ESTO ES ESPARTA: MIEDO Y LIBERTAD

Míralo, por ahí anda, diciéndole a todo el mundo lo que tiene que hacer, sin saber de qué va la cosa. Se cree dueño, se cree señor, se cree en posesión de la verdad absoluta, amo y señor de los terrenos que pisa, y además se atreve a decir que su camino, es mejor que el de los demás. Está acostumbrado a hablar y a que los demás, escuchen y obedezcan, a que todo el mundo agache la cabeza y se sienta agradecido de recibir sus órdenes. Mientras entraba en reino ajeno, esperó tener audiencia con el rey ¡que menos! No con cualquiera, no… quiso hablar con el rey de un pueblo diferente, para decirle que si no se sometía habría consecuencias, ante el asombro y la incredulidad de todos –¿Perdona? Pero… ¿a ti quién te ha dado vela en este entierro? ¿quién te crees que eres?-

Nadie debía haberle parado nunca antes los pies por miedo a las consecuencias, pero si ese miedo atenta contra tu propia libertad, para convertirte en un esclavo, para que dejes de tener tus propias ideas, tus propias palabras, tus propios deseos… todo en función de satisfacer a un tirano, al que si no obedeces… –¿Qué? ¿quién te ha puesto ahí? ¿quién te ha hecho dueño a ti de algo? ¿crees que puedes campar a tus anchas como si este fuese tu feudo particular?- No, desde luego que no y mientras dentro de cada hombre exista un caudillo, nadie tiene derecho a acaudillarle más que uno mismo. Te has encontrado con un ejército de hombres libres: ESTO ES ESPARTA.

Esparta es una idea, es la voz que llevas dentro que te dicta tus propias palabras. Es tu libertad, tu identidad, es el tú puedes hacerlo. ¿Quién osa mandar callar a tu guerrero interior? Aquel que sale cuando debe salir a luchar por su propia justicia. No dejes que te acaudillen, una cosa es luchar desde tu libertad, junto a tus semejantes y otra cumplir órdenes de un déspota. Un buen líder, lucha en el campo de batalla junto a sus hermanos, y por ello le respetan y por ello le aman sus semejantes, por ello le hacen líder… porque comparte estado, deseos, deberes y necesidad con sus semejantes y piensa para todos, que no piensa por todos. Un líder da la vida por suyos, esa es la gran diferencia, diferencia grande, muy grande entre un líder y un dictador.

No temas ser soldado para un líder que daría su vida por cada uno de sus hombres. Nunca cumplas las órdenes de un tirano que solo piensa en satisfacerse. Nadie gobierna en ti, más que tú mismo y un buen líder, pretende tu bien, o mejor dicho, el bien de todos y nunca tu perjuicio, o su beneficio a tu costa. El mundo a día de hoy está lleno de personas que no saben gestionar su propia libertad, personas con miedo y gracias a ello, hay tiranos que utilizan ese miedo para ejercer el despotismo, el robo y el poder. El miedo es la moneda de cambio de los dictadores de horas contadas, a los que tarde o temprano les llega su hora y se encuentran con quienes son conscientes de su propia libertad y les hace saber que…

¡POR AQUÍ NO SE PASA!

Al dictador le temen, al líder le respetan. Es así de simple, así se distingue uno del otro. Uno respeta tu libertad y el otro trata de infundirte miedo para que obedezcas, pero solamente seguirías a uno de forma libre y voluntaria. ¿Crees que esto se ha perdido? ¿Hemos perdido la libertad hasta el punto de someternos a un tirano? ¿Dónde están los verdaderos líderes?

Aquellos que quieren hombres libres entre sus filas y no esclavos. Un dictador lo primero que te pedirá será tu libertad a cambio de un bien, de un producto, de un salario, de un beneficio. Un líder nunca te pedirá que le sigas a cambio de algo, pedirá voluntarios que le sigan para compartir un mismo fin. ¿Crees que esto se ha perdido a día de hoy? Si no estás preparado para entregarte del todo, si miras para otro lado mientras no te señalen con el dedo, si esperas que a ti no te toque antes de mover un dedo, si omites tus acciones cuando saben que podrían ser respuesta, no serás nunca un verdadero líder. recuerda que el miedo solamente es una ilusión, al igual que la libertad, solamente tú decides con cual de las dos quieres convivir. ¿Qué quieres ser? ¿Hombre libre o esclavo?

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!

Publicar un comentario en la entrada