¡HAYA PAZ POR UN MOMENTO! ESTO ES UN SINDIOS III

Seré breve, más que breve a pesar que normalmente me enrollo más que las persianas. Por más SINDIOS que sea el escenario actual, creo que no voy a arreglar nada yendo a la contra pegándome cabezazos contra todo. Sigo a la contra, porque no comulgaré jamás con todo el circo que hay montado en este país con la política, con Europa, con la pasada de frenada de la dudosa política de igualdad y con la debilidad del hombre... la puta debilidad y el miedo masculino. Está dicho a grandes rasgos, y cuando digo que no paso ni una, los que me conocen bien lo saben, es algo que llevo a rajatabla ¿Sabes qué es lo peor de todo? Que me afecta, y que me paso gran parte del tiempo cabreado, en honor a unos valores que no veo reflejados en ninguna parte, solamente en papel. ¿De qué me sirve estar cabreado todo el día dentro de este SINDIOS? Absolutamente para nada. Mucho me temo que esto es un empezar desde cero continuo... y HOY TOCA HACERLO OTRA VEZ, os prometo a tod@s que a partir de ahora, comunicaré con más PAZ. No sé si saldrán las cosas como yo quiero, pero voy a intentar hacerlo mejor, por vosotr@s y por mí el primero.

Y es que cuando todo el circo aplaude, y eres de los pocos que no comulga con ruedas de molino, te das cuenta que es realmente difícil hacer ver a otras personas, que el invento se va a la mierda, si los tíos no nos subimos los pantalones a tiempo, nos marcamos un valor y nos hacemos conscientes de quienes somos. A fin de cuentas, quien no se sube los pantalones, es porque no quiere, aunque le estén dando bien por detrás. Ellos verán donde se meten y qué filosofía de vida llevan. Hay que hablar menos y actuar más. Por mi parte y creo que por todos aquellos que queremos que las relaciones sean auténticas desde la base, lo que mejor podemos aprender a hacer es estar por encima de la situación y no entrar al trapo. Empezando por mí, el primer pecador, que de forma reactiva, entra al trapo cuán vaquilla de capea, que se cabrea y embiste, pero que hace poco daño y poco efecto para su causa, que es tirar al suelo al capullo que está haciéndole burla o intentando torearla.

Si al caos gobernante, unimos nuestros berridos… estas verdades como puños nunca van a ser tomadas en serio y van a crear más confrontación que solución. Y lo que queremos es poner soluciones encima de la mesa ¿verdad? No te hablo del anuncio del Tengo a derecho a fiesta de IKEA, que más o menos da a entender que mejor perder el tiempo y distraerse cuando está todo mal, en lugar de buscar soluciones. No aplaudo el circo, pero me comprometo a dejar de usar en la medida de lo posible la palabra NO, por el mero hecho que crea confrontación y no queremos eso. Un buen amigo me recuerda a menudo aquello de uno es dueño de lo que calla y esclavo de lo que dice, y lo que valen son los actos, más que las palabras y amén.

ASÍ QUE EMPIEZO POR APLICARME EL CUENTO

Rezumas ira por los poros de la piel- me dijo el Consigliere, con toda la razón del mundo. Y lo cierto, es que no me vale para nada, ejercer este pecado mortal. Me vino de golpe a la mente la escena de American History X, justo al final –Supongo que ahora debo decirle lo que he aprendido, mi conclusión. Pues mi conclusión es que el odio es un lastre, la vida es demasiado corta para estar siempre cabreado. No merece la pena- Esta película no tiene desperdicio, tiene mucha tela que cortar. Llevo ya tiempo soltándote verdades como puños, alguien tiene que hacerlo y lo seguiré haciendo. La diferencia es que voy a tratar de hacerlo con más paz, creo que es mejor para ti, y sobre todo para mí. De nada sirve estar cabreado o enfrentado contra el mundo, aunque todo esto sea un SINDIOS. Opto por buen Karma, para atraer buena energía, que ya va siendo hora. Por mi parte, habrá paz ¿y por la del barullo? Eso ya no depende de mi. Si te perdiste la segunda parte ¡AY SEÑOR LLÉVAME PRONTO! continúa en ¿QUIÉN MANDA AQUÍ?

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y no conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!


Publicar un comentario en la entrada