puede vivir. Vive y deja vivir, eso es lo que yo quiero creer, pero ¿sabes qué? Esas creencias no las veo en ninguna parte, ese es el problema.

Pido las cosas por favor y doy las gracias, si me tengo que levantar a explicar algo después de haber dado una orden, así lo hago. Me importa una mierda cual sea el credo o la nacionalidad de alguien, con tal de que respeten y dejen vivir a los demás, tengo otras cosas más importantes en qué pensar que joder a alguien. Cuido las formas, hago equipo, y cuando tengo que llamar la atención o hacer un reclamo, puedo ser muy pesado pero siempre correcto.

¿Cuál es el resultado de tratar humanamente a los que te rodean? Pues ya te lo digo yo… Estar muy quemado, porque te das cuenta que hacer lo correcto, no vale absolutamente para nada en cuanto a tu propio beneficio. ¿Sabes como termina alguien así? En resumen: demasiada responsabilidad y poca dinero en la cuenta, sin casa propia y sin saber cómo, cada vez con más obligaciones que derechos. Pues mira, nuestro colega, nuestro mal ejemplo a seguir “el hijoputa”, será un grandísimo cabrón, pero desde luego se lo monta mejor que tu y yo. Jugando sucio desde el primer día, sacando los dientes para subir en vertical; a diferencia de un tipo como tú o como yo, que no quiere pisar a nadie y hacer las cosas bien, pero que por lo menos hasta el día de hoy, te puede decir que mientras haya un hijoputa cerca, vas a tener un techo de cristal... mientras este animal atrae el dinero y a las mujeres... que sí, también a las tías.

¿Sabes por qué él está dónde esta y yo no? Malmetiendo contra todo de puertas para fuera, y de puertas para dentro manteniendo una imagen de alguien “capaz” y de buenas maneras hasta que no ha necesitado aparentar cómo realmente es… cuando ya tiene lo que quiere, no le hace falta seguir fingiendo. Es algo así como un dictador caribeño que gana las elecciones y de pronto militariza el gobierno convirtiéndolo en un régimen ¿te suena de algo? Primero hace que la gente confíe y delegue en él todo lo posible... para "salvar el mundo" y crear dependencia en los demás. La soberana putada, es que la gente se lo cree, y si este tipo de tío triunfa, es porque el mundo está lleno de borregos llenos de miedo, que no quieren decidir por si mismos. Poco le puedo sacar a este bicho, por eso en ocasiones, si me lo tengo que saltar a la torera, lo hago porque sé que puedo hacerlo… Alguien así, no me puede decir ni pío. Lo más que puede hacer es pedirme algo: mi dinero, mi voto, mi tiempo... pero tanto tú como yo siempre tenemos la última palabra, dentro de ti solamente gobiernas tú.

Puede ser un hijoputa, pero no es tonto. ¿Cuál es la moraleja de todo esto? Puedes ser un auténtico cabrón, pero siempre hay alguien que sabe más que tú. No puedes olvidar eso nunca. Aparte de este modelo de hijoputa, de este mal ejemplo quiero que te des cuenta de algo: A cada cerdo le llega su San Martín, y hasta cuando te ves con todo en contra, sigues siendo tu propio dueño, mientras el resto de la gente cede... tú no tienes por qué hacerlo, aunque todo pinte en contra, aunque todos digan que si y tú no.
[finaliza en parte II]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

RESPONSABILIDAD CERO: ELLA HACE LO QUE LE DA LA GANA II

Hablándote de seguridad en ti mismo, si lo que quieres es generarla, tienes que vivirla en primea persona. No hay otra manera de fabricarla ¿cómo? Tomando decisiones y sabiendo que la puedes cagar en cualquier momento. Si tu problema es que te da miedo equivocarte es cuando realmente no hacemos nada, y más con una tía delante. Créeme que no hay ninguna diferencia más, ninguna magia entre tú y el resto si realmente quieres estar con una tía como a ti te de la gana, y no como le de la gana a ella. Equivócate las veces que haga falta, pero no delegues.

Aún así no estamos hablando de ti, si destripamos un poco más este interruptor de atracción femenino, podemos entender a qué me refiero con responsabilidad cero. Te lo resumo en línea y media:

LA MUJER NO ES RESPONSABLE, O NO SE SIENTE RESPONSABLE DE LO QUE SIENTE, HACE O PASA MIENTRAS ESTÉ EN PAREJA, DELEGANDO TODA LA RESPONSABILIDAD, ACTUACIÓN Y RESPUESTA EN EL HOMBRE.

Que si, que si, que funciona… esta es una de estas pautas de comportamiento con las que si se puede generalizar, y para ello simplemente has de convivir un poco con una mujer. ¿Te has sentido en desventaja frente a una mujer a la que parecía que no pudieras controlar? Es simple, a una mujer ni se la controla, ni se la entiende, se la quiere, se la acepta y punto. Hará siempre lo que le de la gana, a menos que tenga hijos (entonces ello será su prioridad, siempre que hablemos de una mujer en su sano juicio claro...). Es asi de claro y así de categórico, lo que para ella es importante es sentirse estupenda consigo misma, te sientas tú como te sientas, eso a ella no le importa una mierda.

Según el puzzle de necesidades femeninas, entendemos que para ella lo importante es tener cubiertas la mayoría de sus necesidades en un mismo plano ¿OK? Mientras tú y yo nos aturullamos con irnos a la cama con una tía y no vemos más allá; ella tiene en mente la casa, el curro, la familia, su aspecto fisico y las amigas a un mismo nivel.

Para ello justifica su comportamiento de cualquier forma, en función de obtener aquello que le falte, sea lícito o ilícito. Tienes que entender que en su conciencia el concepto “juego sucio” no existe. Lo que precisamente para los tíos, muchas veces nos supone una limitación, por el cumplimiento del puto código de honor, del fair play o juego limpio. De ahí que sean auténticas maestras en el chantaje emocional, en transmitir el sentimiento de culpa y en la manipulación sexual.

Otra característica de esta responsabilidad cero, es que ella no tolera que le calques el comportamiento o que invadas su rol pasivo, es la ley del embudo. Entre ellas esta pasividad es natural y tolerable, es lo normal; pero sienten un profundo rechazo cuando ven a un hombre pasivo o descubren que su pareja no es capaz de responsabilizarse de la situación. No quiero que lo tomes como algo racional, intencionado o consciente, simplemente es instintivo, es natural... Ella "ya tiene bastante con emocionarse", administrar, querer a sus hijos en el caso que los haya y una larga ristra de tópicos.

Su percepción pasiva de la realidad hace que ella busque un liderazgo natural en un hombre, y en el momento en el que no lo encuentra, o se le plantea un problema a resolver delega de inmediato en el varón cualquier responsabilidad por su parte. Un buen ejemplo de esto, se da habitualmente en los matrimonios con hijos, cuando hay una discusión con el niño por medio, porque el susodicho ha hecho alguna trastada gorda. En esos momentos, el hijo de ambos pasa a ser “Tu hijo”, en plan “Tu hijo ha hecho tal cosa”... ¿Te suena? Es una forma muy sutil de omitir responsabilidades y de descargar en ti todo el peso. De ahí que ella siempre justifique y valide su comportamiento, en función de lo que desea, en función de lo que le falta, porque para ella es lícito. En su conciencia la buena siempre es ella, y hace o deja de hacer, no en función de un sentido del deber como haríamos tu y yo, ella hace y deshace en función de cómo se sentirá después.

La responsabilidad en pareja, es algo que no se le puede pedir una mujer, simplemente eso, te guste o no. No le puedes pedir a ella que tire del carro estando contigo porque para eso estás tú. Cuando una mujer tiene que asumir los roles o funciones de su pareja por irresponsabilidad o abandono de él, ella se quema. Simplemente no está preparada para hacerlo, no es que no sepa hacerlo, es que no lo tiene que hacer.

Ahora ya sabes el por qué buscan a un hombre con liderazgo y que tenga capacidad de resolución y manejar situaciones.Cuando ella se encuentran ante un hombre que no sabe asumir ese rol de líder, y ella se ve en la situación de tener que aportar ese liderazgo que falta, puede pensar algo parecido a “¿Es que tengo que hacerlo yo todo?”. Puede ser tanto por carencia en sus necesidades referentes a rasgos de amante o de proveedor, en especial de este último, en el que la responsabilidad de pareja está más marcada, por tener que aportar estabilidad, confort y seguridad. En el caso de un hombre que adolezca de cualidades de amante, su reproche puede venir más del lado de echar en falta a un hombre que sepa estar en su sitio.

Una consecuencia para ella, de dar con un hombre sin liderazgo, es la FRUSTRACIÓN, ya que le imposibilita en mayor o menor medida el poder cubrir su puzzle de necesidades, por el mero hecho de ser ella quien tenga que “perder el tiempo” o bien renunciar a sus prioridades como mujer… Sean estas las que fueren. Te conviene saberlo, tanto en la seducción, como en la pareja, como en la simple convivencia hombre-mujer, hay alguien que ha de tirar del carro, alguien responsable, alguien que de soluciones en un determinado momento y una parte activa. Entiéndeme bien: no te responsabilices de la relación porque es cosa de dos, responsabilízate solamente de lo que dependa de ti, y que ella ponga de su parte.

¿Eres tú la parte activa o todavía tienen que cambiarte los pañales? No delegues. Si quieres que todo vaya lo mejor posible, pon de tu parte, sé responsable, haz lo posible por hacerla partícipe teniéndola en cuenta, porque una relación siempre es cosa de dos, pero nunca delegues en lo que solamente puedas hacer tú. No se le pueden pedir peras al olmo, no le pidas a ella que asuma tus responsabilidades. Sé responsable para ti, sé egoísta que no es malo, y quien te diga que es malo es que no tiene nada que dar, ni que ofrecer. NUNCA PIDAS PERMISO PARA HACER ALGO DE LO QUE ESTÉS CONVENCIDO. [fin] Si te perdiste la primera parte.

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.

RESPONSABILIDAD CERO: ELLA HACE LO QUE LE DA LA GANA I

Escenita típica del “Tú verás” en pareja: Imagínate la cara de gilipollas que se te queda, cuando en una segunda quincena de julio, le propones a la chica con la que estás saliendo unos días en la playa, en Marbella, plena costa del Sol, hotelazo de puta madre por una oferta que has encontrado y que en la vida te va a volver a tocar… Reservas, llamas y ¡he aquí por qué se te queda cara de gilipollas! Ella responde: “Me voy con mis amigas a Ibiza”. Ya sabemos todos qué pasa en Ibiza los meses de julio y agosto, así que a zorrear con sus amigas se ha dicho. No es que sea malo, tú también lo harías... ¿o no? ¡pedazo de pringao! Lo que te jode es que ella no te haya tenido en cuenta a ti, y tú si la hayas tenido en cuenta a ella para tu planazo de verano. Por eso es por lo que se te ha quedado cara de gilipollas: Joder, si lo sé no muevo un dedo, piensas… Y ¡ala, a buscar acompañante! porque lo que nunca deberías hacer es quedarte en casita esperando.

Pero bueno, ¿quién te mandaría tener esa brillante idea de llevarte a tu chica unos días a la Costa del Sol? ¿Sabes qué? Que la idea es cojonuda y cualquiera que no lo sepa ver, es una desgraciada (o desgraciado), pero ella no tiene ningún problema… El problema en realidad lo tienes tú, eres tú el que tiene que joderse y buscar otro acompañante, o ¿por qué no? Otra acompañante. Si ella no quiere irse contigo a Marbella… ella verá. Deberías estar follándote a otra en este mismo momento que realmente sí que valore tu compañía y que también sepa valorar que la tengas en cuenta para tus planazos de verano ¿Tienes huevos para hacer eso? Pues deberías tenerlos si no los tienes.

Te voy a explicar por qué: a parte de cómo te puedas sentir, jodido probablemente, o decepcionando, eso es lo de menos… Sí, lo de menos te lo aseguro es cómo te sientas, cuando sabes que se va con tres o cuatro amigas de su quinta cortadas todas por el mismo patrón. Tus sentimientos no le importan una mierda, ya lo has visto, así escarmientas para otra vez. El verdadero problema, es que todavía eres incapaz de aceptar que las tías hacen siempre lo que les da la gana, y o bien lo aceptas, o te conviertes en un misógino, cosa que no te recomiendo. Los misóginos follan poco, pero los psicópatas follan mucho más ¿sabes por qué? Porque no están sometidos a estados emocionales variables y todo, absolutamente todo lo hacen con la cabeza fría. Vaya ejemplos que te pongo ¿eh? Dan miedo… Piensa esto y acéptalo, te lo puedes creer o no, eso ya es tu problema, pero dime si conoces a alguna mujer que actúe de forma contraria (tu madre no cuenta) a la de hacer lo que le apetezca.

Desde todas mis experiencias, he acabado por comprender que entender a las tías es imposible, así que ¡acéptalas! Pura, simple y llanamente… ¡acéptalas! Si no te gustan las tías tal y como son, o tal y como te las encuentras, es que no te gustan las tías. Así la conociste ¿no? Pues así te debería seguir gustando. No creo que a ti te guste que una pareja te quiera cambiar, no lo quieras hacer tú tampoco.

Si cuando la conociste, ella era una mujer libre, así deberías quererla ¿sabrás aceptar eso alguna vez? Piénsalo, es algo bueno, y algo de lo que aprender de ella, lo que pasa es que todavía no le hemos puesto nombre, o ¿si se lo hemos puesto?

Ahora te voy a hacer una pregunta: ¿Por qué crees que las mujeres buscan a hombres seguros de si mismos y con independencia? En pocas palabras, un hombre seguro de sí mismo, es aquél que no precisa consentimiento de nadie para pensar, actuar y vivir en general. ¿Quién crees que liga más? ¿Aquél tipo que va a su bola o el que cuenta con ella en todo momento? Sea como ella sea, esta marca de seguridad en un hombre, y sobre todo de independencia de la valoración ajena, o sea… lo que ella pueda pensar acerca de ti y de lo que pienses o hagas, marca un abismo entre lo que nosotros entendemos por libertad, y lo que ellas practican de continuo, y que ni si quiera tienen que proponerse, como muchas veces hemos hecho tú y yo. ¿Has nacido espabilado? Yo no.

De una cosa puedes estar seguro, es que ella se lo va a pasar de puta madre en Ibiza, independientemente que tú estés o no. ¿Sabes además por qué a ella independientemente de cómo te sientas lo va a hacer igual? Porque en ningún momento se siente responsable de la relación. Ni se ha sentido, ni lo va a sentir. Ahora viene la generalización axiomática: la mujer en una relación de pareja o en un mero ligue, o en un polvo de una noche o en un matrimonio que dure 50 años, nunca fue, ni es, ni será responsable de nada que tenga que ver contigo a un nivel emocional. Métete esto bien en la cabeza, y cuanto antes lo aceptes, mejor te van a ir las cosas.

A ella lo único que le importa es que le cuadren las cuentas emocionalmente hablando, y si ella se siente bien… todo va bien, estés cómo estés. Hablamos de la máquina emocional perfecta. Para una mujer la realidad es lo que siente, no los hechos (por enésima vez). De ahí que busquen siempre hombres digamos “inalterables” emocionalmente a los que se puedan aferrar y que sepan llevar el timón, permitiéndoles a ellas la libertad al cien por cien de sentir, relajarse, emocionarse, justificarse, validarse, premiarse, querer también…

¿Qué quieren hombres sensibles? ¡Los cojones! Para llorarles cuando las deja “el de la moto” y nada más. Cuando una mujer ve que te pones a llorar en referencia a algo que ella ha hecho, o ha dicho, la repulsión que puede llegar a sentir hacia ti, es la que tú tendrías cuando se te acerca a pedir dinero un mendigo maloliente. Lo mismo pasa cuando se da cuenta de que es capaz de jugar con tus estados emocionales, o sea… que sabe cómo tocarte los cojones solamente para ver qué pasa”. ¿Por qué lo hace? Porque le apetece, porque puede, pero sobre todo porque ella es una irresponsable emocional. Por ponerle un nombre, llamémosle responsabilidad cero.

Una mujer nunca piensa en unas consecuencias basadas en hechos sin antes plantearse cómo se va a sentir, porque eso para ella es lo único importante, para bien o para mal. Y si para que ella se encuentre “estabilizada” tú tienes que tener siempre la culpa, la debilidad o el defecto, efectivamente en su mente la tendrás. Es un mecanismo de defensa perfecto, por eso su malestar les dura, lo que les dura un llanto y pueden ser quirúrgicamente frías cuando les conviene. Después llorarán otro poquito, se justificarán, será su entorno quien tenga la culpa de lo que haya pasado, ella en su estado no tendrá responsabilidad alguna, tranquilizará su conciencia y ¡todo arreglado! Como nueva, mientras tú probablemente seguirías preguntándote aquello de ¿Qué he hecho mal? O sintiéndote culpable por una cagada. Pues… la seguridad en uno mismo no se regala en las tiendas, y la responsabilidad cero femenina viene de serie, así que… [continúa en parte II]

Si BUSCAS PAREJA y no sabes por dónde empezar, y en tu día a día te encuentras con dudas acerca de las relaciones, el sexo, la vida en pareja, aprender a ligar, la comunicación con las mujeres, y en general cualquier cosa que a un hombre de la calle, como tú y como yo, le pueda quitar el sueño… En P&R llevamos mucho tiempo trabajando en la misma dirección que tus necesidades nos demandan. Tenemos el material adecuado hecho a tu medida y entendimiento, para que puedas mejorar en todos estos aspectos, de forma realista, sin falsas promesas de éxito instantáneo. Nos hemos preocupado de reunir para ti, en LA CAJA NEGRA DE P&R lo mejor de nuestro trabajo, ilustrado siempre con ejemplos reales y experiencias, para darte el empujón que necesitas.