EL DISCO DURO DE LAS MUJERES - PROGRAMACIÓN EN PAREJA, por EL REVERENDO

Antes de empezar con la homilía de hoy, quisiera matizar dos cosillas. La primera es que los hechos aquí narrados son reales, absolutamente ciertos y testados, así que te gusten o no… son la cruda realidad. Como ya te tenemos dicho mil veces, deberías conocer bien a las mujeres y si no te gusta como son, es que no te gustan las mujeres. Así que saca las manos de los bolsillos y tus propias conclusiones. Sal del armario de la ignorancia, o del de siempre si no te gustan las tías tal y como las paren. Lo que expongo a continuación es real, y no supone ningún juicio de valor. Vaya por delante que considero que tanto hombres como mujeres tenemos mil y una cosas buenas y malas… fíjate lo que te digo, te diría que no son cosas malas, te diría que no las entiendo. Ni las entiendo yo, ni tú, ni mi padre y no solo eso, si no que el contenido de mi homilía dominical sin ser domingo, es consecuencia de una de las mejores cosas que se puede decir de la mujer como género ¡Al lorito! La mujer es capaz del único amor total, desinteresado e incondicional que he visto nunca; el de una madre a su hijo, y no, el del padre no es igual te pongas como te pongas. La segunda cosa es que me gustaría que alguna vez en esta misma página una mujer ,con experiencia, se arranque y haga algún artículo tratando de descifrar o desentrañar al hombre, sus comportamientos y miserias, que los tíos tenemos muchas pero que muchas miserias.

Bueno hechas estas aclaraciones y exculpaciones derivadas de lo que ha de ser un mínimo civil obligatorio… te vas a cagar, te voy a crujir con la última de la última. Empezaré por decirte que la mujer viene con tres programas cargados en su disco duro (vienen con más pero me ceñiré a estos tres); un programa de selección de personal, un potente testador anti virus; y por ultimo un potente programa de seguridad, seguridad familiar y de construcción del nido.

El primero de estos programas, llamémosle el selection 2.000, es un programa que evoluciona con los años, pues va agregando cosas pero sus sensores funcionan siempre ante lo mismo. Cuando son jóvenes el programa todavía no está del todo evolucionado así que responden solo a algunas cosillas; esencialmente responde ante los indicadores primarios de buenos genes; es decir el físico y el ser un ganador. Es decir, responden ante genuinos rasgos “alfa”. Es por eso por lo que responden como un resorte ante el de la moto que está muy bueno y es muy malote, pisa fuerte y se pega con todo el mundo (rasgo de agresividad), como muestra inequívoca de una alta presencia de testosterona. Estas chicas tan jóvenes aún no tiene desarrollados del todo los otros dos programas así que no se plantean aún con seriedad la maternidad por lo que, como he dicho buscan y seleccionan solo machos alfas. De hecho son especialmente crueles y descartan en seguida a aquellos especímenes con rasgos betas tales como taras físicas, gafas, gordura o lo que se te ocurra.

Cuando maduran, allá por inicios de la treintena, aunque cada vez se retarda más si lo vinculamos con el primer parto, el programa se refina y aunque siguen respondiendo a esos rasgos alfa, su buscador se activa también ante rasgos que indiquen seguridad, protección y dotes como proveedor. Son capaces de “perdonar” posibles rasgos beta en pos de un bien superior. La gran construcción del nido. La mujer al llegar a determinada edad empieza a seleccionar no al mejor amante si no al mejor padre y lo hace de forma inconsciente; tan y tan inconsciente que lo hace incluso aunque ni por asomo piense en ser madre. Como te he dicho le viene cargado de serie en su disco duro. El estatus empieza a cobrar una importancia mayor que el físico o que la presencia de testosterona, es más aunque sus resortes físicos siguen reaccionando ante los rasgos que hemos llamado alfa su instinto le hace sentir desconfianza y no implicarse demasiado con el de la moto.

En este punto te voy a dar un pequeño leñazo en la autoestima pequeño enano idealista de corte clásico ¿No te ha pasado nunca que te has tirado a una tía y ella ha pasado de ti?; o que has estado medio saliendo con una tía a veces incluso durante mucho tiempo y ella nunca se ha terminado de comprometer? Si, ya sé lo que ella te dijo, que ella es muy independiente, que no quiere nada serio, bla bla bla bla… Te diré algo, esto son pamplinas. Y unos cojones no quiere nada serio. ¡No quiere nada serio contigo! ¿Y por que? Puede que hayas encendido varios de sus interruptores de selección, esencialmente los más primarios, o sea… los que rentan a la hora de la verdad, pero no acaba de ver en ti “madera de padre”. Por lo que sea: porque sus tests anti virus han detectado incongruencias en ti; porque no se fíen de ti, porque te falte estatus… hay mil cosas. Aunque siempre es mejor este descarte, a que te nominen como pringao oficial del reino de España, y acabes por mantener el hijo no reconocido del boy o stripper que se la calzó a cuatro patas y sin condón en su despedida de soltera, cuando se fue con sus amigas a Ibiza en barco.

¿No has observado como mucha gente que arrasaba con las chicas cuando tenía 15 años ahora no se come un colín y que sin embargo ese que no se comía nada de nada, ahora no para de tirarse modelos o simplemente se ha casado con un pibón del quince. Pues es precisamente por esta evolución que como te he dicho se produce en el “selection 2000”. Hay otro programa muy eficaz con el que viene de serie. Un test anti virus o deberíamos decir un test ante tíos defectuosos, anti falsos alfa camuflados. Toda mujer si le interesas realmente te pondrá a prueba. Probará tu congruencia, tu integridad, tus límites, tu autoestima, tu control emocional…

Si quieres meterte en esto Manolete, lo mejor que haces es entender de una p vez que una mujer solo cierra el trato cuando tiene un hijo contigo. La iglesia hace siglos que lo entendió y es por eso precisamente por lo que unía de forma inseparable matrimonio y sexo, y no solo matrimonio y sexo si no matrimonio y sexo sin condón. Eses si es un verdadero matrimonio; el que implica también tener hijos. El matrimonio en que la mujer pospone la maternidad aún no es un verdadero matrimonio , no es una elección. El cierre de trato se da en el momento de querer ser madre con un tío determinado. Hasta entonces, y me gustaría que te lo metieras en la mollera; ella te seguirá poniendo a prueba y seguirá “viendo mercado”. ¿Significa eso que seguirá follándose a todo lo que se mueva y que te pondrá los toriles?. ¡NO! No he dicho eso; de hecho para que lo sepas, la actitud pollafuera y primero follo y luego pregunto es típicamente masculina, no femenina. Si nosotros fuésemos también selectivos como las mujeres , si viniésemos con el programa selection 2000, casi seguro estaríamos todo el día poniendo cuernos sin parar. De hecho hay muchos que lo hacen.

Dicho esto llegamos al último programa que has de entender. Digamos que ella ya te ha seleccionado o al menos preseleccionado. Sois una pareja estable. Desde ese mismo día ella empezará a construir el nido, a buscar la seguridad de ella de y de sus hipotéticos futuros hijos y déjame decirte algo; lo hará a cualquier precio y a costa de lo que haga falta… incluso a costa de ti.


¡TE CONVERTIRÁS EN EL MUÑECO KEN!

En primer término comenzará a querer “perfeccionarte”; tratará de cambiar tu forma de vestir, tu corte de pelo, tus amigos, tus modales. Tratará de moldearte a su hipotético esquema perfecto. Posteriormente tratará de acaparar tus recursos esencialmente monetarios y de tiempo. Reclamará cada vez más de tu tiempo aunque sea simplemente para tenerte en el sofá de casa; es decir, aunque ni siquiera sea para hacer algo juntos. Tratará de organizarte las finanzas, de que no gastes de más de que te amoldes a su plan financiero de futuro , a que maximices tus ingresos y economices tus gastos. En este punto incluso no dudará en tratar de que cambies de curro, te embarques en una aventura de negocios o mejor aún, que realices alguna inversión segura tipo inmobiliaria, seguro de vida…

Esta lucha por controlar tiempo y recursos podrá llegar tan lejos que ni lo imagines. Es demasiado frecuente perder a un amigo tras su boda. Curiosamente ellas no acostumbran a perder tantas amistades. La ultima búsqueda será la de castración. Un hombre casado con altísimo niveles de testosterona es un puto peligro para la seguridad y protección de la familia y la prole. ¿Sabías que un hombre tras su primer paternidad sufre un bajón alarmante de testosterona?. No lo digo yo, lo dicen varios y reputados estudios clínicos, el último de ellos, por cierto muy reciente y que salió en el telediario. Tanto la naturaleza como la mujer son sabios y mejor tranquilito en casa, sin testosterona, que por ahí más cargado que un rifle en el Golfo Pérsico.

Evidentemente esta actuación que por cierto, está hecha como te dije al principio POR AMOR. Amor hacia los hijos existentes o venideros, reales o hipotéticos. Un amor que es el más puro incondicional y radical que existe en este planeta. Esta hecha por amor, y por el bien de la familia y de esos hijos y como te digo, al ser un amor tan radical e insoldable, no duda en sacrificarlo todo. Sacrificarse a sí misma y gran parte de su feminidad y sacrificarte a ti como hombre por supuesto. Evidentemente esta actuación puede tener pequeños inconvenientes y efectos secundarios, como por ejemplo que cuando ella logre su pequeño “producto terminado” ya no le guste, o que un día descubra que le gusta otro tío más tío y con más testosterona (más alfa…)o que tú te quemes y con tu actitud de polla fuera que aunque ellas no lo sepan es independiente de tu masculinidad, te acuestes con la asistenta como el tío Arnold

Llegando al final de la homilía, y como se que lo que te van son los trucos… te diré que no tengo trucos, así que te jodes y te buscas la vida. Honestamente no soy quién para decirte cómo gestionar estas actitudes. Por mi experiencia, intuyo ciertamente que si te haces totalmente hermético a este proceso de betaización la pareja se va a la mierda. Por tanto el quiz de la cuestión sería la manera de aceptar acuerdos parciales. Siempre he creído en esta vida en cualquier clase de relación en el principio win win, yo gano tu ganas o no hay trato. Cuando hay un perdedor y un ganador, el perdedor acaba más quemado que la moto un hippie.

Te lo crees o no te lo crees, pero bajo mi punto de vista fijar límites es necesario. Cambiar ,uno debe cambiar únicamente si cree que es a mejor y si va a beneficiar a todos; pasar el máximo tiempo posible con la pareja es evidentemente saludable, pero nunca habríamos de olvidar que tener una cierta autonomía y mantener un poco de espacio es no solo bueno para nosotros si no también para nuestra pareja. Con el dinero, hay una parte que debe ser común y por tanto gestionada en común, pero yo siempre he creído en cuentas separadas para el resto de asuntos, en resumidas cuentas una cuenta para los gastos comunes y otras independientes. Axioma matemático: La testosterona es innegociable, no creo en renunciar a un ápice de mi masculinidad; pero eso sí; y que nadie se confunda, sin que eso signifique salir a ligar o hacer el hijoputa. En resumidas cuentas lo chungo es mantener el equilibrio justo.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!



Publicar un comentario en la entrada