ME HE BORRADO DE MEETIC

–Pero… ¿cómo? ¿Tú? ¿De verdad te has borrado? ¿por qué?- me preguntaba mi amigo y compadre Reverendo, en cuanto le di la noticia. ¿Sabes que te digo? Todo para ti, te lo regalo… no lo quiero ni ver, lo aborrezco. En su día hacerlo fue genial y me sirvió para tener más citas con cama, con más tías en aquel apoteósico verano, que en toda mi puta vida junta, pero desde que lo saqué hasta ahora… ha llovido mucho, y lo peor de todo, es que meetic sigue igual y cuesta abajo. Parece que no ha pasado el tiempo… en todos los sentidos. No me refiero técnicamente, si no a las usuarias y usuarios, entre los cuales me incluía hasta hace un par de semanas.

Quiero dejar algo claro: Te advierto que te hablo desde mi experiencia y de la de mis amigos más allegados, puedes pensar lo que quieras… Yo te hablo de lo vivido, y no cabe discusión ante un hecho. Esto no es anti-publicidad, ni una campaña en contra de meetic, ni me ha pasado “nada malo”. Solamente, estaba hasta los mismísimos, de lo mismo de siempre. Es mi experiencia y va a misa, que se lo crea quien quiera, y quien lo tenga en cuenta, cosa que recomiendo… se lo apunte y lo tenga presente. A grandes rasgos, todo se resume a esto: puedo confirmar de primera mano, que si de verdad quieres conocer a una mujer para estar con ella en serio, estadísticamente, meetic es el último y peor sitio al que deberías acudir. ¿Quedar con tías? Te vas a hartar a quedar con tías, eso sí… si tienes una muy buena foto y no te la censuran.

Durante todo este tiempo, meetic se ha convertido en una galería de fotos, en una carnicería a granel donde se demanda cantidad y carnaza, en un chiringuito donde se reparte carne picada en cucurucho, en un Kebab abierto hasta las tres de la mañana en una zona de marcha, con gente haciendo cola en la puerta, en una barra libre en una fiesta de Nochevieja donde solamente han dejado a una camarera… ¡VAMOS, SE HA CONVERTIDO EN UN SINDIOS!

Con el paso del tiempo te vas a dar cuenta, de lo que nos damos cuenta todos los usuarios y supongo usuarias, que pasamos por meetic: es un canal viciado y estancado, y en el que a la mayoría de mujeres que conozcas, por no decir la totalidad (para dejar un margen de confianza que no hay), a cada una de ellas… si, a cada una de las mujeres que conozcas por meetic “le pasa algo”. He dicho bien: le pasa algo. Supongo que las usuarias de meetic, te podrán decir exactamente lo mismo de los tíos que han conocido por este medio… OK, por mi parte conforme. También te puedo decir que son las mismas tías desde hace por lo menos cinco años, porque me he metido a rachas durante este tiempo y siempre son las mismas caras. Te aseguro que esto agota.

Por no decirte, que “las nuevas incorporaciones”, o sea… las nuevas que entran cada vez tienen más el rollo de la foto. Olvídate ya de tener una conversación original, si no estás bueno, soltero y disponible (aunque sea mentira) no vas a recibir una sola correspondencia. Eso, en realidad me parece hasta normal; pero lo que sí te aseguro, es que si sigues las propias recomendaciones que meetic da en sus consejos… estas muerto, no vas a ver a una tía en tu vida. En este sentido, los tíos tenemos todas las de perder, aunque seguimos pagando, cosa que no me importa, pago si quiero y si no quiero… pues me busco la vida por otro lado. Pero precisamente por esto mismo, una mujer meetic tiene mucha más ventaja y a la vez mucho más acoso… ya que cada vez que se mete una chica con foto: le deben saltar como mínimos diez tíos a la vez, y poniéndome en su lugar, eso debe ser agobiante. Un montón de “pollafueras” asaltando a la vez, pues al final… te quedas con el guapo por eliminación o con el que más estatus aparenta. De todas formas, hasta la que en su barrio es “el amo del calabozo” o del montón, en meetic se le suben mucho los humos y las exigencias…

¿QUÉ ME VAS A CONTAR RUBIA?
Pero bueno… ya te digo, que con una buena sesión de fotos, se arregla todo el entuerto. El físico por encima de todo, la edad, el estado civil (soltero por supuesto) y un indicador de lo que ganas, es lo que te va a funcionar ¡así está el patio! A ellas, no las culpo… porque si ellas tuvieran que pagar lo mismo que los usuarios varones, no se metía ni una sola mujer en meetic, a menos que estuviese realmente desesperada ¿me has oído bien? Ahí queda. Además te diré que el spam de correos de perfiles de chicas explosivas del este de Europa y más allá ha aumentado muchísimo. Cosa que para un tío es bastante frustrante recibir, ya que es poco probable que un usuario varón, reciba un solo e-mail normal “sin hacer nada”. Del test, mejor ni hablamos, porque es de coña… parece que lo ha diseñado Disney.

Cuando te decía que a todas “les pasaba algo”, suele ser que tienen pareja, o acaban de romper con el novio, o están que si sí, que si no con este o con el otro, o incluso que están casadas. Una secuencia muy frecuente en meetic cuando conoces a una mujer que supere los treinta, suele ser esta si en su perfil no pone cuál es exactamente su estado civil: el primer día te dice que está divorciada o que lo ha dejado con su pareja, el segundo día te dice que se está separando o que su ex la sigue llamando… y ya cuando habéis quedado unas cuantas veces, o desaparecen o revientan diciendo que tienen pareja en los mejores casos. Cuando no es esto, mienten con la edad, te dicen que no tienen hijos o no lo indican cuando sí que los tienen, te dicen que son libres como el viento cuando solamente acaban de discutir con el novio… echan tres polvos contigo y después “vuelven con él”, si es que alguna vez lo han dejado, claro.

Y por último, y en respuesta a aquel agente telefónico que estaba tan empeñado en que le diera una razón concreta, por la cual me quería borrar de meetic, “para mejorar la calidad de los servicios”, y al que le respondí que no había una sola razón concreta, porque lo que quería era desvincularme de este canal y punto: INSATISFACCIÓN GENERAL DEL SERVICIO EN TODOS LOS SENTIDOS Y NO VEO QUE TENGA QUE DAR MÁS EXPLICACIONES… ¡Ala! un recibo menos, que me fundiré en cañas con los amigos, o en un par de cenas con ellos, que a ellos sí que no les tengo que poner mi mejor foto para quedarme “por encima de la media”. En resumidas cuentas: muy mal tengo que estar, para volverme a meter y pagar una cuota en ese SINDIOS absoluto llamado meetic.

Si de verdad estás interesado en ese algo más, que nadie se atreve a publicar por miedo a que le cierren la editorial, nuestras publicaciones desde la primera hasta la última, se meten por completo en todo aquello que te quita el sueño sin pelos en la lengua y al detalle. Somos completamente independientes y no nos vamos a callar, vamos a seguir trabajando para contarte lo que quieres saber y a ellas no les conviene que sepas ¿Sabes una cosa? Se puede… ¡claro que se puede!
Publicar un comentario en la entrada